lunes, 18 de octubre de 2010

ME VOY

El fin de semana ha sido sobre todo movido y es que este fin de semana contábamos con la visita de La Buscona, y ella cuando viene es a darlo todo y más, así que me arrastró el viernes y el sábado. El domingo ya no pude más y sucumbí a la segunda resaca consecutiva en una tarde donde mi cama cobró todo el protagonismo y el descanso fue la nota dominante.

Estos días he disfrutado padecido yo más de a La Buscona que mi D. que ha estado en su línea de salir lo justo, que dice no estar ya en edad de ello. Además he bombardeado la tarde del sábado a mi chico con lo de la bicicleta estática, que la ha devuelto ya, y menudo peso que me ha quitado de encima, nunca mejor dicho. Cuando hablábamos sobre la bicicleta, el comentario que peor le sentó a D. fue aquel donde yo le decía "cuando yo me vuelva a Galicia, a ver que hago con la bicicleta". En el mismo instante no me di cuenta de lo que acababa de decir, pero mi subconsciente me fallaba y el sentimiento salió por mi boca como si nada.

Así que el sábado noche, con unas copas encima, volvió a salir el tema. El peliagudo tema de mi "supuesta vuelta a Galicia". Y entiendo a D. y su disgusto. Ante algo así tuve que agudizar el ingenio y mi propia lengua. Llevo casi dos años en Madrid y cuando vine mi intención era estar el mínimo tiempo aquí y en cuanto pudiese pedir mi traslado a Galicia, es lo que cualquier persona en sus cabales quiere. En Galicia tengo a mi familia, a mis amigos, y la vida es mucho más barata. Madrid tiene su atractivo que no vamos a negar, y la oportunidad de formarme un poco como persona independiente, pero mi Galicia tiene mar, unas temperaturas más suaves, y la posibilidad de continuar siendo independiente en una ciudad medianamente grande, sin metro, pero grande. D. dijo que entendía si me quería volver, que a fin de cuentas, en Galicia lo tengo todo. Yo le tuve que decir a mi D. que efectivamente, los motivos para irme a Galicia son importantes pero que para mi era más importante estar con él, que mientras esté a gusto con él no pensaba en Galicia, que a mi familia la tendría siempre igual y a mis amigos también, que Galicia está a cinco horas, una en avión, que no le negaba en un futuro volver, pero que esperaba quedarme aquí, y el día que no estuviese con él, tendría la tranquilidad de irme sin remordimiento alguno de conciencia.

En estas me he visto por bocazas. Tengo cierta facilidad para meter la pata en algunas ocasiones, y de poner las palabras exactas en los momentos críticos. No sé si lo convencí, pero le hice ver que ni lo nuestro era una relación pasajera para pasar el rato, y de hecho le insistí en ello, que no tenía ningún sentido estar con él para irme por que sí a las primeras de cambio, y que prefería no estar con él antes de hacer algo así. También supongo que la charla le habrá servido para saber que le quiero pero que tampoco me tiene en exclusiva, pero que me queda mucho por disfrutar de Madrid antes de decidirme a volver, y más, disfrutándolo con él.


10 comentarios:

  1. joer, que susto, tota ¿qué no te vas, no? Es que hoy voy de susto en susto, el post de Parmenio se llama "despedida" y tú ahroa "me voy".... ¡PUes no sé, iros todos,joer, venga, dejadme solo, que yo puedo con todos, que son pocos y la mayoría gays, jaajaj!

    Bezos

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, no, tranquilo, que no me voy de la blogosfera, por el momento, espero seguir dando por culo un tiempo, nunca mejor dicho, jajajaja

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  3. Yo también creo que es un paso natural el marcharte de nuevo a Galicia, no se, es lo que dices, tienes allí todo y sería lo más normal. Ahora bien, a D. también es lógico que no le haga ni pizca de gracia, y si eso está sobrevolando ahí, va a ser complicado que se le vaya así por las buenas.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  4. Se le tiene que ir por las buenas, por que ya le he dicho, que si algo me une a Madrid es haberlo conocido a él, por lo demás, Madrid está muy bien, pero todo lo tengo allí, pero, a él aquí, que es lo más importante ahora para mi.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  5. te vas a Galicia pero lo vas a dejar o te vas a quedar, q no me quedo claro

    ResponderEliminar
  6. Dooms, pues me quedo en Madrid, por el momento no me queda otro remedio, que continuo con mi trabajo aquí, ni he pensado en pedir traslado ni nada. Aunque con los años, ya se verá cmo estamos y en que situación, lo único que se es que he empezado a estudiar para promocionar y tener un sueldo mayor, aunque eso abre también la puerta a una posible marcha llegado el día (pero hablamos de años).

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  7. Lo cuentas un poco como si en vez de Madrid estuvieras en Chechenia, pero sí, que la tierra tira mucho y más la tuya con esos paisajes que tiene.

    Biquiños con mel.

    ResponderEliminar
  8. Pues a mi me pasa igual, si rompiera con M, volvería de inmediato a Villa conejos y trabajaría acá, pero mientras no suceda Ciudad Trueno seguirá siendo mi base de operaciones. Cariños Pimpf.

    ResponderEliminar
  9. entiendo los miedos de d, la tierra tira mucho

    ResponderEliminar
  10. Christian, está lejillos y es la primera vez que salgo de casa... pero en una hora en avión se llega... si lo veo lejos en el tiempo, lo de volver.

    G-boy, pues no te veo yo en Villa Conejos, no sé que quieres que te diga, pero en Villa Conejos, mientras tengas el trabajo no creo que vayas a terminar viviendo.

    Sergio, pues de que no tenga esos miedos es de lo que trato, que si, que tira mucho, pero tiran más dos tetas que dos carretas no??

    bicos Ricos

    ResponderEliminar