miércoles, 17 de marzo de 2010

MI BILLY SIVE (EL GRAN DESENCUENTRO)

Llevo desde el jueves pasado marcando distancias con mi Billy Sive, por que el juego que nos traemos me tiene realmente harto. Muy enamorados, todo lo que quieras pero el jueguecito empieza a cansar, y no por D., que así debería ser. Estoy cansado en general conmigo mismo.

La enésima más una discusión vía msn con mi ex, Billy Sive, me ha hecho darle miles de vueltas a la cabeza a toda nuestra relación. Hoy, hace precisamente un año, era un día importantísimo para mi, tenía mi nuevo trabajo, y mi destino, Madrid. Estaba tan ilusionado que ello hizo que, aquel martes, por unos minutos consiguiese despejar mi mente de todo lo que me estaba sucediendo con Billy y que me había producido un nudo en la garganta. Recuperé mi apetito por unas horas, y ese día no lloré. Le comenté lo que me depararía el futuro, él me comentó que, su futuro era incierto, pero lo quería vivir junto a aquel chavalín de 23 años, al que había conocido hacía menos de un mes, nuestra historia de amor-no-amor se había terminado.

Uno, se va haciendo consciente de lo que se le viene encima, se va dando cuenta de lo enamorado que estaba, y de que cada día yo iba queriendo más esa relación con él que nunca habíamos tenido, por que hasta unos meses antes, yo me había empecinado en que no quería nada con él que no fuese una amistad y de vez en cuando, eso. Y a medida que fue pasando el tiempo, yo me fui pillando cada vez más, y él, cada vez menos. Dos días antes de que conociese a su chavalín de 23, que se llama igual que yo, Pimpf, jejeje, habíamos hablado, de aquellas cosas que me encantaría compartir con él, y unos días después, me presentó a su Mini-Pimpf, en un encuentro "casual y fortuíto" que tuvimos.
Días después, yo comenzaba a olerme todo, y pese a que no le respondía a ninguno de sus mensajes, terminó por confirmarme aquello que yo tanto temía "el chico que te presenté es él, y quiero vivir todo lo que no viví contigo junto a él". Así pues, con el disgusto, me aferré a lo que tenía, que de momento, era su amistad, herida de muerte, y solo sustentada por el amor que sentía por él. Días después volvimos a tomar un café, y la cosa quedó un poco en el aire, él con más dudas que nunca y yo, más destrozado que nunca, le devolví el libro que me había prestado meses atrás y que hasta un par de días antes no había ni tocado "El Corredor de Fondo", dentro, anotado en un papel dejé una nota, texto copiado del mismo libro "si hubiera sabido el nombre de aquel amante implacable que se disponía a apartar a Billy de mí para siempre..., si lo hubiera sabido, aquella noche habría abrazado a Billy miles de veces y le habría dado mil besos más".
Y una semana después, volvimos a quedar, para tener una charla seria. Aquella noche de lacrimosos recuerdos, dimos un paseo en coche, y nos fuimos a aquel lugar donde nos habíamos conocido sin apenas más luz que la de la luna y las estrellas, pero esa noche, por haber no había ni luna. Y me declaré abiertamente, le dije todo aquello que tenía que decirle, y todo lo que sentía por él, a dos días de venirme a Madrid, y él, implacable, confirmó lo que había pensado todo este tiempo, pese a que lo que le dije, le gustó más que nada, era más de lo que él habría pedido nunca de mi, pero terminó diciéndome "me gusta lo que dices, pero me llega tarde". Y lloré como no había llorado nunca por nadie, con sus abrazos, y con el futuro más que incierto, solo, en una ciudad nueva, con todo nuevo para mi, pero muy solo. Ese día reconfirmamos que, seríamos amigos, y que nunca me olvidaría, ni yo a él.
Y ese día, que era el más feliz de mi vida, terminó convirtiéndose en el más triste que recuerdo, en años.



Obviamente... la historia no queda aquí... por que esto, es más que un sainete




Bicos ricos

6 comentarios:

  1. Nene. rey celta, estas en un mar de confusiones pichón. además te enredas mas aún con D de por medio. Total como tu dices , un sainete.
    Un beso churrita. disfruta un poco ¿no?

    ResponderEliminar
  2. Bueno, que conste, que sin estas salsas de la vida uno no disfrutaría lo suficiente, jajajaja, pero vamos, uno se mete en dinámicas complicadas y tampoco es tan sencillo salir de ellas, eso si, sonriendo cuanto se es posible. Puto sainete...

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  3. Jo cielo, que complicado, aunque pensandolo mejor, puede que no tanto hombre, las cosas parece que están claras, al menos lo que yo veo, y es que tu Billy Sive no tiene muchas intenciones de venir a Madrid ni de estar contigo en serio. Yo, teniendo a D. aqui a tu ladito y que te puede reconfortar, lo intentaria con el, darle una oportunidad e intentar no pensar en el Gallego...

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  4. Ay!! a mi Billy le va más el mambo que a mi, que ya es decir, ha sido discutir el jueves, y al día siguiente y sucesivos tenerlo rendido a mis pies otra vez, disculpándose, y volviendo a sugerir que "en un año puedo ya cambiar mi destino". Así que.. venga otra vez a meter ficha...

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  5. Vaya, siempre pasa igual... jugamos con el amor (¿con la gente?) y cuando de verdad declaramos lo que sentimos es tarde. Parece que a todos nos sale una especi de vena masoquista que nos impide ser, en principio y como poco sinceros, y luego felices...

    Y en el fondo igual no lo amabas tanto de repente, solo el pensar que se iba con otro, desperto en tí el afán de posesión, pq en el fondo a todos nos gusta mantener el status de objeto de adoración, cuando nuestros fieles se buscan otros ídolos entonces es cuando nos duele....

    En fin, cari, te seguimos..

    Bezos.

    ResponderEliminar
  6. jajaja, cari, ya antes sentía eso... por suerte o por desgracia. Anda que llevo un día de post total... pero mejor que me muerda los dedos.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar