lunes, 8 de noviembre de 2010

LA INTERNACIONAL

El día de la Huelga General del 29S hablé mucho de política con Alex (que ya me direis para qué, teniendo los blogs para ello), y precisamente de lo que primero hablamos fue sobre La Internacional, él comentaba que no le veía sentido alguno, que lo veía algo desfasado en el tiempo y que si nos íbamos al tiempo era algo como cantar el Cara al Sol, y que si unos habían matado con esa canción, los otros también. Yo no pude en directo con tantos conceptos a la vez y solo atiné a decirle, "hombre, La Internacional es un símbolo del socialismo y de la izquierda en general".

Claro que no iba a desarrollar yo teorías sobre un himno u otro. Pero se me quedó decirle que a mi en general, La Internacional también me parece algo desfasado en el tiempo, que lo mismo opino del Cara al Sol, y que si me apuras, te diría lo mismo del Himno Español o incluso más todavía, el Himno Olímpico. Que me pregunto yo ¿para qué sirve un himno? Pues la verdad, para muy poco, es algo ya casposo. Pero si me dices "es que el himno es algo que te identifica con tu partido, con tu país, con la antigüedad", en ese caso dejo de verlo como super casposo y lo veo ya de otra forma. Si los aceptamos como símbolos entonces desarrollemos la teoría a partir de lo aprendido en la wikipedia (que es palabra de Dios).

La Internacional es la más famosa canción del movimiento obrero. Está considerado como el himno oficial de los trabajadores del mundo entero[1] y de la mayoría de los partidos comunistas y socialistas así como en organizaciones anarquistas.[2].

Un tal G. Delory, francés,  quiere ampliar las canciones obreras y socialistas de su coral y toma la letra de un Canto Revolucionario de un tal Pottier. Parece que gusta, y pronto es adoptada en una junta sindical de vendedores de periodicos, luego por revolucionarios, y después por organizaciones socialistas francesas. Después es adoptada por la Segunda Internacional (una organización de partidos socialistas y laboristas que buscaban coordinar la Internacional Social-Demócrata y que instituyeron el 1 de mayo como día del trabajador y el 8 de marzo como el día de la mujer trabajadora). Después se convierte en el himno de todos los trabajadores del mundo y más tarde es adoptada también por Lenin como himno de la Unión Soviética. Esa es su breve historia.

Hasta aquí la teoría sobre La Internacional. Veo que ha sido una canción obrera adoptada por los obreros a nivel mundial. Yo me siento un trabajador desde el momento en que recibo un salario por realizar algo, y no digo desde que firmo un contrato de trabajo, que es muy distinto, aunque roza lo ilegal. Luego soy trabajador, aunque ahora no lo parezca, lo soy, con mi salario que no me da para casi nada. Por lo tanto defiendo la causa del trabajador, donde no veo yo nada delictivo. Como trabajador, tengo el himno del trabajador, que no es otro que La Internacional y que a su vez ha sido adoptado por los partidos socialistas. Luego se habrá matado a mucha gente con este himno, no hay más que ver lo que hizo Stalin, y puede leerse en muchas dictaduras de izquierdas. Como trabajador, orgulloso no tengo por qué cargar con lo que otros han hecho con ese himno, que fue creado para los trabajadores. Que ellos arreglen sus cuentas, pero yo no tengo por que no estar orgulloso de él.

Hasta aquí esta breve reseña sobre La Internacional, que voy a evitar colgar ningún video con ella, que tampoco es plan. Claro que el próximo turno, ahora que me he metido a debatir esto de los himnos, será el Cara el Sol, al que no me quedará más que darle un buen repaso, por que yo soy así, rojillo, y aunque no hable de política ni de mi vida privada, de himnos si que puedo hablar.

Bicos Ricos

5 comentarios:

  1. Pimfito... yo me quedo con el CRISTUS VINCIT... o Himno del Vaticano... jajajaj!
    ¡Qué quieres que te diga! Que todo esto de los cantos sociales de gobiernos tan sociales como el que tenemos y de Leires que alzan los puños y se ponen hoces y martillos... todo eso termina en bajada de sueldo de pobres curritos, congelación de las pensiones, cinco millones de desempleados, una buena mansión en la Costa Azul para la ministra de Economía y siete sueldos para las Pajines...
    Con semejantes resultados... no me extraña que a mucha gente le guste el Cara el Sol... jajajajajaaj!!!

    En fin!... ya sabes que no me gusta hablar de política... ya sabes....

    ResponderEliminar
  2. hombre, yo no lo veo desfasado, es un símbolo (como tu bien dices) y una parte de la historia, y como siempre dicen los profes de historia jaja "El que no conoce la suya está condenado a repetirla" besos

    ResponderEliminar
  3. Pues ni la conozco, pero veré qué tal, cariños Pimpf.

    ResponderEliminar
  4. Cada vez que dices lo de "yo de política y de mi vida privada no hablo" te imagino diciéndolo con los ojos en blanco, como si fueras Belén Esteban, ese icono de lo choni y lo zafio (con el que no tienes nada que ver, que si no luego me castigas)

    Biquiños con mel.

    ResponderEliminar
  5. Que suerte que tenéis los de izquierda, podeis hablar sin problemas y nadie os insulta o escribe cartas diciendo que sería preferible que no existierais y podéis defender vuestras posturas porque es lo normal. Que suerte y que cansado que estoy de todo.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar