martes, 20 de julio de 2010

DESAFIANDO A MURPHY (2)

Cinco meses despues de haber escrito aquel post sobre mi desafío a la Ley de Murphy vuelvo a encontrarme en una tesitura similar, claro que por el medio han ocurrido miles de cosas de las cuales no voy a hacer resumen ahora. Lo que me ha ocurrido ayer es sencillo, en mi desayuno llevaba unos cereales y sobre ellos un par de tostadas con mermelada. Se me han caído los cereales, y con ellos las tostadas. ¿Adivinais de que lado cayeron las tostadas verdad? Efectivamente, por el lado que no tenían la mermelada. Una de ellas se me destrozó en mil pedazos pero no manchó el suelo, la otra, intacta. En el momento exclamé "¡Su puta madre!" y mi compañero de piso acudió a preguntarme que me había pasado y yo le contesté "Tranquilo, la suerte está de mi lado".

Hace cosa de cinco meses estaba tambaleándome con D., igual que ahora, y salí adelante, con él. Yo con esto de desafiar a Murphy no soy tan optimista ni lo quiero ser, aunque me haya caído la tostada por el lado bueno por segunda vez, pero creo que saldré adelante otra vez, esta vez sin él. Aún así no voy a pasearme con tostadas al borde de un precipicio. No quiero desafiar a la mala suerte como dice un tal Lucas Arnau, que desconozco y tampoco me apetece demasiado buscar información sobre él. No entraré en un teatro vestido de amarillo, aunque sea al Teatro Gran Vía donde actua el Ballet Imperial Ruso del que tuve la oportunidad de ver a uno de sus bailarines salir a tomar el fresco antes de una actuación y abrazarse a un chico bajito, si, uno de esos bailarines rubios de cuerpo perfecto y cara rusa angelical, como las de las películas porno del este. Y sería llamativo, y el bailarín (sus compañeros/as, el director del ballet y hasta el apuntador, si lo hubiese) se fijaría en mi , además de que el color no me siente mal, que al ser moreno, a uno le resalta mucho, pero sería desafiar al destino, o el mío, o al de la propia compañía.  Ni pienso pasar por debajo de una escalera, y cruzaré los dedos por no encontrarme con un gato negro, que por suerte, en Madrid apenas los hay, y los pocos que hay son escuálidos.

Claro que desde la caída de mi última tostada he vuelto a hacer el mismo recorrido, desde la cocina a la habitación, con mi café, y mis tostadas de pan integral con mermelada sin azucar, pero esta vez he hecho el mismo recorrido con todo en un plato, y por si fuese poco, en una bandeja. Aún así debo admitir que me gusta algo el riesgo, cuando se que no pierdo nada, pero eso lo dejaremos para este fin de semana, que promete venir con emociones fuertes, y es que vuelvo a ver a Billy, pero no seais mal pensados, de mi mente está borrado, es solo una prueba de amistad, y por un amigo, lo que sea, hasta caminar por un alambre habiendo rescoldos en el suelo, claro que, estos se apagan y el riesgo a quemarse, se diluye.

12 comentarios:

  1. jaja cari, no tientes a la suerte en demasía. Dicen que estadísticamente, cada vez que se cae una tostada, se renuevan las probabilidades... pero todo el mundo sabe empíricamenet que si te caen dos veces por el lado bueno, es fácil que a la tercera toda la mermelada te pringue la polla, jaja


    Y respecto a esos bailarines rusos tan blancos y rubios te diré que no me gustan, que luego tienen el rabo -y ya hablando de pollas que de tu post me he quedado con la parte más sórdida- así todo blancucho y con la cabeza roja y me dan un asco horrible, jajaj

    en fin, qué decirte de que las cosas no vayan bien con d. y venga billy...? pues que por una vez no voy a terminar mis comentarios con mis míticas carcajadas. ¡Qué sea lo que Murphy quiera!.

    Bezos.

    ResponderEliminar
  2. Cari, que cruel.... vamos a ver, en dos partes te voy a contestar, sobre el bailarín ruso, no es de los superblancos, rubio y todo lo bronceado que un rubio puede estar, buscaré alguna foto de algún actor porno similar para ilustrarnos, en ningún momento me he imaginado su polla de las blancas con la cabeza roja... si no, ni lo habría mencionado, que a mi los rubios, ni fu ni fa, soy de morenos y bajitos.

    Y weno, a ver, lo de las carcajadas, no es que venga Billy así y yastá pq lo otro haya terminado. Estaba el niño impaciente desde hacía un tiempo, es una visita de amigo, yo, aunque ayer lo haya puesto sensiblón con un par de canciones no significa nada, y que éstas le hiciesen pensar de más. Vamos, que lo que yo necesito es playa... y si él me la da... pues bienvenida sea.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  3. Solo espero que vengas con buen sabor de boca y no de nuevo con más dudas en la cabeza. Creo que deberías pensar más en ti y no tanto en estos dos, que al final te hacen tanto daño por unas razones u otras, de verdad te lo digo muy enserio que sabes lo mucho que te aprecio, vales mucho y ahí fuera te está esperando el hombre de tu vida.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  4. Tranqui, Alex, que no Valencia ni hostias.... donde están las tostadaaaaaas!! coño, que no se si es que caen por el lado donde no hay mermelada o como diría Fito, o si soy yo el que está cabeza abajo...

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  5. la ley de murphy no siempre se cumple, es casi la excepción a la regla, aunq muchas veces jode justo en el momento en q no queremos q pase nada malo

    ResponderEliminar
  6. Sí que te gusta el riesgo, una amistad con un ex es como la tostada que cae del lado sin mermelada...ya es la segunda vez que escucho de Billy, podrías hablar sobre él para actualizar a tus fanáticos más nuevos, o recomendarnos un post antiguo de donde podamos conocerlo mejor...

    Y como ya escribí en mi blog, estoy seguro que una antigua maldición se liberó con el terremoto y todos la padecemos...Murphy debe estar riéndose a carcajadas de nosotros y por cierto aclaro que los embarazos si son una bendición, pero cuando son inesperados, como que te joden un poco, no?... Cariños querido Pimpf.

    ResponderEliminar
  7. No sé si alguna vez te lo he dicho pero admiro lo noblote que eres y lo mucho que valoras la amistad... por muchos dolores de cabeza que te den.

    Por cierto, estoy por demandarte por discriminación. Vale que mida 1'88 y que a lo más que llevo cuando voy a la playa es a ponerme rosita pero eso no te da derecho a dejarme fuera. Yo también tengo mi corazoncito sabes? Jajajajajaja.

    Biquiños con mel, mermelada y una bandeja, para evitar.

    ResponderEliminar
  8. Pero bueno! me voy unos días y me encuentro esto a la vuelta... ¡no te puedo dejar solo! voy a tener que hablar contigo en privado muy seriamente que estás alimentando la leyenda de que los gallegos no se sabe si subimos o bajamos...

    en fin ahora en serio, te digo lo mismo de la última vez, espero que estés bien y ya sabes que por aquí estoy para hablar si lo necesitas... besos

    ResponderEliminar
  9. Murphy es juguetón y a veces le gusta hacernos pensar que todo va a ir mal y él sonríe pícaramente y vigila que todo vaya bien.

    Suerte con Billy y con esta nueva etapa que comienza.

    ... y a mi si me van esos bailarines rusos... y ejem, ejem... nunca he visto si su polla es blancucha... así que si tienes un teléfono...

    Un beso (bailando con Murphy)

    ResponderEliminar
  10. Puedes tomar el pan sin tostar y con aceite.

    ResponderEliminar
  11. ¡Uyyyyyyyyyy! ¡volvemos a las andadas! Y claro! ahora lo meterás de nuevo en tu cama... los dos desnuditos y no le tocarás nada! jajaj! ¡anda ya! ¡anda ya! ¡que te conozco!!!!
    ¡Y mira que eres manazas con las tostadas! Espero que no todo lo trates igual! jajajaj!

    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Doomsday, es que al final Murphy jode siempre, por que nunca queremos que ocurra nada malo.

    G-boy, bueno, sobre Billy he escrito ya un montón, será cosa de poner algún enlace en algún post, he contado de arriba abajo todo lo que nos ha ocurrido.

    Christian, yo no se si lo que valoro es la amistad, lo que si se es que soy muy cariñoso, aunque a veces no lo parezca...

    Sergio, ves la que has liado?? la has liado parda por irte de vacaciones, pero es totalmente cierto eso de que no se sabe si vamos o venimos.

    Parmenio!! que no comienza nueva vida con Billy... puaj, amigos somos desde hace tiempo, y así seguiremos.

    Bell, si hago eso del aceite, se me caería del lado del aceite... fijo.

    Angelillo!! que no te lo crees o que?? Pero tranqui, que tiene más de una habitación para acogerme, aunque no se si tendrá miedo por las noches.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar