domingo, 21 de febrero de 2010

DESPERATE HUSBANDS

He decidido ser coherente y pragmático y he retirado mi anterior post, por que me parece demasiado fuerte y personal. A quien lo haya leído, se lo guarde en la mente, los mensajes de apoyo y consejos, me los quedaré para mi agradecido por el detalle de haber comentado algo tan íntimo.

Hoy tenía en mente el post que ahora publico, el de los "Maridos Desesperados". Anoche se fraguó una cena de chicos en el pueblo. En el grupo somos muy pocos chicos, en concreto, tres aunque a veces podemos estirarnos y ser algunos más. Normalmente hacemos cálculos de a cuantas mujeres tocamos por cabeza en las cenas, anoche fue al revés, por primera vez en la historia ser más chicos que chicas y conseguimos ser cinco hombres aunque con compañía femenina, así que, ni tan desesperados, ni tan pocos.

Las situaciones de cada uno son dispares, por un lado estaba el chico al que lo ha dejado su novia siete años después de haber comenzado una relación, sus ánimos son para imaginar la alegría que llevaba en el cuerpo, por otro lado está el recién casado, que bebió agua toda la cena, habló una vez con su esposa y se fue muy pronto. Luego una pareja reciente, donde él tuvo que aguantar a "los amigos de mi novia". También un joven empresario que viste siempre de Armani y compra en la Quinta Avenida su ropa, nuestro ex-jefe. Las chicas que se apuntan a todas las cenas, y por último yo, al que ya conoceis un poco, chico en el armario con varios frentes amorosos abiertos y todavía supurando. Un grupo variopinto.

Ni que decir tiene que el casado y el que tiene novia se fueron temprano para casa. Y ahí quedamos los solteros. Era una noche para intentar divertirse, y salió todo correcto, y no sacamos ningún tema candente de rabiosa actualidad, por no estropear la fiesta cuyo objetivo único era divertir al recién soltero. Pero se que cada uno de nosotros tenía presente interiormente su situación y esto nos marcó a todos el final de la noche. Yo por que me fui para casa calentito en todos los sentidos, mi exjefe por que se fue para su casa calentito en otro sentido pero muy bien acompañado, y el "soltero homenajeado" se fue para la suya sintiendo el húmedo frío de Galicia en su corazón.

Quizá faltó en medio de la cena que me levantase y dijese con voz temblorosa "soy gay", pero eso lo dejaremos para otra cena y otro post.

Bicos ricos

3 comentarios:

  1. Hola, ¿ya en Madrid? que prontitoooo...
    Bueno referente al post de antes, tuviste la necesidad de editarlo, lo soltaste, lo eliminaste y zaz, pelillos a la mar. no hablemos mas de ello.
    De la cena, pues decirte que tendras tu momento de necesidad de expresarte verbalmente o con evidencias.
    Todo llega en la vida y todo se pasa tambien.
    besos y bienvenido al hogar.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, siento decirte que tu post ya queda por ahí, en algún sitito. En el Reader, por ejemplo, y luego en una página web que no me acuerdo, que yo una vez me fui de Chueca.com y recuperé allí muchos post publicados. Es lo malo de la blogosfera, todo lo que dices queda por algún sitio, jaja

    En fin, supongo y espero que ninguno de los que fueron a tu cena lean tu blog, sino ya has salido del armario sin querer. pero vamos haces bien en dosificar, así tienes para contarnos más cosas... jaja


    Bezos.

    ResponderEliminar
  3. Cari, estoy en todo (o casi todo), y por suerte no ha quedado mucho de ese post aunque bueno, una ida total de pinza. Bueno, yo confío en que no leerán nunca nada de mis palabras, por que muy a mi pesar, mis amigos tienen pocas o escasas inquietudes ¿he citado yo entre ellos a algún intelectual? Es que no los hay, el inteligente del grupo soy yo, el único que en fotolog dejaba mensajes ocultos que solo debían ser captados por mis fanses más rosas, pero el día que salga... releerán, y comprenderán tanto y tanto...

    Bicos ricos

    ResponderEliminar