jueves, 23 de septiembre de 2010

NO ERA ÉL

Hace unas semanas en mi post FNF nº 31 publicaba una canción de Oceana y hablaba sobre un amigo de la juventud con el que me había encontrado en el metro, un encuentro fugaz en el que no tenía muy claro si Guillerme era aquella persona demacrada con la que me había cruzado nada más coger el ascensor del suburbano madrileño.

El pasado viernes me fui a Valencia en avión, y tuve que viajar solo, por problemas de la agenda de mi D. y así fue como cogí la línea 10 para acercarme al aeropuerto, transbordo a la linea 8 y después, por fin, Barajas, a esperar debido a los retrasos. Pero el viaje a esa ciudad mediterránea con mar se me hizo más liviano, por que por el camino me saqué un peso de encima y una duda. Aunque no lo tuve nada claro.

Nada más coger la línea 10, y a muy pocos metros volví a encontrarme con aquel chico moreno, de labios gruesos, delgado y alto, más alto de lo que yo recordaba a Guillerme, pero, todo podía ser. Su peinado igual y su forma chulesca de moverse. Me subió algo entre el estómago y el corazón. Llevaba consigo una mochila algo grande y en sus manos un libro. Lo analicé de arriba abajo y seguía con la duda, pero si era él no me quedaba otra opción que pasar el disgusto, charlar con él y probablemente soltarle alguna monedilla, que a saber en que sería invertida. "Próxima estación, Nuevos Ministerios, correspondencia con líneas 8 y 6, y cercanías de Renfe". Me había tocado un poco la campana y el tiempo me apremiaba, pero el camino parecía que sería el mismo el que esa tarde íbamos a recorrer los dos.

La misma escalera y justo delante de mi Guillerme, portando su mochila que, pensaba yo, le llevaría a la estación de tren, pero no, el mismo andén, camino al aeropuerto. Guillerme ¿Qué tal? repasaba mentalmente cómo abordarlo No estaba seguro si eras tú o no, no contaba contigo aquí en Madrid. El libro quizá sea una de las claves, pero no consigo ver el título de ese libro marrón. El lunar, infalible, eso no falla. Guillerme se gira, como escondiéndose. Seguro que me ha reconocido de sobra y le da vergüenza que lo vea así. Llega el metro y entro en aquel vagón vacío de Nuevos Ministerios, él entra por otra puerta y enseguida se llenan los vagones de gente cargada con maletas, con nuestro mismo destino. Nuevamente vuelvo a verlo, se ha colocado muy cerca, de pié, asiendose a una de las barras verticales, con su mochila a los pies y nuevamente aquel libro. Intento ver su lunar, pero sigue escondiendo su cara. Comienzo a ponerme nervioso. Se gira hacia mi, y un par de personas interfieren y no puedo ver el dichoso lunar. Entre paradas la gente va entrando y saliendo y consigo tenerlo justo en frente y no le quito el ojo de encima. Tiene el lunar, es él, seguro, ese lunar encima del labio, hacia la derecha ¿o era la izquierda? No lo tengo claro, aunque son demasiadas casualidades ya. Sé que en el libro está la clave, intento ver lo que va leyendo, y me extraña, por que si podía imaginármelo de alguna forma era de cualquiera menos con un libro en las manos. Pero todo podía ser. "Próxima estación, Aeropuerto T1, T2 y T3". Me paso todo el mes con la duda sobre si es él o no, y ahora que coincido, y sigo dudando, soy incapaz de acercarme a él y decirle nada, que forma de defraudarme a mi mismo, que cobardía por mi parte. Sea cual sea su destino, el mío está en esta estación.

Se baja en la misma estación y coge el ascensor para subir al aeropuerto. Yo subo por las escaleras. Sale de la estación de metro en el mismo torno que yo y se dirige a ver los vuelos. A Vigo, va a Vigo, lo que yo te diga, pero el libro era la clave y no lo he conseguido ver. Indeciso se acerca al mostrador de información que hay al lado de los paneles. Yo acelerado continúo y lo adelanto aunque reduciendo la velocidad de este ritmo frenético que tiene Madrid, solo por curiosidad. En el libro está la clave. De refilón, veo su título, y la marca, Collins Pocket. Diccionario de Español. ¿para qué querría Guillerme un diccionario de español? Y escucho una voz que no me era nada familiar, preguntando a la azafata en un perfecto francés por los vuelos a París y no se qué de Air France, que yo francés ni idea, pero fue lo que entendí. Ufffff, respiro aliviado, no era mi Guillerme, definitivamente.

Pregunté días después en casa, si sabían algo de él, "creo que está viviendo en Vigo, con una chica, y con un buen trabajo, aunque en una subcontrata, está limpio" contestó mi padre al teléfono extrañado ante mi curiosidad. Volví a respirar aliviado.

9 comentarios:

  1. solo te faltó la gabardina y las gafas de sol para seguirlo de incognito... jaja a mi me pasa eso muchas veces, que veo a alguien y se me parece a algún conocido, generalmente ex ligues... jaja hace 2 fines de semana vi en Santiago a un chico k se parecía a un músico portugués con el que estuve enrollado y me lo quedé mirando, hasta que fran me dio un codazo y me soltó eso de "¿y tú que miras?" jaja al final no era, claro, ¿que iba a hacer un músico portugués en Santiago? jaja besos

    ResponderEliminar
  2. A muchos nos ha pasado qe hemos creido ver a algien jajaja, pero imaginate tu si te ubieras armado de valor y le ubieras saludado o una de dos : - el tipo t mirariia con cara de : y ste sta loco" ooo!! - facil y te liga y te pide qe le ayudes con el tour XD jajajaja


    saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. Parece toda una odisea, pero finalmente no era él, tanto mejor así y quedarse con el recuerdo de esos tiempos de amistad.

    Ey Pimpf, dejé el tag de Innombrable en el capítulo de los exs, pero no quise ahondar más porque ya he escrito muchísimo al respecto y quiero avanzar la página jajjajaja, pero si debiera recomendarte un cap, hay variioooos...mira...

    Acá comienzo contando la historia de Innombrable

    http://the-g-lovers-chronicles.blogspot.com/2008/07/capitulo-sesenta-el-ngel-cado-parte-i.html

    Acá una reflexión acerca de nuestros innombrables

    http://the-g-lovers-chronicles.blogspot.com/2008/09/capitulo-ciento-diecisis-todos-tenemos.html

    Y por último la reconversión de Innombrable a Elric

    http://the-g-lovers-chronicles.blogspot.com/2009/10/capitulo-474-un-nuevo-buen-amigo.html

    Espero te ayuden a captar el panorama jejejeje. Cariños!

    ResponderEliminar
  4. Bueno, todo puede ser, pero la estatura suele ser clave, cari, pq a cierta edad ya no se crece, no?. Me encanta lo somero y sin embargo, claro y moderno de la explicación paterna: "está limpio" lo dice todo en pocas palabras, jaaja

    Bezos.

    ResponderEliminar
  5. Sergio, no, de incógnito nada, si no hacía más que quedarme con él, vamos, que pensé que iba a venir hacia mi y decirme cualquier cosa, que yo puedo ser muy discreto, pero en este caso no lo fui.

    Brekiaz, yo por que soy tirando a tímido y no fui capaz de ello... pero vamos... seguro que me daba alguna contestación, en francés.

    G-boy, hombre, lo que no quería era que fuese él demacrado, eso era lo importante.

    Thiago, bueno, pero lo de la altura, tampoco era una referencia clave, no lo tenía yo muy claro, y eso si, somos familia, por eso mi padre algo de idea tenía, fue muy claro y sabía cual era mi preocupación al preguntar por él.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  6. Me he despollado leyendo el blog porque me he acordado de un capítulo de Ebichu en el que ésta persigue a su dueña por el metro porque sospecha que tiene una aventura.

    *Ebichu es un anime japonés de humor muy pasado de vueltas sobre un hamster ama de casa.

    Biquiños con mel.

    ResponderEliminar
  7. Jejeje, conozco Ebichu, me pasaste un capítulo sobre él.... pero vamos... no se, he intentado un poco plasmar lo que me iba pasando por la cabeza, con el alivio que me supuso al final saber que no.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  8. Tenías que haberle preguntado algo del tipo ¿tienes hora? o ¿dónde está tal sitio? así no podría obviar si te conocía. Y como no era él igual te habría dado una clase de francés.

    Un beso (muy parecido)

    ResponderEliminar
  9. Francés... yo de francés ni jota... pero vamos... por gestos... y en acción...

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar