miércoles, 2 de junio de 2010

REENCUENTRO CON....

Ayer tras casi un año sin ir por allí, me he reencontrado con mis rocas de pensar. Tengo unas rocas a donde suelo ir a tomar el sol tal y como vine al mundo. Yo las llamo mis rocas de pensar, aunque en ellas he hecho muchas más cosas que pensar, he tenido sexo con mi Angelines, con mi Billy, con algún que otro desconocido, he leído y dormido, he visto puestas de sol increíbles, he llorado y sobre todo, he pensado y pensado. A ellas acudí cuando me llevé el primer varapalo con Billy, temiendo lanzarme a las olas que rompen formando esa espuma blanca sobre el fondo verde azulado.
Ayer, aprovechando mi visita al pueblo, y el buen tiempo que hay he ido por allí. Estaban casi como siempre, los temporales mueven a veces rocas que por grande que parezcan, son frágiles frente a la fuerza de "la mar" (así la llaman los marineros, en femenino). Me he llevado "Tatuaje" de Vázquez Montalbán, unos pasatiempos, tabaco y mi MP3 para escuchar Luar Na Lubre y una toalla. Me refresqué un poco con la helada agua atlántica, y me puse a leer. Un par de renglones y se me nubló la vista. Al rato dormía al sol con el ruido de la espuma y las olas.

No se cuanto tiempo pasó, pero sudaba por todos lados, y me despertó un ruido. Un intruso había llegado a mis rocas de pensar. Me incorporé y vi a mi alrededor. No había un intruso, habían ya tres intrusos sin ropa, buscando tema. Dos señores mayores y el último intruso, un joven con gafas de sol y cuerpazo, y unas canas que me recordaron a alguien. Se tocaba insinuándose, quería provocarme. Me los imaginé largo rato devorando mi rabo con la mirada.

El chico joven con incipientes canas se fue aproximando, disimuladamente..., se sentó a un par de metros de mi toalla y continuó tocándose.... era muy mono, y en ese momento recordé que estaba en mis rocas de pensar, aquellas donde en su día había llevado a mi Angelines y a mi Billy Sive y habíamos tenido sexo. Entendí que las canas del chico joven me recordaban a mi D., y que el parecido era razonable. Y también pensé, que al único que no había llevado todavía a mis rocas de pensar había sido a mi D. Quiero a mi D., y lo quiero llevar a mis rocas de pensar. En ese momento me tumbé boca abajo sin hacerle el menor caso y zanjé el calentón del chico canoso, en ese lenguaje gestual que no está escrito en ningún lado. Quiero a mi D.

12 comentarios:

  1. Me gusta la ternura con la que hablas de tu tierra y de tus rocas de pensar, me gusta tu tierra y sus gentes, me gusta la playa (aunque no tome el sol), pero sobre todo, me gusta que hayas sabido guardarle la cara muy elegantemente a tu D.

    Biquiños con mel.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ole mi niño! es que mi Pimpf es muy decente y el está con su D como Mateo con su guitarra ¡¡LOCOOO!!!
    que bueno eres hijo. oye y tu porque estás en Galicía

    ResponderEliminar
  3. Que lindo, no?, jajaajj, eso me gusto mucho, que al mirarle te recordara a tu D. y fueras capaz de generar amor por los cuatros costados y no lanzarte al sexo desmedido.

    A mi me gusta mucho mirar al mar y descansar, cuando voy al pueblo lo suelo hacer, me paro, miro al mar y pienso, pienso mucho...

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  4. Eso es amor, si señor... cuando uno ve en la cara de un desconocido la de su enamorado es que no puede ver a nadie más...

    Una de dos. O me busco una roca de pensar o un enamorado... o las dos ;)

    Un beso (arrebolado)

    ResponderEliminar
  5. tus rocas de pensar, sera que alli puedes relajarte y hacer lo que quieras.
    ¿porque no podrias llevar a tu D.?

    ResponderEliminar
  6. Bueno, tuviste suerte, podrían haber sido cangrejos que no esperan a ver si estás receptivo. Qué palabra más como de ovular, ¿verdad? "No, hoy no estoy receptivo, vuelva otro día" jajaja

    Rocas para pensar; está bien; un lugar donde hacerlo y dejarlo ahí, porque a veces pensar te mancha; son mala compañía, los pensamientos. Ooooyes, pero quienes sí que so infieles son tus rocas de pensar; porque a saber qué serán de esos desconocidos... conocidos por los genitales.

    Hummmm, ¿y qué del libro te hizo llorar? Ayer vi a una chica, en el parque, llorando con su libro. Estaba embarazadísima; y ayer hizo un día calenturiento, de folleteo en el suelo jajajja

    Bueno, besos de pásalo bien.

    ResponderEliminar
  7. Christian, como no hablar con cariño de Galicia?? Supongo que si fuese murciano también hablaría igual de bien no?

    Bell, explícame eso de Mateo y la Guitarra, expresión del sur? Y en ese caso,¿Quién era Mateo?

    Alex, no te creas, mis esfuerzos me costó reprimirme, jajaja que no fue tan fácil. Tienes que ir por playitas asín... cuando te vayas a casar con Sergio...

    Parmenio, no es que viese en el desconocido a mi D. es que se parecían, bastante, sobre todo por atrás. De ahí que me acordase de él, si llega a ser un dominicano... jajaja

    Damian, es la asignatura pendiente, intentaré traérmelo este verano unos días.

    AntWaters, a veces pensar demasiado es malo, si estuviese en otro sitio que no fuesen mis rocas de pensar..., y yo cada año, allí, esperando que llegue "la caló".

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  8. Una expresión muy autóctona, disculpa, Mateo debió ser un tonto a quien le regalaron una guitarra e iba todo orgulloso dando la coña a todos por la calle, porque realmente ni sabia tocar nada.

    ResponderEliminar
  9. Cuanta razón tienes!! Como no hablar bien de Galicia. Mírame a mí, que soy castellano y me tiene encantado.

    Biquiños con mel.

    ResponderEliminar
  10. holaa :)
    soy nuevo! pasate por mi blog :D
    -Alfred

    ResponderEliminar
  11. cari, pero es que tú pensabas en esa roca mirándote la polla? Es una zona de nudismo y cruising no?

    No estoy seguro pero si lo que se ve enfrente son las Cies, tu roca de pensar está peligrosamente cerca de la playa nudista y gay de Bascuas, jaaja


    ¡La próxima vez, ya sabes, piensa vestido! jajaja


    Bezos

    ResponderEliminar
  12. Jejeje, ya he pensado vestido y desnudo, de todas formas, arriba y abajo, por delante y por detrás, jajaja. No, son solamente unas rocas, pero lo del cruising... es normal al ver a un rabazo como el mío que se llene... pero no es por Bascuas, es hacia el otro lado.... las Cies en la foto se ven de frente...

    Bicos ricos

    ResponderEliminar