jueves, 25 de marzo de 2010

D.

Tenía un post programado, sobre D., en él hablaba de probablemente el último episodio de nuestra relación, con una serie de agravios hacia mi persona, su título era D., y la actualidad bloguera me hizo ir cambiándolo de fecha, hasta que me olvidé del post, de los agravios y demás, y mi instinto me hizo mover el post llamado D. para el día 26 de marzo, a tan solo un año de la fecha en que me crucé con D..

Llevaba menos de un mes en Madrid, entre visitas a mi Galicia y cañas con mis amigos gallegos en la capital. Lo que yo no me esperaba es que las noches en la capital fuesen tan aburridas, y que mis amigos se irían a casa antes de las dos de la madrugada. Así pues, como seguía en la tónica de "no perder el tiempo" en Madrid, y ante la posibilidad e llegar a casa antes de las dos, hice una pequeña parada técnica por Chueca, bueno, quien quiera que la llame técnica, un par de copas, que quizá fuesen tres. Solo, recorriendo locales. Y ya, con un pedo del quince me dispuse a irme a casa, casi a las seis de la madrugada, poco le faltaba ya para amanecer en una cálida mañana. Al salir del local, coincido con un chico, y me dirijo a mi casa, y el chico me persigue, a escasos metros, yo, lobo hambriento, reduzco mi velocidad al caminar. Me alcanza, y el chico con mucho desparpajo y también un pedo del quince, comienza a hablar conmigo. Yo, seco y borde, él, majo y al ataque... si, lo admito, caí pronto, pero que desparpajo. Y allí en plena calle comenzó un pequeño lío, que decidimos continuar en su casa. Lo se, soy muy atrevido, y quizá facilón, pero a esas horas de la madrugada ¿qué le pides?

No me quedé a dormir en su casa, no soy de ese estilo, soy de terminar, subirme los pantalones e irme lo más pronto posible. Pero hubo un intercambio de teléfonos, y a los días, intercambio de palabras mostrándonos nuestra satisfacción sexual. Hubo intercambio de correos electrónicos, y a los pocos días, ya tras haber hablado un poco más, la segunda cita. Una cena en su casa. A ello le siguieron más citas, y un compromiso verbal de, vernos aunque fuese, esas tardes de domingo en las que uno no tiene nada mejor que hacer. Y así comenzó todo.
Hoy, casi un año después, me río al recordar muchos de nuestros desencuentros, al entender muchas cosas de nuestra relación que no entendía, al ir conociéndolo día a día, en sus errores, en su cárácter, y en su forma de ser, que puedes llegar a aborrecer y te puede desquiciar, pero que te atrapa de cualquier forma, por que yo no he conocido a nadie que me haya llenado tanto mis pensamientos con temas tan profundos, alguien que me haya enseñado tanto a mostrar mis sentimientos, con todo el hermetismo que él siempre tuvo, y otra cosa no, pero alguien que me haya enseñado tanto que la comunicación es básica en una relación.

Y aunque hayamos tenido nuestros más y nuestros menos, y hayan muchos momentos en los que no se que camino coger con él, solo puedo agradecerle todos sus esfuerzos hacia mi persona, y sin saber bien el futuro que tendremos, o en calidad de que, pues de momento celebraremos en condiciones nuestro primer aniversario, que para él es un record, bueno, en su día me invitó a cenar para celebrar los cuatro meses que llevábamos juntos. Cari, como te dije aquel día, "cuatro meses no son nada, no es ni una fecha significativa, comparado con todo lo que nos queda por vivir juntos".

3 comentarios:

  1. Sin palabras...tengo ahora mismo 1 mezcla de envidia,de medio cagarme en tó lo que se menea,en decir por qué no me pasa a mi eso...y un larguísimo etc....am pues espera...que sí que sí que tengo palabras...XZDDD

    Ahora hablando en serio...Pues la verdad que una forma un tanto atípica de conoceros para lo que luego surgió..¿verdad?qué curioso...eso confirma lo que siempre digo "las cosas ocurren cuando menos te lo esperas" y es que es cierto,tanto lo bueno,lo malo como lo regulá siempre viene cuando menos preparado estás o cuando menos te lo esperas o cuando ya ni lo quieres porque te cansaste de esperar...blablabla...

    Pues me alegro que esa noche/madrugada,fueran más citas,que esas citas 4meses y que esos 4 meses sean ahora 1 año y a seguir la cadena ^^ y celebrarlo siempre...con fecha y sin fecha...hay que celebrarlo todos los días =)

    Un besoteee chiquillo!

    ResponderEliminar
  2. Nene; D y tu, Tu y D, me tenéis la picha hecha un lío.
    Besos y pasadlo muy bien.

    ResponderEliminar
  3. Jo, que lindo lo vuestro, que bonito, de verdad... a mi esas cosas no me pasan.. a ver si la proxima vez que vaya por chueca me pasa algo así y me dejo llevar también, que nunca se sabe, ejejejej.. Pues fue curioso vuestro encuentro, no... eso es que se fijó en ti y no pudo dejarte ya, porque le gustaste muchísimo... jejejej... JO, yo me siento ahora mismo con una envidia sana que no lo sabes tu bien, que maravilla y que forma tan increible de tener una relación.

    Bueno y aunque haya alti bajos, a seguir siendo felices, que yo creo que aquí con el, lo tienes más que conseguido.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar