viernes, 1 de octubre de 2010

FNF Nº 35

Esta semana ha sido de lo más tranquila, no ha habido nada reseñable por mi parte, e incluso en las noticias tampoco he visto nada de impacto a excepción de la huelga. No me he estresado en ningún momento y lo que necesito, de cara al fin de semana, que promete seguir en la misma tónica es algo con un poco de movimiento, no me vaya a convertir en champiñón sin darme cuenta. No tenía claro, una semana más que música poner, pero estos días he visto en KissTv un vídeo de The Smashing Pumpkins y he dicho, que esta semana tocaba otro de los grupos que en mi etapa universitaria me encantaban.

The Smashing Pumpkins ha sido un grupo un tanto irregular, un poco producto de discográficas que los han encumbrado y poco más. Un grupo liderado por Billy Corgan que ha sido y será siempre su alma. Los Smashing se disolvieron cerca del 2000 dejándonos un balance de aproximadamente cinco álbumes, del que destaca muy por encima del resto el Mellon Collie And The Infinite Sadness. Cuando salió este disco, allá por 1995 ya habían salido a la luz varios álbumes que no llegaron a triunfar hasta el bombazo que fue aquel tema "Bullet With Butterfly Wings" que comenzaba con aquel "The World is a Vampire". Billy Corgan él solito consiguió publicar ese doble álbum con 28 temas, de los cuales destacaban a sobre manera los tres primeros singles. A mi si hay un tema de ellos que me guste es el de "Zero" que es el que os dejo esta semana y espero que lo disfruteis.


Zero me recuerda a aquellos años en que yo comenzaba a disfrutar de mi carnet de conducir, años en que discutía con mis amigas sobre la música, por que ellas eran y serán pro-pachanga y yo siempre he sido más abierto... musicalmente hablando. Años de salir por Vigo de juerga y pelearnos por ir a determinados locales a escuchar rock mientras bebíamos y de terminar aborreciendo la ciudad precisamente por eso, por hartazgo de la variedad, acostumbrados como estábamos de la movida nocturna de mi pueblo con tan poca variedad. Locales que en su día fueron un referente del grunge y rock y que hoy han caído hasta límites insospechados. Por aquellos años, se lo dedico a aquella gente cerrada de entendederas, que son capaces de aguantar una guitarra eléctrica si esta suena en una canción de Bisbal pero la odian si proviene de un grupo totalmente comercial extranjero. Joder, qué viejo soy, y que atrás queda 1995. Si ni tan siquiera por aquella época había conocido a Angelines!!!

Bicos Ricos

5 comentarios:

  1. ese grupo vendra pronto aqui :)
    yo no lo he oido y tal
    pero x la acojida que tiene
    sera qe es bueno?

    bueno
    spero qe tu finde sea xtraordinarioo
    aqui nos qda tomar bebidas sin alcol y star n casa o ir al cine xq no :)

    bsos grandeees!!!

    ResponderEliminar
  2. Generalmente suelo descubrir un tema que no había escuchado. Me animas a realizar algo semejante con canciones que recuerdan algun momento de mi vida. Cariños querido Pimpf.

    ResponderEliminar
  3. Nunca le llegué a pillar el punto a The Smashing Pumpkins. Había canciones que me gustaban (las menos) y otras que directamente me parecían insoportables. Y si te parece lejos 1995 no te digo yo 1975 jajaja

    Un beso (con guitarras)

    ResponderEliminar
  4. Ummmm, no le pillo el gusto a este gupo, al menos con esta canción, pero ya sabemos que soy más pijin a la hora de deleitar mis oidos con buena musica, ajjaj

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  5. Lo que veo, en general, de los tres comentarios y gana por un 2-1 es que el tema de los Smashing Pumpkins no ha triunfado, pero a mi me encanta, así que... a lidiar con él.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar