lunes, 27 de septiembre de 2010

Y SE HIZO JUSTICIA

Jacobo Piñeiro ha sido declarado culpable del asesinato de la calle Oporto, como reza el titular de La Voz de Galicia. Yo no lo dudaba. Siempre he confiado en la justicia, y sabía que esta vez no podría haber sido de otra forma. Al final del juicio, Jacobo Piñeiro pidió perdón a la familia de Isaac Pérez, en concreto, aunque sin mirarle a la cara. Y horas después salió el veredicto, a la espera de que el juez dicte la pena, y como era de esperar ha sido declarado culpable del asesinato de Isaac Pérez y Julio Anderson, dos asesinatos con ensañamiento e incendio intencionado. Solamente no lo han declarado culpable de hurto, por presuponer que fue parte de la táctica para despistar la posible investigación. Se ha desestimado la defensa propia, se ha desestimado el miedo insuperable, se ha desestimado el eximente del alcohol y drogas. Se ha considerado que el autor del doble crimen conocía los riesgos de dejar abierto el gas, riesgos para los vecinos. Y se ha desestimado también que se pueda acoger a una pena condicional o al indulto. En definitiva, se ha hecho justicia.

Todavía quedará en la mente de muchos de nosotros el pensar que ocurrió realmente en el primer juicio, bien que la abogada defensora fuese realmente una auténtica crack del derecho, o bien que las preguntas del test que se pasa a los miembros del jurado fuese hecho demasiado a correr sin la diligencia que requiere un asunto tan incontestable. En cualquier caso, yo creo que tras este segundo juicio no queda lugar a dudas. Y solo queda esperar una pena acorde con el crimen.

Después, a la salida de los juzgados de Jacobo Piñeiro, éste ha mostrado su verdadera cara, lejos de aquella de chico bueno que había sido agredido por dos gays a los que tuvo que asesinar para salvar su vida. Jacobo Piñeiro, que está en libertad a la espera de que se dicte la pena, se ha mostrado violento con los periodistas que cubrían la noticia, se ha encarado con las cámaras y les ha dejado una peineta de recuerdo.

Me he enterado de la sentencia por el messenger de un amigo, tenía un mensaje que no voy a reproducir, pero que me ha hecho llorar, era algo así como saber que se había quitado un peso de encima y que jamás olvidaría a las víctimas.


Ver para creer.

6 comentarios:

  1. ME ALEGRA MUCHO SABER ESTO PIMPF!, CONOCÍ LA NOTICIA ANTES DE CONOCERTE A TI, Y ERA ALGO LAMENTABLE QUE SUCEDIÓ MUY LEJOS DE MI, PERO AHORA LA SIENTO MÁS CERCA Y LA ALEGRÍA ES ENORME... LA JUSTICIA EXISTE, LAMENTABLEMENTE NO SIEMPRE ES PARA TODOS ASÍ DE JUSTA :( ...ESO ME RECUERDA QUE HACE MUCHO QUIERO HABLAR DEL CASO ATALA Y NO LO HE HECHO. CARIÑOS.

    ResponderEliminar
  2. Este es un chulo, cari, ya se ve... y quería irse de rositas. Miedo a ser violado? Este es un tio que se iba a pegar una juerga con dos gays, pero luego decidió robarles y no hay que darles muchas vueltas a la cosa... En fin, que cumpla la condena, que de momento anda libre.

    Bezos.

    ResponderEliminar
  3. Yo sigo desconfiando de la justicia, que con estas cosas se llenan la boca como si hubieran hecho una hazaña en lugar de su rutina: hacer que se cumpla el deber y si no a comer barrotes.

    Biquiños con moita mel.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro un montón, aun cuando yo sigo desconfiando en una justicia que esta al servicio del poder, hoy en dia al servicio de Zp, para que pueda hacer todas sus trampitas.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  5. Jajaja, cari, yo también desconfiaría de una jussticia que permite que los Gürteles se vayan de rositas y no se les inhabilite para las próximas elecciones, pero estamos hablando de otra justicia, la de los chicos estos de Vigo... Zp creo que sobra en este post, aunque chuchi, eres libre de malmeter cuando quieras y de odiar a Zp y hacerlo público cuanto quieras.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  6. Me alegro mucho por la sentencia. Llevo siguiendo el caso desde el principio y me indigné cuando el primer jurado declaró inocente a este tipo. No lo podía entender. Y supongo que los jueces tampoco cuando ordenaron repetir el juicio.

    Me alegro mucho por las familias. No les devolverá a sus hijos pero al menos no se reirá como lo hizo durante el primer juicio.

    Un beso (justiciero)

    ResponderEliminar