miércoles, 18 de agosto de 2010

LA HOJA PARROQUIAL

Hoy ha sido un día casi de relax, como quien dice, por que D. y yo nos hemos quedado en mi pueblo, nos hemos levantado cuando nos ha apetecido, él antes y me despertó a mi con una llamada perdida, por aquello de que dormimos en habitaciones separadas, hemos desayunado con calma y de ahí al pueblo, a hacer una visita turística a fondo.

Hemos paseado por el centro, la zona del puerto, alguna casa de estas antiguas y el concello, con las cosillas que allí hay, incluido mi antiguo despacho en el que ahora hay una rubia enchufada del PP, y alguna que otra cosa pintoresca del pueblo, y hemos ido a la iglesia. Allí D. estaba obsesionado en darme un beso, algo digno de alguien apóstata, y lo consiguió, pese a que yo le decía "ay!! desgraciao, esto es un sacrilegio en la casa de Nuestro Señor". Allí he cogido una hoja parroquial. Al salir D. ha desplegado su radar un par de veces, con turistas, algunos evidentes y nos hemos ido a comer, pulpo á feira con sus cachelos que la suegra le había preparado. Y por la tarde, tras una breve siesta nos hemos ido a mis rocas de pensar. Por fin se cumplía su deseo de conocer mis rocas de pensar y yo de llevármelo allí, de pensar con él, y de disfrutar una tarde de sol haciendo eso que en soledad nunca tengo, un masajeador de espalda con crema solar, su impresión fue de "me las esperaba con más amplitud" y mi respuesta fue "para pensar no me hace falta más espacio". Pronto, mis rocas de pensar se convirtieron en mis rocas de cancanear, pero eso es historia para otro post que no será publicado.

A última hora de la tarde otro paseo más por el pueblo, por una zona bonita y tranquila, y con mucha historia y paisajes para sacar fotos. Le gustó mucho, en general le está gustando mucho, se pregunta que qué hago yo viviendo en Madrid con todo esto aquí, y él mismo se dió la respuesta "por amor", y añadió "por amor al trabajo". 

Ahora está durmiendo desde hace  rato, momento que he aprovechado para leer la hoja parroquial, que la tenía en el bolsillo del pantalón. Bueno, en ella se anuncian los acontecimientos religiosos del mes, que si fulanito se va a casar con fulanita con apellido compuesto y con guión, que si han bautizado a los hijos de Mariló y Fernando, que si hay fiestas patronales y los actos religiosos de la misma fiesta, o que han fallecido tal y cual vecino. Yo con esto de la hoja parroquial siempre me llevo sorpresas, sobre todo con las defunciones, luego he ido a junto de mi madre y le he preguntado por un par de vecinos, y son estos pequeños detalles del pueblo los que me pierdo en Madrid, como diría la presentadora de Corazón Corazón, la vida sossial del pueblo, de cuyo nombre no quiero acordarme.

Bicos Ricos

6 comentarios:

  1. Otra historia para un post que NO será publicado???...buuuu...

    Mi pueblo tiene un funcionamiento similar...y claro, yo también me pierdo de algunos sucesos por estar en otra ciudad, pero mi hermana menor y madre se encargan de ponerme al día sobre personas que ni siquiera recuerdo. Saludos Pimpf!

    ResponderEliminar
  2. Me encantaría conocer esas rocas de pensar... aunque no sean tan amplias. Les daría mucho uso.

    Un beso (pensativo)

    ResponderEliminar
  3. Eso de "la suegra" me hace pensar que la cosa está yendo bien. Me alegro mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues tampoco es que la cosa sea para tanto.. digo lo de darse un beso en la iglesia, que dicen es la casa de Dios, y Dios, no sus curas, si nos quieren... bueno, y como va el tema con la familia... solo amigos o algo más???

    Besos cielo

    ResponderEliminar
  5. ¿y donde echáis los casquetes? la suegra seguro que está ojo avizor.

    ResponderEliminar
  6. ¿Fuisteis a La Misericordia?
    ¡Ay.... qué cantidad de buenos momentos esos grelos!
    ¿Y por qué no un beso en la Casa de dios?... Pues.. ¿qué cosa más bonita puede hacerse allí?... Claro que sí!
    Ves? ¡esos panfletos parroquiales tienen pinta de ser mas austeros... no como los del PSOE... a toda luz y color!
    ¿Y no le diste un beso a la chica del PP? jajajajaj!... bueno... es lo normal... en esos puestecillos siempre ponen a enchufados... en mi Ayuntamiento PSOE ocurre lo mismo... ¡enchufaitos hasta los albañiles!...
    ¡Mira que eres rencoroso! jajajajajaj!... ¡Pobre chica! con lo apetitoso que te vería... ¡ayyyyyyyyy! ¡No vas a entrar en el Reino de los Cielos cuando pases por la Misericordia! ¡ya te lo aviso! La política te pierde!!! jajajaj!

    ResponderEliminar