miércoles, 3 de marzo de 2010

MIRA CUÁNTO LO SIENTO!! (II)

Se veía venir lo que ocurrió mientras vosotros dejábais comentarios sobre los equipos de futbol y sobre el color que llevaba pintado el culo Shin Chan, pero sabreis que en mi caso, es blaugrana... si, de los que de momento podemos sacar pecho durante esta y no se cuantas temporadas más por lo de los seis títulos... (y no es que pretenda con esto ser una bicha, aunque, en el fondo me sale, y es que realmente lo soy).

Al llegar a casa al mediodía ella estaba esperando en los lujosos sofás que nos compró con masaje y demás chuminadas, yo entré muy rápido y me dirigí a la cocina y escucho la voz que desde el salón me llamaba:
- Pimpf....
Yo a lo mío, descargo la compra en la nevera, la cierro, me giro y allí está ella, mi casera, diciéndome:

- Te estaba esperando, ven un segundito al salón.

- Señora, que yo no tengo tiempo para sus cosas, tengo que cocinar.- Respondí yo con cara de malhumorado.

Ella insistió, y yo aproveché que estaba calentito para ir al salón, y hablar... mal pensados, no estaba ni en camisón ni sugerente..., se disculpó por lo de la taza y acto seguido dice:

- Yo lo que no quiero es que no estés a gusto en el piso y últimamente no te veo a gusto.

Mientras yo le escuchaba con mis brazos cruzados, aparentemente en modo defensivo, y cuando terminó, los puse como realmente estaba esperando ponerlos, en jarra, y comencé mi discurso, o más bien nuestra discusión. "En mi defensa alegué... que llevaba tres copas.... " rezaba la canción de Sabina. Pero yo le espeté un sermón digno de un sacerdote de la Santa Inquisición, o de cualquier bicha que se precie:

- Y ya está? Pide disculpas y se queda tan tranquila? Y mi taza donde coño está? Quién es usted para tirar algo que no es suyo? Ha tenido la jeta de tirar la taza y ni tan siquiera preguntar antes si podía o no podía tirar lo que ha tirado y encima se permite el lujo de sugerir que si no estoy a gusto en el piso, pues le voy a decir por qué no estoy a gusto en el piso (y ahí comienza una enumeración de cosas que no nos han gustado ni a mi ni a mis compañeros en este tiempo), y le voy a decir más, le voy a decir por que se fueron mis compañeros de piso, y estos se fueron por usted, por que no la aguantaban más, que no ha dejado de dar por culo, así que ya se lo digo por su bien, por que quien tiene un problema es usted, entre nosotros nunca hemos tenido ni una sola discusión, solo hemos tenido problemas con usted.

En ese momento sonó el teléfono que fue balsámico para mi, era D., me calmé los cinco minutos que duró la llamada, y volví a por mi presa:

- Así que, llegado el 31 de marzo, yo decido si quiero renovar o si me voy.

Estupefacta, ella solo atiende a decir:

- Pero, tienes que avisarme por escrito con un mes de antelación.
- Señora, el 31 de marzo se termina mi contrato y no le tengo que avisar de nada, le replico yo. Ahh!! se me olvidaba, pretende usted que comamos en esta mierda de mesa de juguete que nos ha puesto y en el pasillo? Por que había colocado yo la mesa en el salón y la quitó de ahí.

- No no, no es mucho esfuerzo, supongo que movais la mesa cada vez que querais comer y luego la pongais en su sitio.

- ¿Que movamos la mesa cada vez que queremos comer? Mire señora, que usted no vive aquí, aunque tenga una habitación y los que tenemos que estar cómodos aquí somos nosotros, así que coge usted lo que se encuentre en el medio de la puerta de su habitación y los dos días que se pase por aquí se toma la molestia, y si considera que es parte de los que aquí vivimos, todos por igual, y las facturas paga usted la parte que le corresponde, que aquí caprichos, los justos. Ahh, y prepare los papeles para Hacienda.

Me giré y me fui a cocinar. Me calmé y me eché una minisiesta, y al levantarme, ya estaba yo solo en el piso, por fin ...., me pasé por el salón, y allí estaba la mesa, donde yo la había puesto dos días antes, aunque no hace falta ni que lo diga, pero ya estoy buscando otro piso.

Bicos ricos

7 comentarios:

  1. ay! creo que respirar hondo no tubo mucho resultado... yo creo que luego te marcha, que la taza marco historia, besos!

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que si, la taza es historia, mi ex (Angelines) también es historia, pero no quiero ni pensar que habría pasado si fuese un regalo de mi Billy Sive...

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  3. Eso mismo estaba yo pensando, que te buscaras otro piso pero ya mismo, y nada de dejar entrar al casero en casa, además, no puede, es ilegal, la casa mientras tu la alquilas, decides quien entra y quien no, a no se que lo ponga en el contrato, así que la puedes echar cuando quieras.. aayyy, madre mía, que barbaridad de gente,.

    Un besote....

    PD. Mira que ser del Barça.. jajaj, te voy a dar la plasta, que lo sepas, jajajajajjajaj...

    MUACH

    ResponderEliminar
  4. Chiky, te lo estas tomando remal, yo que tu pasaba un pokito de to. besos loco

    ResponderEliminar
  5. Alex, precisamente ella tiene una cláusula por la que se agencia una de las habitaciones, pero es insoportable... así que... puerta... en ello estamos ya. ¿Alguna sugerencia?

    Bell, jajaja, si, algo mal si, pq estaba yo muy contento con la zona donde vivo, a un pasito de Chueca, era un picadero perfecto jajaja, pero weno, que conste que lo hice por mi y por todos mis compañeros.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  6. jaaj ya están los del Barça echando pecho.. por dios. Esperate que voy a escribir yo un día un post que te vasa cagar... jaja

    Y a mi tu patrona me cae bien, lo siento. Eres muy malo con ella que es casi una madre para tí, jajaaj Ytus compis de piso unos desagradecidos, que seguro que han dejado tirada a esta pobre viuda, que ahora no tiene que llevarse a la boca, jaaja

    Tampoco es para tanto, te hace compañía y te ¡tira las tazas del Barça! jajaaj


    Bezos.

    ResponderEliminar
  7. Ya dije que no quiero hacer sangre del tema... y lo he pasado así, como de soslayo... y no, los únicos que los sufrirían, en su caso, serían sus gatos del pueblo, que esta no ha conocido varón...

    Bicos ricos

    ResponderEliminar