miércoles, 21 de abril de 2010

e-BULLYING

En Galicia somos unos adelantados a los tiempos y apareceremos como el primer lugar de España donde se ha dado un caso de bullying vía correo electrónico. Mencionaba el tema bullying Pedro hace unas semanas, en su blog La Puta Realidad, pero en su versión clásica. Hoy yo analizaré este e-bullyng.

El diccionario de la Real Academia no recoge, por el momento este término que sin piedad se utiliza ya en medios de comunicación y que más o menos todos conocemos, pero que no viene a ser otra cosa que, cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado, según fuentes wikipédicas. En el caso de un colegio de un ayuntamiento pontevedrés, han llevado esto a la práctica por vías, electrónicas.

Al hacer se públicas las denuncias de varios padres de alumnos de un colegio público sobre presuntas amenazas que sus hijos habían recibido de algún alumno de su clase se destapa una trama, por la cual un chico de 12 años había enviado mensajes amenazadores al resto de compañeros de clase con una cuenta ficticia por la cual suplantaba la identidad de otro alumno que había tenido un comportamiento hostil hacia él. ¿Algo lioso no? Bueno, a este chico, con ayuda de un amigo se le ocurrió eso, y lejos de amedrentar a sus compañeros de clase también se le ocurrió que podría extorsionarles un poco y exigirles un dinerillo extra. Joder con el acosado acosador, que mala fe. En mis tiempos no teníamos este "anonimato" que se tiene ahora con internet, y las peleas se disputaban abiertamente a la salida del colegio, en "El Piñeiro" y ante una paliza, las denuncias no existían. Yo siempre tuve la suerte de ser respetado, no por falta de ganas de alguno de arrearme, más bien por tener compañeros de los respetados y hacerme querer entre ellos. Una forma sutil de evitar cualquier problema.

Sobre el caso que estos días nos ocupa, todavía no conocemos su alcance, no sabemos sus repercusiones. Sabemos que, Internet, a la vez que da opciones de anonimato, si llevas las cosas demasiado lejos, también sueles dejar pistas, y con doce años, la maldad, o la inmadurez ha llevado a este crío a dejar pruebas sin más, pese a ser consecuente de lo lejos que había llegado e intentar borrar aquella cuenta ficticia fue cazado por la Guardia Civil.

18 comentarios:

  1. Yo sufrí hace años un acoso parecido, y me llevo a un estado de ansiedad que no te puedes hacer una idea, ya que por aquel entonces yo estaba en el armario y el amenazante tenía la intención de sacarme a patadas de él... Mi mejor amiga siempre me ha dicho, que lo que le pasaba es que estaba pillado por mi y no lo quería reconocer, y que por eso me hacía putada tras putada.

    Se puede pasar fatal, y no se si la gente se lo toma a broma o no lo tiene en consideración, pero pueden hacer la vida imposible a alguien.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  2. Alex, ¿y tu crees que alguien que está pillado por ti puede tener en mente hacerte putadillas? No se, no lo veo muy claro, un cabrón seguramente con ganas de dar x culo (en el sentido literario)

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  3. Bueno... yo acabé con un intento de éstos de bulín -jajajaj! joer! la palabrita!... ¿cómo van a poner eso en ningún diccionario?-... En una ocasión en mi colegio, hubo un gilipollas que me dijo: ¡"mariquita, mariquita"!... por favor! ¿cómo se puede decir mariquita a alguien? ¡Si aún hubiera dicho otra cosa! ¡gay, maricón...! pero ¿mariquita?... Acabé con el asunto radicalmente: salí corriendo detrás de él quien a su vez, al ver mi cara, salió corriendo, y mientras corría le dí por detrás una suprema patada en los huevos que lo dejé retorciéndose por los suelos. Yo me fuí como si nada hubiera ocurrido, pero he de reconocer que me pasó por la cabeza que le había reventado los dos huevos y su triste longaniza... porque la patada fue "furiosa".
    Desde entonces, con ese chaval se acabó el bulin ese! jajaaj!
    No sé... visto los tiempos que corren, quizás sea la mejor opción... jajajaaj! ¿o no?
    En todo caso, Pimfito... si te hacen falta refuerzos... avisa... que ahí estamos todos!
    ¡Que a pimfito no le toque nadie los...! ¡los ésos!
    Besos del pornográfico!

    PD... Y deja las moscas tranquilas... que no tienen culpa de nada!

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, Angel, ves? Por la vieja vía, cuando no existía eso del bullying, lo que de toda la vida le hemos llamado "un niño me quiere pegar", por un momento, mientras te leía... "mientras corría le dí por detrás..." jajaja

    Pero hoy no hay moscas, hay temas que me preocupan más como "los certificados de la FNMT" alguien los entiende?

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  5. lo he visto en los colegios pero es mas increible cuando lo hacen contra un profesor

    ResponderEliminar
  6. Human Robot, y violencia entre los chicos no?? a mi me parece mucho más común, que tortas han habido siempre y siempre las habrá por mucho nombre inglés que le pongan ahora a esto

    ResponderEliminar
  7. Se creen muy mayorcito para hacer fechorías, pero luego son tan imbéciles que dejan huellas por todos lados de sus pillerías.No les ocurre nada si se le aplica un castigo enérgico.

    ResponderEliminar
  8. jajajaj! ¡uyyyyyyyyy! Yo creo que de darle por detrás como tú dices, le hubiera gustado... jajajajaj! Pero no! a mí no me hacía nada de gracia ese elemento rubiales medio calvoso! jajajaj!
    Pero ¡niño! ¿qué haces tú con "la moneda y timbre"? ¡uyyyyyy! ¡qué interesante tu despacho! ¡más que el mío! jajajaj!...
    Y... esa Señora "moneda y timbre" te suele dar propinas? jajajaj!!!...
    ¡Creo que me cambio a tu despacho! ¡Prepara la mesa!

    ResponderEliminar
  9. jaj este chico es un crack. Esta vez le ha salido mal, pero vamos, seguro que de mayor robará con todos los parabienes de la sociedad y luego, además, lo invitarán a los programas de la tele a que narre sus experiencias....

    Si aquí en españa cuanto más roban mas los admiramos...


    bezos.

    ResponderEliminar
  10. Toma!! como El Dioni, o dirás que no es un crack.... jajaajja a la segunda va la vencida.

    Angel, solucionados los problemas con FNMT... tanta tecnología tanta hostia...

    Bell, fijo que alguna consecuencia tendrá el haber puesto en vilo a no se cuantos alumnos de un aula, por lo menos, la lección la aprenderán.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  11. Las cosas ya no son como antes, eso d q fulanito m pega y t decia tu padre pues t defiendes a pasado a la historia. Es como si a una mujer maltratada se le comentase cuando denunciara pues defiendete. Son muchas causas y factores esto del bullying, no solo entra un maltrato fisico sino mental y no solo afecta a chavales de 12 sino a 13,14,15,16,17 y no solo a chicos sino tambien a chicas. Ademas para arreglar todo esto encima entra en accion internet, miedo m da lo d internet.

    ResponderEliminar
  12. Yo tampoco he tenido ese tipo de problemas porque al igual que pasaba de mis compañeros ellos pasaban de mí. Lo sé, era un niño un poco raro pero bueno...

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Bueno, yo creo que los niños cada vez son más retorcidos eh! que antes no eramos tan problemáticos (bueno, ya parezco mi padre hablando...jaja) y claro con las nuevas tecnologías ahora es un despiporre, que si te pego y lo gravo por el movil, que si te mando sms o correos amenazantes... un desastre! besos

    ResponderEliminar
  14. Anonimo; encantado de que seas mi primer lector anónimo, jejeje, aunque yo a esto del bullying realmente le quitaba un poco la importancia que se le da actualmente.

    Reikjavik; ¿lo he escrito bien? jejeje Como es eso? eras raro pero bueno?? o eras raro, pero bueno.... a mi que me lo expliquen, que es raro que los niños te ignoren, que tu a ellos no los ignorabas...

    Sergio, jajaaj, no me acordaba yo de los niñatos pegapalizas que guardan esas cosas en el móvil y las cuelgan luego al youtube... vamos... esto del ebullying donde va que está inventado no??

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  15. Cierto, me he comido una coma pero no me hagas quedar mal, que nadie lo había notado :(

    Y no te creas eh? Que yo de niño era muy pánfilo aunque viví el despertar hormonal de una forma un poco loca jajajajaja.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. En serio q era tu primer lector anonimo, pues va un plan, ahora no soy tan anonimo. Tu restale importancia al asunto, es tu blog y tu opinion, por lo q veo ati lo del bullying solo t llama la atencion x lo de las nuevas tecnologias. Claro, si tubieras vamos a decirlo claro un hijo q pasara eso, seguro q ya no opinarias lo mismo, estoy totalmente seguro d mi afirmacion. En cuanto al comentario de alex, estoy totalmente deacuerdo no es q t hunda sino q tocas el fondo x q una cosa es un golpecito y otra cosa son mil golpes cada día, mil amenazas de muerte a diario, mil aberraciones cada minuto y millones de humillaciones una hora si y otra no.

    ResponderEliminar
  17. No es por polemizar, si tuviese un hijo que sufriese acoso en el colegio, me gustaría que tuviese dos dedos de frente para actuar y no dejarse zarandear, bien respondiéndole a quien fuese directamente, o lo más sensato, decírselo urgentemente a los profesores y a sus padres. El que recibe un acoso así no es un delincuente. Y si no es capaz de responder de ninguna de esas dos formas me gustaría que por lo menos actuase como su padre en su día. He centrado el post en las nuevas tecnologías, por que me ha llamado la atención el supuesto anonimato de internet, sin embargo esto del bullying es algo que ha habido siempre, no es ninguna novedad, por mucho que ahora le pongan un nombre inglés imporonunciable. Creo que demasiada protección de los chicos no es sana, y ellos, para salir adelante en la vida, también tienen que hacerse valer que a sus padres no los van a tener toda la vida.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  18. Como tu dices, ahora tiene nombre impronunciable, pero siempre existió. Hay que ponerse en las situaciones de cada uno de los chavales que sufre ese acoso. No todo es tan fácil como responder a ese golpe o insulto, o irse y denunciarlo a los profesores. Son situaciones difíciles que muchas veces desbordan y según la personalidad de cada chaval, se responde de una forma u otra. Lo que si es cierto, es que los padres deben apoyar pero no de una forma demasiado protectora, aunque mantener ese equilibrio no es nada sencillo. Al final, creo yo, cada caso es un mundo, y quien necesita tbm que le echen una mano es el acosador, porque muchas veces, detrás de esos comportamientos, existen muchos problemas solucionables.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar