sábado, 31 de julio de 2010

FRÍO DE VERANO

Parece como si estuviese diciendo algo imposible, y más estando en Madrid, estos últimos días de mes he notado el frío del verano. Tampoco es que haya hecho frío, si de los 30º no hemos bajado durante el día, y por la noche, 24º me parece buena temperatura. Solo que ni ayer, o anteayer o días atrás no he tenido a nadie para contarle que tiempo ha hecho por Madrid, no he podido comentarle a nadie que siento frío, que tener el corazón helado me ha provocado una sensación térmica horrible, la sensación de la más absoluta soledad.

No es la primera vez que siento algo similar, de hecho, me ocurrió en su día en invierno, a primeros de año, pero claro, por aquel entonces, todo frío que sintiese estaba solapado por el frío que hacía en la calle, y ni que decir tiene que ni los calentadores de gas me habrían dado el suficiente calor que necesitaba, y mi cama fue mi aliada durante muchos días, esperando que arreciase el temporal, con miles de mantas encima, traídas de Galicia, con el pijama de lunares que me regaló mi abuela y las sábanas de franela que en su día compramos mi madre y yo en Portugal.

Pero en primavera vino otra vez el frío, el frío primaveral, escondido con vientos polares y vientos atlánticos provenientes de lugares tropicales, que amainaron para que el Jerte tuviese su floración, aunque más tarde de lo previsto, no ha llegado a ser una floración forzosa, pero a fin de cuentas los cerezos en flor florecieron finalmente.

Casi he rezado suplicando que llegase pronto el final de mes, y con él las vacaciones, a Galicia, donde se que este verano no están teniendo queja con el tiempo, pero que pese a todo, donde se que aunque diluviase, o aunque hubiese un bajón térmico estaría por lo menos arropado y sintiendo el calor de los míos. Ayer, por suerte he comenzado a comprobar que en casa tengo ese calor que necesitaba, el que pondría las estaciones en su punto, con la temperatura correspondiente. Ahora si ha comenzado el verano, y aprovechando tanto calor como voy a recibir estos días, guardaré algo para que el otoño venga con vientos alisios, que hagan que las hojas marchitas se despojen y mantenga los pequeños brotes verdes que en árboles de hoja perenne debieran crecer, no sea que el invierno venga otra vez con frío.

Bicos Ricos

viernes, 30 de julio de 2010

FNF Nº 26

Cuando hayais leído este post yo estaré probablemente de camino a Galicia. Hoy os dejo este tema de Jet, "Are you gonna be my girl", a mi me parece un temazo de esos que parece como si hubiesemos escuchado durante toda la vida, un clásico del rock. El caso es que el tema es de los Jet, una banda australiana influenciada por los más grandes del rock tales como The Rolling Stones, Ac/dc, The Who, The Strokes, Sex Pistols o The Kinks, un tutum revolutum, según fuentes wikipédicas como siempre. Tienen tres álbumes en el mercado desde el 2003, y dicen haber cogido el nombre en homenaje al tema Jet de Paul McArtney del disco Band On the Run. La banda de los hermanos Cester nos deja pues esta canción de hoy ¿a alguien no les suena? 

Y bueno, esta semana tocaba dedicar a alguien, que las últimas me las he dedicado a mi mismo, al aire y alguna dedicatoria repetida. Yo sigo en mi línea de no acertar con los grupos y las canciones y los destinatarios de las dedicatorias, es mi especialidad. Esta semana la canción va para Jflar, más conocido como JFL, del blog Del Negro al Gris (a veces hasta el blanco), y que también para continuar con la tradición, probablemente no lea este post. JFL tiene un blog que a mi me ha encantado, por ese aspecto oscuro y gótico, nada que ver con el tema de los Jet, quizá, solo quizá en aquello del Negro al gris, y a veces hasta el blanco, poco más. Pero JFL nos deleita habitualmente con reportajes gráficos sobre los camposantos que a él más le han llamado la atención, y que a nosotros nos dejan impresionado y nos encantan. Pero también nos ha regalado un mes de mayo dedicado por entero a las mujeres, a las mujeres más especiales de su vida y a alguna otra mujer que era también digna de mención. Está de vacaciones, y esperamos, que pronto vuelva a dar señales de vida, y nos deleite con esas imágenes de esos lugares donde la vida ha pasado ya a un segundo plano.


Ahm, ¿qué por qué le he dedicado este tema de los Jet? Bueno, es muy sencillo, me lo imagino como alguien que controla de música, que esa movida ochentera le ha removido por dentro, y además de encantarme la canción, he pensado que si los Jet están influenciados por tantos y tantos grupos musicales, "maloserá" que no acierte con alguno de los que le gusten o hayan gustado.

Bicos Ricos

HOY, VACACIONES

Hoy comienzo oficialmente las vacaciones, eso que tanto ansiaba, unos días de asueto que me van a venir de maravilla para relajarme en mi Galicia.

La agenda de vacaciones está todavía por confeccionar. Aunque puedo anticipar algo, por que por ejemplo, mañana estaré en el paraíso, en las Islas Cíes, disfrutando del agua limpia y cristalina (y muy pero que muy fría) de la mejor playa del mundo, según dicen por ahí, y eso a tan solo unos kilómetros de casa.

Atrás dejo este calor infernal de Madrid, y el agobio que tenía estos días. Yo es que no soy de secano, y el carácter se me agria al no tener la mar, ese Atlántico que desde la ventana del salón podía ver, o por el que intentaba adivinar el tiempo mientras desayunaba, la mar que me da la vida

Por fin voy a ver a los míos, esos a los que tanto quieren y que, no saben el secretillo del Pimpf, aunque tiempo al tiempo. Podré jugar con mi prima pequeña, intentar charlar con el seco de mi hermano, bailar con mi cuñada, contarle las batallas de los compañeros de piso a mi padre, pelear por quitarle el ordenador a mi madre, y luego están mis amigos. Una avalancha de voluntarios que se presentarán a buscarme en la estación de tren. Uhm, no , solo ha habido una voluntaria. Y luego una ronda de reconocimiento del pueblo esa misma noche, nada más llegar, con unas copas y unas charlas para ponerme al día de las pocas novedades que pueda haber y que yo no me haya enterado todavía.

Pocas salidas pienso hacer, no por falta de ganas, pero si por el trabajo de mis amigos. La mayoría trabajan a pleno rendimiento en un lugar turístico que vive de los meses del verano. Eso si, el pueblo se abarrota de turistas que dan vida a un pueblo que los necesita como agua de mayo, en agosto, y pese a ello y los incordios que esto tiene, los necesitan.

Entre medias tenemos en la agenda una fiesta en un monte donde la gente se atiborra de vino hasta las cejas al ritmo de grandes bombos, una fiesta pasada por agua a manos de bomberos que te apuntan con sus mangueras, unas tranquilas fiestas patronales y los conciertos del Xacobeo, que en muchos casos traen caspa. Alguna que otra escapada a Portugal y poco más.

Ahm, claro, y mis rocas de pensar, que seguro que me están esperando, seguro que ellas también me han echado de menos. Se estarán preguntando "¿donde está el maricón este que está tardando demasiado?"

No se con que asiduidad postearé, yo espero que al ritmo de siempre, pero en cualquier caso desearos a los que cogeis las vacaciones ahora, unos días de tranquilidad, relajamiento, sol y si puede ser también, de fiesta.

Bicos Ricos

jueves, 29 de julio de 2010

EL ÚLTIMO POST (LOS HECHOS)

dLlevo horas pensando, dándole vueltas al asunto y la verdad, no se muy bien como afrontar este post de hoy, es más, no se si debería haber un post sobre esto, pero en momentos así manda el que manda, que no es precisamente el raciocinio, es el que emite las señales todavía, el corazón. El caso es que ayer se destapó una caja de truenos entre D. y yo, con su último post, el post final. Bien, ayer viví mi primera ruptura oficial online a través de la blogosfera.

Llevaba yo unos días asimilando los silencios de D. en su momento de felicidad, tratando de poner mi cabeza en orden, borrando muchos de sus recuerdos de mi mente, cuando a media mañana sonó el teléfono, era "How to Save a Life", era su melodía, así que no podría ser nadie más que D., me apresuré a cerrar la puerta de mi jefe y pulsé el botón de aceptar llamada, y contesté con un enérgico "Si???". Desde el otro lado del hilo telefónico se cortó la llamada. Pasé el resto de la mañana dándole vueltas al significado de aquella llamada. Un par de horas después tuve la confirmación al ir como tonto enamorado cada día a ver el blog de D., y esa tarde había nuevo post, el post final. En él exponía varias de las virtudes suyas, las de un chico enamoradísimo, en contraposición a lo que serían mis deméritos, aquel que ya no quiere a alguien, finalmente terminaba llamándome cobarde por huir.

Yo, que me considero latino y de calentón relativamente fácil, intenté calmarme, pero al leer los múltiples comentarios de sus lectores y amigos que estaba recibiendo en los que se me llamaba "gentuza", "cobarde", "egoísta" y lindezas de ahí para arriba terminé por hundirme. Pero pensé que podría desdecir a quien me llamaba cobarde y dar las explicaciones que fuesen oportunas a quien las necesitase. Escribí varios comentarios argumentando mis silencios y atacando a quienes opinaban sin ser conocedores de causa y al mismo D. por haber hecho una vez más algo así. Fui censurado, en todas las ocasiones. D. había demostrado no querer mis explicaciones, y que nadie las supiese. Obviamente me calentó esto mucho más, y acudí al sms para llamarle sencillamente "cínico". Intercambiamos un par de sms más donde él se preguntaba si yo le quería. No obtuvo la respuesta. Él mismo se respondió con su actitud. Borré cualquier rastro suyo de mi teléfono.

Intenté dormir un rato pero no fui capaz, y solamente me quedaba una forma de ponerme en contacto con él, así que le envié un email, pidiéndole, o exigiéndole que si veía justo lo que había hecho con su post que en ese momento dejaríamos de hablar sobre el tema, pero que en el caso de que lo viese injusto, tenía que enmendar el daño que había hecho si creía que podríamos hablar algo. Intercambiamos varios mail, e intentamos negociar, y hubo un momento en que todo se podría haber conseguido. Sugirió quitar su post pero le dije que aquello no me era suficiente, por que el daño hacia mi estaba ya hecho, en todos los sentidos. Rota la negociación, rota la relación. Borré todos sus correos y direcciones. Y después de eso, el silencio absoluto.

He llorado parte de la noche, he sentido ganas de golpear algo y destrozarme con ello los nudillos para descargar mi enojo y mi frustración. He sentido que lo que guardaba de amor hacia él se ha ido en medio de ese post homicida de las relaciones.

Y mejor no continuo con este post, porque tengo la cabeza todavía calentita con el asunto, quizá, en unos días, desde mi pueblo de mi Galicia, disfrutando del sol y la playa, decida exteriorizar un poco mis sentimientos, si aceptar la derrota tal cual viene, o si hacerle frente, si merece la pena una lucha sin cuartel sin ninguna victoria como meta, si hacer caso a las críticas y conformarme con ser el cobarde que ha huído.

EL LISTILLO DEL PAPEL HIGIÉNICO (2)

Y es que nuestro compañero Frikipower vino con la premisa de que independientemente de como fuese la habitación y cualquier otra cosa, tenía que tener disponible internet las 24 horas del día, y por que el día no tiene 25, ya que trabaja en casa, al parecer con internet. Dice ser escritor. No lo se. Un Frikipower fue lo que nos pareció a Gordi y a mi cuando lo vimos por primera vez, y no ha defraudado. Frikipower no cocina, calienta cosas que compra ya precocinadas, y a mi esto no me parece mal, que cada uno con sus necesidades culinarias, pero otra cosa es ya ver lentejas pegadas en el microondas... durante días, y uno, sutilmente coloca en el micro una tapa de esas de plastico para cuando las cosas saltan... no lo ha pillado, ni la diferencia entre basura orgánica, papel y cartón y envases, o aquello de "tú también puedes sacar la basura".

Pero a lo que iba, el papel higiénico. En el piso son anárquicos, y yo he entrado ahí y acepto las condiciones, así pues, se gasta algún producto de uso común, pues alguien lo repone (léase papel higiénico, detergente, o lavavajillas, etc..), según las necesidades y según haya repuesto con anterioridad, lo que se conoce como una tarea de responsabilidad y convivencia. El Guiri y yo compartimos un pequeño baño que mantenemos como chorros del oro de limpio, es quizá después de nuestras habitaciones, lo más limpio del piso. Gordi tiene un baño para él, obviamente es mejor no entrar allí, por ser campo minado, y por higiene. El Guiri y yo a 1 de julio teníamos un montón de rollos de papel higiénico, un gran excedente que ambos habíamos comprado, y Frikipower por higiene también ha decidido no utilizar el retrete de Gordi, y en cuestión de dos semanas se ha agotado el papel higiénico. A mi que me lo explique que hace este chico con su trasero, no lo sé, quizá no lo sepa utilizar, pero me ha dejado sin papel higiénico en nada de tiempo, un papel que debería haber durado hasta el final del verano. Claro que, ingenuo de mi, pensé que al terminar los rollos, Frikipower lo repondría. Me equivoqué. Para las deposiciones utiliza el aseo de Gordi, y para todo lo demás, el mío, por que en el de Gordi hay por lo menos 32 rollos de papel.

Y he observado ya a Frikipower y sus costumbres. El otoño, en su cabeza ha comenzado antes que climatológicamente, y hay pelos suyos (que no bello púbico) por sitios insospechados del aseo, la dichosa tapa del wc, yo procuro dejarla siempre bajada, él siempre levantada, y por suerte es de los que tienen puntería, yo es que soy de hacer ese tipo de cosas sentado, soy vago hasta para eso. Pero Frikipower tiene otro tipo de extrañas y poco higiénicas costumbres. Nuestro aseo, que recuerdo, tiene bañera, pero no tiene ventana, y donde Frikipower, al terminar de hacer sus deposiciones y/o ducharse, cierra la puerta, y así te encuentres tu con Hiroshima y Nagasaki cuando entras allí, que abres esa puerta, inocentemente y lo primero que te llega es la expansión de la bomba de calor del vapor de su ducha, y acto seguido, cuando todavía estás nokeado, la onda expansiva olorosa de esa bomba fétida artesanal hecha a base de productos precocinados.

Menos mal que agosto ya está aquí, y con él las vacaciones, y tanto Gordi como yo nos iremos prácticamente todo el mes de vacaciones, y dejaremos allí a Frikipower con sus bombas, su papel higiénico, sus pelos y sus rarezas todas. Ahí se queda de guardián del piso, y podrá hacerse cuanto quiera, el listillo del papel higiénico.

miércoles, 28 de julio de 2010

EL LISTILLO DEL PAPEL HIGIÉNICO (I)

No se por qué pero creo que los problemas de convivencia comienzan siempre por el papel higiénico. Como muchos sabeis me he mudado al barrio vecino, a un piso grande, algo oscuro aunque con una habitación exterior con balcón, amplia y que le pega el sol todo el día lo cual es un auténtico sufrimiento ahora en verano, pero que me va a dar la vida en invierno, como me la da también por las noches, y está a tan solo dos minutos de mi trabajo caminando.

Comparto piso con dos chicos, un guiri, al que llamaremos "El Guiri" y otro de la tierra, al que ya he mencionado en alguna ocasión y que llamaremos "Gordi". El Guiri es un chico alto, guapo y bien cuidado, que toca la guitarra eléctrica y española para matar el rato, nada bullicioso, aseado y limpio en general en la casa, ordenado, y gracias a él se ha introducido en el piso esa noble costumbre de reciclar los deshechos, y como me dijo él en su día, con su entonación "pienso que es bueno, y positivo para el medio ambiente separar los residuos". Con El Guiri comparto un pequeño aseo, con su retrete, lavabo y una pequeña bañera. El aseo lo tenemos siempre muy limpio.

Gordi es más, más español, funcionario, al que se le ve con un corazón inmenso, y sin maldad alguna, tranquilo y sociable y muy vago, pero que muy vago. Y sucio hasta decir basta. La cocina es un auténtico desastre, pero a él parece que le da un poco igual eso de tener los platos de un día para otro allí en el fregadero esperando a que caminen, en general la limpieza no es lo suyo, él lo que domina es el sofá, y sus siestas y estar tirado con su portátil. Pero uno va a un piso, ve lo que hay, se informa de las normas, y cumple, y en lo que está de mi mano, pues procuro siempre dejar todo recogido y limpio.

Luego, ellos llevan tiempo compartiendo piso, y se les nota, tienen ya un grado de cariño y amistad que me parece lógico. Comparten a veces horas de sofá, normalmente viendo alguna serie de televisión, jugando alguna que otra vez al videojuego o comiendo en más de una ocasión juntos pero no mezclados. Y les encanta Amar en Tiempos Revueltos, pero lo que más les gusta es sin duda "Bella Calamidades". El Guiri, cuando están con Bella Calamidades suele llevarse al salón un tazón inmenso de té, y a mi eso me teletransporta al Buckingham Palace con la Reina de Inglaterra tomándote tu té con las pastitas, pero todo en un plan más cañí, y encima con el acentillo de Michael Robinson que se gasta, y lo bueno que puede llegar a estar ese chico.

Bien, El Guiri por trabajo nos ha abandonado los meses de verano, aunque esperamos su pronto regreso en septiembre, pero el que más ganas tiene de que venga soy yo, y vereis por qué en el próximo post, pero dado el panorama de los alquileres, tanto Gordi como El Guiri se han pasado el mes de junio buscando alguien que le sustituya los meses de verano y tras una dura búsqueda apareció alguien. Frikipower.

martes, 27 de julio de 2010

VIVEN!!

Volvía la semana pasada yo de madrugada para casa con una copilla encima, una asquerosa noche de calor de julio de Madrid, que os aseguro que es sofocante. Cerca ya de casa, al pasar por una boca calle escuché una voz que me resultó familiar, instantáneamente reduje la velocidad y agudicé el sentido del oído.


Había un grupo de personas en plena calle, bebiendo, lo que a mi me pareció cerveza en vasos de litro, nada que a nadie le llame la atención, ni por las horas, ni por el lugar, ni por nada, que ya estamos acostumbrados a todo. Intenté recordar aquella voz, y me sonaba mucho, pero no sabía de que, así que accioné el plan dos, es decir, intentar escuchar lo que decían. Apenas se entendía nada. Pero escuché una palabra clave: ¡VIDEOJUEGO!

Fue ahí cuando mis neuronas se activaron definitivamente y enlazando los tres datos que tenía supe de quien se trataba, ¡VIDEOJUEGO! ¡CERVEZA! y ¡VOZ CONOCIDA! Efectivamente, era mi antiguo compañero de piso, al que llamaremos ...., no, no lo llamaremos de ninguna forma. Analicemos. Si estaba ahí, bebiendo cerveza a esas horas era por que indudablemente estaba vivo, luego, cualquier efecto provocado por aquella accidental sobredosis, o como dirían las abuelas, dobledosis, de laxante no los mandó al otro barrio. Así que, la conclusión de todo esto, es que el laxante hace que te vayas por la pata para abajo, pero indudablemente no mata. Y allí estaban, haciéndome recordar en el breve lapso de tiempo en que tardé en pasar por aquella boca calle todos los malos momentos que en su día me hicieron pasar, mientras, ellos con su ritmo diario de costumbre, videojuegos y cerveza, y en ello se les va la felicidad.

Yo me alegro de que les vaya igual que siempre, como también me alegro de haber pasado por allí sin que me llegasen a ver. De hecho, al saber quienes eran bajé la cabeza e incrementé de nuevo la velocidad. Claro que segundos después yo escuchaba "es el hijo de puta ese!! vamos a darle unas hostias!! corred!!" Ni que decir tiene que, no hubo ni persecución, ni dijeron nada de eso, todo en mi mente, pero por lo que pudiera pasar, yo al cruzar la esquina siguiente vi atrás por última vez y desaparecí, deseando llegar a mi nuevo piso, donde me esperaba Gordi con sus ronquidos.

Bicos Ricos

lunes, 26 de julio de 2010

LA PLUMA DORADA

De la mano de Christian Ingebrethsen me ha llegado esta pluma dorada en uno de estos premios itinerantes que siempre se agradecen y te facilitan un post para aquellos días en los que no hay inspiración.



El premio es compartido con el monstruo blogosférico Alex, que cuenta ya en su haber con varias plumas doradas y con Winnie, bloguera con la que coincido en varios blogs. A cada uno por su motivo, a mi me lo ha concedido por cuatro motivos, el primero por ser gallego, y está bien en la semana de Santiago Apostol, el segundo por que me gusta el Synthpop, o lo que yo he llamado de toda la vida el TechnoPop, pero es que yo para esto de las etiquetas musicales soy malísimo, a día de hoy todavía no se la diferencia entre Technopop y el Synthpop, pero a mi esa musiquilla con sintetizadores me gusta, en tercer lugar me lo dedica por algo que me ha gustado, por que según palabras textuales "si no existiera habría que inventarme". Bueno, el monstruo está creado ya desde hace tiempo, todo es cuestión de descubrirlo, de descubrir la bicha que uno lleva dentro, el golfo que a veces asoma la cabecita, el chico tímido y que aparentemente parece inseguro de si mismo, un libra en toda regla que vacila demasiado con los temas, aunque en el fondo tenga las cosas más claras de lo que parece. Un diablo confundido. Por todo ello, gracias. Y el último de los motivos es una promesa, promesa que se cumplirá con unos vasos de licor café ¿no?

Una vez revisados los motivos, me paro a pensar en que significa la dichosa pluma dorada, nada más y nada menos. Es que yo no tengo pluma, quizá por que aunque bi, también tenga que haber un agente plumífero dentro de uno, y lo necesite, o quizá nos referimos a otro tipo de pluma, la de escribir, me decanto más por esta opción, aunque yo lo que es escribir, bueno, de carrerilla, sin pararme mucho a pensar a veces el significado de lo que escribo, sin fijarme en otras ocasiones en la ortografía o en la composición gramatical, uno que se dedica a hacer las cosas rápidas, y luego, eso, no cae el Nobel por ningún lado, aunque le guardaré un espacio en la vitrina, por si acaso.

Y por último, a despacharse, al igual que si de un virus se tratase, podemos propagarlo a tres blogueros, Angel, G-boy y Jflar. Angel por que pese a que en su blog no puedo entrar desde el trabajo, por que es bloguero anti-católico, lo poco que escribe nos lo ilustra siempre de maravilla, así que, más que nada para que nos ilumine más a menudo. A G-boy por que, ahora que le hemos leído ya algo de su literatura no bloguera, es candidato óptimo a recibir una pluma de oro, además de ilustrarnos todos los días con sus vivencias, y de ser el redactor oficial del libro de recetas gastronómicas de su M.. Y por último a Jflar, que además de ilustrarnos con cementerios de cualquier lugar, también cuando se pone a escribir, sabe bien de lo que escribe y lo hace bien, aunque no es muy dado a fórmulas literarias.

Bicos Ricos

domingo, 25 de julio de 2010

Xacobeo 2004. CP. (V y final) Teo- Santiago

Era noche todavía cuando nos había despertado el ruido de Tía Josefina y compañía al levantarse, quedaban pocos kilómetros para Santiago y no podíamos permitir que nos ganasen. Nos levantamos y desayunamos en un bar que había a kilómetro y pico del albergue, en una zona ya más habitada. Estaba oscuro pero en aquel bar de carretera nos cargaron las pilas con un desayuno de campeones.

Nos encontramos con más peregrinos que no sabíamos bien de donde habían salido, y el día comenzaba a clarear, y continúas unos kilómetros de subida hasta Milladoiro, y ahí ya sabes que estás prácticamente en Santiago, de hecho, es desde allí desde donde se vislumbran por primera vez las torres de la catedral, y en ese momento te emocionas, te sube algo por la espalda, o es el sudor que se te seca, pero te recorre un escalofrío que te eriza los pelos de los brazos, y no es cuestión de fe, es cuestión de supervivencia, te planteas los sufrimientos que has pasado hasta llegar ahí, y de repente te das cuenta que te faltan todavía kilómetros para llegar, las ganas muchas pero las fuerzas cada vez más escasas.


Y se baja Milladoiro por pequeñas cuestas, y calles viejas, que no antiguas, lugares verdes hasta los primeros síntomas de que has entrado en la ciudad. Por fin Santiago. Los peregrinos del Camiño Portugués no pasan antes por el Monte do Gozo, que es la entrada natural de los que vienen por el Camino Francés, y la entrada se te hace eterna, hasta que llegas a la Alameda, que es de los lugares que todo el mundo conoce de la capital gallega, y te alegras de encontrarte una vez más con Las Dos Marías o Las Dos en Punto, que una escultura de dos hermanas que tuvieron mucha fama en Santiago y a las que se les quiso hacer homenaje. Y a partir de aquí, entras ya en el casco histórico de Santiago, escuchando las campanadas de la catedral, y ante nosotros la Rúa dos Francos, calle que lleva directamente a la Plaza del Obradoiro, y entre risas y la alegría de casi haber llegado, nos encontramos unos metros por delante a Tía Josefina con su sobrina y su marido. No nos podíamos creer que nos adelantasen, así que apuramos el paso, solo por pura competición, y en la Rúa de Fonseca, a unos metros tan solo de la Plaza da Quintana por donde se entra en la catedral si eres peregrino, los adelantamos definitivamente. No nos lo podíamos creer.


Ante nosotros la puerta santa, cuyo impresionante portalón han hecho no hace muchos años, por el mismo autor que ha hecho las de la catedral de la Almudena en Madrid. Y entramos en la catedral, como peregrinos, por la puerta y una vez dentro nos indican que para conseguir la Compostela tenemos que ir a la Oficina del Peregrino, situada en unas dependencias cuatro calles detrás de la catedral. ¿Cuál no sería nuestra sorpresa al no encontrarnos a nuestros competidores? Por fin les habíamos ganado. Conseguimos nuestra credencial de peregrino no sin antes hacer una cola de impresión, y eso contando lo cansado que está uno tras cuatro días caminando. Un desastre.

Pero lo peor no fue eso. Ese día había misa del peregrino, y decidimos ir, yo en calidad de católico, otras por las promesas que se habían hecho a si mismas si terminaban el camino. Claro que lo que no contabamos es que ese día, en esa misma misa se celebrase un Concilio Ecuménico de la Conferencia Episcopal Española, ahí es nada, misa celebrada por Rouco Varela con la asistencia de todos los obispos españoles y las familias de más rancio abolengo. Claro, la mayoría de los sitios reservados. En el resto, las familias bien, no solo de la sociedad gallega, de media España, ellas con sus mantillas ellos con su gomina. Nosotros y otros cuantos, unos simples peregrinos, que no debíamos oler muy bien y de aspecto lamentable. Independientemente de nuestra fe, nadie debió considerar básico el dejar sitio a un peregrino para que se sentase, supongo que en esos casos tiene preferencia el que llega a la catedral en un Mercedes que el que ha recorrido 100 kilómetros caminando. Cosas de la vida.

La misa duró cerca de hora y media, pero vimos lo que queríamos, el botafumeiros funcionando que hasta la fecha no nos había coincidido a ninguno. Y de ahí a comprar lotería de navidad y a la estación de tren, camino a casa.


Terminamos una experiencia irrepetible, algo que va más allá de cuestiones de fe y cuestiones turísticas. Es un viaje donde conoces mucho mejor a los demás, pero sobre todo donde se conoce mejor a uno mismo, con o sin compañía. El tiempo que pasas caminando te inspira sosiego y paz y tiempo suficiente para pensar en ti mismo, para charlas con tus acompañantes, para ver que una vez fijada la meta, todo es proponérselo para conseguirla. Yo desde luego lo recomiendo a todo el mundo, y es a día de hoy, que todavía busco compañía para hacer el camino, pero esta vez el francés, aunque sea desde León.

sábado, 24 de julio de 2010

Xacobeo 2004. CP. (IV) Caldas-Teo

El cuarto día de camino nos levantamos más frescos, sobre todo yo, que me había duchado en casa, aunque ellas estaban también más despejadas por haber descansado gran parte de la tarde en Caldas de Reis. Recogimos los petates y en la puerta del albergue nos esperaba el novio de mi amiga F. con su coche, para acercarnos al punto de partida de la cuarta jornada, Caldas.

Recién comenzado el día desayunamos en el centro de la ciudad de los balnearios y el río con dirección a Padrón, que sería nuestra penúltima jornada, de aproximadamente 23 kilómetros en lo que era una jornada tranquila, disfrutando del buen tiempo y ya en la provincia de A Coruña, fuera de nuestros dominios pontevedreses. Y la etapa discurrió muy tranquila, por zonas de subidas y bajadas, entre aldeas y bosques, atravesando en varias ocasiones la vía del tren.


Pasada ya la media mañana llegamos a Pontecesures, indicándonos esto que nos quedaba poco para llegar a Padrón donde descansaríamos, un par de fotos al río Ulla en el Puente de Cesures que da nombre al pueblo y continuamos esperando buscar pronto donde comer, mientras decidiríamos que hacer con el resto del día.




Y con mejor salud todos llegamos a Padrón, donde comimos un menú del día, el básico, pero con vino y gaseosa, como mandan los cánones, y luego pedimos otra botella más de vino, como buenos peregrinos, y con el alegrón que llevábamos ya decidimos que ese día no se terminaba ahí nuestra jornada maratoniana, continuaríamos 13 kilómetros más, hasta Teo, y así nos desharíamos por fin de Tía Josefina y cía, con los que nos habíamos encontrado ya varias veces ese mismo día, y pensábamos que esos trece kilómetros nos permitirían ganarles ya lo que sería La Carrera de Santiago.


Padrón recibe su nombre por la piedra donde supuestamente descansó la barca que trajo el cadaver del Apostol Santiago, decapitado por los romanos en Jerusalén, y es conocido por ser el lugar de nacimiento de Rosalía de Castro y Camilo José Cela, en concreto, en la Parroquia de Iria Flavia. De este último se puede visitar su tumba en un bonito cementerio muy bien cuidado.


Y saliendo de este pequeño pueblecillo nos adentramos en zonas de bosque y más aldeas, pasando por A Escravitude, lugar próximo ya a Santiago de Compostela y comenzando a anochecer, que es uno de los inconvenientes de hacer el Camino de Santiago en estas fechas.

Y por fin nos acercamos a Teo, donde descansaríamos a falta de tan solo 12 kilómetros para llegar a nuestra meta. Paramos en un albergue de la red de albergues y que regentaba un tal Carlos. Hicimos una pequeña compra en el único bar que había en kilómetros para unos bocatas y algo de beber y nuestra sorpresa, al volver al albergue no fue otra que encontrarnos con Tía Josefina y cía. Descubrimos que el encargado del albergue no era tan simpático como sugerían las cartas que allí dejaban los antiguos peregrinos.

Al término del cuarto día yo me encontraba totalmente recuperado, solamente algo cansado y con los pies como zodiacs por las ampollas, mi amiga F. continuaba igual que siempre, también cansada, mi amiga M. continuaba con el dedo mal y muchos dolores en las piernas y sus ampollas, mi Angelines tenía algunas ampollas y comenzaba a cojear bastante, le había dado un tirón en la ingle del que no se recuperaría hasta pasados varios días, la consecuencia, una mala hostia que no venía demasiado a cuento.


viernes, 23 de julio de 2010

FNF Nº 25

Quizá esta semana no podría ser de otra forma, es la semana del apóstol. El próximo domingo se celebra el Día de la Patria Galega, o Día da Patria, o simplemente el Día de Galicia, celebrándose la festividad de Santiago Apóstol, todos los 25 de julio.

Cada vez que el 25 de julio coincide en domingo se celebra además el Año Santo Xacobeo, organizándose un sin fin de actividades culturales por toda la comunidad gallega, celebrándose conciertos en casi cualquier pueblo, siempre y cuando estos sean gobernados por el PP o tengan el suficiente peso, como ocurre con el caso de Vigo y otras ciudades.


Santiago Apóstol además de ser el patrón de Galicia lo es de España, con permiso de la Patrona, la Virgen del Pilar, da el nombre a la ciudad de Compostela y celebrándose en su honor las fiestas de la capital gallega.

Después de ilustraros con tantos conocimientos sobre Galicia, solo puedo dedicar un video o un par de videos sobre Galicia, con música de Luar Na Lubre, que no me canso nunca de escuchar, y más cuando estoy lejos de mi tierra. Es curioso como la gente a veces se sorprende al escuchar una gaita por mi balcón, si, soy gallego y tengo morriña.


Esta semana quería dedicar el post a algún bloguero gallego, pero anteriormente les he dedicado ya a los dos que tengo mis FNF. Sirva en cualquier caso el FNF de esta semana para felicitarles a ellos también el día. A uno, al chiquitín, al gallego que vive en los madriles, pero que tiene un acento que no ha perdido, mucho más marcado que el mío, donde va a parar, y mantiene muchísimas expresiones gallegas cuando escribe, y es de admirar en alguien que no está viviendo allí, y ni tan siquiera es galegoparlante. Es Thiago, claro, quien si no, un abanderado fuera de la tierra, pese a ser de tierras coruñesas, pero claro, nadie es perfecto.

El otro bloguero al que le dedico los temas es a mi compañero bibloguero. Sergio es sin lugar a dudas quien me trae miles de recuerdos con sus posts, cada vez que menciona si se va a la playa, se me queda cara de boba pensando que, de no estar yo trabajando en Madrid podría estar en estos momentos disfrutando de las mismas playas que él, del mismo sol y de la misma temperatura, siempre más fresca que Madrid. Es del sur de Galicia, como yo, y quizá esa proximidad es la que me haga sentirme más identificado con él, claro que, de oídas el está muy weno, y yo no tanto.



Sirva para ellos, y para el resto de blogueros y visitantes gallegos, mi FNF de esta semana como felicitación por el día de la patria, y os habeis librado que no he colgado ningún vídeo con el himno galego o el himno del antigo reino, o lo que sería peor, a Julio Iglesias cantando en galego el "Un Canto a Galicia" (ei).

Bicos Ricos

Xacobeo 2004. CP. (III) Pontevedra - Caldas de Reis

Tercer día de camino, con la salud bastante quebrada para todo lo que nos esperaba, dos de nosotros escasos de fuerzas, el resto más o menos bien, y preparándonos unos vasos de neobrufen 600mg de primer desayuno. Amanece con niebla en Pontevedra, y nuestros compañeros de viaje, Tía Josefina y cía ya no se encontraban en el albuergue, nuevamente habían salido antes que nosotros y nos enfrentamos a una etapa de 22 kilómetros, en terreno todavía por explorar.

En la estación de autobuses decidimos desayunar y coger fuerzas, y continuamos atravesando el centro de la ciudad del Teucro, la antigua Pontus Veteris, pasando por su casco antiguo, auténtica maravilla en una ciudad que tiene la capitalidad de provincia pero no el desarrollo de Vigo, pero un casco histórico precioso. Está abriendo el día, a nuestro paso por la Peregrina, la catedral de Pontevedra, cuya planta tiene forma de vieira, de peregrino. Yo nunca había entrado en ella, había pasado alguna que otra vez por fuera, pero impresiona, y un miércoles a primera hora de la mañana tenía ya a sus fieles rezándole, y a cuatro peregrinos, pidiéndole fuerzas para terminar la etapa, pese a que parte del contingente no era católico, pero una vez en el camino, te envuelves y empapas. En todos los sentidos.


Dejando atrás el río Lérez por su puente antiguo vas al otro lado de la ciudad, próximo ya a abandonarla, cerca de la universidad y donde se realizan las oposiciones, y llegas a un punto donde comienza una cuesta arriba y hay una fuente, que parece preparada para los peregrinos. Descanso, nos quitamos la ropa de invierno y continuamos, ya fuera de Pontevedra, adentrándonos en el Concello de Barro, un concello que no tiene prácticamente nada. Y tras varios kilómetros de caminata entre senderos paralelos a la carretera que une Pontevedra con Vilagarcía de Arousa suena mi teléfono móvil, es mi padre, y tiene algo urgente que decirme. Habían llamado a mi casa, del plan Labora, un plan de inserción en el mundo laboral para recién licenciados, algo que llevaba año y pico esperando, y justo me llaman cuando estoy fuera. Esa misma tarde tenía una entrevista, en el pueblo al lado del mío, a casi setenta kilómetros de donde estábamos. Me invaden los nervios, por tener que abandonar el camino, y dejar a las chicas sin la protección del macho. Y me comía por dentro por no terminar el camino. Paramos a comer, en Barro, en una hamburguesería perdida en medio del monte, y nos tomamos unos bocatas que nos reconstituyeron el alma, mientras yo pensé la solución a mi entrevista de trabajo. Llamé a mi padre, le pedí que fuese a buscarme a Caldas, el final de nuestra etapa en un par de horas, iría a hacer la entrevista y volvería ese mismo día, sin perder la etapa. Y tras comer muy temprano comenzamos la segunda parte de la tercera etapa, a un ritmo vertiginoso, totalmente recuperado de dolores y posibles lesiones, más que caminar volaba, cogí la cabeza del grupo, todos apuramos, y llegó un punto en que mi Angelines y mi amiga M. se quedaron atrás, tan solo me seguía mi amiga F., charlando y preguntándome por mi relación con Angelines, y finalmente, la dejé atrás, tenía que llegar como fuese a Caldas de Reis, entre más bosques, vías de tren, veredas húmedas y sombrías y extensos campos verdes.

Llegué a Caldas y el resto tardó más de media hora en alcanzarme, mientras yo me tomaba un café. Les dejaba el petate con todo, para que buscasen el albergue y mi padre apareción a la hora convenida. Final de etapa en tiempo record. Vuelta al pueblo muy nervioso, y al llegar a casa un baño largo relajante.


Al llegar a la entrevista, mi sorpresa fue mayúscula, competía con uno de mis mejores amigos por el mismo puesto. Es obvio que lo escogieron a él, es más resuelto en los directos y las entrevistas, más inteligente y no tenía la cara de cadáver con ojeras hasta los pómulos que tenía yo, ni caminaba casi arrastrándose como yo. Había que intentarlo. Me volví al pueblo, donde me tomé un cafelín con mi amiga C. y esta me acercó a la estación de trenes de Pontevedra. Pero habían más sorpresas. Las chicas habían decidido volverse a Pontevedra a dormir ese día, mi amiga, la que tenía novio dormiría en casa de éste, y mi Angelines y mi amiga M. esperaban en el albergue. La razón de esta vuelta atrás se debía al albergue de Caldas de Reis, era en la casa del cura, bajo un estricto control horario para entrar y salir. Así pues, tras haber finalizado la etapa en Caldas, habíamos dado un paso atrás, y conseguiríamos dormir sin los ronquidos de Tía Josefina y cía.

Y otra noche de fútbol, esta vez el Real Madrid, que ganaba, para mi "gozo".

jueves, 22 de julio de 2010

DARIO, EL LEGIONARIO

No recuerda Aulio Antonino una fiesta similar en la villa de su amigo Rupinio Anio, ni en las laderas de todo el monte Aventino. Rupinio no acostumbraba a celebrar bacanales con los más bellos efebos de Roma, aquellas celebraciones en honor a Baco y a Júpiter solían ser conocidas por las grandes ingestas de vino provenzano con miel y los famosos puls con huevos, queso y miel y también las carnes más sabrosas traídas desde Iliria, pero no por aquellos jóvenes todavía imberbes.

Y no fue lo que llamó la atención de Aulio Antonino ninguno de los efebos que había llevado en aquella ocasión Rupinio, su viejo amigo general de la III Gálica, Aulio había clavado la mirada en el joven legatus que estaba tumbado frente a él, apoyado en el hombro de aquel hastati, de los más jóvenes de la infantería pesada. El legatus en el que se había fijado tampoco disimulaba a la hora de ver a Aulio mientras se llevaba un racimo de uvas a la boca, su cara pícara hizo a Aulio imaginarse mil cosas al terminar el secundae mensae, en el repostorium que aquella noche duraría más de lo previsto.

Y fue terminado el postre, mientras los efectos del vino comenzaron a hacer estragos cuando aquellas Delicatae traídas de los más conocidos lupanares de la ciudad de las siete colinas pasaron de mano en mano de los invitados desfilando y contoneando la cintura con sus pechos al aire. El joven legatus se acercó a Aulio, que besándole en el cuello se lo llevó a un cubiculum, dejando a aquella gente embriagada en el triclinio.

Tumbados en aquel diván ligeramente inclinado, frente a la fuente, entre besos y juegos de lengua comenzaron a charlar, el bello legatus se llamaba Darío y provenía de la zona del Quirinal, en la misma Roma, hijo de un centurión caído en combate en la campaña hispanica. A Darío no le gustaba hablar demasiado, pero a cambio ofrecía su mejor sonrisa, una sonrisa que lucía con sus blancas perlas y su fina barba de aproximadamente dos centímetros. Sobre su desnudo torso lucía un collar de plata, y sus ojos negros, su cabeza rapada y la piel morena le daban un aspecto de gladiador bético, y sobre sus dedos, ocho sortijas también plateadas, a cada cual más grande. Ante la atenta mirada de Aulio, Darío sonreía, a cada piropo de nuestro protagonista, el joven se ponía colorado.

Y no tardó Aulio en dar la espalda a Darío, sin dejar de besarle en ningún instante, manoseando cuanto podía el miembro viril del joven legionario, un falo duro y curvo sediento de penetrar las carnes de Aulio. Pero ambos quisieron entretenerse más tiempo, con más besos, y fellatios mutuas entre gemidos de placer. No era la mayor de las habilidades del joven soldado comer el miembro de Aulio, inicialmente, aunque fue entrando por el aro y aprendiendo, con suavidad. Aulio tampoco pudo reprimir por más tiempo sus ganas de penetrar al soldado y eso hicieron ante la pasividad del joven y la dureza del gran pene de nuestro médico militar, Aulio, a punto de estallar en más de una ocasión. Sirvió ello para que Darío colocase a Aulio de espaldas y le ensartase su Glaudius, el glaudius de su entrepierna, en una inicial y poco acompasada penetración, que al poco se convirtió en un juego de posturas y lujuria con más tino que en los primeros compases. Y tras un par de horas de juegos eróticos y pornográficos ambos se vinieron entre jadeos poco discretos y espasmos de placer orgásmico, el viscoso elemento los había bañado y comenzaba a amanecer.

Con más besos, Darío se despidió de Aulio, que no dejaba de pasarle la mano por las mejillas. Darío partiría esa misma mañana en campaña a Hispania, el lugar donde había perdido a su padre. No volverían a verse nunca más.

P.D.: A Darío

Xacobeo 2004. CP. (II) Redondela-Pontevedra

Amanece el segundo día de camino, un buen día de otoño con el cielo despejado y un dolor de piernas y pies indescriptible, pero uno por empecinamiento decide continuar la ruta, y así, nuestros cuatro peregrinos desayunaron en las proximidades del albergue con todo su atuendo de caminantes encima ante lo que se presuponía, una segunda etapa, sencilla y la más corta de todas. Efectivamente, fue la más corta de aproximadamente unos 21 kilómetros, no por ello sencilla.

Dejando atrás la vía de tren a su paso por Redondela y tras la Capilla de Las Angustias nos adentramos en un camino sombrío y húmedo, rodeado de árboles por todos lados, dejábamos Redondela y nos acercábamos a Arcade, más conocido en el mundo entero por sus ostras. Aunque los quince primeros minutos, mientras tu cuerpo no entra en calor son horribles, terminas poniéndote a punto, claro que las lesiones del día anterior pasan factura, y a nuestro paso por Arcade decidimos parar en un centro médico, para ver el dedo lesionado de mi amiga. Un vendaje en condiciones y un antiinflamatorio y le permitieron continuar el camino, bajo su responsabilidad. Pensamos que abandonaría, pero cuando uno se mete en una aventura de este estilo, por cabezonería termina continuando, por que, para tres días que quedan, se intenta.

Y allí, justo al terminar Arcade pasas por Ponte Sampaio, un lugar precioso con un puente de piedra sobre el río Verdugo, un lugar de los que identifican a Galicia y del que nunca te cansas de pasar por él, donde se libró una de las batallas más impresionantes contra los franceses.

Y después de Ponte Sampaio, abandonando ya la Ría de Vigo te adentras en A Canicouva, en lo que podríamos considerar la parte más bonita del Camino Portugués y también la más dura, una subida a un monte por un camino empedrado, con mucha vegetación por todos lados y riegos de agua sin control, atravesando pequeños troncos y peleando con los insectos en una mañana de lo más caluroso que se recuerde para estar a finales de noviembre. Las vistas son impresionantes hacia la ría de Vigo y una vez arriba te encuentras con la tía Josefina, su sobrina y su marido, que ya te llevaban unos cuantos kilómetros de ventaja, por aquello de ser todavía más madrugadores que nosotros. Y allí los adelantamos, y allí nos encontramos con más peregrinos que se dirigían a Santiago, pero a distinto ritmo. Y bajando llegas, a riesgo de perderte por la extraña señalización a un llano, a falta de no muchos kilómetros ya para Pontevedra, la capital de la provincia.

Esta etapa la hicimos según nuestro estado de salud, a un kilómetro o dos por delante iban mi Angelines y mi amiga F., las más enteras, en la cola yo, con los pies muy destrozados, y los gemelos y las canillas, y mi prima, con su dedo fastidiado, su mala uva y un cansancio de mil pares.

En el medio de la llanura, un par de cruceros y la capilla de Santa Marta, donde paramos a coger fuerzas, en medio de grandes dudas sobre si terminaríamos esa etapa. Y cuando menos te lo esperas, una llamada de teléfono, ellas han llegado a Pontevedra, y nos esperan antes de entrar en el albergue, al lado de la estación de autobuses y tren. Te llenas de esperanza y abordas el final de etapa, que quizá en tiempo record alcanzamos a la hora de comer.

El albergue esperándonos, y claro, también a Tía Josefina y cía con quien volveríamos a compartir noche y ronquidos. Lo primero que hicimos fue llamar al novio de F. para que nos guiase por Pontevedra, para comer y relajarnos un poco. Nos acercó en coche a la universidad para tomar un modesto menú que nos reconfortó el alma a un precio de estudiante. Y después de comer, cuando íbamos ya a dormir una siesta, los dolores de mis piernas se hicieron insorportables, así como los de mis ampollas. Y paramos en un centro de urgencias, por que lo de mis piernas parecía más grave. Allí, tras tratarme las ampollas y hacerme una placa, concluyeron que todo se debía a inflamación por no estar preparado de antemano para el camino, pero que con antiinflamatorio podría continuar, y así fue como conocimos el Neobrufen 600mg, a la espera de que llegase el nuevo día, y la nueva etapa. Ducha en el albergue, cura de pies por voluntarios de la Cruz Roja y a disfrutar del fútbol en su enorme salón, partido de Champions, el de martes, jugaba el Barcelona y perdía contra unos rusos.

Y a descansar, a falta de 60 kilómetros para llegar a Santiago.

miércoles, 21 de julio de 2010

Xacobeo 2004. CP. (I) Tui-Redondela

Este 2010 es año Xacobeo, eso significa que el 25 de julio, festividad de Santiago Apostol cae en domingo, y Galicia envuelta en el tutum revolutum del turismo hace unas campañas extraordinarias para que todos acudamos a Santiago de Compostela por esas fechas, o durante todo el año. Por ello se ha recuperado la tradición secular de recorrer a pie, caballo o bicicleta el camino hasta la tumba de Santiago el Mayor o Santiago el de Zebedeo el apostol de Jesús de Nazaret.

El último año santo había sido en 2004 y yo fui uno de tantos peregrinos que hicieron el Camino, como buenos peregrinos, caminando 100 kilómetros para conseguir la Compostela, que es la acreditación como peregrino. Nosotros elegimos el Camino Portugués, por su belleza singular y por ser el que pasa más cerca de nuestras casas.

Así pues, un grupo integrado por un jovencito Pimpf con tan solo 26 años, Angelines por aquel entonces novia de Pimpf, F.y M. amiga y prima respectivamente de nuestro héroe decidieron hacer el Camino de Santiago partiendo de Tui, justo en la frontera de Portugal con España. Para ello se prepararon arduamente, un mes antes, compra de calzado cómodo y apropiado para rutas de senderismo, obtención de las credenciales de peregruinos en Tui, adquisición y preparación del reparto de cosas a llevar en las mochilas con el fin de no cargar con pesos excesivos. Y todo ello con la inestimable ayuda de O.K. por aquél entonces novio de F. en labores de avituallamiento.

ETAPA 1: TUI - REDONDELA


Un lunes de finales de noviembre de aquel 2004, cuando todavía no había salido el sol, O.K. acercó a nuestros intrépidos peregrinos a Tui, sede del arzobispado Tui-Vigo hasta la catedral desde donde comenzaría el calvario del cuarteto aventurero.


Entre risas y bromas comienza justo al lado de la catedral de Tui la etapa con esos 28,9 kilómetros discurriendo por las calles empedradas de Tui y pasando por un precioso y verde paisaje por donde varios siglos atrás San Pedro Telmo había hecho peregrinación también cogiendo unas fiebres terribles a su paso por Ribadelouro, a orillas del río Louro, en lo que ahora se conoce como Ponte das Febres o Ponte de San Telmo, en uno de los parajes más bellos sin duda de todo el camino, hasta que comienza lo que decidimos llamar "la pesadilla", y no es más que atravesar todo el polígono industrial de O Porriño, por carreteras asfaltadas donde los pies comienzan a sufrir de lo lindo. Casi tres kilómetros de industrias hasta llegar a O Porriño, lugar donde decidimos hacer la primera parada para el segundo desayuno del día y firmar nuestra primera credencial, en el Ayuntamiento de Porriño, a riesgo de que nos puteasen de ventanilla en ventanilla. No fue así, pero a la salida del Concello tuvimos un encontronazo con un señor que nos terminó llamando vagos y nos pedía que fuesemos a trabajar, con cierto cabreo por nuestra parte solo atinamos a responderle también con insultos. Fue sin lugar a dudas la experiencia más negativa de los cinco días de aventura.


Sigue el camino en dirección Mos, un pequeño concello situado a poca distancia de O Porriño, allí, con los pies ya llenos de ampollas tuvimos la primera lesión seria, M. sacó un tendón del sitio en el dedo pulgar de la mano derecha al realizar un movimiento extraño con la mochila. Pensamos que se quedaría allí, por el dolor, pero el tesón hizo el resto. Y comenzamos la subida por la Costa dos Cabaleiros, algo así como un calvario pero de cerca de cinco kilómetros hasta llegar al Chan das Pipas, una llanura en lo alto del monte donde comimos en un restaurante barato, bocata, café y un poco más de ruta hacia el destino final de estapa, Redondela, pasando por algo que en principio nos hizo ilusión, pero terminó por lesionarnos definitivamente, pues tan larga había sido la subida como ahora tan empinada era la bajada desde Chan das Pipas a Redondela, tanto que hacía daño en las puntas de los pies ya lesionadas con ampollas, y tuvimos que bajar de lado, o de espaldas por no destrozar de todo los pies. A ello se sumaban múltiples tirones, y es lo que tiene esto de ser peregrino sin estar acostumbrado a hacer ejercicio antes.

Llegada a Redondela donde nos esperaba el albergue, en un pequeño pazo situado en el centro mismo de la ciudad. Un albergue coqueto y mono. Allí nos encontramos esa misma noche, compartiendo albergue con un señor que rondaba los sesenta, su mujer y una tía de ambos, tía Josefina, de setenta y pico años y a los que habíamos sobrepasado a la altura de Mos. Volveríamos a coincidir con ellos.

Una ducha en el albergue, unos sandwiches y unos refrescos y unos cafés y pronto para cama, que estabamos agotados del esfuerzo, y con los pies destrozados, sobre todo yo. Esperando que amaneciese para la segunda etapa, que nos llevaría hasta Pontevedra.

DEJAR DE EXISTIR O EL CERO A LA IZQUIERDA

Saramago, el premio Nobel portugués y adoptado por España fue un genio en vida, un auténtico filósofo que se dedicaba a escribir, falleció el pasado mes, y siempre decía que no temía a la muerte, que tarde o temprano tendría que llegar, decía que la muerte necesitaba de los vivos y que la única forma de no dejar de existir era a través de los recuerdos, por lo que el tiempo no se detiene y seguimos envejeciendo. Claro que hay momentos en los que dejamos de existir, de un día para otro, y no aparecemos ni tan siquiera en esos recuerdos. Así me siento un poco hoy. Desaparecido y sin capacidad de evocar momentos a nadie.

Y esto es un poco consecuencia de haber sido un novio consorte, que no con suerte. Claro, así que desaparezca de la faz de la tierra Su Graciosa Majestad Isabel II, ¿Quién se va a acordar del Duque de Edimburgo? Es que no es nadie, no es ni siquiera rey, y yo veo mi papel y es que también he sido como el Duque de Edimburgo, pero sin ducado, una vez desaparecida de la faz de la tierra Isabel II no se donde meterme. No se cual es mi papel ahora. Es más, no se ni cual ha sido mi papel con anterioridad. Y que conste que me he esforzado por ser majo, más majo de lo que soy habitualmente, pero ya no existo. Lo decía el tal Shakespeare este, al que los ingleses le dan tanta fama sin saberse todavía a día de hoy si lo que escribía es bueno o no, pero como es inglés traguemos, "Ser o no ser, esa es la cuestión".

Pero ahora centrémonos en eso del cero a la izquierda, que es el verdadero papel del Duque de Edimburgo, que no sirve ni para sacar una sonrisa a la reina. Según fuentes wikipedicas, ser un cero a la izquierda tiene dos acepciones, la primera es ser un inútil o no servir para nada, y la segunda, es que dicho de alguien dentro de un grupo, que nunca es tenido en cuenta, ni importa la opinión que uno tiene o que pasa totalmente desapercibido a pesar de estar claramente presente. ¡¡A estas alturas y yo saliendo con estas!! Y me lo decía Alex hace unos días, que de estas cosas hay síntomas, pero a veces o no estamos atentos a ellos o lo que yo creo, a veces estamos tan cegados, y en este caso fue por amor, que ni nos damos cuenta, o no queremos darnos, aunque lo veamos, nos autoengañamos. Luego hay realidades, pruebas, hechos que destapan que las palabritas se las lleva el aire. Pero ya lo decía Pastora Soler en la dichosa a la par que odiosa canción 2 de su disco Bendita Locura.

Tenemos la mala costumbre de buscar excusas

Para no desnudar el alma y no asumir las culpas

Tenemos la mala costumbre de no apreciar lo que en verdad importa

Y sólo entonces te das cuenta de cuántas cosas hay que sobran

Solo se que, la obra de uno no interesa demasiado, no se me reconocerán mis méritos tiempo después, solo se me valorará en mis deméritos, y de esos también hay algunos. La vida es asín ¿no?

martes, 20 de julio de 2010

DESAFIANDO A MURPHY (2)

Cinco meses despues de haber escrito aquel post sobre mi desafío a la Ley de Murphy vuelvo a encontrarme en una tesitura similar, claro que por el medio han ocurrido miles de cosas de las cuales no voy a hacer resumen ahora. Lo que me ha ocurrido ayer es sencillo, en mi desayuno llevaba unos cereales y sobre ellos un par de tostadas con mermelada. Se me han caído los cereales, y con ellos las tostadas. ¿Adivinais de que lado cayeron las tostadas verdad? Efectivamente, por el lado que no tenían la mermelada. Una de ellas se me destrozó en mil pedazos pero no manchó el suelo, la otra, intacta. En el momento exclamé "¡Su puta madre!" y mi compañero de piso acudió a preguntarme que me había pasado y yo le contesté "Tranquilo, la suerte está de mi lado".

Hace cosa de cinco meses estaba tambaleándome con D., igual que ahora, y salí adelante, con él. Yo con esto de desafiar a Murphy no soy tan optimista ni lo quiero ser, aunque me haya caído la tostada por el lado bueno por segunda vez, pero creo que saldré adelante otra vez, esta vez sin él. Aún así no voy a pasearme con tostadas al borde de un precipicio. No quiero desafiar a la mala suerte como dice un tal Lucas Arnau, que desconozco y tampoco me apetece demasiado buscar información sobre él. No entraré en un teatro vestido de amarillo, aunque sea al Teatro Gran Vía donde actua el Ballet Imperial Ruso del que tuve la oportunidad de ver a uno de sus bailarines salir a tomar el fresco antes de una actuación y abrazarse a un chico bajito, si, uno de esos bailarines rubios de cuerpo perfecto y cara rusa angelical, como las de las películas porno del este. Y sería llamativo, y el bailarín (sus compañeros/as, el director del ballet y hasta el apuntador, si lo hubiese) se fijaría en mi , además de que el color no me siente mal, que al ser moreno, a uno le resalta mucho, pero sería desafiar al destino, o el mío, o al de la propia compañía.  Ni pienso pasar por debajo de una escalera, y cruzaré los dedos por no encontrarme con un gato negro, que por suerte, en Madrid apenas los hay, y los pocos que hay son escuálidos.

Claro que desde la caída de mi última tostada he vuelto a hacer el mismo recorrido, desde la cocina a la habitación, con mi café, y mis tostadas de pan integral con mermelada sin azucar, pero esta vez he hecho el mismo recorrido con todo en un plato, y por si fuese poco, en una bandeja. Aún así debo admitir que me gusta algo el riesgo, cuando se que no pierdo nada, pero eso lo dejaremos para este fin de semana, que promete venir con emociones fuertes, y es que vuelvo a ver a Billy, pero no seais mal pensados, de mi mente está borrado, es solo una prueba de amistad, y por un amigo, lo que sea, hasta caminar por un alambre habiendo rescoldos en el suelo, claro que, estos se apagan y el riesgo a quemarse, se diluye.

lunes, 19 de julio de 2010

PARADA CARDIO-RESPIRATORIA

El enfermo presentaba muy mal aspecto, el doctor se atrevió a decir horas después, asegurando que su salud nunca había sido buena del todo, pero que ni el mismo se esperaba un desenlace tan rápido y tan frío. No había tenido ni tan siquiera tiempo para intentar una reanimación, a pesar de no ser la primera vez que lo reanimaban.

Se presentó el pasado jueves con malestar general, en la consulta, algo de garganta, los pulmones, no había lugar a dudas, era frío lo que sentía, por dentro y por fuera. Quizá el aire acondicionado apuntando hacia su pecho durante cinco horas podrían tener algo de culpa. El doctor le quitó importancia, le recomendó reposo al ver al paciente portando aquellas dos libretas con aspecto desastrado. Y el enfermo descansó, y se recuperó.

Un segundo síntoma se presentó y a las pocas horas acudió al doctor otra vez. Las pocas ganas de hablar. El paciente se estrañaba de que su médico apenas le preguntase nada, que no indagase en sus síntomas, pero pensó que quizá eso no habría ocurrido en un médico de pago. Y entre sus pocas ganas de hablar y las pocas del doctor, eso no era síntoma de nada. Un mal día lo tiene cualquiera, lo de los silencios es solo intepretativo.

Volvió a la consulta, aquella vez con los ojos sin apenas brillo, y no es que tuviese las pupilas dilatadas, encogidas, él solo decía que se le había ido el brillo de los ojos de la noche a la mañana. El doctor no le hizo caso, habían tantos casos similares, que no está la Seguridad Social para menudencias, teniendo proyectos en mente, otros grandes casos y expedientes varios en los que perder el tiempo. Y el paciente se volvió a ir, dispuesto a descansar todavía más, por si aquello del brillo ocular era cosa del mal descansar.

El viernes ocurrió todo, y al paciente lo llevaron al hospital con parada cardio-respiratoria. No llegó a tiempo el doctor. Cuando salió a recibirlo, éste venía en una camilla, herido de muerte. Sus pupilas no indicaban falta de brillo, se habían ido, eran dos manchas negras con una fina capa blanquecina que las recubría y sus músculos sueltos, sin rigidez alguna, no en vano no había hecho ningún intento por recuperarse, le daba igual ya todo. Y total, llevaba ya unos minutos con el corazón parado. En el ambulancia habían intentado la reanimación cardíaca. Pero el enfermo se había decantado por dejar ya este mundo. No le interesaba ya nada, cualquier intento por sobrevivir sabría tendría consecuencias más complicadas que las actuales. Ahora solo tendría que esperar y dejarse llevar, él mismo sabía que no lo revivirían ni con descargas de las películas sobre médicos, aunque escuchaba a lo lejos una voz que decía "Lo estamos perdiendo!!" Y en aquel momento dejó de ver y escuchar. Todo se había terminado.

El doctor le tomó el pulso, dió la enhorabuena a los muchachos que lo habían llevado al hospital y viendo su reloj dijo "hora de la muerte, las 10:30, probable causa, parada cardíaca y multiorgánica". Se adentró en la sala de médicos y con cara de mal humor pensó para si mismo "por qué tendría que tocarme este paciente a mi, por que se habrá ido justo en mi turno, ahora venga a rellenar papeleos, a soltar firmas con la de cosas que tengo que hacer".

domingo, 18 de julio de 2010

RAJOY EL POPULAR IMPOPULAR

Que conste que no es este artículo para hablar mal de Rajoy aunque yo no le tenga simpatía, pero hay que ver que mala prensa tiene este hombre. Hace unos días buscaba algo de información sobre él, y nada más escribir en Google "Rajoy", me encuentro con dos entradas de estas que te aparecen nada más pones un nombre "Rajoy es homosexual" y "Rajoy homosexual".

Yo ya lo mencioné una vez esto de que Rajoy es gayer con todas las de la ley, y de los que se lo montan bien (ejem), aunque reconozco que yo no soy quien para sacar a nadie del armario si no quiere, solo quería constatar el hecho de que me parece un poco absurdo que siendo homosexual tire piedras contra su propio tejado, pero que yo tampoco he buscado con mi comentario nada más allá que un chascarrillo fácil.

Hay que ver que mala prensa tiene Rajoy, que una cosa es serlo y otra que ya entres directamente en internet y te lo estén recordando. Es como si tuviese un despertador de sentimientos cada vez que este hombre entra en el Google, y no te digo nada su mujer, y cuando crezca... su famosa niña que le preguntará ¿papá, eres gay?

Yo se que las 132.000 y 190.000 entradas con estos términos hablando de Rajoy son gran parte del debate suscitado sobre ello, y también se que con este post de hoy serán 132.001 y 190.001 las entradas, pero yo no voy a encizañarme con él si es gay, ni dejaría de votarlo si así lo fuese y si yo fuese pepero, entre otras cosas, por no tirar piedras contra mi propio tejado también.

Pero como Rajoy en su día dijo, recordando la famosa frase de Romanones "Menuda tropa!!"

sábado, 17 de julio de 2010

TOUR OF THE UNIVERSE

deIntentaré hacer una crónica, por petición popular, ya que Crismedinilla me comenta que en su día no pudo ir al concierto de Depeche Mode el pasado 17 de noviembre de 2009. Lo sé, se que es ya agua pasadísima, y de hecho, la gira ha terminado ya, pero tenía el antojo de hacer una crónica de un concierto, que no he hecho ninguna y para un concierto importante al que voy, me queda pena dejar esto atrás.

Ante un abarrotado Palacio de los Deportes de Madrid, por segundo día consecutivo tocaba el concierto para mi, del año, y hacía ya por lo menos cinco años que no los veía actuar en directo, y no defraudaron.

Se hicieron esperar, mientras disfrutábamos, esta vez sin teloneros, de música electrónica. y pronto bajó la bola se encendió y se iluminó con el emblema del grupo en este Sounds Of The Universe.

Sonó de repente el estridente Intro de In Chains, y caminando fueron apareciendo Fletcher, Gore y finalmente Gahan ante los gritos enfervorecidos de los miles de fans que llenaban el Palacio de Congresos. Mientras el tema iba creciendo en intensidad, Fletcher calentaba motores, para continuar con el primer single del Sounds Of The Universe, Wrong. Con un sonido todavía no afinado al tiempo que Dave comenzaba a lucir los tatuajes tras su chaleco. En pantalla solamente la actuación, pura y dura. Y sin descanso el tercer tema del último disco, Hole To Feed, algo movido para ir dándole gusto al cuerpo.


Y comienza aquí el repaso por algunos de los clásicos, Walking In My Shoes acompañado de las imágenes del cuervo, ese toque oscuro que siempre les ha acompañado.


Otro tema movido, A Question Of Time, tema indicado para que Gahan demuestre que no solo de voz vive el hombre, que lo suyo en los escenarios es el movimiento, contrariamente a lo que muchos piensen, y lo que opinamos otros es que también peca en exceso de movimiento que termina con esa machacante batería. Precious se acompaña de los sensuales movimientos de cadera, y enigmáticas letras en la pantalla

"I have
Learned
so much from God
That I can no longer
call
myself"


Y finalizan la primera parte, por así llamarlo con World In My Eyes y Fly On The Windscreen, temas para los que Martin L. Gore calienta, para lo que será su actuación casi en solitario.

El tiempo que Gahan dedica a recuperarse de los siete temas anteriores lo ocupa Gore con los temas compuestos por él y para él, para lucimiento de su voz. esos que dan el toque tierno al concierto, Jezebel y su clásico Home en el que el público le acompaña, hasta los coros finales con ese sencillo "ooooh oooooh oooooooh".

Y reaparece Gahan, con el último tema que tocarían esa noche del último disco, Miles Away/The Truth Is, con los coros de Gore, en pantalla el planeta Tierra girando y la lluvia de estrellas a su alrededor, y tras esto, el repaso de los grandes temas, lo que los fans enfervorecidos llevábamos tiempo esperando. Para mi una alegría el Policy Of Truth, la primera canción que recuerdo de ellos. It's No Good, In Your Room y la versión que han hecho este año para el I Feel You, y que ha sido escogida en un spot publicitario.

Y cuando estás ya en lo mejor, sientes que esto, con lo rácanos que son, pronto va a acabar, por que comienza Enjoy The Silece, entre contoneos del propio Gahan luciendo el fabuloso cuerpo que Dios le ha dado a sus 48 años y que aprovecha el momento pasarela para acercarse más al público, casi al alcance de la mano, entre los envites de Fletcher a bailar al personal.

Y la apoteosis ¿final? Es que suena Never Let Me Down Again, y ahí presientes que lo bueno dura poco, ahí cuando todo el mundo acompaña a los de Essex con las palmas en alto moviendo los brazos a izquierda y derecha haciendo los coros y dejándote la sensación de "ufff", la de los pelos como escarpias.


Apagón de luces, y es el momento de los bises, que no hay concierto en el que no se hagan, y los Depeche no son menos, pero no sabes que canciones son, y esa es la gracia de los bises, por que lo mejor lo han cantado, o casi, y reaparece plateado Martin Gore, y cruzas los dedos para que ese día vuelvan a cantar, como el anterior One Caress, pero no tienes esa suerte y te toca la casi nana Dressed In Black haciendo cómplice al público en su final "Dressed In Black Again oooooooh".

Vuelve Gahan con Stripped y la gente acompaña con ese "Déjame verte completamente desnuda", todo un temazo del Black Celebration. Otra vez palmas e incrementan el ritmo con los sintetizadores del introvertido Fletcher, es el turno de Behind The Wheel,


Y se acaba, en ese momento lo sabes cuando comienzan los acordes de guitarra de la canción que les queda, Personal Jesus, el espectáculo comienza en la pantalla, con siluetas de chicas moviendo la cadera de forma sensual, entrelazándose con imágenes de los miembros de Depeche Mode con los brazos en cruz.


Y el público, rendido solo atina a continuar "Reach out and touch faith"

Yo tengo mis dudas sobre si este ha sido el mejor de los conciertos que he visto de Depeche, probablemente si. El The Singles Tour fue de lo más completo, hasta el momento, pero en aquellos momentos todavía fallaba la voz del casi recuperado Dave, y en el Exciter Tour, en Vistalegre quizá fallase un poco el sonido. El concierto de Sounds Of The Universe fue quizá más completo, aunque le faltaron las cucamonas entre Dave, Gore y Fletcher, y ahora habrá que esperar a la siguiente gira, mientras, nos entretendremos seguramente con algún directo de esta macro gira que los ha llevado durante todo el año por todo el mundo, llenando los recintos, abiertos o cerrados, por que aquellos que pensaban que la música electrónica de los Depeche solo podía sonar en cerrado estaban equivocados, como aquellos que pensaron que los temas de Depeche no eran bailables, o lo que pensaron en su día, que el grupo estaba muerto. Les queda cuerda, todavía y mientras solo esperamos que "Nunca nos defrauden".



Bicos Ricos