viernes, 10 de septiembre de 2010

GALICIA EXPRÉS

En aproximadamente muy pocas horas estaré cogiendo el autobús que me lleve a pasar un fin de semana exprés a Galicia. Aunque no es que tuviese excesivas ganas de ir un viernes para tener que volver un domingo de madrugada, siempre se agradece volver por Villa Robi donde las cosas no están yendo como deberían.

Este sábado tengo la boda de una vieja amiga del grupo que se nos casa (y digo lo de vieja por que es la mayor del grupo), después de miles de años de noviazgo, de posponer la boda un par de años, de una paternidad y mil cosas que os podais imaginar. Pues se dan el si quiero por fin. La boda es en parte familiar, pues compartimos algo de familia (dice un amigo mío que en el pueblo terminaremos todos con retraso por casarnos entre primos, tíos y demás, como los Borbones), y del grupo de amigos, pero del grupo de amigos casi al completo, por lo que el éxito está garantizado, y la fiesta también. En enlaces de este estilo se agradece siempre la asistencia de invitados jóvenes, y eso es algo que han cuidado los novios, en lo que será una ceremonia sencilla en un monasterio frente al mar y posterior comilona en un lugar muy cercano. Yo me he comprado ya una corbata, por aquello de no repetir, aunque tengo ya una colección considerable de ellas, en esta ocasión un verde metalizado para resaltar si cabe más el traje con mi cuerpo escultural y mi moreno. Al traje le sobran unos cuantos centímetros de tela, tras la bajada de peso de principio de año. No se a quien me encasquetarán como pareja, pero suelen buscarme a alguien que lleve su traje de los mismos colores que mi corbata. Tontás que diría mi D..

Y lo de la boda me va a ocupar gran parte del fin de semana. Pero promete estar lleno de emociones. Un cafelín con Billy el viernes, después de cenar y el sábado le corresponderé acercándolo al aeropuerto, que se vuelve a su ciudad mediterránea con mar tras mes y pico de vacaciones, para acto seguido pasarme por la peluquería y hacerme una reconstrucción, es decir, un corte de pelo, una cera en condiciones en lugares de mi cuerpo que no voy a citar y un retoque en mis preciosas patillas. Y la boda es el sábado por la tarde-noche. La hora a la que termine el evento está todavía por verse, yo ahí ya no planifico nada. Y el domingo, el domingo lo dejaremos para cuestiones domésticas, para ver esas cosas que no están yendo como deberían en Villa Robi debidas a un pequeño disgusto que tiene mi madre y motivo por el cual me hizo una llamada urgente el pasado martes. Así que, en lo que pueda, a dar ánimos a quien los necesite.

¿Se puede pedir más? Claro que si, mi vuelta en bus tiene un aliciente más, algún post fijo de lo mal que funciona ese servicio, o de lo desagradables que pueden ser mis compañeros accidentales de viaje, y todavía más, por que no hay fin de semana que Javier no viaje al pueblo ¿me entrará? ¿compartiremos tema de conversación? ¿Estaré leyendo El Viaje de Marcos y Javier me dirá que es un libro precioso y que él lloró mucho con él por que le recuerda a una historia de amor que ha vivido con anterioridad? ¿Me contará que significa ese anillo grande de plata que lleva en el dedo meñique? ¿o era en el dedo pulgar? ¿será gayer o gaylord?

Todas estas incógnitas, pronto serán resueltas, pero eso es ya historia de otros posts, como diría el otro.

6 comentarios:

  1. Jajajajajajajaja!, continuará cha-cha-chaaaaan!!!!... pues que te vaya de lo mejor en Villa Robi, ojala que no sea nada terrible como en casa. Estaré espectante por leer qué tal la boda, cariños Pimpf.

    ResponderEliminar
  2. Similar a Villa Conejos, con sus diferencias... importantes. No pararé mucho por casa, según lo planeado, pero vamos, espero también ver a mi abuela, a la que no vi en todo el mes que estuve allí en verano.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  3. Esperemos que todo vaya bien en Villa Robi, que Billy se comporte, que lo pases genial en la boda y que te duela mucho la cera (nunca me cansaré de recomendar la Veet en crema o en su defecto, la maquinilla eléctrica para ciertas zonas)

    Biquiños con mel.

    ResponderEliminar
  4. Christian, ha dolido lo suyo, comenzaba a tener greñas... pero no me ha hecho un buen trabajo la chica, cada vez tengo menos pelo, pero soy más exigente...

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  5. Lo vas a contar después? Me espero entonces a ver que ha pasado el finde? Esto me pasa por llegar tarde, que ahora no te peso desear una feliz boda, porque ya paso. En fin, eso si, espero que los problemitas en casa no sean muy graves y que hayas ayudado a levantar los ánimos.

    Un besito cielo

    ResponderEliminar
  6. Esto de dejarlo con cliffhanger de un post para otro me mata... menos mal que llego con retraso y tengo el siguiente capítulo disponible jejeje

    ¿Que habrá pasado? ¿Será Villa Robi el lugar donde Javier se declarará? ¿Será una boda múltiple? No se pierdan el próximo capítulo de esta emocionante serie...

    Un beso (ansioso)

    ResponderEliminar