jueves, 29 de julio de 2010

EL ÚLTIMO POST (LOS HECHOS)

dLlevo horas pensando, dándole vueltas al asunto y la verdad, no se muy bien como afrontar este post de hoy, es más, no se si debería haber un post sobre esto, pero en momentos así manda el que manda, que no es precisamente el raciocinio, es el que emite las señales todavía, el corazón. El caso es que ayer se destapó una caja de truenos entre D. y yo, con su último post, el post final. Bien, ayer viví mi primera ruptura oficial online a través de la blogosfera.

Llevaba yo unos días asimilando los silencios de D. en su momento de felicidad, tratando de poner mi cabeza en orden, borrando muchos de sus recuerdos de mi mente, cuando a media mañana sonó el teléfono, era "How to Save a Life", era su melodía, así que no podría ser nadie más que D., me apresuré a cerrar la puerta de mi jefe y pulsé el botón de aceptar llamada, y contesté con un enérgico "Si???". Desde el otro lado del hilo telefónico se cortó la llamada. Pasé el resto de la mañana dándole vueltas al significado de aquella llamada. Un par de horas después tuve la confirmación al ir como tonto enamorado cada día a ver el blog de D., y esa tarde había nuevo post, el post final. En él exponía varias de las virtudes suyas, las de un chico enamoradísimo, en contraposición a lo que serían mis deméritos, aquel que ya no quiere a alguien, finalmente terminaba llamándome cobarde por huir.

Yo, que me considero latino y de calentón relativamente fácil, intenté calmarme, pero al leer los múltiples comentarios de sus lectores y amigos que estaba recibiendo en los que se me llamaba "gentuza", "cobarde", "egoísta" y lindezas de ahí para arriba terminé por hundirme. Pero pensé que podría desdecir a quien me llamaba cobarde y dar las explicaciones que fuesen oportunas a quien las necesitase. Escribí varios comentarios argumentando mis silencios y atacando a quienes opinaban sin ser conocedores de causa y al mismo D. por haber hecho una vez más algo así. Fui censurado, en todas las ocasiones. D. había demostrado no querer mis explicaciones, y que nadie las supiese. Obviamente me calentó esto mucho más, y acudí al sms para llamarle sencillamente "cínico". Intercambiamos un par de sms más donde él se preguntaba si yo le quería. No obtuvo la respuesta. Él mismo se respondió con su actitud. Borré cualquier rastro suyo de mi teléfono.

Intenté dormir un rato pero no fui capaz, y solamente me quedaba una forma de ponerme en contacto con él, así que le envié un email, pidiéndole, o exigiéndole que si veía justo lo que había hecho con su post que en ese momento dejaríamos de hablar sobre el tema, pero que en el caso de que lo viese injusto, tenía que enmendar el daño que había hecho si creía que podríamos hablar algo. Intercambiamos varios mail, e intentamos negociar, y hubo un momento en que todo se podría haber conseguido. Sugirió quitar su post pero le dije que aquello no me era suficiente, por que el daño hacia mi estaba ya hecho, en todos los sentidos. Rota la negociación, rota la relación. Borré todos sus correos y direcciones. Y después de eso, el silencio absoluto.

He llorado parte de la noche, he sentido ganas de golpear algo y destrozarme con ello los nudillos para descargar mi enojo y mi frustración. He sentido que lo que guardaba de amor hacia él se ha ido en medio de ese post homicida de las relaciones.

Y mejor no continuo con este post, porque tengo la cabeza todavía calentita con el asunto, quizá, en unos días, desde mi pueblo de mi Galicia, disfrutando del sol y la playa, decida exteriorizar un poco mis sentimientos, si aceptar la derrota tal cual viene, o si hacerle frente, si merece la pena una lucha sin cuartel sin ninguna victoria como meta, si hacer caso a las críticas y conformarme con ser el cobarde que ha huído.

14 comentarios:

  1. No te dejes influenciar por los paneles de internet y menos por los comentarios.
    El 99,99% de los que comentamos no conocemos las circunstancias personales del autor en cuestión y los comentarios sobre esos extremos suelen ser desafortunados en todos los sentidos. Gente que no conoce personalmente a gente ni sus situaciones personales y que se atreven a comentar tan ligeramente y tan libremente... ¡eso no te debe de influenciar para nada ni llevarte a la mínima preocupación!
    No te obsesiones con ello. Esos comentarios no dan fe de nada ni pueden darla.
    Y si de admiradores se trata... tú también tienes los tuyos que podemos desproticar contra D. jajajajaj!
    ¿Me lo permites? jajajaj!!!
    Bueno... tranquilidad ante todo. No me seas tan emotivamente visceral.

    Besos, guapo!

    ResponderEliminar
  2. No, precisamente eso es algo que yo no consentiría, vale que a mi me pueda salir algún exabrupto por que lo vivo en primera persona, pero no me gustaría que ninguno de vosotros lo pusiese a caldo, más que nada pq es alguien a quien quiero. Pero sobre esos comentarios, precisamente sus fans, no son blogueros, son básicamente sus amigos, y ahí está el problema, pese a que muchos no lo conocen.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  3. Pimpf, siento todo esto, creo que es innecesario tanto berrinche, ve a tu roca de pensar, toma el sol y báñate en las CIES, disfruta de tu tierra, de tu familia y cuando regreses mas sano de cuerpo y de alma , veremos a ver que se puede recomponer o que fue y ya ha dejado de ser.
    Mi bien, no mal gastes energías.

    ResponderEliminar
  4. Está claro que lo que más necesito ahora es pasarme un par de tardes en mis rocas de pensar que tanta calma me han proporcionado siempre. Yo también veo innecesario el berrinche, pero son cosas del corazón donde la razón se pierde un poco, y si duelen, es por que todavía están ahí.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  5. No lo dudes, las cosas del corazón así de jodidas, no existe medicina para arreglarlo. Solo puedo decirte que estoy para lo que me necesites, escuchar se me da bien.
    besos ricos chiquito.

    ResponderEliminar
  6. Pimpf tranquilo!... En esa situación solo hay que tranquilizarse. No podemos echarnos a morir por una ruptura de este tipo, te lo digo yo que tambien lo he vivido. Lo mejor es pensar serenamente y preguntarse ¿Por qué me pongo así? ¿Qué gano?... Aunque lo veamos bonito no hay que vivir en un mundo que hemos idelizado a nuestra manera, recuerda que en internet no sabemos lo que es mentira o no, tal vez para él no es tan importante como para ti... Relax mi pana...

    Saludos...

    ResponderEliminar
  7. Yo pensaba que el fin definitivo ya estaba dado, aunque ninguno es válido si no es cara a cara, según creo yo ( si hasta terminé con M la primera vez por MSN, vieras como me lo saca en cara jajaja) en cuanto a su post del blog, sabemos que es un buen medio para descargarse y de repente los deditos se van solos y escriben cosas que tal vez sólo deberíamos pensar. En su blog, M generalmente escribía para criticarme algunas cosas, pero mientras escribiera a mi me parecía bien,porque podía comprender el motivo de sus molestias. No eres cobarde, ni gentuza y claramente lo que sucede sí te importa...ROMPER no es fácil, por eso te envío mucha fuerza, querido Pimpf. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Terminar una etapa de la vida nunca es fácil. Aunque lo estés esperando. Pero siempre sorprende cuando llega. En tu caso creo que lo que te ha dolido no ha sido realmente la ruptura (que ya la intuías y esperabas aunque aún tuvieses esperanza) sino las formas. Ha sido un método frío e impersonal para cortar una relación. Creo que eso no se lo merece nadie.

    Vete a tu tierra, descansa, medita, pasa un tiempo en tus rocas y verás todo con otra perspectiva.

    Un beso (para hacerte compañía)

    ResponderEliminar
  9. Gracias por los comentarios y por el apoyo, aunque tengo que decir, que ni todo es tan blanco, ni todo tan negro, quizá esa pequeña chispa que todavía queda...

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  10. Lo que dice la gente en sus comentarios muchas veces es reflejo del post del bloguero, pero no conocedores de la realidad que solo sabéis tu y D. Quizás ha llegado elnmomento definitivo de decir adiós a la relación porque lleváis un tiempo que os cuesta mucho y estáis con esos vaivenes de hoy si, mañana no.

    Me resulta un poco radical borrar todo rastro suyo así por las buenas y en ese momento de calentón que has tenido, pues aun terminando la relación yo al menos los dejaría un tiempo, no se, será que yo soy así.

    Tomate tu tiempo y cuando estés en Galicia respira profundamente, vete a esa poquita a la que me tienes que llevar un día y abre un nuevo libro de tu vida.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  11. Gracias Alex, no lo se, a lo mejor me equivoco, pero en mis post no he pretendido que reflejeis vuestra ira. En cualquier caso, he visto los comentarios que habeis dejado, han sido muy distintos a los que le dejaron a él (que por cierto los ha borrado, aunque no el post), y he aprendido también, que una cosa es dejar comentarios en un blog y otra muy distinta ser bloguero. Por suerte para mi.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  12. Pero cari, dónde está el blog de D. que voy a allí a llamarle de todo menos bonito, jaj?

    Pero a ver, tú no estabas viviendo con él? o resulta que era un ciber amor de blog a blog? ay, yo creo que me he perdido algo, para mí que habias dejado la "casa de las sardinitas picantonas" para ire a vivir con él, y ahora me entero que solo era en un blog?


    Bueno, cari, igual cuando pase el calor todo vuelva a su sitio, pero de momento puedes ligar en verano con toda tranquilidad de conciencia, jaja

    Bezos.

    ResponderEliminar
  13. Chuchi, de vivir con él nada, por el momento, pero es un amor real, aunque parezca ciberamor, jajajaa, pero los calentones los resolvemos en frío, y tan frío. Nos veíamos casi a diario, y su casa era como mi casa. O algo así..., pero ahora todo el contexto ha cambiado y vuelto a cambiar...

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  14. eso de las rupturas por el blog no lo entiendo muy bien... me encuentro como que me he perdido algo al igual que Thiago... pero ya veo que ha sido un amor y una ruptura real y en ese sentido, lo siento mucho.
    Es dificil para los dos me imagino y cada uno lo enfoca y lo intenta asimilar a su manera.

    No se las razones que os han llevado hasta aqui pero llegados a este punto intenta disfrutar de tus vacaciones, reflexionar y ver si es algo por lo que quieres luchar o dejarlo pasar...
    Intuyo que os quereis pero muchas veces esto no es suficiente para seguir juntos...
    Un abrazo

    ResponderEliminar