jueves, 20 de mayo de 2010

DE URINARIOS PÚBICOS

Vamos a ver, ¿Quién no ha ligado nunca en un urinario público? Venga, sed sinceros, ahí es facilísimo, y que conste que aquí básicamente podemos opinar los chicos, de cualquier condición sexual, las chicas supongo, será un rollo totalmente distinto. Pero como no tengo seguidoras... pues, puedo permitirme un tema así de masculino. Bueno, si, no se si es seguidora, pero es lectora y me ha dejado ya el primer mensajillo femenino Gloria, y me ha hecho mucha ilusión, aunque cuando le contesté se me pasó por completo felicitarla por tal hazaña.


A lo que íbamos, a los urinarios. El post no es un post sexual, aunque lo parezca, ni de ensalzamiento de los lugares de cancaneo. El simple hecho de ponerse ahí de pie, sacar la mortadela y ponerte a pensar en tus cosas se puede ver trastocado por un par de motivos que hacen que disfrutes o no tu estancia en los baños públicos.

La primera es, tener a alguien al lado, si bien, se cumple siempre un principio económico, y si llegas primero, te colocas en el urinario central, a medida que va llegando la gente, se situan en los que están más alejados a ti, hasta que están tan llenos a veces que tienes compañeros de misión. Y es ahí donde te desconcentras. Los hay que necesitamos esa concentración en un momento tan delicado. Pero la vista se te suele ir. Y no es una cosa homo, que conste, que los bi lo hacemos, como es lógico, y los heteros por supuesto que también, y es que esto de comparar y saber como es tu rival en la intimidad es siempre muy tentador. Así que, uno ha visto ya de todo, ha hecho casi de todo, y se ha desconcentrado como el que más. Hay vecinos provocadores, los hay presumidos, los habemos tímidos inicialmente y los hay confiados. Los hay que incluso en esos momentos clave pierden la cartera, que es lo más suave que pueden perder. Los hay que por miccionar y dejarse caer, pierden hasta la virginidad.

La segunda, y es el verdadero motivo por el que he escrito el post, que a mi me desconcentra muchísimo, y es además el motivo del título del post "púbicos". Si, los vellos púbicos. Y es que los hay que son muy puercos, que siempre dejan pistas y pruebas de ADN de su paso por el urinario. A mi es algo que me da muchísimo asco, y es que se ven por allí auténticas lianas por las que se colgaría tranquilamente Tarzán. Yo en ese sentido, soy muy pudoroso, y si ello ocurriese en el baño de mi piso compartido, sabría que no es mío, como ocurre con el pelo de mi cabeza, o incluso de mi sobaco. Yo creo que el pelo más largo que tengo, actualmente está en mi pecho, así que, os podeis hacer una idea de cuan largo es mi pelo a nivel cuerpo. Retomando el tema. ¿soy el único tiquis mikis con el asunto? Que no hay nada tan incordioso en momentos culminantes como un vello púbico. Lo siento, pero me pareceis unos guarros si vais dejando por ahí ese tipo de pruebas, que uno se los tiene encontrado incluso pelirrojos, que es ya el colmo del asquito... como hilos de mazorcas de maíz, negros o castaños como patas de araña, rubios como ... bueno, rubios menos, que a fin de cuentas, ahí abajo, donde los hombres tienen el pelo más rizado (que no en África), el bello suele ser oscuro.
Luego, aunque no es un tema que me preocupe demasiado, pero está relacionado con todo esto, es el tipo de urinario que te toque, que los hay que son super discretos, esos, por norma general no gustan, luego los hay sin ningún tipo de barrera, los hay redondos, cuadrados, altos, bajos, los hay de diseño (los menos), los hay de infinidad de tipos, y tú ¿cuáles prefieres? Y ahora espero que no me vengais con mojigateces de contestaciones del tipo "pues yo no hago esas cosas en los urinarios" por que, tras mis estudios sociológicos, sencillamente, NO CUELA.

Espero no haber revuelto el estómago de mis lectores, que a este ritmo, entre posts personales que aburren, posts políticos que mosquean y otro tipo de post sin sentido, me voy a quedar con mi única presencia en mi blogosfera propia, que no es poco al ritmo que vamos.

12 comentarios:

  1. Ay, esa es otra de las cosas que me falta por hacer, jajaja ligar en un urinario. jajaja. Bueno, yo cuando voy a mear, meo, nada más, no suelo mirar a los demás, no se, no me da por ahí... bueno, venga va, no lo hago porque me da mucha verguenza que piensen que soy un guarro que le quiere mirar la polla a todo quisqui.... pero que le voy hacer, soy así de bobo....

    Lo de los pelos si que es un asco, pero en mi caso tampoco tendría mucho problema, porque siempre están cortitos cortitos, así que ni se verían ni se caerían...

    Ale, un besote cielo...

    ResponderEliminar
  2. Jejeje, ves Alex?? Pues lo hacemos todos. De ti me creo eso tranquilamente, pero vamos... ya verás tu las respuestas de los sibaritas estos... que las veo venir. Una panda de mojigatos.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  3. jajaajajaj!
    Bueno. Te doy un indicio: No me gusta hacer esas cosas fuera de casa. ¿Cómo me las apaño? Pues, la naturaleza me ha "dotado" para poder soportar todo un día sin ir al baño si es preciso. Así es que, no suelo hacerlo en urinarios públicos -me dan cierto asco- y cuando lo he hecho es porque no me ha quedado remedio. Eso sí, además soy tímido en esos aspectos y siempre procuro ir al baño, baño... y sólo al urinario cuando no ha quedado más remedio.
    Como prueba, te cuento que en año y medio que llevo en mi nuevo trabajo habré ido al baño en cinco o seis ocasiones... jajaj! Y una o dos al urinario... Me resultan antipáticos, sucios e insanos... ¡Qué le vamos a hacer!
    Eso sí! Mi timidez me impediría mirar a diestro y siniestro en esos momentos... jajaj!
    En cuanto al resto... pues lo mejor del panel es que hemos sacado la conclusión de que llevas todo bien afeitaito... jajajaj! Que ha sido lo más interesante... jaja!
    Y yo me pregunto... ¿cómo te las apañas para no hacer crecer esos vellos?

    Besos, pimfito!

    ResponderEliminar
  4. Vaya post escatológico. Es cierto que es divertido lo que cuentas, que entre tanto post aburrido, unas cuantas letras desenfadadas vienen bien. ¿Y que te contesto yo? Si te digo que los baños públicos por regla general me dan un poquillo de asco, dirás que soy uno de los sibaritas que criticas por ahí arriba. Si te digo que yo no miro porque me moriría de vergüenza y que me intimida bastante que me miren, probablemente no te lo creas. Con el corazón en la mano te tengo que decir, que para mi un baño público es un lugar que uso en caso de extrema necesidad y voy a lo que voy. Cada uno es como es, que le vamos a hacer.

    ResponderEliminar
  5. JAjaja, desgraciaos, que me estais haciendo quedar aquí como el obseso sexual de los Wc. Pues yo evito utilizarlos también, pero vamos, que tampoco soy de quedarme sin vejiga por no hacer un pis a tiempo, que como dice un amigo mío "prefiero perder un amigo que una tripa", pues lo mismo podemos aplicar a la vejiga. Y luego, pues, que se me va la vista. También tngo que decir que... tengo coincidido con el señor del colon irritable en el wc del trabajo, y por nada del mundo se me ocurriría ver para ahí, puaj.

    Así pues, tres comentarios y tres tímidos que me han salido, jajajaja, que modositos.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  6. Yo nunca he ligado en un urinario público pq intento siempre meterme en los módulos individuales hahaha

    ResponderEliminar
  7. A mi sólo me intentaban ligar viejos....:( jajajaja

    ResponderEliminar
  8. SilentVaro, otro timidín más?? jajajaja, me habeis salido todos unos puritanos...

    Mixel, por fin, el primero, aunque sin éxito (a no ser que te gusten viejos), pero no se, los hay donde no hay viejos y ahí es donde hay que hincar el diente... o lo que sea... jajajaja

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  9. Ja ja ja, que gracia me ha hecho ¡¡que tu eres BI?
    jajajajaja
    Lo de mear en un urinario publico es ademas de pestilente un coñazo porque no te dejan concentrarte en la meada y tarda mas en salir.

    ResponderEliminar
  10. Bell, vamos a estar de acuerdo en que es pestilente y un coñazo por que no dejan concentrarte. Lo que no estoy para nada de acuerdo contigo es eso de "que tu eres bi??". Sinceramente no lo entiendo. No se si tienes un medidor de mariconez, o si no entiendes la bisexualidad, que precisamente significa que me gustan tanto chuminos como rabitos... obviamente, no he entrado nunca en un wc de señoritas, aparte de ser más íntimos no las veo a ellas con la misma facilidad. No le veo la gracia.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  11. A ver, yo soy de los que cuando van a un urinario público ni se ocultan ni se exhiben al mear y aunque hasta en eso voy a mi bola en cuanto detecto que hay un par de ojos centrados en mí o en parte de mi anatomía empiezo yo también con el contacto visual, así he acabado follando alguna que otra vez jajajajaja.

    Por otra parte en general me da asquete encontrarme pelos, sean de la parte del cuerpo que sean, con decirte que después de lavarme el pelo limpio bien el lavabo. Pero vamos, nadie se me ha quejado de momento porque me rasuro el bosquecillo (aunque alguno que otro me ha echado en cara que me rasure el culo).

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Jajaja, Chirri, no me esperaba menos de ti, y es que hay que estar alerta siempre de estas cosas, que en menos de nada puede aparecer el hombre de tu vida, o por lo menos, el polvo de una noche. Sobre los pelos... ejem, un ascazo, vamos, el bosquecillo? jajaja, weno, mientras no albergue duendecillos... jajajaja

    Bicos ricos

    ResponderEliminar