lunes, 7 de junio de 2010

INSTALADO EN EL NORMALISMO

Hoy debería haber vuelto de mis vacaciones provocando las envidias de los blogueros, comentando lo bien que se estaba en la playa, lo bonito que es reencontrarse con los amigos un par de meses después y que estos te reciban con un arroz con bogavante sorpresa, con el clima en Galicia, que lejos de hacer mal tiempo ha habido sol y temperaturas agradables. Podría contar que he estado en Portugal y he hecho añicos las cuentas mensuales con esto de las compras. Sin embargo el post de hoy será un post normal, y sobre eso mismo, el normalismo.


Puente aparte, lo de estar sin ver a mi D. unos días me tiene consumido, o lo que vulgarmente se conoce como "estar más salido que el pico de una plancha". Y menos mal que me he instalado en esto del normalismo, o que el normalismo ha entrado en mi vida este fin de semana, por que si no estaría ahora subiéndome por las paredes.


¿En que consiste esta filosofía de pacotilla llamada Normalismo? Bien, por desgracia no es una filosofía ni nada que se le parezca, es más bien mala suerte. Que veo a todo el mundo normal. En Galicia, contando a las tres excepciones de siempre no he visto ningún cuerpo escultural, ninguna carita que diga "que mono/a", ningún cuerpazo de los que quitan el hipo (a excepción del mío, y más por lo que asusta que otra cosa). He salido un montón el fin de semana, y he ido a un par de discotecas, y uno, como ya comentó en el post "De Urinarios Púbicos" acostumbra a echar un visual disimulado en los urinarios aledaños, pues ni por esas, en esta ocasión he tenido compañeros, por una vez en la vida que no son "pollones", ni tan siquiera monos. He pensado que allí mismo, en la discoteca, con el calor de estos días, alguno se podría animar a bailar en las tarimas ligero de ropa. Tampoco.


En ese sentido puede estar tranquilo D. que no he ni alegrado la vista. Pero he pensado a mi vuelta a Madrid, que en la capital siempre hay en cualquier esquina alguien que te llama la atención y no por lo friki. Ni con esas. Así que me he levantado, esperando al menos ver a mi compañero de piso, y ya no estaba. He llegado a mi trabajo y nada más salir del ascensor me he encontrado con el señor del colon irritable he visto hacia el cielo pensando en mi desdicha. Perplejo ante mi mala desgracia, pues, los que practicamos la abstinencia sexual en la ausencia de nuestras parejas tenemos el único aliciente de alegrar nuestra visión, captar detalles que nos permitan fantasear en lo que se convierte en una "pajilla imaginativa". Pero que guardando en la retina al señor del colon irritable no hay líbido que se despierte ni nardo que mire al cielo. Sin embargo, nada más girar en el pasillo me encuentro a un hombretón uniformado, con dos aritos en las orejas, un cuerpazo de impresión y una mascarilla, agarrado a una máquina enceradora, y he pensado, que por fin he dejado de ser "normalista" ya que empezaba a agobiarme, tendré que salir del tedio del "normalismo" y al pasar por él, y cual albañil cuando pasa una chica gritarle desde la puerta del ascensor "dame toa la cera que quieras, hombretón".

12 comentarios:

  1. jajjaj. ese podría ser yo... excepto por lo de la máquina... jajajaj!!!
    Pero si cambias la máquina por un teclado... te doy toda la cera del mundo! jajajajajaj!!!!
    Joer! Es preferible pecar en carnes... no en imaginación; ya lo decían en mi colegio de curas: Si pecas, por lo menos... que sea provechoso... que eso de pecar de pensamiento... como que no tiene ningún aliciente! jajajaj!!

    Besos, pimfito!

    PD Por fín esto funciona y ¡se puede comentar!

    ResponderEliminar
  2. Y ya te vale mirar los "pollones" ajenos... jajajajaj!!!! ¡Ya te vale!
    Eso es INDIDELIDAD... claro que sí! jajajaj!

    ResponderEliminar
  3. Mas que normalismo, me parece salidismo...jajaj. Mejor,así no caes en la tentación de la infidelidad que es muy mala. Y no mires tanto en los urinarios que se esta convirtiendo en una perversion...jajaj. Buena semana!

    ResponderEliminar
  4. Angel, a ti tendríamos que aplicar eso que dice JFL del salidismo... si es que... ahí lo estaba él, con su maquina y su olor a cera... y sus brazacos... ains. Que digo yo, que no es infidelidad, que D. es el primero en preguntármelo, eso de si "he visto pollones", jajajaja

    JFL, que va, nada de tontaciones... ha sido solo mala suerte esto del normalismo.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  5. jaj cari, que raro, creo que eso del "normalismo" debe ser una enfermedad que te está afectando a la vista, cari, o bien a la polla que sería más grave, jaaj pq yo no veo más que gente estupenda por todas partes, y no te digo nada cuando voy a Galicia...


    la verdad es que te voy a quitar el título de Hijo Predilecto de Galicia que te dió el presi anterior, pues no haces nada por Galicia, siempre protestando del bus y de que solo hay tios normales, pero cari, en Galicia estamos todos bueno, lo da la tierra y la alimentación, jaja vale que tenemos un poco menos cintura que el resto y que con el tiempo a todos nos crece un poco el michelin, pero eso es culpa de la "pataca" galega....

    Y no sé, pero yo en Madrid, ahora que llega el verano no veo mas que tios buenos por todas partes, tios en esclavas con lo que me ponen, tios en vaqueros viejos, tios en camisetas con o sin mangas, nuse... cari, borra la normalidad de tu vida, abréte de ... ojos a la belleza y por muy enamorado que me estés de tu D. de nuevo no dejes que te ataque el normalimo a la mirada....

    Y si no vente a mi urbanización, verás lo que es bueno, jaaj Bezos.

    ResponderEliminar
  6. Cari, si no es que me haya anclado en el normalismo por antojo, es que curiosamente, esta vez que he ido no he alegrado la vista como otras veces, con algunas excepciones como el chico de los robados en la playa, cack el masturbador de mis rocas de pensar, y los tres o cuatro personajes que suelo ver cuando salgo. Lo mismo me ha ocurrido a mi vuelta a Madrid, quízá por que llegué tarde, por que la verdad que no dejo de alegrar la vista, tanto en un lado como en el otro. Ya ves que con mi "encerador" he roto un poco el maleficio. Y vamos, yo por mi D. no dejo de ver, que él es el primero en fijarse en todo cuanto se mueve... en ese sentido.. que hombre es... jajaja. Aunque yo recuerdo una vez que me quedé viendo a una chica, y mi Angelines me puso mala cara y yo le respondí "Dios me dió los ojos para ver" y ella me dijo tajante "y a mi las manos para partirte la cara".. jajajaja

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  7. Pues mira, yo al revés, para no haber fornicado este fin de semana me he hartado de ver tíos follables: en la playa, por la calle, saliendo de marcha, en el concierto de Najwa en Bilbao... Ains, menos mal que luego, estrenando el horario de verano me desquito con el cordobés.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Vamos,que estas más salido que el pico de una mesa, como vulgarmente se dice, jajajaj, pues ya somos dos. jajajaj, así que habrá que solucionar esto de alguna manera... eh eh eh eh????? Bueno tu tienes tus solución ya con tu D., así que ya sabes lo que tenemos que hacer.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  9. Christian, por pura coincidencia... que vamos, en lo que llevamos de mañana... hasta me he pasado por la ferretería por ver al chico del este que trabaja allí y está como un queso... por desquitarme del normalismo.

    Alex, que va, tan salido no, eso es normalmente... curiosamente este fin de semana entre lo poco que he dormido y "la caló" pues no se, pero no he estado tan salido como de costumbre.

    Sergio, te creo, a mi me pasó eso en mi época de estudiante, muchos/as se perdieron mi presencia, aunque, que yo recuerde... no dejaba de salir ningún sábado por estudiar... Si dices lo de la tentación por ti... en ese caso si, mejor que estudies.. que yo enseguida me dejo caer... jajaja

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  10. Pues yo debo tener salidismo en grado sumo, porque voy por la calle y no hago más que ver tios buenos. Y de todos me hago la ilusión de que son gays y que cuando pase se van a volver a mirarme... pero me vuelvo yo y no mirán jajaja... debe ser que el del normalismo soy yo :)

    Un beso (-ismo)

    ResponderEliminar
  11. Habría que averiguar si la patología está fuera o dentro de ti; a menos que me digas que D. sabe de conjuros y echizos; por aquí tenemos magos, pero esos sólo hacen desaparecer la comida jjaja, y cuanod se visten de magos es una cosa... ni lechuza, ni varita ni porras :(

    Me suena el chico de la foto pero tampoco yo me dejo engañar, que seguro que no es mucho mas grande el mango que coge de esa manera

    besos

    ResponderEliminar
  12. Parmenio, ya me he desquitado, ya he visto y revisto de todo, ¿Qué no se giran para verte? Por que no son madrileños, tu sueltales algo como si fueses albañil, verás si se giran.

    AntWaters, el chico de la foto (ya que no encontré ninguna foto de un encerador) es de un tal Ryan Reinolds, hijo de la archiconocida Stella Reinolds de "la mar está fresquibilis..", en la foto agarra un hacha, es de Terror en Amitiville.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar