jueves, 18 de noviembre de 2010

UN FINAL FELIZ

Duró apenas siete minutos, lo que tardo en fumarme un cigarrillo y me recordé a mi mismo como la Axexona de Sergio, no lo pude evitar, pero fue como tener delante de mi una telenovela de estas de sobremesa, nada que ver lo de los siete minutos y el cigarrillo con un final feliz tras salir de mi peluquería china, ni de un polvete ni nada similar.

Anoche, salí al balcón a fumarme un cigarrillo sobre las doce, muy abrigado bajo un frío de justicia, lo encendí y me apoyé en el balcón de mi primero. Pude ver a lo lejos a unos barrenderos y al momento escuché una voz femenina que muy enfadada recriminaba algo a quien supuse que era su pareja, era una chica sudamericana que venía en dirección a mi casa. Segundos después, y por la otra dirección venía un chico, por el medio de la calle, también hablando por su teléfono móvil, parecía enfadado y venía a paso apresurado, también en dirección a mi casa.

En menos de un minuto comprobé que cuando el chico se callaba, la chica comenzaba su retahíla de reproches, y cuando terminaba, él joven, también sudamericano volvía a defenderse. Hablaba también de un enfado. Me di cuenta que hablaban el uno con el otro. Las voces cada vez eran más claras, y más fuertes, y casi llegando al encuentro como los trenes de los problemas clásicos (un tren A sale de Valladolid a las 10:00h con una velocidad de 50 kms/h y otro tren B sale de Segovia a las 10:20 h con 70 kms/h ¿en qué lugar se encontrarán?) sus voces al teléfono eran ya inútiles pues se les escuchaba más por la calle que seguramente por el hilo telefónico. Casi pasan desapercibidos, en el fragor de su disputa, pero él se dió cuenta de que ella estaba ahí, en la acera.

Cuando llegaron a su encuentro (en el punto kilométrico X), ella portaba una bolsa de plástico, y frente a él le dijo "te traigo tus cosas, tu cepillo de dientes, tu pijama y algunas cosas más tuyas, no las quiero en casa, no te quiero volver a ver". Él instintivamente bajó su tono de protesta al teléfono al igual que su cabeza, le pidió perdón por su actitud, ella continuó echándole la bronca, admitió estar muy alterada y ser de sangre demasiado latina, de calentarse enseguida, pero es que según ella, tenía motivos, él la había dejado sola para quedarse con sus amigos viendo el fútbol y ella no estaba dispuesta a que la dejasen de lado, pues no era la primera vez que la trataban así. Él volvió con su tono conciliador, a disculparse, a darle los motivos por los que había actuado así, diciendo que era así su carácter y que si le gustaba así bien, y si no pues hasta ahí habían llegado. Ella volvió a recriminarle cosas, le volvió a decir que lo sentía pero que hasta ahí habían llegado. La chica se llevó las manos a la cara, como si le brillasen los ojos, a punto de estallar, pero continuó con su discurso de chica enfadada. El chico admitió muchas de las cosas que ella le iba diciendo, pero contratacaba de vez en cuando, y dijo "no lo estamos haciendo bien, sobre todo yo, no lo estoy haciendo nada bien", ella le contestó "no, ninguno de los dos lo está haciendo bien y nos estamos haciendo daño". El chico volvió a bajar la vista, le pidió una vez más perdón, le dijo que lo sentía. Ella se volvió a echar las manos a la cara, e instintivamente lo abrazó, y le dió un beso de película.

Mi cigarrillo se consumía, ya había sobrepasado la marca de tinta y el fuego casi llegaba al filtro. Hablaron medio minuto más, mientras yo apagué mi cigarrillo, otro abrazo de película y un nuevo beso. Y como me iba ya, que tenía frío, y el final estaba próximo, decidí aplaudir tímidamente. Ambos se giraron hacia mi, y yo dije "ya era hora". Sonrieron, y cogidos por la cintura, volvieron calle arriba muy acaramelados.

16 comentarios:

  1. :_) Menos mal que no fue una de esas representaciones que has de esperar a una segunda entrega para su resolución jajaja, ¡y éso te iba a decir, que es que yo justo vengo del blog de Sergio y no pude evitar pensar en ella, la buena mujé cotilla!

    ¿Sabías que al comienzo os confundía? A Sergio y a ti; hasta llegué a pensar que érais la misma persona jajaja; pero ahora a ti te imagino rodeado de una enorme nube de humo, y a Sergio con un chupete... aunque creo que también Sergio fuma... le preguntaré a Carmita... ¡más fiable es el chupete!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, nuestros parecidos tenemos, ambos gallegos ambos pontevedreses, ambos bi, ambos con pareja chico, ambos fumamos, ambos salimos al balcón o ventana a fumar, nuestras parejas detestan el tabaco, ambos tenemos vecinos cotillas, hay más parecidos... pero no vamos a adentrarnos en ese mundo, también hay grandes diferencias, de tamaño, él es más alto, más guapo, con mejor cuerpo, yo tengo más barriga, más años.... jajaja, claro que, yo también soy mucho más cotilla que él.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  3. Esto de las relaciones, que complicado. lo mejor de ver a los demás discutir es que te das cuenta de que no eres el único...
    Un abrazote

    ResponderEliminar
  4. Pues yo tengo una historia con final mas feliz con mi novio... jajaajaj (Es broma, cari, pero es que me chafas todos los post. El de ayer que tu D. es mas moderno y ya llevaba las botas el año pasado, y el de hoy que tu viajabas con tu Billy pero de verdad no de exposiciones-replica), jaj con razón tu blog se llama Pimfp de pimpfar a los demás, jajaaja


    Bezos.

    ResponderEliminar
  5. jajaja que momentazo axexona, solo que mi axoxana no aplaude, casi ni gesticula, solo se dedica a observar de forma inquisidora...

    Aquí en Santiago, tengo unos vecinos latinos, colombianos creo, que se pasan el día discutiendo y la noche follando, y no es que nos dediquemos a cotillear lo que hacen, es que es humanamente imposible no escucharlos con los gritos que pegan... a fran le sacan bastante de kicio, pero, a mi me hacen mucha gracia...

    besos

    ResponderEliminar
  6. JFL, aunque la calle estaba vacía, y ellos delante de mi, y hasta que aplaudí no me vieron, intentaba escuchar atentamente lo que decían, yo sabía del final feliz antes de que llegase... pero quería saber como hicieron para llegar a él.

    Thiago, jejeje, es que soy un jode... un jodeposts, jajaja, pero no me anticipo a tus post, yo una vez publicas algo, hago la comparación propia con lo que escribes, eso si, las botas, mi D. otra cosa no, pero moderna... vamos....

    Sergio, weno, yo es que soy muy axexon, jajaja tengo mi vena cotilla que no puedo evitar, sé que debería haber nacido periodista en general, de cualquier cosa, esas cosas se llevan un poco en vena, claro que... sangre tengo poca.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  7. jajaajaj!
    ¡Qué amoroso todo!... y ¡qué cotillón que eres! jajajaj! O sea... mirando ahí toda la escena sin decir ni pio...
    Y si el tio se hubiera bajado los pantalones???? ¿eh?... ¿qué hubieras hecho tú? ¿seguir mirando? jajajajajaj!
    Bueno... lo de siempre. Las peleas terminan con mucho amor, mucho amor!!!

    Besos, pimfito demoníaco! jajaaj!

    ResponderEliminar
  8. Desde luego, eso les pasa por discutir en un lugar público. Tuve un ex que era muy de discutir en público pero mi reacción era siempre la misma: darme media vuelta mientras le decía "cuando se te pasen estos aires de prima donna y quieras hablar en un lugar más discreto, me llamas".

    Biquiños con mel.

    ResponderEliminar
  9. Hombre, que conste que por una parte yo estaba fumando, y que si estuve atento por si ocurría algo malo, que como están las cosas con esto de la violencia de género, pues nunca se sabe lo que puede ocurrir... por suerte, esto terminó bien.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  10. Christian, pues, por lo que cuentas, imagino que por esa fecha te debí conocer... juer, que maruja estoy hecho, me acabo de dar cuenta.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  11. y de q pais sudamericano serian no reconociste el acento

    ResponderEliminar
  12. Jejeje, no Pumara, a tanto no llego, yo inicialmente siempre digo que todos son colombianos, aunque la mayoría de sudamericanos en Madrid, creo, son Ecuatorianos. Sin embargo no tenían muchos rasgos y por el acento no pude adivinarlo.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  13. creo q entre americanos si distinguiriamos el acento y de q país es

    ResponderEliminar
  14. jajajaa dios santoo!! buf ya van 4 fumadores bloggeros jajajaja...dios santo!! dios santo!, pues que bonito lo del final *___*, el amor, el amor, siempre triunfa, dicen por ahi jajaja besiiitooo

    ResponderEliminar
  15. Oye, y porque no grabas las escenas y luego te montas una pelicula, jajaj, no tienes que encender la tele para nada, ya tienes espectáculo en plena calle. Pero mira, se fueron tan contentos y felices, así que una pareja más solucionada, jajjajaa

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  16. Y es que así somos los sudamericanos jajajaja,linda historia eh, aunque eso de salir a fumar me parece muy mal Pimpf jeje, cariños.

    ResponderEliminar