lunes, 29 de marzo de 2010

MAQUIAVÉLICO PLAN

No cabe duda ya a estas alturas de la película que me encantan los thriller psicológicos, o las películas de suspense e intriga. Desde luego he hecho un fin de semana digno de ser rodado por Hitchckook, o por un director de sainetes o comedia, que aplicado al caso, también podría servir.


Os había contado que este sábado tenía un plan, un plan maquiavélico en el que pretendía salir con dos amigas del pueblo, ajenas a toda la realidad escondida en el armario, con otro amigo gay del pueblo, que vive aquí y con el que salgo de vez en cuando, disimulando ambos que nos conocíamos, y a todo ello, habría que sumarle, que a las chicas les iba a presentar a D. al cual este tipo de gracietas de chicos del armario no le gustan nada. Pues bien, mi plan maquiavélico ha resultado tremendamente divertido y ha funcionado. Eso si, con momentos de tensión, a punto de estallar todo por los aires y por el medio, alcohol, mucho alcohol.


Mi amigo G. y yo teníamos en mente como queríamos que fuese el encuentro esa noche de sábado, que mejor y más divertido que una noche de juerga por Chueca, pero nos faltaban pulir detalles en el plan, el resto, todo improvisación. Y así fue como quedamos a la una y media en Tribunal, con una primera metedura de pata por parte de G., nada importante para que ellas se oliesen todo el percal. Y ya, mi obsesión por llevarlas a un lugar donde beber, unos "Minis" como los llaman en Madrid, pero que realmente son "Maxis". Lo de la bebida era a modo de anestesia, y ya antes las había ayudado a tomar un poco de licor café para ir calentando el cuerpo y mente. Y tras ello, a otro local, unos cubatillas más y una charla con unos chicos de Toledo para ir metiéndose todos en ambiente.


Nuestra persecución a D. nos llevó a otro local, de los de famoseo, y allí, primer encuentro de la noche, con el compañero de piso de D., y allí comenzó ya el subidón. Un breve encuentro con D. en la puerta del local y un beso furtivo a escondidas, y al siguiente y último local.


Mientras tanto, ellas alucinadas con el desparpajo de G., y encantadas por el acogimiento del barrio más gay del país, yo, entre serio y cauteloso, manteniendo las distancias con G., y es que no se me podía escapar ningún cabo.


Y llegó el último local, aquel que a Alex en su día le encantó al ver a mi camarero favorito de todo Madrid, donde todo estuvo a punto de estallar varias veces. Encuentro inicial con D. y sin tiempo a besos ni abrazos, presentación de las chicas y a disimular, atento a todo, por lo que pudiera pasar. Encuentro rápido y ¿casual? en los wc con mi D., besos y caricias y vuelta al infierno. Encuentro no tan casual con G. para comentar como estaban yendo las jugadas. Y aparece en escena un amigo de D. que anula por completo la presencia de mi amigo G. con intercambio de fluídos salivares y yo frente al peligro. Se escucha un comentario "a mi me gusta Pimpf" y lo escuchan las chicas, lo comentan entre ellas y cuchichean "al chico este le gusta Pimpf, y está ligando con él", D. escucha algo y se le comienza a cruzar un cable. Sesión de fotos, lo que se ve es al grupo de chicas, con Pimpf, G. y D., y una mano agarrando la cintura de Pimpf, y a partir de ahí las conjeturas de todos para adivinar de quien es la mano. Efectivamente, la mano de D. abraza a Pimpf, y menos mal que no aparece una de las manos de Pimpf, ni esta está reflejada en el espejo, por que ésta, está ligeramente toqueteando los bajos de D.


Pero el sainete continúa, y comienza el interrogatorio, en vivo y en directo, y los comentarios. Las chicas corean casi al unísono "llevas toda la noche a mensajitos con el teléfono con tu novia de Madrid, y nosotras no somos tontas, no nos vamos de Madrid sin conocer a tu novia, así que, preséntanosla". Mientras D., al que al principio la broma esta del plan maquiavélico le había puesto de mal humor, consiguió cogerle el puntillo gracioso y verme en situación comprometida, haciendo comentarios del estilo "si si, preséntasela", y cuando la presión venía ya de todas las esquinas, resurgió G. y dijo "es tarde, mañana tengo que trabajar, ¿nos vamos para casa?, instantáneamente le dije "si, por favor, que estamos cansadísimos".


Obviamente, de camino a casa surgieron las preguntas y comentarios de la noche, yo seguramente colorado como un tomate, pero la ingesta de licor café ayudó a subirme los colores.


¿Próximo episodio? No se, quizá me plantee traerme a mis padres del pueblo y llevarlos a Chueca, o directamente a casa de D., que las excusas de película ya las pensaré yo. Jajajaja, en cualquier caso, decir que el juego es una forma cobarde de ir saliendo a pocos... sin que sea algo traumático, y es que uno ya tiene una edad para este tipo de jueguecitos, pero el corazón cada vez más débil.


Bicos ricos

9 comentarios:

  1. jajajaja, si, pero a mi me encanta... así me cae el pelo después

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  2. Lo que no me ha quedado muy claro es si se lo contaste a tus amigas o no, aunque imagino que no les hizo mucha falta. Cada uno sale como y cuando quiere y si tu no te atreves hacerlo de otra forma esta es una buena manera.

    A que esta bueno el camarero. Aaayyyy madre mía las cosas que yo me dejaría hacer por el aaaayyyyyy. En fin.

    Yo no me llevaría a tus padres a chueca por la noche, si acaso a comer por allí y que vean el ambiente, y luego que aparezca D a tomar el café.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  3. jajaja, Alex, lo de mis padres era irónico, por lo menos no entra dentro de mis planes. Lo del camarero... si es el mismo... yo te diría más... lo que se dejaría hacer él por ti... ay!! si yo contase todo todo... no tendría ni blog ni un novio ni dos ni tres, jajajajaa.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  4. Ahm, por cierto, no, no les conté nada... si eso, que maquinen ellas, pero vamos, que salen de Madrid igual que vinieron, sin COSCARSE.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  5. Vamos que tienes a todo el mundo en ascuas ¿no?
    ¿te supo buena la torrija? ole tus huevos.

    ResponderEliminar
  6. Vamos, cari, me parece que ellas se están cachondeando ahora mismo de la triquiñuela... Esas ya lo tienen más claro que el agua, cari. O tu crees que un amigo hetero, las lleva a pasear por Chueca con otro amigo que tiene más pluma que un pavo real para encontrarse con el chico que le gusta? Vamos, que serán de pueblo, pero no tontas, jaaj

    Y dejate de insinuar cosas del camarero de Alex, que el lo vio primero, jaj


    Bezos.

    ResponderEliminar
  7. Thiago... por dió!! A Alex lo que le ha pasado es lo mismo que a tu blog con los de El País, él ha dicho que lo ha visto antes... sin embargo... ains.. que no, que no se han enterado de nada, que Chueca no es exclusivo para público gay, y los sitios a donde fuimos, de lo más light

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  8. Ojú...con tanto abecedario junto yo ha habido en algún momento que me he perdido jajaja no sé si serán estas horas tempraniles que me sientan mal,o qué...no obstante me calé de la situación,la cual me recuerda a muchas vividas antaño en mis carnes xD y son divertidísimas y super emocionantes e incluso si se me permite...EXCITANTES!!jajaja porque en esos pocos o muchos momentos que te escapas para...coges a la otra persona con unas ganas que grrrrrrrrr xD

    Bueno...el salir o no salir..cada uno lo lleva como le da la gana xD quien quiera despacio,despacio,quien quiera rápido,rápido y quien no quiera hacerlo que no lo haga...jaja y edad??edad de qué?...anda ya! en esta vida siempre lo he dicho...no hay edades para nada....solo momentos en la vida,independientemente de edad ni nah...^^

    Un besoteeee chiquillo!y ya nos irás contando próximos capítulos xD

    ResponderEliminar