lunes, 20 de septiembre de 2010

ÉRASE UNA CIUDAD MEDITERRÁNEA CON MAR

Bienqueridos Fans,

he estado este fin de semana ausente por cuestiones meramente lúdicas, no quisiera dar envidia al personal pero me he ido a esa ciudad mediterránea con mar que todos teneis en mente a pasar un par de días de playa, fiesta y relax. Ahora bien, de playa, poco.

El viernes D. y yo nos fuimos a esa ciudad mediterránea con mar a visitar a La Buscona, si, esa lectora de mi blog en la sombra que pretende a mi D. y que por su amor incondicional es capaz de aguantarme allí con ella. Y yo era consciente de que iba a territorio hostil donde todos sus amigos harían lo imposible por hacerme la estancia lo más incómoda posible. No fue así, pronto me hicieron sentir como en mi propia casa, y yo se que en el fondo, la inductora ha sido ella, seguramente haya dejado algún mensaje, que nunca reconocerá del tipo "A Pimpf tratármelo muy bien que es una maravillosa persona". Y así ha sido.


El viernes me cogí un avión que llegó con nada más y nada menos que tres horas de retraso, mientras mi D. viajaría en tren llegando un par de horas después. Sobre el vuelo y la espera solo comentar que a mi aquello me recordó a Aterriza Como Puedas, por que entre las excusas y problemas para el retraso, una de las pasajeras del vuelo comenzó a encontrarse mal, y entre turbulencias varias, temí por mi vida y a punto estuve de preguntar a la azafata si la señora había comido carne o pescado para tal indisposición.

Al poco de llegar ya estaba La Buscona por allí para llevarme a su casa, a cenar algo mientras esperábamos a D. y se aproximaba la tormenta perfecta, por que el viernes noche cayó de lo lindo. Una tormenta impresionante y una lluvia generosa que inundó garajes y calles varias, mientras recogimos a D. y nos dejamos llevar por la noche hasta altas de la madrugada, empapados como nunca, con los pies encharcados y con cajas en la cabeza para que no se nos rizase el pelo, sobre todo a los de melenas más lisas, como la mía. Era la primera vez que salía por ambiente en esa ciudad, y así, de buenas a primeras ya es bastante diferente a Madrid, y a Vigo. A mi me ha gustado, o me ha embriagado la novedad, que también pudiera ser. Y agotados nos fuimos a dormir cuando casi amanecía.


El sábado después de levantarnos tarde, desayunar casi como en familia mientras parte de nuestro contingente dormía, ducharnos y arreglarnos nos fuimos de excursión, a tierras de Castellón, a ver una gruta navegable en el Vall d'Uixó, en un romántico paseo en barca acompañados de jubiletas franceses que parecían renovar su edad del pavo, en un recorrido de kilómetro y pico en barca entre estalagtitas, estalagmitas y todo en un marco que poco ha respetado el entorno natural pero si a los visitantes con una iluminación de las cueva espectacular. Y entre el paseo en barca, una comida campestre amenazada por avispas y dar varias vueltas por Sagunto para encontrar la subida al castillo decidimos volver para preparar la noche.

Y llegó la noche, la segunda noche de fiesta que terminó también con el alba, para dar paso a un domingo relajado en el que disfrutamos de una horchata, descansamos y nos cogimos el vuelo de vuelta a Madrid.

Ah, si, que supongo que os estareis preguntando por mi Billy Sive, que siempre ha querido tenerme por esas tierras, en su ciudad mediterránea con mar que ha adoptado por cuestiones laborales. No lo he visto, no hemos quedado. Aunque él sabía que yo iría, por cuestiones laborales y morales no hemos coincidido, pero no le ha hecho ninguna gracia...

Habrá que volver ¿no creeis?

9 comentarios:

  1. Envidiable tu fin de semana, el mío realmente olvidable, pero lo bueno es que terminó. Se te extrañó. Cariños.

    ResponderEliminar
  2. Chuchi, ahora me paso por tu blog y un par de ellos que me quedan por repasar, de lo acumulado el fin de semana. Gracias por extrañarme.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  3. El quid de la cuestión es ¿no le ha hecho gracia que fueras acompañado o que no pudierais quedar?

    Biquiños con mel.

    ResponderEliminar
  4. Hombre es que solo faltaba que tb. quedaras con Billy y que la azafata fuera la ínclita Angelines, jajaj cari, cada cosa tiene su tiempo, no se pueden ir dos días y hacer un trío ni una orgía, que luego pasa lo que pasa, jaa

    pero no viste a Ángel tampoco? creo que estaba por alli, jaa

    Bezos.

    ResponderEliminar
  5. Qué envidia... es que no paras :)

    Si dejo de mirar un día te veo en galicia... y cuando vuelvo estás por Valencia. ¿Eres funcionario o trabajas para la Trotamundos?

    Y nos has dejado con la miel en los labios con el "...no le ha heco ninguna gracia"...

    Un beso (intrigado)

    ResponderEliminar
  6. Christian, la respuesta es que no le ha hecho gracia que fuese acompañado, y que fue motivo para que no quedásemos... si es que unas cosas van con otras.

    Thiago, pero que tampoco era un finde romántico, y Billy no deja de ser un amigo. Desgraciao, que te veo muy centrado en Angelines... ay!! que no ha probado Vd. mujer tal, si no se haría bisexual al momento.

    Parmenio, ya, bueno, por el momento no hay salidas previstas hasta... noviembre, creo.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  7. No pillo porque viajabais por separado????? ummm. bueno, parece que merece la pena el viajecito a tierras Valencianas... habrá que pensarse en ir por allí, jajaja

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  8. Alex, por cuestiones de agenda de D., ya que teníamos los billetes de avión comprados desde hacía un tiempo... y no pudo ser, pero si la vuelta.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  9. No... Thiaguín... No ví a Pimfito por allí. No sé dónde "cojone" se metió... Pero ¡mira que lo estuve buscando por la Playa!... Pero ¡nada! No hubo forma...
    Ahora que... ahora que lo dices, había un chaval bastante grandote con el pito muy pequeño... quizás ese sí que fuera Pimfito... jajajajaj!

    ResponderEliminar