martes, 7 de septiembre de 2010

CON CINCO SENTIDOS: TACTO

Dicen que soy una persona con poco tacto, y yo no estoy de acuerdo con esa teoría, no soy de los que pierden las formas fácilmente, soy muy pausado, tranquilo y de los que saben callar cuando se debe uno callar, y largar cuando se debe largar, eso si, llamándole a las cosas por su nombre. Pero no es este el sentido que recoge la palabra tacto. El tacto es otra cosa, y nos lo define la RAE como "Sentido corporal con el que se perciben sensaciones de contacto, presión y temperatura". Sobre ello os quiero hablar.

Asociamos a menudo el tacto con la piel, que es lo que recubre todo nuestro organismo, mi piel es morena y en verano más si cabe, y es un arma que me gusta explotar ya que los dichosos rayos UVA no me afectan como a otra gente, a riesgo de padecer cualquier tipo de enfermedad de la piel. Hay en el cuerpo distintas zonas más o menos más proclives a sentir el tacto de las cosas.  Yo uno de mis puntos fuertes siempre han sido mis manos, a las que cuido con esmero, sin cremas pero sin darles un uso duro, las uñas siempre cuidadas a no ser que se me rompan, cosa que me sucede a menudo y es de herencia, las manos son de un tamaño normal y en ellas es como si los dedos meñiques quisiesen irse de juerga, manos de pianista me han dicho en alguna ocasión, yo siempre digo que son manos de señorito. A través de las manos podemos desarrollar el sentido del tacto, con un simple apretón de manos que puede indicar una y mil cosas, unas manos sudadas indican por lo general o que hace mucho calor o que tu contertulio es algo nervioso, a través de ellas tocamos todo tipo de cosas, superficies lisas, rugosas o ásperas. Con las manos podemos dar una caricia, medir la temperatura de la fiebre de un niño como hacen las madres aunque no tengamos ni idea de como funciona ese método, podemos secar las lágrimas de alguien que afligido acude a nosotros. Podemos pasar las manos por la barba de nuestro chico o tocar el pelo de nuestra pareja.

A través de las manos los ciegos pueden leer, palpar y les sirve de guía, junto al oído ante la falta de la vista. por medio de las manos podemos hacer masajes relajantes o estimulantes. Con las manos nos masturbamos, algunos más que otros, y también podemos tocar las zonas más erógenas del cuerpo humano. Y es en estas zonas donde tenemos también desarrollado el sentido del tacto de forma intensa, a través de ellas notamos el contacto con la otra persona.

Recuerdo una noche con Billy, la noche de los sentidos que le llamé yo en su día, un juego erótico que consistía básicamente en taparme la vista e intentar adivinar que era cada una de las cosas que ante mi tenía Billy y dejarme llevar en cada parte que Billy me tocaba y a saber con qué. El sentido con el que más problemas tuve fue el tacto, aunque fue con el que más disfruté, sin lugar a dudas, todo aquello que no percibía por el olor era para mi un campo de dudas y de sensaciones que terminaron prolongadas erecciones y algún que otro orgasmo.

¿Y qué hay de las cosquillas? ¿Teneis consquillas? Forman parte también del tacto.


8 comentarios:

  1. Pues me parece que el tacto es uno de los sentidos ligados al sexo que más me atrae, en particular cuando una caricia dada en el lugar preciso hace que me estremezca por completo. Y soy muy cosquilloso, sobre todo en la planta de los pies... En cuanto a mis manos, no las cuido mucho a pesar de ser el instrumento que genera toneladas de arte y placer, como manía tengo morderme las uñas y ni te imaginas a qué nivel... he intentado corregir eso, pero me supera, me fue más fácil bajar de peso que dejar de morderlas, imagina. Cariños Pimpf.

    ResponderEliminar
  2. :O lo ultimo sono medio interesanton, y el tacto es muy importante como los otros sntidos.
    No tngo mucho q dcir u.u
    pero paso a saludar
    un bso

    ResponderEliminar
  3. jaaj anda que tu eres el nuevo sherlock holmes: "unas manos sudadas indican que hace calro", claro, y una colilla indica que el muerto fumaba, no te jode, jajajaja

    Cari, o los dedos de la mano son normales o de pianista, aclárate. Y es importante, pq por el tamaño de los dedos SI que se pueden sacar conclusiones importante, como el tamaño de la polla, jaajaj

    Así que déjate de jueguecitos sexuales y explica bien lo de las manos, jaaj. Bezos.

    ResponderEliminar
  4. G-boy, las manos son importantísimas, una carta de presentación en toda regla, y lo de comerse las uñas.... pufff, no lo aguanto. Tengo una amiga que se comía las de los pies, y si le dabas tus uñas, te las comía también.

    Brekiaz, y cosquillas? tienes??

    Thiago, si he dicho manos normales es falsa modestia, jajaja, es de mi cuerpo lo que más me gusta, las manos, no son grandes, cuando digo de pianista es por aquello de finas, cuidadas, que no de dedos largos y demás, son de tamaño estandar, así que, conclusiones pocas, jajaja, que luego a las opiniones vertidas nos remitimos. ¿o son los dedos ligeramente largos y los dedos gordos? jajaja, no se, he visto manos grandes y cacahuetes.

    bicos Ricos

    ResponderEliminar
  5. Coincido que el tacto es muy importante aunque tengo que decir que mis manos sí que son grandotas pero de pianista (para que se nota que iba al conservatorio)

    En cuanto a las cosquillas sé que me acabaré arrepintiendo de esto pero tengo muchas cosquillas, sobre todo en el torso.

    Biquiños con mel.

    ResponderEliminar
  6. las manos pulcras dejan ver como es uno esn su vida cotidiana. Yo soy muy cosquilloso, dicen q si uno es cosquillo es celos, en mi caso se cumple

    ResponderEliminar
  7. el tacto es importante si, pero hay formas y formas. Bueno, yo con el tacto, aun tengo cierto problemas, porque de alguna forma aun me cuesta, aunque tengo que reconocer que si me gustaría sentirlo de alguna forma.

    Mis manos son una de las partes del cuerpo que más me gustan, creo que las tengo perfectamente proporcionadas.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  8. Me encanta el tacto... me gusta sentir a traves de todo mi cuerpo. Me gusta dar masajes y que me los den. Podría estar así horas. Y es que una caricia es uno de los mayores placeres del mundo... y si se prolonga entoncés es el paraiso en la tierra.

    Un beso (con mucho tacto)

    ResponderEliminar