domingo, 4 de julio de 2010

EL CRIMEN DEL CINE ORIENTE

En el viaje a Badajoz de hace unos días, paseando cerca de la Alcazaba encontramos una churrería, y a pie de calle varias cajas con libros de segunda mano al precio de un euro. Rebuscamos y cada uno de los que estábamos terminamos comprando un libro. El más pequeño era el mío, una novelita de Javier Tomeo, El Crimen del Cine Oriente. Esa misma tarde leí las primeras hojas, y cuando me di cuenta lo tenía bastante avanzado, al punto de terminármelo al día siguiente en el viaje de vuelta.

Javier Tomeo es un escritor oscense, licenciado en derecho y criminología por la Universidad de Barcelona, es un escritor costumbrista, o eso a mi me lo parece, y de hecho la novela es así, narrando desde el principio las costumbres de los protagonistas haciendo sus actividades de lo más normales, en lo que se refleja como la ilusión de los protagonistas por llevar una vida normal.

"Recuerdo que estaba lloviendo a mares y que entré en aquel cine por que no tenía otro sitio donde meterme. Era domingo, habían dado las diez de la noche y hacía bastante rato que había empezado la película. Me senté en la última fila y lo primero que hice fue quitarme los zapatos".

De esta forma comienza la narración de María, una ex prostituta que se refugia en un cine tras haberse ido de la casa del chulo que la maltrataba, el cine Oriente, donde conoce a Juan, el acomododador del cine, que la acoje en su piso encima de la pantalla. Juan es un borrachín y María una desgraciada, y pasan los días el uno junto al otro buscando una felicidad común, probando a ver si funciona aquel experimento. María, con su lenguaje barriobajero de prostituta cuarentona nos ilustra en medio de sus pensamientos también vulgares, y Juan tampoco deja de sorprender con su simpleza aparente. Dos personajes sin oficio ni beneficio en la España de los años cincuenta.

Poco después de preparar la novela, Tomeo hizo el guión de la película homónima, que sería protagonizada por Anabel Alonso y el ya fallecido y polémico, Pepe Rubianes, en una cinta que te sumerje en los años de post guerra, en esa cotidianidad de los personajes y te envuelve con la magia de los cines de barrio de antaño. El film no es ni mucho menos parecido a la película, la película no podía ser tan simplista, tan rutinaria, y añade algunos elementos, que no se si se ajustarán en cierta medida a aquellos hechos reales en los que estuvo basada la novela.

Yo recomiendo la lectura, no por bueno el libro, si no por cortito y lo gracioso que es en algunos momentos, en aquellos que estás pensando en lo triste de la existencia de sus protagonistas. Pasajes memorables donde María piensa en la nariz del carnicero y que por su tamaño así gastará en bragueta, y como le habla a Juan sobre ello, y le dice que él, pese a ser chato es una de las excepciones a esta "regla de tres que siempre se cumple", o la tranquilidad con la que María acepta que Juan sea un mal follador y un borrachín, o el juego por ver quien es menos simple de los dos protagonistas.



8 comentarios:

  1. Huy, ví la peli hace bastante tiempo y sin ser ninguna maravilla me gustó bastante, no sabía que estuviera basada en un libro. Yo ahora ando leyendo el último de Coelho.

    Biquiños con mel.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo no he visto ni la peli, ni tampoco leído el libro, pero por como lo cuentas, me suena interesante, además de similar a lo que me gusta hacer a mí: Narrar el día a día. Saludísimo Pimpf!

    ResponderEliminar
  3. Ah pues tomado nota he; molan las costumbres y los libros distinto a los de ahora, eeeeeeenga 400 páginas, tipo temario jajaajja

    besos

    ResponderEliminar
  4. Christian, si, la película no es gran cosa, es entretenida y está en este círculo de películas tipo la huella del crimen, que a mi, me apasionan.

    G-boy, llega un momento que el libro, pese a ser pequeño comienza a agobiar, por que ves que ´dia tras día la vida de la protagonista, no cambia, aunque todo suceda en una semana.

    Antwaters, jejeje, desgraciao, cualquier libro es mejor que eso que estás leyendo... pero vas a ver cuando apruebes, que bien te va a sentar el habértelo terminado. Ánimo!!

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  5. Bueno, lo del tamañao de la nariz y de la polla es automático... e igual que mirar los dedos de los pies. A dedos largos y nariz grande, polla grande, jaja


    Bezos.

    ResponderEliminar
  6. Thiago, se que has escrito eso de los dedos de los pies por que en ese momento sabías que iba a comprobar como son los dedos.... y si, largos y gordos... jajaja

    ResponderEliminar
  7. Me suelen gustan mucho estas novelas, que se acercan más al día a día de la gente y las cuenta de forma facil, sencilla y que llegan...

    Ya lo terminaste?

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  8. Si, en la vuelta al tren... si es que es muy chiquitina

    ResponderEliminar