jueves, 29 de abril de 2010

POR LA PATILLA ABAJO

Necesitaba un corte de pelo cuanto antes, y por ahorrarme unas perras, dado el poco pelo que tengo, solo a mi se me ocurre meterme en una academia de peluqueros. Error. Entré ilusionado, pensando que no podría pasar nada que al tener ya este agujero en la capa de ozono en mi coronilla sería coser y cantar, y que cuando vas a una academia de peluqueros, ya tienen una formación mínima, pero enseguida te sientes como una cobaya humana y te empiezan a entrar sudores fríos por la espalda. Aun así, decidido, le di las instrucciones, maquina al 2 por los lados y arriba tijera.

Con mas o menos maña aplicó el 2 y a su término me asusté un poco, pero pensé que era lo normal, continuó con la tijera y me cortó el flequillo de forma extraña, me confié. Luego me dijo "tengo que utilizar el 3 para que no se note el escalón del 2, que como es tan cortito no se puede de otra forma". Ahí empecé casi que a temblar, era la primera vez que me hacían eso, pero claro, al ser ella aprendiz quizá yo no estuviese al tanto de las novedades en peluquería actual. Se escucha un sonido distinto de tijera, y Betty, que así se llamaba se disculpa "es que creo que te he cortado, te he hecho daño?", por tranquilizarla le dije "que va, tu tranquila, que yo puedo con eso y con más". Y se agarró a la palabra.


No hubieron más cortes en mi piel, por suerte. Pero mientras yo pensaba que me arreglaba los pelos entre la patilla y la oreja, me llevé el gran susto, mi fina patilla derecha cuidada como nunca, pasaba a mejor vida, de un tijeretazo. Pensaba decirle que yo no había pedido un cambio de look, pero pensar que a la chica le pondrían nota por mi corte de pelo me hizo decirle "Las patillas no desgraciada!! que no te pedí que las tocases, intenta al menos ponerme la otra patilla a la misma altura". Otro error, como el haber entrado allí. Se cebó con la otra patilla e incluso la cortó más que la anterior. Así pues le dije "deja, que las patillas las termino yo en casa, menos mal que crecen rápido".


Y así terminó su jugada maestra. Llegó el monitor, y me pregunta "¿que tal? ¿como lo ves?". Vi por el espejo a Betty, con cara de asustada, y le dije al monitor "biennnnn". El monitor cogió una maquina y me perfeccionó el 3 improvisado de Betty. Y dice "ya está". ¿Cómo que ya está Rupper de mascotas? ¿Acaso son muchos los clientes que entran con unas patillas casi perfectas y salen con las patillas a distinta altura y con distinta forma? Y ahí ya me cabreé, que una cosa es ser conejillo de indias de unos alumnos, aún pagando un poco menos, pero muy distinta que te hagan un desaguisado y el monitor no sea capaz de intentar que salgas medianamente bien de allí. Así que le pedí, discretamente "mira, podrías intentar ponerme las patillas lo más parecido la una a la otra? Es que las traía finas y en punta y sin haberle dicho nada, les metió tijeretazo por el medio" Navaja y manos a la obra.

El resultado final dentro de lo que cabe, aceptable. Y es que arreglar lo que había estropeado Betty tenía su mérito. Ahora lo entiendo, los que realmente aprenden allí son los monitores, arreglando desperfectos.
Yo no se vosotros, pero aún teniendo poco pelo, que se lo tomen a uno no es agradable. Para la próxima, a Llongueras.

12 comentarios:

  1. Bueno, mientras no te pase lo que a mi madre que fue una vez a la que tenía la ex- de Carrasco en Las Rozas y salió con el pelo verde.... jajaa

    Cari,vete a una cool en Chueca, como a la que se llama "¡Juan, por dios!" jaja.


    bezos

    ResponderEliminar
  2. Cari, pensé más de una vez en ir a Juan Por Dios!! pero que quieres que te diga, para cuatro pelos, no me vale la pena pagar lo que cobra Juanpor.... si total no tengo yo ya la cabeza para muchos cambios de look.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  3. Bueno bueno, me destrozan mi amado tupé, que tanta laca, amor y paciencia requiere y vamos, saco los ojos como la Esteban jajajajajaja. Y es que tengo que aprovechar porque como la genética se cumpla conmigo estaré calvo a los 40.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Tú tupé?? jajaja mmm nórdico y con tupé... de moderna... seguro. Pero no te fíes de la genética, yo por ejemplo he sacado una genética peor de lo que esperaba, que ni los ojazos de mi padre he heredado. NADAAAA

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  5. Jajajajajajaja, de moderna nada, que soy un macho eh? jajajajaja. Yo soy una mezcla caprichosa y rara de mis progenitores.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. bueno, bueno, que tampoco te quedó tan mal el corte, vamos, como si te hubieran dejado trasquilones, jejej, que tampoco ese eso y no te quedó mal, de verdad.. eso si, no vuelvas, no vuelvas... el que va a ver si va a ese Juan soy yo, a ver si cambio de nuevo que ya esto de llevar el pelo pa arriba y en el medio me cansa, jejejej

    Un beso cielo... y aupa Aletiiiiii, bueno, a estas horas empataos aun,,, aayyyy madreee que nervios.s.ss.

    ResponderEliminar
  7. Pobre! yo con el pelo soy muy tiquismiquis, siempre le estoy dando ordenes exactas a las peluqueras de como lo quiero, yo creo que me tienen algo de miedo y todo... jaja otra vez no seas tan rata y vete a una peluquería decente... tus patillas de lo agradecerán... jaja
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Pues has hecho muy bien en ejercitar la misericordia con la pobre Betty... esas generaciones nuevas son las que nos van a pagar las jubilaciones... jajajaj! Y hay que tener paciencia con ellas... jajajaj!
    Ya ves! todo es cuestión de economía... jajajaj!
    Bueno... en todo caso, te recuerdo que puedes ejercitar una acción de responsabilidad por daños y perjuicios. Aunque no creo que la pobre Betty lo merezca.
    Seguro que has quedado guapísimo... lo que pasa es que eres muy exigente... jajajaj!
    Y en todo caso... una foto no estaría mal para que nos hicíesemos una idea.... ¿no?
    Besos, chico del piso de abajo!

    ResponderEliminar
  9. Alex, más relajado ya con la final en el bolsillo o comienza, como ya he escuchado por ahí, el miedo a perder los dos títulos? Mira que hay que ir siempre a por todas (en todos los casos) sin renunciar a nada. Y si, pásate por Juan Pol Dió!! el consejo es bueno, carero pero bueno, y más tú que tienes pelo.

    ResponderEliminar
  10. Sergio, yo, parece mentira pero también soy bastante tikis mikis con mi pelo, de siempre me lo cortó mi padre, cuando era pequeño, en el servicio militar aprendió y nos hizo creer que sabía cortar el pelo... hasta que uno tiene una edad y se rebela... pero a día de hoy, con el poco pelo que tengo, sigo con las mismas tikismiqueces de siempre.

    Angel, si, tu sabes que yo le hago a todo planteamientos económicos más que emocionales, en el caso de Betty, indirectamente, pensé "estas pobres chicas sudamericanas que vienen a ganarse la vida en España, para levantar nuestro país y el suyo... a base de cargarse patillas del personal....".

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  11. Pimpf.. jajajaj! Conmigo, ánalisis macro únicamente... jajajajaaj!!!!
    Eso sí... muchos recursos naturales para explotar! jajajaj!

    ResponderEliminar
  12. Sé que la frase dicha así igual queda 1 poco de desgraciao..pero..."lo que me he podío reír con tu entrada" xDDDDDDDDDD Y ahora especifico eh!jaja no por tu "desgracia",sino por como lo has contao y con lo de Rupper de mascotas jaja vaya tela...ainss...si es que te me metes en cada lau...jaja pobre...bueno al menos te me lo medio apañaron y las patillas salen en nah...así que non ti preocupare:P

    Un besoteeeeeee sikiyou!^^

    ResponderEliminar