sábado, 30 de enero de 2010

DÍAS DE VINO Y QUESO

La dieta me mata. Llevo mes y medio siendo el Bridget Jones masculino pero todo son trabas.

Este es mi primer post programado, así que, cuando sea publicado yo estaré plácidamente durmiendo tras un día de paso atrás en mi ansiado objetivo que no es otro que "quedar en el chasis".

En todo este tiempo he ido aproximándome a mi objetivo, por primera vez, de forma inteligente y aconsejado por mi médico me he alejado del peligro cardiovascular. Claro que en este mundo todo son trabas, si, los gallegos tenemos la facilidad de echar las culpas de nuestros males a cosas como "la sociedad" o "el mundo" o "todo el mundo".

Viernes, última hora en el trabajo, el jefe tiene un queso de oveja que quiere compartir con los trabajadores, acompañado de un buen rioja. ¿Quién puede decir que no a una oferta así? Saltará el típico listillo que diga que a él no le gusta el queso de oveja, pero me es indiferente, han traído patatas fritas, que como comúnmente las llamamos en Galicia, son "patatillas", y a eso no hay quien se niegue.

Y creo que he superado la prueba, pese a los inconvenientes. Llegar y justo la compañera de trabajo a la que menos cariño le tienes te ofrezca el queso... te hace arquear una ceja. Que tu compañera de despacho te ofrezca que piques con todo lo que hay te aburre, y que luego se comente en todo el despacho el asunto de mi dieta... te sonroja. Pero quizá lo que me ha hecho más fuerte en todo este asunto ha sido el comentario de mi jefe "pues yo te veo más gordito" y cómo termina la conversación, con un simple "Es que cada día tienes más ojeras". Pues gracias hombre, pero me ha llenado ello de valor para no picar con las patatillas, que por otro lado estaban ya llamándome con toda la fuerza que unas patatillas tienen "vamos, cógenos".

Así pues, he llegado a mi casa, y como quien no quiere la cosa, he vuelto a comer, eso si, todo a la plancha.

2 comentarios:

  1. A ver si vas a estar anoréxico, eh... No creo que pinchar un poquito de queso y un culito de vino (que dicen que además es bueno para el corazón y ya que hablas de problemas...) y luego en casa no comías nada, hombre...

    El caso es que vaya chollo que tienes: curras poco y aún encima te invitan a queso, jajaja

    Bezos.

    ResponderEliminar
  2. Di que si, pero el problema, habiendo unas botellas de rioja delante es que no solo es un culín

    ResponderEliminar