viernes, 29 de enero de 2010

J.D.SALINGER

Como siempre en este ciber-mundo, siempre hay alguien que se te adelanta en todo (sólo en el cibermundo, lo de la cafetería es otro tema).

He llegado de mi café diario, y en una esquina de El Mundo, si, ese periódico que Thiago rechaza, pero que cuando no hay otro que leer, le intentas sacar todo el jugo que tiene, o cuanto menos, sus defectos; donde me he enterado de la muerte de Salinger.

Debo confesar que no soy lo que se diga un fan de la obra de Salinger, ufff, que digo, si Salinger prácticamente solo ha hecho un libro en su vida, eso si, qué pedazo libro, "El Guardian Entre el Centeno". Todavía recuerdo mi etapa de instituto, clase de gallego, y nos obligan a leer un libro. A los que nos gusta la lectura nos daba un poco igual, pero que caras de mosqueo entre el alumnado en general "O Vixía no Centeo". Me lo compré, y curiosamente descubrí la maravilla de libro que tenía delante, aunque apenas recuerdo bien su contenido, pero me ha quedado el recuerdo de un libro imprescindible en la biblioteca de cualquiera. Ni qué decir tiene que aunque me ruborice decirlo, en aquellos tiempos donde no todo era tan visual o tan directo, si no donde primaba más la imaginación, alguna que otra pajilla cayó leyéndome esa pedazo obra de arte.


Pero que decir de la figura de Sallinger, si bien, lo poco que se es de lo malhumorado que era ese hombre, venga pleitos por aquí que si con su hija, que si con el aprovechado de turno que quería hacer la segunda parte de su libro, que si malas caras con los fotógrafos, que si pocas fotos de él, toda una retahíla de admiraciones hacia él. Sólo añadir, que me parece una pena que se haya muerto, pero que me jode que se haya permitido el lujo de escribir prácticamente un libro y vivir toda la vida de ello, dejándonos huérfanos de más y más bibliografía.

Claro que retomando mi frase inicial, en el ciber-mundo los hay adelantados, y hace escasos minutos, cuando intentaba buscar algo sobre J.D. Salinger para no quedar como un cateto ante mi reducida audiencia del blog, en la Wikipedia, ya había quien había anotado la fecha de su muerte.

Y es que la tecnología es lo que tiene, no sabemos nada de nadie, pero siempre hay enteradillos que te pueden informar sobre este ¿genio? ¿vago?

PD.: Que conste, que sin ser de mi gusto, debo decir que en la foto que he colgado hoy de él, me parece atractivo, quizá por su parecido a mi, y me he imaginado como viejo cascarrabias dentro de unos años, esperemos que muchos.

2 comentarios:

  1. jaja EL MUNDO me da dentera, qué quieres? no en estas noticias asepticas de la que yo tb. me hice eco en CAGARRUTIBLOG. Eso si, creo que no fue su único libro, aunque si el último y el que le permitió vivir retirado toda la vida "escribiendo para él". Bueno, no me parece mal. Otros estarían escribiendo el mismo libro una y otra vez, que es el problema que ocurre cuando uno escribe un libro genial. Y yo agradezco eso, que viva tranquilo y retirado y no empiecen a salir sus listas de la tintorería, sus cartas a un cuñado de cuenca, etc, etc...

    Bezos. (Y no creo que EL MUNDO se merezca una etiqueta por tu entrda, en todo caso se la merece mucho más Thiago) jajajaa que aquí te estoy comentando.. ¿Y ha venido P.J? jajajaja

    Bezos.

    ResponderEliminar
  2. Su único libro no, pero como quien dice, pues si, poco más ha escrito, algo antes pero vamos, bien podría haber seguido deleitándonos y dejarse de esas chuminadas de la cienciología y demás.

    Sé que El Mundo no se merece un puto link, pero iba dirigido a la noticia que leí esta mañana, claro, ni que decir tiene que hoy gané el pique de la prensa, solo que, EL PAÍS estaba ocupado.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar