viernes, 30 de julio de 2010

HOY, VACACIONES

Hoy comienzo oficialmente las vacaciones, eso que tanto ansiaba, unos días de asueto que me van a venir de maravilla para relajarme en mi Galicia.

La agenda de vacaciones está todavía por confeccionar. Aunque puedo anticipar algo, por que por ejemplo, mañana estaré en el paraíso, en las Islas Cíes, disfrutando del agua limpia y cristalina (y muy pero que muy fría) de la mejor playa del mundo, según dicen por ahí, y eso a tan solo unos kilómetros de casa.

Atrás dejo este calor infernal de Madrid, y el agobio que tenía estos días. Yo es que no soy de secano, y el carácter se me agria al no tener la mar, ese Atlántico que desde la ventana del salón podía ver, o por el que intentaba adivinar el tiempo mientras desayunaba, la mar que me da la vida

Por fin voy a ver a los míos, esos a los que tanto quieren y que, no saben el secretillo del Pimpf, aunque tiempo al tiempo. Podré jugar con mi prima pequeña, intentar charlar con el seco de mi hermano, bailar con mi cuñada, contarle las batallas de los compañeros de piso a mi padre, pelear por quitarle el ordenador a mi madre, y luego están mis amigos. Una avalancha de voluntarios que se presentarán a buscarme en la estación de tren. Uhm, no , solo ha habido una voluntaria. Y luego una ronda de reconocimiento del pueblo esa misma noche, nada más llegar, con unas copas y unas charlas para ponerme al día de las pocas novedades que pueda haber y que yo no me haya enterado todavía.

Pocas salidas pienso hacer, no por falta de ganas, pero si por el trabajo de mis amigos. La mayoría trabajan a pleno rendimiento en un lugar turístico que vive de los meses del verano. Eso si, el pueblo se abarrota de turistas que dan vida a un pueblo que los necesita como agua de mayo, en agosto, y pese a ello y los incordios que esto tiene, los necesitan.

Entre medias tenemos en la agenda una fiesta en un monte donde la gente se atiborra de vino hasta las cejas al ritmo de grandes bombos, una fiesta pasada por agua a manos de bomberos que te apuntan con sus mangueras, unas tranquilas fiestas patronales y los conciertos del Xacobeo, que en muchos casos traen caspa. Alguna que otra escapada a Portugal y poco más.

Ahm, claro, y mis rocas de pensar, que seguro que me están esperando, seguro que ellas también me han echado de menos. Se estarán preguntando "¿donde está el maricón este que está tardando demasiado?"

No se con que asiduidad postearé, yo espero que al ritmo de siempre, pero en cualquier caso desearos a los que cogeis las vacaciones ahora, unos días de tranquilidad, relajamiento, sol y si puede ser también, de fiesta.

Bicos Ricos

7 comentarios:

  1. ¡Anda! ¡Ha dicho maricón!
    ¡DISFRUTA MARICONAZO!

    ResponderEliminar
  2. Disfruta de tus vacaciones Pimpf, tanto como yo no he podido. Espero leer algo tuyo, aunque no sea tan seguido. Cariños.

    ResponderEliminar
  3. Bell, lo habrán dicho las rocas de pensar, aunque en ellas lo he hecho con unos y con otras.

    G-boy, pues, lo intentaremos (pasarlo bien) y actualizar también, total, al no hacer post elaborados no me lleva na para contaros que me fui a la playa y similares.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  4. Bueno, te advierto que aquí en Galicia tb. está haciendo un calor terrible y además húmedo, que en las Rias Bajas aun será más que en Coruña...

    En fin, espero que lo pases bien, igual te veo en Bascuas.


    Bezos.

    ResponderEliminar
  5. aqui son vacaciones en Julio, por q el 28 de julio es la independecia del Perú, el cristo al q haces referencia en mi blog, es el cristo morado, se celebra en octubre, y es una imagen milagrosa q sacan a pasear, procesión del Sr de los milagros, se le conoce asi.
    y es una manifestación de fé peruana.

    ResponderEliminar
  6. Sobre todo intenta pasarlo bien, disfruta mucho y relájate, no pienses, no tengas a nadie en la cabeza y mucho relaxxxxxx..

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  7. Disfruta Pimfito... difruta mucho. El lugar es propicio para ello, además de ser bellísimo. Y cómete un arroz de esos caldosos con marisco a mi salud... ¡qué rico!
    Eso sí... rézame un padrenuestro y avemaría por la capilla de La Misericordia, no te vayas a olvidar... que tengo grandísimos recuerdos.
    Besos!

    ResponderEliminar