miércoles, 31 de marzo de 2010

MI BILLY SIVE (RECUPERANDO LO IRRECUPERABLE)

Continúo aquí el repaso por esta relación con mi Billy Sive, que me ha hecho perder más pelo de lo necesario, a una velocidad insospechada, y más de un kilo, aunque, claro, ser una bicha, también ha acelerado que yo le hiciese perder algo de pelo a él, y que le cayese parte del pelo del entrecejo al Mini-Pimpf que se buscó Billy. ¡Qué maligno soy!


En el post anterior a este, terminaba diciendo que nos habíamos propuesto ambos, no olvidarnos el uno al otro, y mantener siempre por encima de todo nuestra amistad. Paparruchas. Estas cosas ya se sabe como funcionan. Chico conoce a chico, deja a su otro chico y esto se acaba definitivamente, pero he te aquí con alguien tozudo y cargado de un gran sentimiento de culpa empeñado en mantener lo prometido.


Mi primer viaje a Madrid fue triste, en un bus, de madrugada, esperando un sms de última hora de ánimos por su parte que nunca llegó, y mis lágrimas al pasar el autobús por el pueblo de su Mini-Pimpf, al imaginar que a esas horas, probablemente, ambos estarían por algún bosque disfrutando de su recién iniciada relación, con una ilusión jamás imaginada. Me busqué las castañas en Madrid, en un par de días había conseguido piso y arreglado casi todo el papeleo de mi nuevo trabajo. Todo un éxito. Pero no me puedo sacar de la mente aquel lunes lluvioso de marzo, caminando por la Gran Vía, con lágrimas en los ojos, los pies empapados y sin parar de pensar en mi Billy Sive.


En mi regreso, a los pocos días, esperaba una llamada suya, que tampoco llegó, un sms o un correo, y nunca llegó nada. Mi impaciencia pudo más, y me hizo dar el primer paso. Era obvio que tampoco quería molestar demasiado, uno es empecinado, pero también debe saber respetar al ex y sobre todo a su nueva pareja. Pero aquel primer correo que le envié fue sucedido por otros correos, y cada día uno, en el que no solo le relataba lo que me iba sucediendo, también lo braseaba con explicaciones y recuerdos de antaño, y le daba algún que otro tirón de orejas.


El jueves santo de 2009, fue fatídico. Recibí una llamada suya, por la noche, y me volví a ilusionar como un niño con juguete nuevo, pero su tono de voz amenazante, y el mensaje, fueron demoledores, y también eran de esperar, no más correos, no más llamadas, nada de molestar, nada de nada. Yo todo mono de fiesta, mi cara cambió radicalmente... y decidí, en ese momento, que quizá fuese lo mejor, y tuve un cambio de actitud y de pensamiento ese mismo viernes santo.


Sin noticias de Dios durante un tiempo, y Dios sin noticias mías, fueron pasando los días, que no mi pena, hasta que un día me llegó un correo que decía "nunca me voy a olvidar de ti" entre otras perlas, y de por medio hubo durante un tiempo, unos correos en los que yo había ya tomado consciencia de la situación de la pérdida, pero que aún por encima, él, sin insistir demasiado, me contaba sus problemas con su Mini-Pimpf... así es, pasé una temporada de alegrías y tristezas.


A ello le sucedió una cena, la primera en muchos meses, en un rato que me concedió audiencia de mala gana, pero que terminó con una despedida formal en la que él no pudo evitar poner cara de panoli enamorado, y si, charlamos mucho, y bien, y yo le hablé por primera vez de mi D. con el que yo llevaba ya un par de meses.

martes, 30 de marzo de 2010

UN AÑO EN MADRID

Hace exactamente un año que llegué a Madrid, a vivir a Madrid y disfrutar de Madrid, de uno y cada uno de sus lugares y gentes, y de una vida nueva, con gente nueva y dinámicas distintas a las del pueblo en Galicia.

El 30 de marzo de 2009, a estas horas caminaba ya por las calles de la capital, yendo a mi centro de trabajo, a conocer el lugar y a presentarme donde no tenían ni la más remota idea de que iban a tener un compañero nuevo. Un desolador paseo por el centro, en una mañana de lunes lluviosa, guiándome todavía con los mapas del metro, acogido en casa de un amigo mientras no encontrase piso. Y las primeras horas fueron tremendas anímicamente, de gran desgaste emocional.


Llegué solo, muy dolido por todo lo que me había ocurrido ese mismo mes con Billy Sive, y sin apartarlo de mi mente cada minuto. Un café a media mañana y a buscar piso, a concertar citas para ver habitaciones, cada cual más deprimente. ¿Para esto había yo estudiado durante más de dos años? Comí en el centro también, solo, algo que no acostumbraba a hacer, mientras, en aquella comida, repasaba mentalmente los abrazos recibidos dos días antes en aquella emotiva cena de despedida que me regalaron mis amigos, y sus regalos, miles de pares de calcetines y un albornoz. Y sobre todo, el montaje de fotos que me hicieron, haciendo un repaso a toda nuestra trayectoria de golferío en el pueblo, y un titular "Se nos va" al ritmo de El Barrio con su clásico "Nos vamos pa Madrid".

Llega la noche, vuelta a casa de mi amigo, que me espera, comprensivo con mi situación y me da ánimos para continuar al día siguiente, y me pide que me tome todo con calma. Y llega un segundo día, con mañana de papeleos y tarde para ver más habitaciones, y al final del día, aparece una habitación, en un piso grande, en el centro, barata y a dos pasos de mi trabajo. ¿Un cambio en mi suerte? Se suceden las llamadas preguntándome que tal me va, desde la familia a los amigos, preocupados, pero ya en su ritmo habitual del pueblo, a otras cosas, con otras preocupaciones.

El tercer día lo dediqué a más papeleos, a descansar y pasear, y a prepararle algo de cenar a mi amigo que me había acogido, y esa misma noche, me trasladé a mi piso, ninguno de mis nuevos compañeros estaban por allí, tardé días en conocerlos. Mi primera noche en mi nueva casa fue también triste, y volvió a mi mente mi Billy Sive, y su Mini-Pimpf, y yo lejos, sin poder hacer nada al respecto. Y fue una noche fría, que dormí con unas sábanas recién compradas en los chinos, una colcha que venía de serie en la habitación y muerto de frío, con mi cazadora puesta.

Un despropósito, un inicio para olvidar, pero con la satisfacción de volver ese mismo día ya, para Galicia, antes de lo que se esperaba nadie. Pero ilusionado, con todas las incógnitas que se me abrían de cara al futuro.

Y a partir de ahí, Madrid me ha dado de todo un poco, me ha mostrado todas sus caras, sus gentes, sus lugares y sus esquinas para recordar, he visto putas y chaperos, he paseado entre indigentes y ejecutivos, modernos, gays, góticos y monjas.

He conocido sus días soleados y los de lluvia o nieve, he descubierto cañas y tapas, y he aprendido que la economía aquí va a otro ritmo, y la gente también.

He estado en centros comerciales, parques de atracciones, conciertos, exposiciones y museos. Las noches blancas y las manifestaciones de casi cualquier cosa.

He estado con mis amigos de Galicia que viven aquí, y sigo estando con ellos, con los que no viven aquí que me han visitado.

He salido por Chueca, Tribunal, Huertas o Lavapiés, y he visto como se diferencian las culturas por barrios, me he enamorado de Chamberí y he visto famoseo a diario.

Me he enamorado, y he conocido a la persona más influyente en mi vida en los últimos... cinco años, y con él he llorado y he reido, he cocinado para él, y me ha presentado más gente. Hemos ido de viaje.


Hasta ahora, solo puedo decir a esta ciudad "Gracias".

lunes, 29 de marzo de 2010

MAQUIAVÉLICO PLAN

No cabe duda ya a estas alturas de la película que me encantan los thriller psicológicos, o las películas de suspense e intriga. Desde luego he hecho un fin de semana digno de ser rodado por Hitchckook, o por un director de sainetes o comedia, que aplicado al caso, también podría servir.


Os había contado que este sábado tenía un plan, un plan maquiavélico en el que pretendía salir con dos amigas del pueblo, ajenas a toda la realidad escondida en el armario, con otro amigo gay del pueblo, que vive aquí y con el que salgo de vez en cuando, disimulando ambos que nos conocíamos, y a todo ello, habría que sumarle, que a las chicas les iba a presentar a D. al cual este tipo de gracietas de chicos del armario no le gustan nada. Pues bien, mi plan maquiavélico ha resultado tremendamente divertido y ha funcionado. Eso si, con momentos de tensión, a punto de estallar todo por los aires y por el medio, alcohol, mucho alcohol.


Mi amigo G. y yo teníamos en mente como queríamos que fuese el encuentro esa noche de sábado, que mejor y más divertido que una noche de juerga por Chueca, pero nos faltaban pulir detalles en el plan, el resto, todo improvisación. Y así fue como quedamos a la una y media en Tribunal, con una primera metedura de pata por parte de G., nada importante para que ellas se oliesen todo el percal. Y ya, mi obsesión por llevarlas a un lugar donde beber, unos "Minis" como los llaman en Madrid, pero que realmente son "Maxis". Lo de la bebida era a modo de anestesia, y ya antes las había ayudado a tomar un poco de licor café para ir calentando el cuerpo y mente. Y tras ello, a otro local, unos cubatillas más y una charla con unos chicos de Toledo para ir metiéndose todos en ambiente.


Nuestra persecución a D. nos llevó a otro local, de los de famoseo, y allí, primer encuentro de la noche, con el compañero de piso de D., y allí comenzó ya el subidón. Un breve encuentro con D. en la puerta del local y un beso furtivo a escondidas, y al siguiente y último local.


Mientras tanto, ellas alucinadas con el desparpajo de G., y encantadas por el acogimiento del barrio más gay del país, yo, entre serio y cauteloso, manteniendo las distancias con G., y es que no se me podía escapar ningún cabo.


Y llegó el último local, aquel que a Alex en su día le encantó al ver a mi camarero favorito de todo Madrid, donde todo estuvo a punto de estallar varias veces. Encuentro inicial con D. y sin tiempo a besos ni abrazos, presentación de las chicas y a disimular, atento a todo, por lo que pudiera pasar. Encuentro rápido y ¿casual? en los wc con mi D., besos y caricias y vuelta al infierno. Encuentro no tan casual con G. para comentar como estaban yendo las jugadas. Y aparece en escena un amigo de D. que anula por completo la presencia de mi amigo G. con intercambio de fluídos salivares y yo frente al peligro. Se escucha un comentario "a mi me gusta Pimpf" y lo escuchan las chicas, lo comentan entre ellas y cuchichean "al chico este le gusta Pimpf, y está ligando con él", D. escucha algo y se le comienza a cruzar un cable. Sesión de fotos, lo que se ve es al grupo de chicas, con Pimpf, G. y D., y una mano agarrando la cintura de Pimpf, y a partir de ahí las conjeturas de todos para adivinar de quien es la mano. Efectivamente, la mano de D. abraza a Pimpf, y menos mal que no aparece una de las manos de Pimpf, ni esta está reflejada en el espejo, por que ésta, está ligeramente toqueteando los bajos de D.


Pero el sainete continúa, y comienza el interrogatorio, en vivo y en directo, y los comentarios. Las chicas corean casi al unísono "llevas toda la noche a mensajitos con el teléfono con tu novia de Madrid, y nosotras no somos tontas, no nos vamos de Madrid sin conocer a tu novia, así que, preséntanosla". Mientras D., al que al principio la broma esta del plan maquiavélico le había puesto de mal humor, consiguió cogerle el puntillo gracioso y verme en situación comprometida, haciendo comentarios del estilo "si si, preséntasela", y cuando la presión venía ya de todas las esquinas, resurgió G. y dijo "es tarde, mañana tengo que trabajar, ¿nos vamos para casa?, instantáneamente le dije "si, por favor, que estamos cansadísimos".


Obviamente, de camino a casa surgieron las preguntas y comentarios de la noche, yo seguramente colorado como un tomate, pero la ingesta de licor café ayudó a subirme los colores.


¿Próximo episodio? No se, quizá me plantee traerme a mis padres del pueblo y llevarlos a Chueca, o directamente a casa de D., que las excusas de película ya las pensaré yo. Jajajaja, en cualquier caso, decir que el juego es una forma cobarde de ir saliendo a pocos... sin que sea algo traumático, y es que uno ya tiene una edad para este tipo de jueguecitos, pero el corazón cada vez más débil.


Bicos ricos

domingo, 28 de marzo de 2010

UN CONCELLO BLOGOSFÉRICO

Tengo la suerte de poder vivir en esta época digital en la que la información te llega casi de forma instantánea e internet se ha convertido en el medio universal que internacionaliza las comunicaciones. A través de internet yo puedo leer un periódico, crear mis propios artículos en forma de humildes post, hablar por ejemplo con mi Ex- Billy Sive y también puedo, como no, realizar actos administrativos con la administración.


Tengo la suerte de proceder de un pueblecito de Galicia, de cuyo nombre no quiero acordarme, pero que tiene un ayuntamiento puntero, de los que ofrecen sus servicios en una página web, con un diseño más que aceptable, allí nos encontramos desde un Saluda del Alcalde-Presidente a información sobre las fiestas o actos culturales y una serie de enlaces relacionados directamente con el mismo ayuntamiento, entre ellos, a distintas concellerías, a la biblioteca municipal, a los servicios de deportes o mismo hasta la asociación de comerciantes. Claro que, entre los enlaces hay uno que sorprende. Un enlace a la parroquia.




Si, se que se ha creado un silencio a vuestro alrededor mientras leíais la frase "un enlace a la parroquia". Y no es para menos.




Yo debo admitir, que por extraño que parezca, soy católico, practicante, pero no fanático, y encima soy de izquierdas, y se donde deben estar los límites, y precisamente, Estado y Religión, cada uno por su lado. Y también todo hay que decirlo, pero el blog está realmente currado, y a los católicos hooligans les encantaría, y no se diga, también está enlazado con el mismo ayuntamiento, y te ofrece la clasificación de la liga española de fútbol, regado todo con consejos prácticos de como rezar un rosario y muchas, muchísimas fotos.




Pero no, no lo veo claro que con el dinero que pago de mis impuestos se estén promocionando mensajes contrarios al gobierno, no admito que yo esté pagando para que alguien vaya en contra del aborto, para que un sacerdote me diga si está o no bien la eutanasia desde un punto de vista de la fe, o para que me digan que en África habría menos casos de Sida si hubiese más abstinencia, tampoco para que se promocione a gente (que a día de hoy todavía cobra del estado) y que desde su posición aterroriza a señoras mayores y en la oscuridad se permite la cobardía de realizar tocamientos a menores. Hay cosas por las que no paso.




Por todo ello me gustaría que quitasen ese enlace de una página que entre otras cosas está para servir a los ciudadanos, no para que desde allí nos laven la cabeza.




Bicos ricos.

sábado, 27 de marzo de 2010

KNOWING THE FUNCIONARIA

Estos días pasados he estado algo liado, pero es que se me pasan los días en Madrid volando, siempre con actividades extraescolares que hacer y no he parado, por ello apenas he tenido tiempo de postear con tranquilidad desde mi despashito, ni de hacer ningún comentario soez en vuestros blogs desde mi casa. He estado ocupado en un curso, por allá, cerca de la Avenida América.

El curso era sobre una aplicación informática, y tras un periplo para encontrar el aula de informática, recorriéndome varias manzanas, me han colocado, por llegar tarde con una señora, en el mismo ordenador. Bien, esa señora, mi compañera de curso es funcionaria. Pero no una funcionaria cualquiera, que va, la clásica funcionaria, que en esto, y pese a que hay costumbres que no se pierden, ella es de la vieja escuela. Pasen y vean.

Mi compañera, una señora camino de los sesenta, rubia natural (jajajaja), ojos azules y gafas de pasta, de las típicas funcionarias que para trabajar con el ordenador levantan la cabeza y leen por debajo de las gafas. Y nos ponemos manos a la obra, entre otras cosas por que llegué media hora tarde y la señora estaba ya inmersa (e inmensa) en el curso. Mi misión era aprender, el de ella, manejar la aplicación. Tras varios intentos míos por alcanzar la velocidad de crucero de los profesores me di por perdido, cogí una hoja y planeé escribir este post, y algún otro, si, escritura manual de la de toda la vida, donde fluyen más y mejores ideas. Ella, se da cuenta en un movimiento mío de cabeza que estaba próximo a caer en las manos de morfeo, y me pregunta directamente donde trabajo y ahí comenzó un aprendizaje doble, por un lado el curso y yo, y por el otro, "Conozca a una funcionaria de la vieja escuela" (pero de cerca).


Bien, he aprendido varias cosas, en primer lugar, la funcionaria de la vieja escuela, se permite interrumpir a los profesores, pero no para preguntar cosas sobre el curso, para comentar uno y cada uno de sus movimientos de ratón. Otra de las cosas que he aprendido ha sido a protestar para salir cuanto antes del curso, independientemente de lo que hubiésemos aprendido, por que, para salir siempre hay prisa. El café, fundamental, hay que tomarse el cafelín, yo de hecho lo tomo siempre, pero hasta la hora que te fijan para que vuelvas al curso, aunque, justo antes de entrar, siempre puedes fumarte un cigarrito. Pedir mini descanso para fumar. Presumir de cuanto se trabaja en su Ministerio, eso es fundamental de cara a la galería, de cara a los compañeros es totalmente distinto. Limitación de las funciones, es decir, el curso ha sido extenso, para lo poca cosa que parecía, con muchas opciones que nos enseñaron que básicamente utilizan solo jefes y jefazos, por si algún día lo somos, y ahí, te dice la señora "esto no lo vas a hacer tú en la vida, así que no se para que lo aprendemos, nosotros para otras cosas" y acto seguido suelta el ratón. Perderse a mitad de una explicación, y abandonar.


No es suficiente, al final del curso, prueba práctica. Y como no, mi compañera y yo nos apañamos como podemos con todo lo que hemos "desaprendido", pero somos los primeros en terminar, y con nota, muy sobrados. Y como no, regodearnos sobre el resto, gente preparada de verdad.


Al final yo creo que he tenido una buena maestra, pero para la vida, para mi futuro laboral, así que yo en breve me compraré un chaleco, y una pajarita, que es algo muy de moda, unos pantalones de pinzas y a trabajar, y me procuraré unas gafas de lectura, para leer por debajo de ellas con la cabeza alta. Que no se diga, pero aprender de una bicha, aunque sea en el trabajo, a mi me enriquece.


¿y tú? ¿cueces o enriqueces?

viernes, 26 de marzo de 2010

VUELTA A LO ELECTRÓNICO

Los viernes es habitual el pasarse la mañana trabajando pero con la mente puesta ya en lo que se va a hacer el fin de semana. Yo este fin de semana vuelvo a tener visita del pueblo, así que, tocará salir, ¿qué desgracia no? Es lo que tiene tener una cantidad importante de "fanses". No me voy a explayar demasiado, que para eso estamos en los clásicos "viernes musicales" (ya que he empezado un martes, pero lo he ido moviendo de día) aunque voy a tener que cambiarle el nombre por alguno que no utilicen ya nuestros amigos blogueros. Bien, solo se me ocurre uno, el Friday Night Fever, de ahora en adelante, y aunque ocupe menos y ello me obligue a escribir más, los llamaremos FNF.

Bien, que vengan amigas del pueblo no significa que, en homenaje ponga un tema de Luar Na Lubre, que me encantan, o una de mi Ana Kiro, ni mucho menos, su visita significa eso, fiesta, y aunque se que a ellas no les gusta la música electrónica, y que Madrid no es precisamente una ciudad puntera en cuanto a música electrónica se refiere... pues nos íbamos a quedar con aquel ya clásico de los Daft Punk, el famoso "Da Funk", de cuando el sonido electrónico francés comenzaba a animar pistas de baile en todo el mundo (excepto en Madrid), pero no, que los de EMI records, aún estando a punto de ser absorbidos por no se sabe todavía que empresa, pues no nos dejan copiar la etiqueta con el video. Chiquis, nos desesperais con tantos derecho de imagen y de propiedad intelectual, Si amar es compartir, ¿por qué no compartís con nosotros esos vídeos y nosotros ya por otro lado amamos al resto de blogueros?. Planeando la noche de mañana..., pues nos quedamos con otro temazo electrónico, "Star Guitar" de los clásicos Chemical Brothers:


jueves, 25 de marzo de 2010

D.

Tenía un post programado, sobre D., en él hablaba de probablemente el último episodio de nuestra relación, con una serie de agravios hacia mi persona, su título era D., y la actualidad bloguera me hizo ir cambiándolo de fecha, hasta que me olvidé del post, de los agravios y demás, y mi instinto me hizo mover el post llamado D. para el día 26 de marzo, a tan solo un año de la fecha en que me crucé con D..

Llevaba menos de un mes en Madrid, entre visitas a mi Galicia y cañas con mis amigos gallegos en la capital. Lo que yo no me esperaba es que las noches en la capital fuesen tan aburridas, y que mis amigos se irían a casa antes de las dos de la madrugada. Así pues, como seguía en la tónica de "no perder el tiempo" en Madrid, y ante la posibilidad e llegar a casa antes de las dos, hice una pequeña parada técnica por Chueca, bueno, quien quiera que la llame técnica, un par de copas, que quizá fuesen tres. Solo, recorriendo locales. Y ya, con un pedo del quince me dispuse a irme a casa, casi a las seis de la madrugada, poco le faltaba ya para amanecer en una cálida mañana. Al salir del local, coincido con un chico, y me dirijo a mi casa, y el chico me persigue, a escasos metros, yo, lobo hambriento, reduzco mi velocidad al caminar. Me alcanza, y el chico con mucho desparpajo y también un pedo del quince, comienza a hablar conmigo. Yo, seco y borde, él, majo y al ataque... si, lo admito, caí pronto, pero que desparpajo. Y allí en plena calle comenzó un pequeño lío, que decidimos continuar en su casa. Lo se, soy muy atrevido, y quizá facilón, pero a esas horas de la madrugada ¿qué le pides?

No me quedé a dormir en su casa, no soy de ese estilo, soy de terminar, subirme los pantalones e irme lo más pronto posible. Pero hubo un intercambio de teléfonos, y a los días, intercambio de palabras mostrándonos nuestra satisfacción sexual. Hubo intercambio de correos electrónicos, y a los pocos días, ya tras haber hablado un poco más, la segunda cita. Una cena en su casa. A ello le siguieron más citas, y un compromiso verbal de, vernos aunque fuese, esas tardes de domingo en las que uno no tiene nada mejor que hacer. Y así comenzó todo.
Hoy, casi un año después, me río al recordar muchos de nuestros desencuentros, al entender muchas cosas de nuestra relación que no entendía, al ir conociéndolo día a día, en sus errores, en su cárácter, y en su forma de ser, que puedes llegar a aborrecer y te puede desquiciar, pero que te atrapa de cualquier forma, por que yo no he conocido a nadie que me haya llenado tanto mis pensamientos con temas tan profundos, alguien que me haya enseñado tanto a mostrar mis sentimientos, con todo el hermetismo que él siempre tuvo, y otra cosa no, pero alguien que me haya enseñado tanto que la comunicación es básica en una relación.

Y aunque hayamos tenido nuestros más y nuestros menos, y hayan muchos momentos en los que no se que camino coger con él, solo puedo agradecerle todos sus esfuerzos hacia mi persona, y sin saber bien el futuro que tendremos, o en calidad de que, pues de momento celebraremos en condiciones nuestro primer aniversario, que para él es un record, bueno, en su día me invitó a cenar para celebrar los cuatro meses que llevábamos juntos. Cari, como te dije aquel día, "cuatro meses no son nada, no es ni una fecha significativa, comparado con todo lo que nos queda por vivir juntos".

miércoles, 24 de marzo de 2010

LA TEORÍA DE LA CUERDA

Tengo un amigo que tiene una teoría sobre las relaciones interpersonales, que normalmente aplica a las relaciones sentimentales, él la llama la teoría de las cuerdas. He buscado en internet una "teoría de las cuerdas", por si metía la pata, y a punto he estado de hacerlo, pero es una teoría, real, que mezcla la teoría de la gravedad, la electromagnética y la nuclear, por si quedase algo fuera. En cualquier caso, creo que la teoría de mi amigo lo engloba todo.

En una crisis sentimental suya, comenzó a divagar sobre esta teoría, y entre copas, comenzamos a escucharle, y a relacionar, pero sobre todo a aplicarnosla a nosotros mismos. Yo, cabezón como siempre, encontré un ejemplo perfecto, yo mismo, no funcionaba conmigo, claro que, por aquel entonces me hayaba en otra situación personal, solo pendiente de mis estudios, y en ese ámbito no es aplicable.


"Las relaciones de pareja son como el juego de cuerdas, donde a cada extremo de la misma, los participantes agarran el cabo y tiran con fuerza atrayendo al contrincante".

¿Todo el mundo conoce el juego de la cuerda verdad? Si lo aplicamos a la pareja, el juego, debe ser entre dos jugadores, incluir un tercero rompería la teoría, por que el jugador que se queda solo, tiende a soltar la cuerda y perder. Es una de las pocas excepciones a la teoría. Bien, la relación, con su pañuelo en el medio tiende a estar sobre la línea central, sobrepasarla es perder la partida. Pero en las relaciones sentimentales siempre hay tiras y aflojas, y es aquí cuando la teoría cobra más fuerza, cuando uno tira más de la relación, y lleva el peso, el "contrincante" tiende a dejarse llevar un poco, a perder unos cuantos metros, o a relajarse, manteniendo el pulso lo suficiente como para no ceder demasiados. Al momento que ve que uno pierde fuelle en la relación, trata de aplicar su fuerza, recupera terreno perdido, pero es su contrincante el que ha cedido esta vez terreno.


  • Cuando uno tira con más fuerza, se rompe el equilibrio, atrayendo al contrincante.
  • Cuando ambos tiran con demasiada fuerza, terminan por soltar a la par la cuerda.
  • Cuando ninguno tira de la cuerda, no tiene sentido jugar.

A veces, a este juego se le suman jugadores, que probablemente influyen de forma determinante en el juego, por que hacen al que tiene menos apoyos, gastar más energías, provocando que suelte antes la cuerda.

¿Qué teoría no? Yo la aplico en el trabajo, en mis relaciones con mis padres, con mis amigos, hasta con desconocidos, y me funciona, me hace ver cuando tengo que tirar más o menos, o cuando y cuanto puedo mantener el equilibrio.

Eso si, el primero en caer, es el primero en recoger el pañuelo, y con él, debe saber que hacer, si llorar o empezar una nueva partida, más o menos alejado del punto de equilibrio. Y es que ya lo dice la física, en su tercer principio de la mecánica "a toda acción le corresponde una reacción igual y contraria"



Bicos ricos

martes, 23 de marzo de 2010

BUSCANDO EL SOL

Ya rezaba la canción de Maná:


"Rayando el sol, oeooo desesperación
es más fácil llegar al sol que a tu corazón"


Y yo me pasé parte de la tarde buscando el sol, rozando la locura, deambulando por las calles de Madrid, buscando un rayo de sol que no solo me diese un poco de color, que estoy blanco nuclear.

Salí de casa al poco de comer, tras un fallido intento de dormir una siesta, me asomé al balcón, y la tarde parecía buena, hurgué en los bolsillos de mi chaqueta de andar por casa con la cabeza puesta en otras cosas, y no encontré nada, me había quedado sin tabaco. Así comenzó el primer paseo primaveral por las calles de la villa, en busca de una cajetilla para saciar ese ansia que me había provocado la tensión, en aquella discusión en mi vuelta a Madrid.

El centro de Madrid es algo distinto a otros lugares en los que he estado, puedes ir rayado por la calle que no desentonas. Y así fue, caminando por mi Malasaña, por el medio de la calzada, entre pequeños y modestos locales de venta de ropa alternativa, o ropa friki, fruterías, cafés y carnicerías. Buscando una plaza donde pegase el sol y pudiese sentarme, la Plaza de San Ildefonso en la cual no había ya indicios de sol, solo el recuerdo siempre fresco en la retina de esas noches de verano, sentados en el suelo de la misma plaza con un trozo de pizza y preparados para un minibotellón improvisado. Le siguió la plaza de Carlos Cambronero, la pequeña plaza, donde no asomaba ni un solo rayo de sol, mientras, yo pensaba en las tardes de calor achicharrante, de cuando a veces pasaba por allí en verano, pero el sol seguía sin aparecer. Le siguió la Plaza de la Luna, tan grande, tan variopinta, a veces tan peligrosa, con aquellos chicos exhibiéndose en sus patines, con aquellos señores de boina fijándose en las chicas africanas, pero, a la sombra. En un gesto desesperado, se me ocurrió la Plaza Callao con su bullicio, y su ir y venir de gente acelerada, dudaba si aparecería el sol, la recordaba soleada, pero a aquella hora el sol se había ido por poniente, y fue un continuo de gente, que no consiguieron aumentar mi ritmo pausado de esa tarde, ni que decir, que los pocos bancos, ocupados por jóvenes en camiseta.

Mi último intento de encontrar el sol fue, no en la Puerta del Sol, donde no es difícil encontrarlo, como tampoco me habría sido en la Plaza del Dos de Mayo, no, tenía que ser una plaza donde estar tranquilo y no fuese ninguna de las clásicas. Serpenteando entre Preciados, El Carmen y La Salud, salud que por cierto pensé que me faltaba por no encontrar mi sol, llegué a la Plaza del Carmen, con su mercadillo artesanal, su tranquilidad, los bancos ocupados, y una esquina donde llegaba el sol, cinco jubilados sentados bajo un arbol en su bordillo, y un hueco, frente a los cines Acteon, en cartelera, nada sorprendente. Y allí me senté, aprovechando los últimos rayos de un sol, que comenzaba a desaparecer entre los tejados de Madrid, diez minutos, un cigarrillo, una puesta a punto de pensamientos y me quedé sin mi sol.

Me fui por Montera, sombría por la tarde, con sus putas, sus chulos, los compro-vendo oro, la policía local en medio de todos ellos, y esos negocios que se niegan a cerrar pese al paso de los años, los sex-shops, los olivos, y allí, en la Red de San Luis, encontré mi sol, esperandome, apoyado en la barandilla, frente a la Gran Vía. Y resplandecía, allí estaba mi D. con su sonrisa, a la hora que habíamos acordado.

lunes, 22 de marzo de 2010

¿TE ACUERDAS MARIO?

Este es otro de mis post de mi anterior blog, que no ha dado mucho de si, como yo. A este texto le tengo especial cariño por ser una ficción muy parecida a la realidad en un lugar turístico con mar, la gente va y viene y mientras no pasa otro año, a esperar,vamos, lo que en su día le pasó a Pancho el de Verano Azul con Bea.

Decía así:

"¿Te acuerdas Mario?


¿Te acuerdas de aquellas tardes de verano viendo las puestas de sol? ¿Te acuerdas los paseos a pie de playa disfrutando de un helado?

Te recuerdo siempre con una sonrisa, la nariz, los mofletes enrojecidos por el sol, el ocaso dorando tus facciones, y las conchas de la playa, el ruido de las olas del mar estrellandose contra las rocas, y las gaviotas rodeándonos.



¿Te acuerdas Mario?


Las calles pobladas de gente, los atascos, los marineros llegando temprano por la mañana con sus barcos llenos de pescado, los niños jugando por el parque, y las madres en las terrazas.



¿Te acuerdas?



¿Te acuerdas de las pequeñas excursiones a Porto, Braga, Caminha? El paseo en el ferry, los baños en el río, el sonido de los hidroaviones, el café irlandésa media noche, y el olor a crema solar que la gente desprende en verano.

Medio año despues, todo sigue igual Mario, ha vuelto el calor, la gente paseando con las bolsas de la playa, las tormentas, y tu seguirás en Valladolid, con el calor que hace, igual que aquí, con tus pantalones piratas, y tu camiseta marinera, tu barba de tres días, pero sin mi.

Te estaré esperando otro verano más, cargada de ilusiones, esperando que decidas venirte para siempre aquí, conmigo, para que veas como es esto en primavera, todo verde, todo tranquilo, pero todo igual."






Mientras, yo ya de vuelta en Madrid, recuperándome de la boda, eso si, señor, dame más bríos que los que les diste a los novios a la hora de bailar el vals. Pero, pese al fresquillo mañanero, se nota ya, se siente, la entrada de la primavera.



Bicos ricos

domingo, 21 de marzo de 2010

IBA PARA HOMBRE PERO ME QUEDÉ EN MONA

Estoy en niveles bajos de autoestima, no hay más que leer mis post. El hecho de haber sido, según mi opinión el chico más mono de la boda no es suficiente para subirme el ego lo que habría necesitado.
Lo se, mi traje, del que ahora me sobran algunas tallas, mi primera camisa azul desde hace años y pensar que iba a ir clásico han hecho que tuviese que llevar, como siempre, la corbata más bonita de todos los invitados. Ni que decir tiene, que lo de los novios es una pena, ellas siempre monísimas, pero ellos, siempre hechos un cuadro, con esos chalecos.

A lo que íbamos, a mi estado de ánimo. Joder, veo al pobre mono del spot publicitario, que debería llamarse Luis pero le siguen llamando mono, y yo ni eso, que ni soy mono, que no se que coño me ha visto la gente que ha pasado por mi vida. Pero contento me tienen todos y todas. Contento salí yo de la boda, tras pasármelo de vicio, al escuchar a mis amigos y amigas contarme sus penas, y yo, pico cerrado, asintiendo, aconsejando. Para consejos estoy yo en estos momentos. Chica, que el chico al que quiero desde hace un montón pasa de mi como la mierda, al chico al que he decidido darle la oportunidad de tenerlo siempre a mi lado, a veces hace sentirme como si no estuviese. Yo creo que necesito unas vacaciones sentimentales. O una cura de desintoxicación. Dejarlos atrás a todos,

CENSURADO!!

Y con la censura hemos topado, y es que desde el trabajo no tengo yo ni la soltura ni la posibilidad de internetear a gusto. Oyeee!! que me parece fatal!!

Estoy hasta las narices de lo lenta que va a veces la red, pero estoy mucho más quemado con la censura, y ya la he mencionado más de una vez, no solo al entrar en blogs amigos, y es que resulta que me ha pasado con mi propio blog. Claro que uno le da vueltas a estas cosas, y prueba a entrar por un lado y por otro.

Tranquilamente, todos los días enciendo el pc del trabajo, veo mis tareas pendientes, si las hubiera y me pongo a ellas, y acto seguido comienzo mi actividad bloguera. Y ya fuera de esta actividad pues también me pongo a otras cosas que se puedan hacer por internet. El Blog Que Thiago, censurado, el cagarrutiblog censurado también, los famosos ben ami gay boys o como se llame le ocurre otro tanto de lo mismo, y era de esperar. Y en estos casos salta la pantalla que dice "Acceso Bloqueado", contenido "Pornografía".

Pues nos han jodido, esperemos que no me impidan el acceso a mi propio post, aunque tengo que admitir que no es la primera vez que me pasa, y eso que yo nunca he entrado en nada pornográfico, no he puesto ninguna foto subidita de tono ni nada similar.

¿Qué ocurriría si me censurasen definitivamente los blogs como en su día hicieron con mi facebook? Vaya, he vuelto a escribir la palabra Facebook... y eso es probable que me lo censuren.

Yo solo se que no hay páginas prohibidas, en cuestiones para las cuales mis compañeros se rascan olímpicamente los huevos. El otro día, fruto de una tarde aburrida en la que ni Perry cogía el teléfono para llamarme, tuve la tentación de entrar en una página de series online de esas... si, de las que se ven con megaupload, pues bien ¿acceso denegado? No. Y yo callado cuan puta de la Calle Luna, me dispongo a ver un capítulo de Weeds y ohhh, sorpresa "Ha sobrepasado los 72 minutos de visualización gratuita". Mi gozo en un pozo. ¿Por qué en mi trabajo tiene que haber algún listillo que se me haya adelantado a ver una serie online? Aquí el que no corre vuela, yo mientras tanto, pienso que como puede haber un compañero mío que rasque más los huevos que yo, y peor aún, para que sirve la censura esta, si lo que deben censurar lo permiten.

En fin, que yo como soy bicha, y para que mi compañero listillo no vuelva a tomarme la delantera, pulsaré en el botón de la página de la censura que dice "sugiere las páginas que consideres deban ser censuradas".


Bicos ricos

sábado, 20 de marzo de 2010

PIMPF Y YO

Tener un alter ego creo que está muy bien aunque no es mi caso, por si alguien lo pensaba, nada más que aclararlo, o aclarármelo a mi mismo.

El blog tiene cerca de dos meses y lo he creado a raíz de ese nombre mágico de uno de los temas de Depeche Mode, simplemente, Pimpf y Pimpf soy yo..., no hay más.

Pimpf no tiene inteligencia propia, tiene la que arrastra de mi, y se que no es mucha, pero le da para ir tirando. Pimpf no ha hecho una super dieta, ni va por los 14 kgs en menos de 3 meses, pero algo ha adelgazado, fijo. Pimpf no ladra a su casera, ni tiene problemas con D. mientras piensa en Billy a cada rato. Pimpf no es más que una extensión fuera del armario de mi mismo reflejada en el mundo bloguno, e incluso me atrevería a decir que ni tan siquiera llega al estatus de extensión.

He visto alter-egos de todo tipo, desde super héroes a villanos, o escritores famosos (y como diría el otro, tuberculosos varios), y en el mundo bloguno hay un montón, aunque quizá el más recordado por todos sea el personaje de ficción, Jeckyll y Mr. Hide. Bien, yo y Pimpf somos lo mismo, la misma persona, pero que nos manejamos en escenarios distintos. ¿Qué armarizado no vive en estos dos estados?

Si bien debo confesar que en varias ocasiones mi Billy Sive me ha dicho que soy como un psicópata (en el buen sentido de la palabra, jajaja, si lo tiene, nada de peyorativo), y suele compararme con Dexter, Dexter Morgan del cual me considero un fiel seguidor. Billy dice a menudo que lo que a mi me encanta es el riesgo de la doble vida, y creo que si, es como fumar a escondidas e intentar ocultar el olor a tabaco cuando se es adolescente. A mi me encanta jugar con lo del armario, dejar pistas, y disfrutar a cada rato sabiendo que de momento no he sido descubierto. Y recalca Billy "y es que encima eres un arriesgado". Si, de hecho estoy considerando este blog como una extensión del jueguecito. Dando miles y miles de pistas, lo que yo considero una forma dulce de salir del armario, o cuanto menos, de liberarme escribiendo a la vez que continuo el juego.

En definitiva, no se si he aclarado que no es Pimpf mi alter-ego, o yo el alter-ego de pimpf, el caso es que vamos juntos, de la mano, en situaciones distintas. ¿Alguna duda? Por que yo en estos momentos no se bien ya cual de los dos soy, y es que esto de los personajes o los nicks y estas cosas están bien, pero lían un montón.

Bicos ricos

viernes, 19 de marzo de 2010

ENJOY GALICIA

Cómo he apuntado, en unas horas estaré pasando unos días maravillosos en Galicia, y se que Thiago me dirá que estoy más en Galicia que en Madrid. Ya he explicado, que hace un mes tuve que venir por una reunión política, a primeros de mes por una fiesta de presencia obligatoria y este puente de San José, o puente del Padre, por una boda. Así que espero no volver hasta tiempo después de Semana Santa, por que claro, yo en Semana Santa, espero cualquier plan, menos volver a Galicia, que uno tiene que espaciar las visitas, que si no, en casa te pierden el respeto y no te reciben como se espera uno, es decir, con pancarta de "Bienvenido Mr. Pimpf", no, te reciben con un sencillo "ya estás aquí otra vez?". Y eso es precisamente lo que no queremos.
Hay que recordar que es el día del padre, esa figura a la que yo no le he prestado a lo largo de mi vida la importancia que realmente tiene, por habernos criado mi hermano y yo, la mayoría del tiempo, lejos de él, por trabajo, con lo cual, en este tipo de familias, las marineras, el papel de la madre es quien se lleva él gran peso, y también decir que yo soy muy madrero, de hecho, el ojito derecho de mi madre. Uff, me desvío ya del día del padre. Efectivamente, ahora, que se supone deberíamos retomar mucho tiempo perdido, voy yo y me voy de casa... si es que no nos ponemos de acuerdo, pero el cariño es incuestionable, y que hubo que rascarse los bolsillos para tener un detalle con él, también, claro que ya no son los ceniceros con vitolas y terciopelo que regalábamos cuando estábamos en primaria. ¿cómo ha cambiado la sociedad no?
Bien, llegados a este punto, un viernes, toca música, y no me voy a poner romanticón con esto de la boda a la que voy, y que D. me insistía en si lo llevaría o no, y al que despaché con una respuesta del tipo "en la invitación solo ponía Pimpf". No, hoy, que como supondreis estoy liado en mis cosillas, os dejo rápido con un vídeo... que me recuerda a una persona que admira a este grupo, y en concreto, este tema, aquel chico que me quitaba el hipo cada vez que lo veía. Y si, debo admitir, es moreno, muy moreno.


Y mañana... a ver como actualizamos, y en que estado, bueno, si, seguro que hablaré sobre lo elegante que voy a ir a la boda... Bicos ricos.

jueves, 18 de marzo de 2010

A POLLAZO LIMPIO

No puedo parar de reir desde que he leído en el Faro de Vigo una noticia donde se imponía a un lituano afincado en el Reino Unido una multa de seiscientas libras esterlinas por, nada más y nada menos que golpear a una agente con su pene en la cara.


A mi forma de entender las cosas, lo más gracioso es la explicación que da el diario decano de Galicia para que intentemos imaginar qué hacía cada uno de ellos en el momento de autos. Si es que, como está el cuerpo. La policía sentada, el lituano borracho, y la señora, que había llamado por teléfono para presentar la denuncia, ni se sabe de ella ni se le espera.


Pero vamos a ver, ¿que es eso de ir golpeando a la autoridad? ¿No había nada a mano con que golpearla? ¿Acaso fue una muestra para comparar la dureza de sus porras? Cómo está Scotland Yard, la policía tomándose unas pastitas de té y siendo agredida. Y el señor, con una melopea del quince, dándolo todo. En serio, hay noticias que no sabe uno muy bien como cogerlas. Y mientras, vas y te ríes un rato.


Eso si, el que seguro que no se está riendo demasiado es el lituano, que su pollazo le ha costado la friolera de seicientos y pico euros. Pero que tontín, ¿no se imagina que otros los recibiríamos con total gusto y sin ponerle una denuncia de por medio? Y totalmente gratis!!!


Yo creo, que lo que realmente ocurrió allí, es que el mindundi este llegó a casa muy borracho, su esposa intentó asustarlo un poco, y llamó a la policía. Ambas, pactaron acusarle del golpe con el pene en la cabeza. Por que yo, sinceramente, no lo veo.


Bicos ricos

VIAJAR A GALICIA EN AUTOBÚS (II): o "Coger la postura y perder la compostura"

Este fin de semana tengo que volver a Galicia, por asuntos de causa mayor, no me iré hoy, lo haré mañana a primera hora, curiosamente, la misma hora a la que se va mi Billy a su ciudad mediterránea con mar, tampoco lo haré en bus, me llevan en coche, con lo que el viaje se hará más llevadero y no como este capítulo que quiero recordar de uno de mis viajes en bus.
Que viajar en Auto Res es un suplicio lo sabíamos todos, desde siempre, por qué hacer el recorrido Vigo-Madrid, o viceversa es cansino, aburrido y eterno. Si sumamos a esto, que los últimos viajes no han sido del todo cómodos, y que en el último, de vuelta ha Madrid resultó ser de lo más accidentado, en el amplio sentido de la palabra, pues tenemos una bomba explosiva. Pero pensar que has tenido un mal viaje y que la próxima vez no te ocurrirá algo similar, es un error.


Tras un viaje en metro de tensión con miedo a perder el bus por que a un individuo solo se le ocurre lanzarse a la vía para suicidarse, aunque con final feliz, tanto para el señor, como para mi que llegué a tiempo para coger el autobús. Tras ese viaje, llego al autobús, en mi asiento hay una señora sentada, le permito seguir en su sitio, y me coloco yo en la ventanilla. Hasta aquí, todo transcurría con más o menos normalidad. Al poco es la hora de partir, pero el bus no arranca, fuera hay una discusión chofer-chica. El chofer le ofrece un asiento en nuestro autobús, delante de mi (por cesión generosa también de su compañero de asiento). Le explica a su compañero, que ella tenía billete reservado en el otro autobús, pero lo más probable, es que estuviese ocupado por otra persona, a veces las reservas online funcionan así, mal.


De primeras, mi compañera de viaje y yo nos damos cuenta que el asiento es incomodísimo, con los delanteros pegados a nuestros morros, sin apenas sitio para colocar las piernas, yo, para más desgracia, estoy en ventanilla, pero con viga en el medio, y rodeado por todos lados. Con el calor de Madrid, la situación semejaba difícil. Dos asientos más atrás, al otro lado del pasillo un señor grueso viajaba solo, y no paraba de hablar, con unos y con otros, y me imaginé intentando dormir, pero no pude, me imaginé leyendo, tampoco pude.


Comienza el viaje, y el incidente. La chica del asiento delantero, antes acalorada y que todavía me parecía maja estira su asiento hacia atrás, lo máximo que le es permitido. Experimento una sensación de claustrofobia, porque entre el asiento delantero y mi nariz no hay ni cinco centímetros. Mi reacción, la típica de los que intentan respirar, echar mi asiento para atrás, lo que se conoce como efecto dominó. Le comento al chico que tenía detrás, africano que me voy a echar para atrás, si no le parece mal. Lo hago y él se queda aprisionado. Le comento que haga lo mismo que yo, se queda más a gusto, pero la chica que está detrás suyo se siente presionada, y hasta ahí llega el efecto dominó, porque ella no puede echar su asiento más para atrás. Problema. El chico africano (que viajaba solo en los dos asientos), echa su asiento para adelante y me pide que haga yo lo mismo. Lo hago, y aguanto un rato, hasta que me empecé a poner morado. Cogí mi libro, me puse a leer, pero lo tenía tan cerca que no me daba la vista, tuve que abandonar el libro al instante. Mi compañera de asiento, que hacía esfuerzos por dejarme mover los brazos cuanto quisiese, me sugiere que le comente a la chica del asiento de adelante que mueva su asiento. Y fue lo que hice, y el desencadenante del jaleo.


"Perdona, podías echar un poco el asiento para adelante, que me está costando hasta respirar?", con mi más o menos educación, reconozco que me faltó el "por favor". Se gira (ella si, que podía, hacerlo, yo estaba aprisionado y aunque lo intentase me era imposible), y me contesta educadamente en las formas, aunque no en su contenido. "Mira, yo para empezar no tenía ni que estar en este bus, y me han puesto aquí, y ya que no hay ninguna norma que me impida echar el asiento para atrás, no lo voy a bajar". Mi cara, entre sorpresa y estupor. Mi reacción fue comentarle "es que estoy tan aprisionado que me cuesta respirar, en serio, solo un poco más hacia adelante me basta", y repite su cantinela, sobre su problema con los billetes, pero esta vez ya perdiendo las formas.

Le respondo:

- Mira bonita, te he pedido por favor si puedes echar un poco el asiento para adelante, si quieres lo haces, y si no quieres, no lo haces, nada más - me coloco mis auriculares- pero no me cuentes tu vida, que no me interesa lo más mínimo.


Incidente zanjado. No. Como había sido poco molesta, se permite el lujo de darse golpecitos con la nuca contra el respaldo de su asiento, mientras yo tenía que abandonar mi segundo intento de leer mi libro. Y comienzan los rumores, el señor que no paraba de hablar, seguía hablando, al africano, a mi compañera de asiento, a las chicas que estaban sentadas delante de él, detrás del africano, allí no había distinción ni distancias, él hablaba con todo el mundo, hasta conmigo, que hacía por no escucharlo con mi música puesta en mis orejas. Fui incapaz, y tuve que contestarle cuando escuché:

- Cámbiate para los asientos de atrás de todo.

- Ya señor, pero es que resulta que yo he pagado este asiento, y no otro, y atrás no me voy, que tampoco se puede reclinar el asiento, solo le he pedido a esta chica que se eche un poco hacia adelante, creo que no es una petición exagerada.


Me vuelvo y le digo al africano, que lo siento por él, pero yo, si quiero seguir respirando tengo que echar un poco el asiento para atrás, que si quiere, lo que él puede hacer, es, de momento, sentarse en el lado del pasillo, así yo no tengo a nadie detrás, no le molestaría, y mi compañera se comprometió a no bajar su asiento. Problema arreglado. No.


El chico africano aceptó con pocas ganas, el señor que no paraba de hablar se fue hacia los asientos de atrás, pero la señora que estaba sentada detrás hizo un gesto de cambiarse de asiento, por que a ella no le entraban tampoco las piernas. Y mientras yo le comentaba mi situación a la señora (que la comprendió), entre comentarios míos del estilo:

- Es que si sigo sin poder respirar, en una de estas, os va a acabar oliendo mal, porque yo sin respirar varias horas no aguanto.

Se gira la chica y me dice:

- Para empezar yo no tenía que estar sentada aquí, y no hay ninguna norma que me impida echar mi asiento para atrás, llevo desde hace 10 minutos escuchándote, y no voy a mover el asiento para atrás.

- Ya se que estás en tu derecho de no echar el asiento para atrás, yo estoy en mi derecho de hablar con quien quiera, no hay ninguna norma que me lo prohiba, y encima, me ampara la Constitución, en mi libertad de expresión, si no vas a echar el asiento para adelante, por lo menos no des por culo al personal.


Y escucho a mi compañera contestarle:

- Y por lo menos un poco de educación, que nosotros tampoco tenemos la culpa de que no tuvieras que ir sentada ahí, y te estamos aguantando.


Se escuchan más rumores del resto de asientos próximos. Hasta que tras pactar con el señor que no paraba de hablar, me fui yo para su asiento, él para atrás de todo, mi compañera de viaje, encantada, porque pudo colocar su bolso en el asiento de al lado, el africano respiró aliviado, y volvió a la ventanilla, las chicas de detrás aliviadas. Y mi querida busca polémicas de la tarde, a lo suyo. Problema solucionado? Si, pero ella, podía dar todavía más por culo. En una parada que hizo el autobús, desapareció, y hubo que esperarla 5 minutos, ante los comentarios de gran parte de la gente del autobús que decían:

- Es que esta chica viaja sola, sin nadie a su alrededor, y conducen para ella nada más.


Bien, cuando llegamos a Vigo, ella por fin movió su asiento hacia adelante. Pensé decirle "por mi no lo hagas", pero mi instinto me dijo, Pimpf, mejor está callado.

miércoles, 17 de marzo de 2010

MI BILLY SIVE (EL GRAN DESENCUENTRO)

Llevo desde el jueves pasado marcando distancias con mi Billy Sive, por que el juego que nos traemos me tiene realmente harto. Muy enamorados, todo lo que quieras pero el jueguecito empieza a cansar, y no por D., que así debería ser. Estoy cansado en general conmigo mismo.

La enésima más una discusión vía msn con mi ex, Billy Sive, me ha hecho darle miles de vueltas a la cabeza a toda nuestra relación. Hoy, hace precisamente un año, era un día importantísimo para mi, tenía mi nuevo trabajo, y mi destino, Madrid. Estaba tan ilusionado que ello hizo que, aquel martes, por unos minutos consiguiese despejar mi mente de todo lo que me estaba sucediendo con Billy y que me había producido un nudo en la garganta. Recuperé mi apetito por unas horas, y ese día no lloré. Le comenté lo que me depararía el futuro, él me comentó que, su futuro era incierto, pero lo quería vivir junto a aquel chavalín de 23 años, al que había conocido hacía menos de un mes, nuestra historia de amor-no-amor se había terminado.

Uno, se va haciendo consciente de lo que se le viene encima, se va dando cuenta de lo enamorado que estaba, y de que cada día yo iba queriendo más esa relación con él que nunca habíamos tenido, por que hasta unos meses antes, yo me había empecinado en que no quería nada con él que no fuese una amistad y de vez en cuando, eso. Y a medida que fue pasando el tiempo, yo me fui pillando cada vez más, y él, cada vez menos. Dos días antes de que conociese a su chavalín de 23, que se llama igual que yo, Pimpf, jejeje, habíamos hablado, de aquellas cosas que me encantaría compartir con él, y unos días después, me presentó a su Mini-Pimpf, en un encuentro "casual y fortuíto" que tuvimos.
Días después, yo comenzaba a olerme todo, y pese a que no le respondía a ninguno de sus mensajes, terminó por confirmarme aquello que yo tanto temía "el chico que te presenté es él, y quiero vivir todo lo que no viví contigo junto a él". Así pues, con el disgusto, me aferré a lo que tenía, que de momento, era su amistad, herida de muerte, y solo sustentada por el amor que sentía por él. Días después volvimos a tomar un café, y la cosa quedó un poco en el aire, él con más dudas que nunca y yo, más destrozado que nunca, le devolví el libro que me había prestado meses atrás y que hasta un par de días antes no había ni tocado "El Corredor de Fondo", dentro, anotado en un papel dejé una nota, texto copiado del mismo libro "si hubiera sabido el nombre de aquel amante implacable que se disponía a apartar a Billy de mí para siempre..., si lo hubiera sabido, aquella noche habría abrazado a Billy miles de veces y le habría dado mil besos más".
Y una semana después, volvimos a quedar, para tener una charla seria. Aquella noche de lacrimosos recuerdos, dimos un paseo en coche, y nos fuimos a aquel lugar donde nos habíamos conocido sin apenas más luz que la de la luna y las estrellas, pero esa noche, por haber no había ni luna. Y me declaré abiertamente, le dije todo aquello que tenía que decirle, y todo lo que sentía por él, a dos días de venirme a Madrid, y él, implacable, confirmó lo que había pensado todo este tiempo, pese a que lo que le dije, le gustó más que nada, era más de lo que él habría pedido nunca de mi, pero terminó diciéndome "me gusta lo que dices, pero me llega tarde". Y lloré como no había llorado nunca por nadie, con sus abrazos, y con el futuro más que incierto, solo, en una ciudad nueva, con todo nuevo para mi, pero muy solo. Ese día reconfirmamos que, seríamos amigos, y que nunca me olvidaría, ni yo a él.
Y ese día, que era el más feliz de mi vida, terminó convirtiéndose en el más triste que recuerdo, en años.



Obviamente... la historia no queda aquí... por que esto, es más que un sainete




Bicos ricos

martes, 16 de marzo de 2010

EU FALO

El post de hoy, viene a colación de algo que me sucedió el sábado noche, a altas horas de la madrugada, cuando un amigo gallego y yo, por Montera para arriba comenzamos a hablar galego de forma instintiva, tres frases después caímos en la cuenta de que íbamos acompañados por otro chico que no era gallego. Nos disculpamos, y él enseguida nos pidió que por favor siguiésemos hablando como estábamos, que no solo lo entendía más o menos, si no que le encantaba. Bueno, debido a eso, y a que continúo mal del estómago y no me apetece demasiado escribir. :)

Hoy traigo un enlace a la página EuFalo que da la bienvenida a sus usuarios con el siguiente mensaje (obviamente en gallego) "Bienvenida, bienvenido a EuFalo.TV. Esto es un documental colaborativo sobre la lengua y los hablantes. Llevamos unos meses recorriendo Galicia buscando historias de gente que habla. En lo que puede, en lo que sabe, en lo que le apetece o le da la gana. Todo el mundo tiene unha historia con la lengua. Cual es la tuya?".


La página que también tiene muchos seguidores a través de Facebook muestra videos de gente que quiere hablar sobre su experiencia con la lengua, lo que hablan y por qué lo hablan, y que opinión tienen sobre el futuro del gallego. No se hace apología del gallego como lengua única, no se busca confrontarla con el castellano, no pretenden dar lástima sobre la pérdida de uso del gallego.



Yo salgo muy mal en los videos, si no me habría hecho uno ya, lo subiría y contaría al mundo que he nacido en Galicia, que siempre he sido castellano-hablante, pero que soy un profundo admirador del gallego, y siempre que tengo ocasión de hablarlo lo hago con toda comodidad, y cada vez tiendo más a utilizarlo, en todo lo que puedo relacionado con la administración utilizo el gallego, en política es la lengua que utilizo, esa que todos los gallegos conocemos por que la hemos escuchado siempre en casa, pero que por cuestiones no se si sociales o políticas se ha ido perdiendo y va siempre por detrás del castellano. Me niego a la incultura españolista de menosprecio a otras lenguas. Me niego a aceptar discriminación positiva para defender derechos de las mujeres y que a su vez ellos me nieguen una discriminación positiva para una lengua que lejos de separar, no hace más que enriquecer.

Creo que tengo esa suerte de ser bilingüe, de tener dos lenguas maternas y que con las dos puedo moverme por todo el mundo. Por que otra cosa no, pero gallegos, habemos en todos los lugares del mundo. Hasta en la luna.

Bicos ricos

lunes, 15 de marzo de 2010

DEPRESIÓN POST-PARTY

Acabo de hablar con D. para el que no solo soy pareja, si no que también soy una extensión laboral, en concreto me ha dejado tres tareas por realizar esta mañana, una enviarle un correo a una prima mía para hacerle unas preguntas, otra que le escanee un documento y la tercera que le prepara un access, creo que no se me olvida ninguna tarea, pero D. sabe de mi aburrimiento laboral en los ratos en los que no tengo mucho trabajo.


Pero D., está cada día más pendiente de mi, que es lo que realmente me importa. De hecho, se ha comprometido a aprender galego para intentar entender esta lucha que tengo sin cuartel contra toda esta gente centralista que no entiende las cuestiones de lengua que se dan en el mundo político y que terminan por afectarnos a todos los que tenemos varias lenguas.

No iba a centrar el post en esta cuestión sobre D., de hecho, el título se llama Depresión Post-Party, por algo, y es que le he dicho a mi D. que me duele el estómago, que he pasado una noche de perros sin apenas pegar ojo por esta suerte de estómago que se me ha dado en gracia. Y enseguida he tenido una llamada de teléfono suya preocupándose por mi, preocupándose por mi noche sin dormir, por mi dolor, y también por la cita que teníamos esta tarde de lunes relajada en su sofá viendo alguna película.

Ayer le comentaba, bromeando que esperaba ser viúdo algún día, alegre por supuesto, por que yo no soportaría ver como él lo pasa mal por que yo no esté ya entre vosotros, jajaja, que no, que lo que no me apetece es irme pronto, y hoy me ha dicho que lo de mi estómago me estaba bien empleado, por bicha claro, y que finalmente él sería el viúdo alegre. Si es que basta que uno haga el comentario para que se le echen a uno las palabras en contra.

Así pues, lo que yo tengo es un dolor de estómago del quince, problema crónico que padezco desde que tengo aproximadamente 10 años, con el que ya he aprendido a convivir, y por suerte no es algo que duela todos los días. Hoy me ha tocado, y debo admitir que desde que estoy en Madrid, no se si es por el clima o porque estoy más liado de lo normal, pero apenas me ha dado la tabarra, y no, no es resaca, que me huelo vuestros comentarios maliciosos al respecto, es algo mucho peor, la tensión que me genera tener dos novios, o tres o cuatro.

Bicos ricos

domingo, 14 de marzo de 2010

LA N CON LA A, NASDAQ

He disfrutado leyendo el artículo del pasado martes en El País, de Marta Costa-Pau, titulado "La N con la A, Nasdaq", por que como sabeis, soy economista y rural, y siempre he defendido esto de la enseñanza de economía en los institutos. El artículo habla de la incultura sobre economía y finanzas de la ciudadanía en general y sobre su enfoque hacia esta dichosa "crisi", con opiniones de entendidos en la materia.
Bien, no se si Marta Costa entiende de economía, pero su artículo me ha gustado y veo que se ha empapado de ello, pero tengo que decir desde mi punto de vista de economista y rural que yo puedo estar incluído en ese grupo de analfabetos sobre bolsa, hipotecas y demás asuntos. Claro, yo no he tenido la gran suerte de que me enseñasen en el instituto nada sobre estas cosas, y si, sin embargo he tenido clase de latín (que siempre te ayuda a comprender un poco el castellano) y clase de filosofía (que siempre te ayuda a... siempre..., mmm te ayuda..), bueno, es clase de filosofía. Yo, en mi época de adolescente en el instituto no pensaba en asuntos de economía más allá de la paga semanal que recibía y que debo decir que era escasísima, pero ya por aquella era yo un gran economista, y que números hacía. Hasta tres años después de haber terminado el insituto seguía sin saber de economía, y no fue más que una elección de segundo plato para mi, o de tercer plato, pero esta licenciatura me encandiló desde el primer momento, y que práctico para la vida en general, y sobre todo para entender las noticias.
Sin embargo debo criticar también desde aquí, que ser economista y rural no es a veces suficiente. Creo que he salido un inepto de esa universidad, por que veo que Marta Costa habla de un montón de cosas que a mi me suenan a chino (o a bereber), y pese a tener conocimientos sobre un montón de términos económicos, no hacen estas carreras lo suficientemente atractivas, o lo suficientemente prácticas, o no las hacen aplicadas a la vida misma. Eso si, nos enseñan a buscarnos la vida e informarnos sobre todo cuanto queramos sobre economía. En ese sentido no hay queja, pero es un "búscate la vida".
Y yo no es por nada, pero estoy aburrido de que me pregunten cosas sobre hipotecas, sobre tipos de interés y demás complicaciones y ellos de escuchar mi respuesta "es que sobre eso nunca nos hablaron en la carrera".
Bicos ricos

sábado, 13 de marzo de 2010

ESPE, REBELDE WAY (GUAY)

Qué díscola nos ha salido la chica, la Espe ha sido una alumna aventajada de Aznar y ha salido respondona, mafiosilla y un poco, por qué no decirlo... lumbreras.


Vamos a analizar esto último que ha anunciado, "una campaña de rebelión contra la subida del IVA". Joder, como se las gasta, no se anda con medias tintas. Saco del armario mi traje empolvado de economista y rural "Super Ecorur", y yo soy totalmente contrario a una subida del IVA, entre otras cosas por que lo veo como un impuesto indirecto que no es progresivo, es decir, que desfavorece a los que menos tienen, por que yo si me compro un pantalón de 60 euros, pues estoy pagando 9 euros de iva. Claro que viene la señora Lomana, y se compra los mismos pantalones para regalárselos a su jardinero por ejemplo, y también le paga 9 euros, pero coño, que mis nueve euros no son lo mismo que los suyos, vamos, que a mi me sale relativamente más caro ese iva. ¿se entiende el concepto? Bueno, a lo que íbamos, Espe. Si no le gusta la subida del IVA, se la come con patatas, a mi tampoco me gusta su peinado y yo no hago campañas en contra.


Y pretende montar mesas para firmar y charlas informativas para que los ciudadadanos se calienten un poquito más con el tema. Vamos a ver, Sra Espe ¿le preocupa que le suba la factura de la calefacción de su piso que no puede pagar con su sueldo? Supongo que no, esto lo hace solo por el bien de los ciudadanos. Jajajaj, bueno, o por intereses de partido, que es muy fácil sacar tajada de una subida de impuestos. Pero señora, el gasto público debemos financiarlo entre todos, y con actitudes díscolas no vamos a ningún lado. Sin ir más lejos, yo me propongo crear una mesita en la Puerta del Sol para recoger firmas contra: el impuesto de transmisiones patrimoniales de la Comunidad, el de sucesiones, el de juego, el de donaciones, y un largo etcétera de impuestos gracias a los cuales se mantiene la Comunidad de Madrid. Y yo soy gallego, y no debería meterme en cuestiones de una comunidad que no sea la mía, pero Espe, cari, que tu te estás metiendo con los ingresos del Estado, y eso a mi también me afecta. A ver si lo que te preocupa es que sea más conocida que tu la otra rubia estirada, si, la Ministra de Economía y Hacienda, esa que milita en el mismo partido que yo.


Y luego, escucho en no se que debate, a un pez del PP madrileño, que defiende la postura y alega "Que ciudadano no está en contra de la subida del IVA, que se lo pregunten a ellos". Yo con la demagogia barata no puedo. Pero propongo, que os paseis por mi mesa de la Puerta del Sol, y si podéis evadir los impuestos de Madrid, lo hagais. ¿no os parecen mal los impuestos estos?

viernes, 12 de marzo de 2010

MILANA BONITA

Tristemente he leído esta mañana que ha fallecido a los 89 años, el escritor Miguel Delibes, reducto del costumbrismo castellano, y difusor del mundo de la caza. En su novela "Los Santos Inocentes" desgrana la relación de vasallaje en pleno siglo XX entre los señoritos que venían a la finca a cazar y sus vasallos, la familia de Régula y Paco el Bajo. De esto trata esta novela corta, y te enamoras enseguida de sus personajes, sobre todo de Azarías, y quien más y quien menos recuerda la majestuosa interpretación que de él hizo en su día Paco Rabal en la adaptación cinematográfica que de "Los Santos Inocentes" hizo Camus.






"sentado orilla una jara, en el rodapié, sostenía el pájaro agonizante entre sus chatas manos, la sangre caliente y espesa escurriéndole entre los dedos, sintiendo, al fondo de aquel cuerpecillo roto, los postreros, espaciados, latidos de su corazón, e, inclinado sobre él, sollozaba mansamente, milana bonita, milana bonita"

Así pues, nos deja un grande de la literatura, candidato a nobel en multitudes de ocasiones, premio Cervantes, premio Nadal, Príncipe de Asturias de las letras, entre otras menudencias de reconocimientos hacia su obra, junto con la Medalla de Honor al Mérito en el Trabajo, esa condecoración que yo nunca conseguiré. Uno de aquellos escritores que, en clase de literatura te llamaba la atención que todavía estuviese vivo, junto con Ayala o Alberti, como si fuesen seres de otra galaxia con los que compartes generación.





Se apaga su voz, y se cierra su pluma, pero nos deja horas y horas de literatura, títulos tan importantes como "La Sombra del Ciprés es Alargada", "Cinco Horas con Mario", "El Disputado Voto del Señor Cayo", "Los Santos Inocentes" o "El Hereje". Autor que según mi humilde opinión está a la altura de Antonio Machado reflejando la Castilla de su alma. Así pues, descanse en paz.

CARI, NO ME ENTERO DE NADA

Anoche charla muy seria con mi Billy Sive. Yo creo que a este ritmo, llegaré pronto a los 60 kilos y es que no os lo recomiendo que tengais dos hombres en vuestra vida, cuanto menos tres o cuatro, al final te matan a disgustos. Y ya lo decía Machín, pero en una versión "Straight", "como se puede querer a dos mujeres a la vez, y no estar loco". Pues a mi estos me están volviendo loco.

Y es que a Billy Sive le saltó una chispa con un comentario que hice, insignificante, pero se fue haciendo bola, y bola, y venga él a liarla, y yo a liarla más, y tras varios intentos de "vámonos para cama que vamos a acabar mal", pues hombre, mal mal no acabamos, pero ninguno en cama, y nos despedimos con un sencillo "que lo pases bien el fin de semana" y él con un "igual", jajaja, cari, vas a acabar con mi salud.

Pero vamos a ver alma de cántaro, ¿me quieres o no me quieres? Que si no me quieres, aquí paz y después gloria, me quedo con mi D. y asunto arreglado, y le dedico mi mente por completo, y si me quieres no se a que vienen esas dudas. ¿Ahora le tienes tirria a Madrid? ¿Tienes dudas de que yo esté enamorado? ¿Tienes miedo de que no funcione? Yo entiendo razonables tus dudas, pero cuando de amor se trata, hay que tener unos principios, y cuando tu cari te dice que te vengas para Madrid cuanto antes, tu te vienes por las miles de razones que te ha dado Pimpf, y olvidas la única razón por la que quieres quedarte en tu ciudad mediterránea... la mar...

Así que no se, corazón, esa idea que tienes en mente de que deje esta ciudad maravillosa donde tan bien me tratan (a veces) y donde día si y día no tengo visita de alguien del pueblo, cuando yo no me voy a Galicia, por que queda a un paso, y te olvides de pruebas de amor como en las películas.... lo siento cari, pero ya te dije, que si quieres algo de película te busques un George Clooney por ahí, y si es como el de verdad un adicto al sexo, mejor que mejor, y yo me quedaré con Clark Gable, y esa maravillosa escena final de Lo Que El Viento Se Llevó, el día que, inevitablemente tengas que venirte a Madrid por que acabes hasta los mismísimos de tu maravillosa ciudad mediterránea y te des cuenta que no hay como tener a tus amigos, familia y Chueca a mano, jajaja, entonces yo si que te diré "Francamente querido, eso no me importa".

Os dejo con esta canción que tantos y tantos recuerdos me ha dejado de mi Billy Sive para continuar con los pretendidos viernes musicales:





¿A qué me ha quedado un post la hostia de melodramático de peluquería?

P.D.: Ains, que ganas de volver a mis rocas de pensar...

jueves, 11 de marzo de 2010

MODERNAS EN HOLLYWOOD

Hoy no os traigo un cuaderno de bitácora de ningún viaje a la meca del cine, que ya lo dice mi D., que soy tirando a catetín y con poco mundo, ni he ido a Hollywood ni he ido al cine con D. para presumir ambos de modernas, bichas, pero modernas, no.


Está claro que tarde o temprano tenía que tener algún comentario sobre algo de los premios Óscar (con su nombre en castellano), y normalmente yo este tipo de post los hago a posteriori del posteriori, cuando todo el mundo está aburrido ya de los premios, voy yo e intento reabrir el tema, es lo que tiene ser vago.


No hablaré sobre moda en la gala de la entrega de premios, para eso tenemos a Bell que desde su blog "Asomao al Balcón con los Pies Colgando" nos ilustra con muy buen gusto sobre los aciertos de algun@s y nos habla de los adefesios de otr@s. Que va, ni sobre las películas, por que debo admitir que no me he bajado de forma totalmente pirata (con la venia de la SGAE) ninguna de las películas premiadas. Pero si hablaré sobre un titular de El País de hace un par de días, uy, que digo, un titular no, miles de titulares, todos hacen mención a que es la primera directora en llevarse un Óscar, Kathryn Bigelow por su "En Tierra Hostil"


Pues que modernos, como está cambiando el país de los yankis, ya no son precursores solo por eso de tener un presidente "negro" (o descolorido) que ahora entran de lleno en el siglo XXI con un premio a una directora. Yo no es por nada, pero los Goya van ya por su XXIV edición (frente a la LXXXII edición de los hollywoodienses), y en este tiempo ya llevamos a tres directoras premiadas, Pilar Miró en 1996, Icíar Bollaín en 2003 y Isabel Coixet (la inaguantable) en 2005. Y no es por ser bicha, pero hasta Almodóvar tiene dos cabezones, mmm aunque si lo pienso bien, en eso quizá tendrían que darnos clase los americanos, que le han dado ya tantas alegrías como le ha dado la Academia Española.


¿Habrá que ver En Tierra Hostil no? Que a mi que los premios se los den a una película de "bajo presupuesto" me parece algo realmente loable en una entrega de premios tan comercializada y monetizada, frente a lo que se suponía una gran superproducción multimillonaria.


Bicos ricos
P.D.: ¿¿Se me ha escapado comentar que no aguanto a Mecha-Streisand??

miércoles, 10 de marzo de 2010

PREOCUPACIÓN POR CHINA

Soy y me considero una persona de izquierdas, de hecho milito en un partido con esa ideología, pero lo de China me da miedo. Creo que espías del régimen de Pekin están tras de mi, por mis comentarios sobre la posible invasión china o la españolización de los chinis. Y si no es eso baje Dios y me explique la visita que tengo desde Hong Kong.


Se que vendrá el típico listillo que me diga que Hong Kong no es China, vale, aceptamos barco, aceptemos también que Gibraltar no es español de una vez por todas. En cualquier caso podría haber sido un espía chino que vive en la región administrativa de la República Popular China, que lo dice la Wikipedia, que lo acabo de buscar. Pero recuerdo el día en que los ingleses devolvieron a China esta colonia.


A lo que íbamos, mis chinos y yo. Entre mis estadísticas de visitantes siempre hay alguna que me sorprende, en esta ocasión fue desde Hong Kong, aunque hace tres días me sorprendí a mi mismo cuando vi una visita desde Vigo, y pensé "Hostias, ya me han pillado y no podré decir que esto no es lo que parece, será una salida del armario en toda regla", claro que le estuve dando vueltas, y esa visita solo pudo haber sido mía, desde Galicia. No se que despistado habrá llegado a este humilde (aunque falsamente, pretencioso) blog desde tales latitudes, pero solo espero que no sea ningún homófobo del régimen comunista de Hu Jintao, y mucho menos algún espía hijo de la Gran Bretaña, que si no lo he dicho, no los soporto, a los espías no, a los ingleses en general por cuestiones históricas y por cerrados, o peor aún, un chino-fan, que ya lo he dicho, a mi morenitos tirando a mulatos, o con barba, pero chinos no, que ya en su día me he liado con uno y ya me llega.


Bicos ricos
P.D.: Y no, este no es un blog que tenga fijación con China

martes, 9 de marzo de 2010

¿SÍNDROME DEL AMOR?

Que cursi suena el título del post de hoy, y hortera, seamos francos y espero que no hayan demasiadas risitas. Pero tras un largo fin de semana de fiesta en el pueblo, y la jornada de reflexión de ayer, sigo pensando lo mismo que el domingo noche, cuando me alcanzó la soledad de la noche, solo en mi cama. Y esos escasos minutos que transcurrieron desde que me acosté hasta que quedé dormido mientras pensaba, fueron suficientes para que me durmiese con una sonrisa en mi cara.


Supongo que a estas alturas nadie duda ya de que fue lo que tuvo y me tiene con cara de alelado (que no es la habitual) durante estos días. Efectivamente, estuve con mi Billy Sive. Lo encontré más delgado, y él a mi mucho más, y incluso le obligué a tocarme los pellejillos que de mi reciente dieta me han salido, solo por ver su cara de asco. Y lo vi a él también con cara de alelado cuando fui a recogerlo a su casa, y mientras me daba la paliza durante todo el viaje, y teníamos miles de cosas de que hablar, pese a estar en contacto todos los días. Estuvimos en la fiesta del pueblo, con mis amigos y él con el radar gayer puesto, por esto de que los que estamos en el lado oscuro (y nos encanta) tenemos un sexto sentido capta-gays, si, vemos pequeños detalles que otra gente no ve. He comentado lo de mis amigos, por que es un gran paso adelante para alguien que está a estas alturas de la vida "dentro de", y eso que nunca le he dado a D., a Billy hace tiempo que se lo he concedido.

Y con el cuerpo molido de tanta fiesta y tanto ajetreo, el viaje de vuelta a casa. Esta vez él no puso su mano en mi entrepierna, ni me dijo en ese instante "lo que tu quieras que sea, será". Llegué a la puerta de su casa, aparqué, y más y más charla, casi dos horas allí dentro de mi coche. Tratando temas serios y personales, importantes, cuestiones de ese soñado futuro en común, aunque éstas sin ser afrontadas directamente, con bastante prudencia.



El cuerpo pedía otras cosas, dormir, y llegó la hora de la despedida. Me agarró la mano con fuerza, apretándola contra su pierna, y la despedida que duró casi otra hora más. Me desabrochó el cinturón de seguridad y me dijo "¿estás esperando un abrazo? Por que yo si" (y hay que ser tonto para no suponer que yo no esperaba solamente un abrazo) y nos fundimos en un largo y apretado abrazo, en el que se me escapó más de un beso a su cuello, y luego no pude evitar estar todo el rato tocándole su calva, sus orejas, su cara. La despedida continuó, mientras quedábamos para vernos el próximo puente de San José, entre sus gestos de chico nervioso, rascándose la cara, la espalda, cambiando de postura, hasta el punto que le tuve que preguntar si le ponía nervioso o si estaba incómodo. Y es que, a mi modo de ver las cosas, lo que está en juego es importante, al punto que parecíamos dos desconocidos por momentos, temerosos de dar rienda suelta a aquello que llevamos un año esperando. Por último, otro largo abrazo y me recliné sobre su pecho otro rato, escuchando sus latidos acelerados.



Luego he pensado que soy algo tonto, por no habérmelo llevado a ningún picadero en lugar de despedirme de él en la puerta de su casa. ¿Se puede decir que estoy bajo el síndrome del amor? Y mientras, D. esperando un mensaje mío tranquilizador, por que había presumido siempre de ser una pareja moderna, pero al día siguiente, me comentó que había sentido algo que antes no le había pasado en su vida, celos.



Bicos ricos

lunes, 8 de marzo de 2010

LOS CHINIS NO SON LO QUE ERAN (2)

Os remito a leer la primera parte de "Los Chinis no son lo que eran" para que me ayudeis un poco a comprender cada día más a los chinos, si, esos que en silencio van haciéndose con el poder del mundo. Claro que esto, lo hacen a nivel internacional, pero al llegar a España, ahí cambia el cuento, por que como ya dije, se están españolizando.

El último ejemplo lo he visto hace un par de días. Mi café matutino, en mi cafetería de siempre, con mi pique de todos los días por conseguir el periódico, tranquilamente disfruto leyendo El Pais y a mi lado veo que me ha tocado la china, la china en el sentido literal de la palabra, se pide un café con leche. Hasta ahí todo correcto. Y al momento le comenta a la camarera si puede fumar ¿una china fumando? Es extrañísimo, pero hay casos, y como muestra, un botón. Me fijo en ella y enseguida me llama la atención su pelo, igual que el de Arancha De Benito, con su sandwichera pasada por el pelo. Le pide a la camarera unas porras. Y ahí ya me empiezo a preguntar para mis adentros si es lo típico encontrar una china castiza madrileña. Pero no queda aquí la cosa, por que acto seguido pide un pincho de tortilla, y eso si que no, yo si no paso algo es que alguien se ponga a mi lado a comer tortilla, por que su olor simplemente me produce nauseas.

Y si, si los chinos no son lo que eran, los españoles tampoco lo somos, y aquí termina aquel mito sobre el español super macho oliendo a ajos y cebándose a base de tortilla, eso si, me han pillado en mi rato de descanso y eso es algo que nunca va a cambiar, el descanso de un español.

domingo, 7 de marzo de 2010

MI COMPAÑERO RESULTÓ SER UNA BICHA

Siempre me he reconocido bicha, de los que parecen buenos pero realmente una bicha, de los que gustan de polémicas innecesarias por darle un poco de sal a la vida. Mi última expareja siempre me lo decía, y mi primer ex-chico llama a mi último ex "la bicha". Si bien, en el post de hoy no me voy a referir a ninguno de ellos. Se trata de un antiguo compañero de trabajo.

Mi último ex-chico me solía decir que tengo poco mundo recorrido. Está claro, soy un economista rural en medio de la capital pero que apenas ha viajado. Pero como dice la canción aquella de Formula V "háblame de lo que has encontrado, en tu largo caminar" y realmente me he encontrado con un montón de cosillas curiosas, entre ellas uno de mis antiguos compañeros de trabajo.
He sido peón de fábrica, si, un economista que desinvierte su tiempo en una cadena de montaje, y al que la casualidad puso a un tiarrón a su lado, aguantándonos durante ocho horas al día, y compartiendo muchas cosas.
Si bien, al chico este le llamaremos Santi, que realmente así es su nombre. Un jovencísimo alto, delgado (en exceso quizá) y fibrado, dejando tras de si un aroma a Hugo Boss que a las seis de la mañana a nadie se le pasa desapercibido, un cinturón a juego con el mono-uniforme que nos ponían y demás perlas que se puedan citar de este joven adonis. Pasan los días, pasan las horas, y vas conociendo a la persona que tienes a tu lado, y con cada día más ganas de ir a trabajar. Y te vas dando cuenta que ese chico tiene algo especial. Si, te das cuenta que al igual que tú, es gay e hilas sus comentarios, y maquinas en los escasos ratos de silencio cualquier tipo de fantasía erótica de alguien que realmente tiene le pene más grande que Thiago (por mucho que él presuma). Y comienzan las casualidades.
Resulta ser el primo de uno de mis msn-amigos, y te confirma su tendencia sexual y lo extraordinario de su miembro, lo cual te llena de júbilo, un júbilo totalmente imaginario. A su vez, es el chico por el que ha perdido la cabeza otro de tus msn-amigos, que te cuenta a diario todas sus desventuras. Y comienza a caer el mito.
Tú, con tus fantasías sexuales en mente, y vas descubriendo a los pocos, entre sus comentarios falsamente heteros, que no le gustan los chicos con barriga, que no le gustan los chicos que van perdiendo pelo, que no le gustan los chicos mayores (excepto su ex). Se te va cayendo la moral por los suelos, y pese a que los intentas recoger, es tarde, y ya solo comienzas a ver los defectos, de aquel al que no hacía mucho idolatrabas, y que resulta ser un superficial. Y por ende, terminas tu también cayéndole mal. Y las horas, que otrora eran de ilusión comienzan a convertirse en un tedio y en una sesión de ocho horas de morderte la lengua para no montar un pollo en plena producción de la línea, claro que, vuelvo a lo que antes comentaba, mi novio siempre dijo de mi que yo era una bicha, y es cierto, porque yo no perdía ocasión de entretenerlo con mi charla, hacerlo hablar y que fuese perdiendo segundos en aquella producción donde el tiempo estaba controlado milimétricamente. Y claro, a la hora de ver por qué la producción había bajado, aparentemente, solo había un culpable, y ese no era yo.
¿Bicha yo? No lo creo, solo las mato cayando, o como en este caso, hablando, y de buen rollo, que conste.

Lógicamente, hoy tengo que acompañar este post con este tema... aunque claro... yo si que tengo cintura: