domingo, 31 de octubre de 2010

LA CASA MALDITA DE ANTONIO GRILO

El viernes mencioné que me venía a Galicia en coche. He venido con una familiar con la que suelo ir y venir a Galicia en cuanto puedo. Ella es como yo fan del mundo misterioso y morboso en general, ahora, como ambos vivimos aquí, en concreto, de Madrid. Es con esta chica con la que tengo pendiente mi visita turística al Cementerio de la Almudena, así como a algunos lugares con encanto de Madrid.

Y es que Madrid está plagado de historias, crímenes, casas encantadas y otro tipo de misterios y mi prima y yo, recorreremos algunas de estas zonas de Madrid, en las que haya ocurrido algún hecho luctuoso, desde Alcalá 20, al antiguo Teatro Novedades o el portal donde apareció el cadaver de Enrique Urquijo, el recorrido por el Madrid de Jarabo, la plaza Mayor y adyacentes donde eran ajusticiados los reos antiguamente, o La Casa América, más conocida como Palacio de Linares con historias de fantasmas tras sus puertas, o el mismo Museo Reina Sofía, antiguo hospital donde se cree suceden cosas extrañas, o la casa de las Chimeneas, en Chueca con distintas apariciones.

Así, y a escasos pasos de donde trabajo hay un edificio que está marcado por algún tipo de maldición, es el número 3 de la Calle Antonio Grilo, al lado mismo de la librería Fuentetaja, en su nueva ubicación. Yo cada vez que paso por allí siento algún tipo de desasosiego, veo el edificio y me recorre una extraña sensación de malestar mezclada con miedo y respeto. No es un edificio donde se hayan visto fantasmas, es un edificio plagado de muertes violentas a lo largo del siglo XX.

Aquel 5 de noviembre de 1945 comenzaron los violentos sucesos, con la aparición del cadaver de un camisero de 48 años y natural de Toledo, al que le habían destrozado la cabeza con un candelabro, se supuso que había sido un crimen por robo pero que jamás fue resuelto. En 1948, en la misma vivienda, cuando no habían transcurrido tres saños de aquel trágico suceso, aparece el cadaver de otra persona, con la parte trasera de la cabeza destrozada, en lo que se supuso un ajuste de cuentas. Otro crimen sin resolverse. En 1962 ocurrió quizá uno de los crímenes más horribles que se recuerdan en la España negra, cuando un sastre, que vivía en el tercer piso del mismo edificio, aquel primero de mayo, salió al balcón con el cadaver degollado de uno de sus hijos gritando ¡Los he matado a todos! ¡Les quería mucho!, al momento se asomó nuevamente con el cadaver de otro de sus hijos. Jose María ruiz, que así se llamaba este hombre, había degollado uno a uno a sus cinco hijos, Maria dolores, de catorce años; Adela, de doce; José María, de diez; Juan Carlos, de siete y Susana de dieciocho meses. Después, se acercó a la habitación de su mujer, y la asesinó a martillazos. Tras salir al balcón llamó a un sacerdote para que lo confesase y le diese la extrema unción, el sacerdote se lo negó pues pensaba suicidarse. Y acto seguido se pegó un tiro en la cabeza con un revolver sin licencia, una Walther calibre 6,35, falleció poco después en el hospital.

Los hechos son aterradores, pero la leyenda negra en el número 3 de Antonio Grilo tendrá todavía otro suceso, en la misma vivienda en la que tres años antes habían fallecido la familia Ruiz al completo de forma violenta. Rufino Márquez encuentra en uno de los armarios el cadaver de un bebé, que horas antes había estrangulado la que era su novia. Ésta había ocultado a su pareja su embarazo y cuando dió a luz, asesinó al pequeño y lo escondió.

Solo se que a mi, el número 3 de Antonio Grilo me da mucho, pero que mucho respeto.

sábado, 30 de octubre de 2010

CENTENARIO DEL POETA

Hoy se cumplen 100 años del nacimiento del poeta de Orihuela, y que según he visto en el blog de Thiago, que a propuesta de Lola Mariné (esa señora con gato) sería buena idea colgar algún verso hoy de MIguel Hernández. Yo he escrito en más de alguna ocasión mi admiración por este poeta.

El pasado viernes 22, aprovechando que era mi cumpleaños, mi D. me llevó a ver la exposición que sobre su vida hay en la Biblioteca Nacional. Salimos impresionados, sobre todo él, y nos llamó la atención su maleta, la maleta con la que llegó por primera vez a la capital desde su Orihuela natal, una capital que lo recibió con frío, frío en sus manos que le helaba el cuerpo y el alma, y cargado de ilusión llegó a su casa en la Calle Vallehermoso, desde donde intentó hacerse un hueco entre los principales poetas de la época. En apenas unos años no solo consiguió ese hueco que tanto ansiaba, viajó, escribió, vivió y se comprometió con la causa comunista y sobre todo, con la República, por la que terminó dando su vida, en aquella carcel de la Plaza del Conde de Toreno, donde fue condenado a muerte, y donde hoy hay una tienda de chinos y un par de restaurantes, sin ninguna inscripción que lo recuerde. En la carcel fue donde escribió, salvando la censura, escondiendo sus escritos en un cántaro de leche, escritos y cartas que se conservan y en la Biblioteca Nacional se recogen, junto con innumerable material relacionado con el autor. Mi poema preferido es sin lugar a dudas la Elegía a Ramón Sijé, pero la he puesto en más de una ocasión, dejo aquí un fragmento de un poema suyo, clara muestra de su compromiso y sentir de izquierdas, y no es que la izquierda se apropie de su obra, es que su obra es claramente de izquierdas:


ACEITUNEROS



Andaluces de Jaén,
aceituneros altivos,
decidme en el alma: ¿quién,
quién levantó los olivos?


No los levantó la nada,
ni el dinero, ni el señor,
sino la tierra callada,
el trabajo y el sudor.


Unidos al agua pura
y a los planetas unidos,
los tres dieron la hermosura
de los troncos retorcidos.


Levántate, olivo cano,
dijeron al pie del viento.
Y el olivo alzó una mano
poderosa de cimiento.


Andaluces de Jaén,
aceituneros altivos,
decidme en el alma, ¿quién
amamantó los olivos?


Vuestra sangre, vuestra vida,
no la del explotador
que se enriqueció en la herida
generosa de sudor.


No la del terrateniente
que os sepultó en la pobreza,
que os pisoteó la frente,
que os redujo la cabeza.


Árboles que vuestro afán
consagró al centro del día
eran principio de un pan
que sólo el otro comía.


¡Cuántos siglos de aceituna,
los pies y las manos presos,
sol a sol y luna a luna,
pesan sobre vuestros huesos!


Andaluces de Jaén,
aceituneros altivos,
pregunta mi alma: ¿de quién,
de quién son estos olivos?


Jaén, levántate brava
sobre tus piedras lunares,
no vayas a ser esclava
con todos tus olivares.


Dentro de la claridad
del aceite y sus aromas,
indican tu libertad
la libertad de las lomas.

UN MUNDO PERFECTO (II)

Ernesto era el mayor de cuatro hermanos, y había nacido a finales de los años cincuenta, en concreto en 1957, el mayor de cuatro hermanos en plena España del Baby Boom. Su madre, Angelita había sido campesina toda su vida, y a la harina se dedicaba, desde la recogida de trigo en su época a la obtención del blancuzco polvo con el que se hacía el pan. Su padre, Servando,  había sido panadero, fusilado al principio de la Guerra Civil por acusación directa de Don Manuel, cacique y falangista de la época, todo por una historia de faldas al estar casado Servando con una joven sirvienta llamada Rosita y que era pretendida por el señor cacique. Rosita tuvo a Angelita en 1936, y Angelita a Ernesto, nuestro protagonista de Un Mundo Perfecto de hoy y a quien seguirían Servando, Jaime y Ramón, sus hermanos pequeños.

Su abuela y su madre lo intentaron sacar adelante en la vida como pudieron, pasando al principio muchas penurias. El padre de Ernesto era un un joven venido a menos con el paso del tiempo, pasó de ser el chico guapo de aquel pueblo vallisoletano a convertirse al poco en el borrachín del pueblo. En cuanto se enteró de que Angelita había quedado encinta, éste le dejó claro a Angelita que no se iba a hacer cargo de nada, que el niño que llevaba en sus entrañas podría haber sido de cualquiera. Ernesto conocía a su padre, era muy conocido en el pueblo, pero él no dejaba de sonrojarse cada vez que lo veía tirado en el suelo, alcoholizado en la puerta de cualquier bar.

Jamás pasó hambre en su infancia, España no era ya lo que había sido años atrás, se vivía bien, y los niños apenas tenían preocupaciones más que jugar, ir a misa todos los domingos y estudiar. Ernesto estudió en el colegio de las monjitas del pueblo, el único que había, privado pero para el que todas las madres guardaban algo de dinero para darle lo mejor a sus hijos. Luego, lo enviaban a diario a Valladolid, a estudiar el bachillerato, y todos los días se hacía un recorrido de 45 minutos para volver a casa. Cuando terminó, decidió que él quería estudiar ingeniería industrial, en Madrid. Angelita, que había ahorrado toda su vida para pagarle la carrera universitaria tuvo que decirle que no, que era imposible tal gasto y optó por estudiar Económicas, aunque no sabía a ciencia cierta para qué le serviría aquello, pero esperaba trabajar en un banco algún día. Empezó a estudiar y pronto se vió inmerso en aquellas huelgas, conciertos y protestas de la universidad de Valladolid en 1974 y 1975. Los grises lo detuvieron y se pasó varios días en el calabozo, ni que decir tiene la somanta de palos que aquel día se llevó. Cuando murió el caudillo, salió a la calle a celebrarlo.

Terminó su carrera y se fue a probar suerte a Madrid, consiguió trabajo en un banco, y todo parecía irle bien, allí se casó con Teresa, su actual esposa, y creó una familia. Había militado en el Partido Socialista en la clandestinidad, por que se sentía comunista moderado, su sentimiento siempre de izquierdas. Cuando el Partido Socialista abandonó el Marxismo, Ernesto no estaba nada convencido, aún así apostó por aquel joven de la chaqueta de pana. Tardó varios años en volver a su pueblo, y en el año 1995, con sus hijos ya criados se instaló allí montando una asesoría con cinco empleados. No le iba mal el negocio, y pronto lo reclamaron para ser candidato a la alcaldía. Perdió las elecciones de 2003, pero en 2007, cuando Don Camilo, el alcalde de toda la vida dejó la política, ese año consiguió hacerse con la alcaldía. Sus dotes como economista le permitieron darse cuenta enseguida de las necesidades del pueblo, y de ponerse manos a la obra para sanear las arcas y demandar a Don Camilo por las denuncias de un vecino que se había visto perjudicado por un asunto de prevaricación.

Cuando enjuiciaron a Don Camilo, Ernesto se sintió mal, pero el pueblo era lo más importante para él. Cuando se enteró del fallecimiento de Don Camilo, Ernesto se sintió peor, se creía el culpable de haberlo metido en aquella espiral de justicia que ahora se cernía sobre él. Habló con su madre aquel día, en el entierro del anterior alcalde, Doña Angelita, ya muy mayor le dijo "no te sientas culpable, no has hecho nada que no debieras hacer, ten mucho tino con tu gestión y lograrás ser querido por todos como alcalde honrado y no como alcalde temido. Y tranquilo, que el Camilito podrá estar a gusto en su ataud con asas de bronce, ha sido feliz en vida, ha muerto feliz y convencido de todo el bien que hizo siempre, incluso ahora se juntará con su padre, a saber donde, otro que estará contento por haber purgado a España de indeseables rojos".

Ernesto se fue a casa orgulloso de si mismo, contento por lo que le había comentado su madre, contento por lo que había hecho hasta ese momento, y esperanzado por que los fantasmas del pasado, habían terminado definitivamente. Iluso.

viernes, 29 de octubre de 2010

FNF Nº 39

Hay temas que en cuanto los escuchas te enamoras de ellos, de principio a fin, y eso que el tema que traigo hoy no es un tema nuevo, ni mucho menos, es de 2004, cuando todavía no tenía ni mi carnet de identidad antiguo, pero que me ha durado hasta ayer, si, ya pertenezco a la España Digital con mi DNIe.

Marlango se gesta a primeros de este siglo, y saca su primer álbum en 2004, Marlango, al que pertenece el "It's Allright" que hoy traigo, un tema que va in-crescendo, desde un inicio totalmente suave hasta un final cargado con auténticas notas de blues. Desde esa fecha, el trío formado por la conocida actriz Leonor Watling, Alejandro Pelayo y Oscar Ybarra han sacado cincos discos, uno de ellos un recopilatorio (¿de sus dos primeros álbumes? hay cosas que no entiendo muy bien, pero las discográficas sabrán). A mi la voz de Leonor me encanta, me encanta ella en si misma, su dulcura y su firmeza, y me encanta como actriz, ¿que más se le puede pedir? Ahm, si, se le puede pedir en matrimonio, otra cosa es lo que nos responda.  Preparaban un concierto con temas elegidos por sus fans en Facebook, en la sala Joy Slava en Madrid, para el próximo 5 de noviembre pero lo han tenido que cancelar a causa del rodaje que Leonor está realizando, habrá pues que esperar para volver a verlos. Este video fue dirigido por Isabel Coixet, esa directora tan peculiar que habla tanto y a la que El Pais ha dedicado anteayer el titular de la contraportada en el desayuno, por las declaraciones de Concha Díaz, Presidenta de la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) diciendo, entre bromas que "Que subtitulen a Isabel Coixet, por favor!!.


Esta semana, había pensado dedicarle a G-boy el FNF, por aquello de ser fan de Halloween, pero ni es el día, ni la canción de esta semana tiene nada que ver, además de haberse llevado ya esta dedicatoria. Como el tema habla sobre bailar, y mi último fans es Rimmel Pub (al que accedí a su blog ayer, pero, al que perdí la pista esta mañana, aunque recuperada gracias a Thiago), mi seguidor 40, ya cerca a la cincuentena, y donde seguirán poniendo buena música, como la última vez que estuve, que seguirá habiendo ese ambientillo mary-familiar, que Thiago le ha dedicado un post pues, dedicado a su nueva gerencia, o nuevo propietario, que luego no se diga que este es un blog rojo rojo, que también se apoya a los pequeños empresarios, que no dejan de ser trabajadores... mis fans sabrán que, a los empresarios que pongo en tela de juicio es siempre a los grandes empresarios. Ay!! que me desviais del tema concreto, Rimmel Pub, pues, ya sabeis a donde ir a tomar unas copichuelas el fin de semana, aquí, en Chueca, Madrid, y si os pilla a desmano, para cuando os paseis por aquí.

Bicos Ricos

PUENTE DE DIFUNTOS EN "TERRA MEIGA"

Dicen que Galicia es una tierra encantada, llena de leyendas e historias sobre brujas, seres infrahumanos, mitológicos o mismo difuntos y lo que aquí conocemos como la Santa Compaña, una procesión de muertos o ánimas que recorren las parroquias visitando las casas de aquellos que fallecerán próximamente, normalmente suelen llevar capuchones blancos y velas encendidas, suele ir en cabeza de la comitiva un portador de una cruz, un vecino que, al día siguiente a dicha procesión no recordará nada, pero que irá palideciendo con los días terminando en una debilidad que le llevará a la muerte en poco tiempo. Normalmente a la Santa Compaña, se le reconoce por el olor a cera quemada que dejan a su paso.

También es una tierra donde se habla de los fuegos fatuos, especialmente en estas fechas que la gente aprovecha para visitar los cementerios, allí donde algunas noches se pueden ver aquellas luces que desprende la materia en descomposición. Hay un frase típica que se dice en Galicia "¿Meigas? Habelas hailas" que significaría algo así como "¿Brujas? Haberlas las hay", claro que no se sabe bien donde, se desconocen de forma oficial, pero es una tierra llena de curanderos o sanadores, de adivinas de pañoleta negra en la cabeza que con solo verte te hacen una radiografía de tu vida de arriba abajo, dicen, por que yo no las he visto, ni he acudido nunca a ninguna de estas personas. María Soliña fue la bruja más conocida, una noble de un pueblecito de Pontevedra acusada de brujería por el Santo Oficio que fallecería tras ser condenada después de haber sido torturada para confesar que practicaba brujería desde hacía dos décadas.

En mi pueblo se cree, o más bien se creía en el lobisome, condición con la que nacía el séptimo varon seguido que nacía en una familia, yo todavía recuerdo a un señor que decían que era, y que las noches de los viernes se transformaba en lobisome, un hombre con no demasiadas luces, muy conocido en el pueblo y con un corazón muy grande. Lobisome es la metamorfosis que sufre el varón en un animal mezcla de cerdo y perro, que solamente es curado si es herido por alguien, a quien después, el lobisome, como agradecimiento tiene que matarlo....

Leyendas aparte, podríamos pasarnos horas escribiendo sobre ellas, el hecho es que me voy a Galicia este fin de semana. Llegaré por la noche, en coche hago el viaje esta vez, con calma. Y ganas no me faltan, pues llevaba casi dos meses sin ir por casa, Villa Robi, como fue bautizada en su momento por una chica madrileña que veranea en mi casa, en honor al perro que teníamos que así se llamaba, Roberto en su carnet de veterinario. Voy en un fin de semana especialmente mágico, el de los muertos, el del Halloween, el de las visitas a los cementerios, y estos próximos días dedicaré mis post a ello. Mientras, espero hacer miles de cosas en poco tiempo, como siempre. Por lo que me han comentado, tengo una cena, no se concretamente que día, supongo que el domingo por la noche, donde me darían mi regalo de cumpleaños... y es que soy tan majo, que seguro cuando llegue, me tendrán una bicicleta estática preparada para mi, oh, espero que no. Este fin de semana también quiero cambiar un poco de aires, en mi misma Galicia, salir por Santiago, que hace ya un tiempo que no lo hago, esa ciudad universitaria que estos días se prepara para la visita del papa, solo me apena que la visita no fuese esta semana, por aquello de encontrarme una ciudad plagada de universitarios y policías, los policías para la seguridad de la visita de Benedicto XVI.

¿No es buen plan para el fin de semana? Lo que si está claro, es que lo necesitaba, necesitaba ir por casa por que normalmemte, cuando llevo un tiempo sin ir por ella comienzo a ponerme impertinente como los niños, mi estado de ánimo cambia mucho y me vuelvo más irritable. Y es que salir de Madrid de vez en cuando se agradece, aunque sea a la Sierra, pero si es a Galicia, aunque llueva, como así pronostican, mejor que mejor.

Os dejo entonces con algunos posts marcados por las tradiciones de mi pueblo en el día de los difuntos, y alguna que otra cosa misteriosa que se me ha pasado por la mente estos últimos días.

Bicos Ricos

jueves, 28 de octubre de 2010

ANGELINES, (VII y final) POST-ANGELINES

Acabada mi relación con Angelines, solo me queda, con este breve post, indicar en qué situación estamos Angelines y yo.

Pues bien, pese a vivir en el mismo pueblo, pocas son las noticias que tenemos el uno del otro, aunque yo sé de buena tinta que cada cosa importante que pasa en mi vida, a ella le llega enseguida, y es que no le ha quedado otra. Una tía mía le consiguió un trabajo indefinido, y trabajan juntas, por lo que es el mayor flujo de información que tenemos actualmente, ya que amigos en común hemos mantenido muy pocos, al final me los he quedado yo todos y ella prácticamente ha desaparecido de la vida social, y es que lo he mencionado en alguna ocasión, que ella sociable sociable, tampoco es que fuese.

Al verano siguiente de nuestra ruptura, Angelines estuvo tonteando con un chico, que se debatía entre ella y otra amiga. Angelines no dudó nuevamente en pelear con quien fuese, pero el chico este no estaba muy interesado en ella, y aquello no duró más que un mes aproximadamente, y la historia con la amiga, terminó como el rosario de la aurora. No volvió a tener pareja que yo sepa. No me ha llegado rumor alguno. A lo mejor se ha hecho Mari Bollo y yo sin saberlo.

Apenas mantuvimos contacto por sms al principio de la relación, sobre todo las noches que yo bebía un poco y a altas horas de la madrugada, en mi soledad, de vuelta a casa me acordaba de ella. Pronto el flujo de mensajes fue cesando y yo centrándome cada vez más en Billy Sive y en lo que cayese. Por si acaso, ella cambió su número de teléfono, por uno en la compañia de su hermana, con quien hablaba más, supuse que era por si yo me ponía pesado, pero a los pocos días ella me envió otro sms, que no recuerdo bien a cuento de que venía, pero lo interpreté como un "este es mi número de teléfono".

Falleció mi abuelo y ella me envió un mensaje de pésame que se lo podía haber evitado, por que me puso de mala uva, algo así como un "lo siento mucho." Anda que hay que ser cutre. Me vine a Madrid y ella me felicitó por haber aprobado la oposición, esta vez esmerándose más y quizá respirando aliviada por mi pronta despedida. No hace mucho falleció la abuela de Angelines, yo le envié un sms, desde luego me esmeré más, mi sms tenía más caracteres que el suyo, y encima, mi madre la llamó por teléfono para ver que tal estaba, y para cotillear, claro está.

Así pues, las últimas veces que he ido al pueblo, no me la he encontrado. No he podido ver la cara de sorpresa que ponía normalmente al verme y coincidir en los mismos locales por los que a veces salíamos, no he podido comprobar la cara que me puso la última vez que me vió de "que interesante te estás poniendo" y yo no he podido hacerme el chulito power delante de una chica que me gustaba a la "española", intentando dar unos celos inútiles.

Termina aquí el relato sobre Angelines, el personaje favorito de Thiago, el personaje que debe parecer de ciencia ficción, pero que existió, que me tuvo con el corazón en un puño durante años y con el que aprendí muchas cosas sobre el amor que antes desconocía.

miércoles, 27 de octubre de 2010

EL DESPIDO DE LOS FUNCIONARIOS

Si hay algún cargo o institución o profesión denostada realmente es la de pertenecer a la SGAE, pero SGAE aparte, hay algo que es todavía peor, pertenecer a la CEOE. Se me verá cierto tufo rojillo, pero insisto en que yo no hablo ni de mi vida privada ni de política en este blog, claro, hoy hablo de los funcionarios, de los despidos y de las organizaciones empresariales.

El pasado lunes, el presidente de Mango y del Instituto de Empresa Familiar propone al Gobierno de España que los funcionarios tengan remuneraciones variables y una "estabilidad laboral similar a la de la empresa privada". Vamos, en otras palabras, que nos puedan echar a la calle a la primera de cambio, que otra cosa no ha hecho la empresa privada, pero echar trabajadores, unos cuantos. Ayer se sumó a esta propuesta el Secretario General de la CEOE, el Sr. Lacasa (que no sé yo si será el de los turrones Lacasa, y sus nietos, los Lacasitos) diciendo que "Todos estaremos de acuerdo en que todo lo que sean medidas para mejorar la productividad". Así está el panorama. Si a esto sumamos la gran idea revolucionaria del Presidente de la CEOE, el señor este Díaz Ferrán, de que la única forma de salir de la crisis sea "trabajar más y cobrar menos", y que nos lo dice después de haber hundido Viajes Marsans y AirComet con varios cientos de desempleados e impagados todavía. Pues ya está. de aquí a los premios Nobel de Economía, todos. Pero hay que ser sumamente inepto, para ocupar cualquiera de estos cargos y es que se puede llegar ahí sin estudio alguno, que es ya una de las primeras diferencias con los funcionarios, con los funcionarios de carrera, claro, que los elegidos a dedo no cuentan, y estos también pueden ser sumamente ineptos, el resto, al menos, nos aprendemos la Constitución.

Decía que hay que ser sumamente ineptos, por que es complicadísimo poner de acuerdo a PP y PSOE en algo, y esta vez, los principales partidos políticos han tenido que dejar claro que en España, ese tipo de Función Pública no es posible. Desde hacía tiempo que no salía en prensa ningún punto de encuentro entre ambos partidos (que a veces coinciden en muchas cosas pero estas cosas no suelen salir en prensa). Pues esta gentuza de la empresa privada lo ha conseguido.

Yo es que espero las próximas medidas para salir de una crisis que ni el PSOE ha creado, ni los trabajadores, ni los sindicatos, y que están pagando precisamente estos tres, junto con los jubiletas o funcionarios en concreto. Espero sus próximas ideas de grandes líderes de la economía, en la mayoría de los casos, gente que han creado sus empresas, o las han heredado, han estudiado en colegios de pago donde no se exigen unos mínimos educativos y ahora están ahí, dando lecciones de economía, y veo sus medidas del tipo "para salir de la crisis, lo que teneis que hacer es dejar de apretar vuestros cinturones, es más, sacáoslos, bajad los pantalones y dejaros dar por culo, nosotros haremos el resto con mucho gusto". Y es que no se puede ser ya más porculero.

A los funcionarios, lógicamente nos tienen contentos, primero nos han bajado el sueldo, y todo el mundo lo ha aplaudido, ahora nos quieren poder echar, no sabemos si para continuar su piramide de corrupción, mangonear y dirigir el pais sin ofrecer nada a cambio, aumentando año a año, independientemente de como sea la situación de mucha gente, aunque yo soy de los que creen que esta es una crisis extraña, por aquello de ver las tiendas abarrotadas, en concreto, Mango es de las que tienen gente, y que los funcionarios los vetasen tampoco sería mala medida, para salir de la crisis. Es la diferencia con El Corte Inglés, ellos cuidan a los funcionarios, y los funcionarios a El Corte Inglés, y no me preguntéis por qué pero esto es una simbiosis.

No os aburro más, con un post "económico", pero yo propongo, como medida para salir de la crisis, que el estado contrate a más auditores, que las auditorías se hagan muy a fondo en las empresas, que los empresarios no tengan opción de trabajar con dinero negro, que si que no favorecen para nada a nuestra economía, y por supuesto, cortar muchas, muchísimas de las ayudas del Sector Público al Sector Privado, veríamos como pronto, los empresarios comenzaban a tomar medidas, o por los menos, a apretarse un poco el cinturón, que también les va tocando.

Bicos Ricos

martes, 26 de octubre de 2010

UNA EXPERIENCIA CUASI RELIGIOSA

No eran ni tan siquiera las ocho de la tarde cuando enseguida llamé a D. y nada más descolgar su teléfono le dije "acabo de vivir una experiencia cuasi religiosa" y enseguida me dijo "a ver, cuéntame, que seguro que te has dado cuenta que es maravilloso levantarte un día de semana con tu cari, desayunar juntos e irnos juntos a trabajar", y tuve que bajarle a la realidad "no, algo mejor que eso, me he ido a cortar el pelo a un chino". Y comencé a relatarle lo que me había ocurrido.

Ir a cortar el pelo a un chino es una experiencia, cuasi religiosa, o por lo menos, una experiencia que uno debe probar alguna vez en la vida. A mi me tocaba ya cortarme las melenas, bueno, melenas, cortarme eso que me queda ahí arriba y que crece ya más hacia los lados que otra cosa. Tras esperar muchas veces para cortar el pelo en Galicia (esta vez me ha sido técnicamente imposible) y tras probar distintas peluquerías, unas más caras, otras más baratas con resultados diversos, tras probar en una peluquería de pruebas, esta vez tocaba rizar el rizo, nunca mejor dicho, bueno, que tampoco hay pelo para rizar ya, esta vez tocaba un chino.

Entré con un miedo que no me lo saqué hasta que me fui. La peluquería, céntrica, llena de sillas y con varios chinos dentro. Una señora china con una coleta, su hijo con algo similar a un uniforme militar, y una niña pequeña, todos chinos. Otro chino cortándose el pelo y tres peluqueros, o tres chinos más por allí, no sabía muy bien si era gente esperando o que era. Pero nada más entrar te das cuenta de que los chinos se van a comer el mundo, por eficientes. Y fue entrar y preguntarme enseguida "¿laval y coltal?" Respondí de forma afirmativa  y me invitaron al momento a sentarme en una butaca de cortar el pelo. Allí vino un chino alto, con un peinado bonito, aunque chino, muy moderno, un chino guapo, de los que podrían protagonizar una película china sin problemas, y con unas manos grandísimas. Me colocó la toalla en la espalda, sujetada al cuello y cogió un bote de Champú Fructis, aunque yo al principio pensaba que era alguna mascarilla, no, era champú, y lo vertió en mi cabeza seca, y comenzó a esparcirlo, y cuando tenía ya el pelo lleno de espuma comenzó un masaje capilar, un masaje que a mi inicialmente no me relajaba, pues no paraba de pensar en el precio, hasta que llegó un punto en el que no pude más, y sucumbí al placer que estaba sintiendo en mi cuero cabelludo. Me relajé cuanto pude y como yo era el único español allí, comencé a imaginar cosas mientras el chino imponente me masajeaba la cabeza, pensé que me tocaría algún nervio que me dejaría KO, me meterían en una sala interior y me abrirían en canal para extraer mis órganos, incluso pensé que me lavarían el cerebro, me estirarían los ojos y me pondrían a vender cerveza en las esquinas. Pese a mis imaginaciones me relajé.

Cuando terminó me invitó cuidadosamente a ir al lavabo, donde se aclara el pelo. Claro, pero es que los chinos son diferentes hasta en eso. Los lavabos aquí son más bajos que en una peluquería normal, y las butacas están estiradas, de forma que estás tendido boca arriba, mientras el chino te continúa masajeando la cabeza con el mando de la ducha y con las manos. Me relajé hasta el punto de dejarme llevar, y pensé que al menor descuido, alguna leve erección podría ocurrir. Mi subconsciente me contuvo. 

Me invitó nuevamente a otra butaca, donde empezó a masajearme la espalda. Mientras escuchaba hablar chino, la señora china ni se inmutaba, y yo no sabía ya si eran figurantes o que hacían realmente allí. Pero no noté nada raro. De fondo, sonaba música disco china. Supuse que era china por los extraños sonidos y el idioma en que cantaban de vez en cuando. No era una radio, era un cd. Y cuando el chino de las manos grandes terminó con mi espalda, me anunció que otro chino, de los que allí estaban me cortaría el pelo. Me preguntó como lo quería, le dije que al uno por los lados y tijera arriba, y las patillas que me las dejase con la forma con que las llevaba. Raudo y veloz cogió la maquinilla y solamente con ella y el peine, comenzó a cortar, muy cortito, a lo mejor menos que al uno, pero me gustaba el resultado. Ahí me tranquilicé definitivamente ya, cuando llegó una chica española con una larga melena para "laval y coltal las puntas" y después entró una señora española también para "laval, coltal y laval", anda que no son listas las señoras. Con mucha maña se desenvolvía el chino, que no pasó ningún detalle por alto, atento a todos los detalles, y las patillas, perfectas. Me dedicó buen tiempo y el resultado más que óptimo, luego me llevó otra vez a donde el lavabo de pelo, me quitó todos los restos y me invitó a la butaca otra vez. Me preguntó si quería gomina, pero como me lo había dejado tan corto le dije que no, entonces me dió con el secador en el pelo. ¿Qué más se puede pedir?

Asustado, fui a pagar, temiendome una factura del quince. Pues, 8 eulos me cobraron. Ocho euros por un buen corte de pelo con un masaje incluido. ¿Alguien da más? Yo desde luego me quedo con mi peluquería de Galicia, por costumbre, pero vamos, que enseguida me pasaré al corte chino, que visto lo visto, no me extraña que estos se coman el mundo, si es que todo lo hacen bien, no siendo la comida china, que es un poco infumable, y hablar castellano, que no se les da nada bien, aunque lo aprenden rápido.

lunes, 25 de octubre de 2010

AUSENCIAS

En primer lugar, agradecer en general lo que ha sido mi cumpleaños, vuestras visitas al blog y felicitaciones por este día en que servidor ha cumplido... años, que a una dama no se le preguntan cuantos, y yo, que no hablo ni de política ni de mi vida privada, menos voy a contar sobre mi edad.

He recibido felicitaciones en el blog, las que veis escritas, de mis lectores habituales, he recibido felicitaciones a través de sms, como normalmente, aunque este año, quizá por la "crisi" algunas menos, y más con el torbellino Facebook, que además de avisarte de la fecha de cumpleaños de la gente, también te acerca la de gente menos cercana a los que ni se les pasaría por la cabeza que un 22 de octubre es tu cumpleaños. Me he pasado el sábado por la mañana, una hora y media, leyendo y contestando a quienes me han felicitado, uno a uno, cada uno su mensaje, y uno general de agradecimiento, y es que es de bien nacido ser agradecido, dice por lo menos el refranero. He tenido felicitaciones en directo y felicitaciones telefónicas, y algunos regalos, de momento muy pocos, y aunque yo me los merezco, tampoco los considero algo fundamental. A mi me llega más una felicitación, y un regalo que no sea una bicicleta estática. Claro que este fin de semana vuelvo a Galicia, y el balance será más positivo, espero. He recibido algún correo electrónico (escaso) y alguna felicitación a través del Messenger. Han habido ausencias, sobre todo una.

Lógicamente, me ha felicitado mi D., con quien he pasado gran parte del día y ni que decirlo tiene, que me ha alegrado el viernes, y ha puesto la sonrisa de mi cara en un día marcado por un fuerte dolor de anginas y una fiebre que ha ido remitiendo. Me han felicitado mis padres, y debo admitir que con la felicitación de mi madre me ha caído una lagrimilla, por que su mensaje es un poco Winnie de Pooh, por aquello de que se le nota con muchas ganas de que vaya por allí y se lamenta un poco de tenerme tan lejos, por que no se si lo he dicho ya en alguna ocasión, pero soy el chichi de mamá. Gran parte de mi familia se ha acordado de mi en ese día. Mis amigos, los de Galicia casi todos han dejado su mensaje, y los más cercanos, todos me han llamado, aunque yo, estuviese con el teléfono apagado casi todo el rato. Me han felicitado blogueros, incluso La Buscona, aunque lo hiciese para restregarme que el próximo fin de semana estará con mi D., y me han felicitado hasta algunos rolletes que había tenido y con los que he mantenido contacto.... físico durante este tiempo. Han habido ausencias, sobre todo una.

Efectivamente, se que muchos pensareis que Angelines no me ha felicitado, habeis acertado, tampoco esperaba este año que me dijese nada. Pero la ausencia que más me ha dolido, sin lugar a dudas, ha sido la de Billy Sive. Y se lo hice saber el domingo. El domingo se conectó al mediodía, para contarme no se qué de la carrera de Fernando Alonso, que estos días había estado entretenidísimo y que el sábado había salido y había bastante gente.... ¿holaaaaa? Enseguida me puse mi traje de avispa. "Pues si que has estado entretenido, si, y te lo has debido pasar bien, que no te has acordado de enviar un triste sms para felicitarme", y respondió con un "fue el viernes, si, estuve liado haciendo.... blab bla bla bla" ¿Lleva mucho tiempo escribir un correo, o un triste sms? "es que yo no me acuerdo a veces ni de mi cumpleaños, para mi no es una fecha importante" y ya me calenté lo indescriptible, por que no se si lo que no era importante era yo, la fecha en si, o que, pero tras varias excusas que me dió le dije que, nuestra amistad no se basaba en que él se conectase a veces y me contase su vida, le recomendé que se hiciese un blog, que la gente lo leyese y tan contento, que la amistad era algo más, y que la amistad había que, cuanto menos, regarla para que no se marchitase, pues, con un mosqueo del quince, después de decirle que él ya me aportaba más bien poco, concluyó su discusión conmigo con un "lo importante son los recuerdos que me quedan de ti, pero para mi no eres una planta, si no, tierra yerma". Hombre, me ha jodido con un mensaje tan profundo al final, justo antes de aparecer como "desconectado", y de una forma tan poética, cuando yo he estado tan tan hiriente y tan frío con él.

Pues así me he quedado con el cuerpo, semi mal, que lógicamente ni se ha enterado de que he estado esta semana con fiebre y padeciendo horribles sufrimientos. Y sé que parece una tontería lo de la felicitación, y que estas cosas no se piden o exigen, pero que cuando alguien a quien aprecias tanto, se pase algunas cosas por el forro, es inequívoco que la relación no es bidireccional....

domingo, 24 de octubre de 2010

AMOR INFANTIL (III) RETOMANDO

Pese a vivir a tres kilómetros el uno del otro, cuando se es niño esas distancias se hacen más largas si cabe de lo que son en realidad, y nos pasamos un par de años sin volver a vernos Rui y yo, mientras, con Felipe habíamos incrementado los lazos que nos unían.

Fueron pasando los años oscuros, como siempre los he llamado y llegó la pubertad, con esos descubrimientos que todos hacemos de nuestros cuerpos. A los chicos nos va saliendo el bigotillo y las chicas desarrollan unos pechos, que a esas edades siempre te parecen impresionantes. Con un grupo de amigos nuevo comenzamos a salir los domingos por las tardes, normalmente a jugar a una sala de máquinas que había en el centro del pueblo. Allí coincidí otra vez con Rui. Rui estaba como siempre, radiante e insultantemente simpático. Paramos a hablar un par de veces, pero aquella unión que habíamos tenido se había roto. Cada uno tenía un grupo de amigos distinto, y él, además, sus seguidoras.

Volvimos a coincidir durante esos años en una escuela de baile regional también del pueblo. No, yo nunca he bailado, nunca he jugado al fútbol, nunca he hecho actividades donde tuviese que relacionarme con nadie, en una rata de biblioteca me había convertido en mis años oscuros. Dos de mis mejores amigas, por aquella época bailaban con él y allí nos pasábamos las tardes de los viernes, haciendo tiempo, y yo esperando a que llegase Rui con toda la ilusión del mundo por verlo, por tener su saludo, por recuperarlo algún día. Él llegaba con un séquito de fans incondicionales que apenas lo dejaban respirar, apenas lo dejaban pararse aunque fuese cinco minutos conmigo a charlar. Era la estrella de la Escuela de Baile y yo poco podía hacer para intentar un acercamiento, y aunque hubieron tímidos puntos de encuentro, jamás volví a recuperarlo.

Pasamos octavo de EGB, nuestras excursiones, él sus primeras novias, yo mis primeros rechazos de las chicas guapas del grupo, mi autoestima por los suelos y él en lo alto de la cima. Comenzaron los años de ir a la discoteca, las primeras pandillas, él aparecía por allí con su vespino y su cazadora de cuero, un pelo que me fascinaba y sus ojos marrón-verdosos siempre con un brillo particular. Me fascinaba su sonrisa y su limpia dentadura, su chandal o su pecho cuando lo descubría. Comprendí que no se trataba de recuperar una amistad, comprendí que me había enamorado de él.

Empecé a estudiar BUP, lo que no se ahora como se llama, y él empezó a hacer FP, en centros distintos. Pensé que los astros se alineaban con tal de que no coincidiésemos jamás en la vida. Y pronto, un amigo común que teníamos comenzó a despertar su interés, fue ahí cuando lo empezó a fichar en todas las semanas santas para ayudar a estas cosas de la iglesia en las que nos reuníamos lo mejor de lo mejor del pueblo, los más guapos y más golfos, los más espabilados, si, yo ya no era la rata de biblioteca, era el chico que estudiaba y que tenía miles de amigos con los que salir los domingos. Pasamos tres semanas santas juntos, volvimos a ser pareja en aquellas eucaristías interminables que el cura de mi pueblo daba. Siempre uno frente al otro, o uno al lado del otro. Juntos, otra vez juntos, aunque fuese en Semana Santa. Habría tragados misas de quince horas si fuese necesario con tal de disfrutar de aquellos momentos de risas con él, risas por otra parte a escondidas para que el cura no se enterase. Nuestros primeros cigarros, quedar después de todo el jaleo católico para tomarnos alguna que otra copa también a escondidas. Pero la Semana Santa pasaba más pronto de lo que yo quería. Volvíamos a coincidir nuevamente en la escuela de baile y al final del verano en una romería local en la que teníamos más o menos la misma misión que en Semana Santa.

Uno de esos años llegó una excursión que organizó la parroquia al Santuario de Fátima. Sin pensarlo ni dos veces nos apuntamos los dos, rememorando aquella excursión a Santiago, dándonos la oportunidad de esa excursión de octavo que por cuestiones de la vida nunca llegamos a tener juntos. Una excursión que incluía una noche en un hotel, en una habitación para cuatro personas en un ático, donde hicimos botellón, donde visitamos la habitación de otras chicas, donde Rui brillaba con luz propia por su simpatía y donde yo era el que comenzaba las gracias que después remataba él. Y mi mente sucia disfrutó aquella noche cuando totalmente desnudo salió de la ducha, cuando en calzoncillos se tiró encima de mi desde lo alto de un armario (en el que quizá yo he estado encerrado siempre), y las peleas, las peleas en calzones. Qué tiempo perdido y en una sola noche, que forma de recuperar todo.

El tiempo y las cuestiones de la vida nos volvieron a alejar, definitivamente.

sábado, 23 de octubre de 2010

UN MUNDO PERFECTO

Camilo era un hombre feliz, a sus sesenta y cinco años se sentía colmado de tranquilidad, alegría y útil para la sociedad a la que había servido durante gran parte de su vida.

Camilo había nacido en el seno de una familia adinerada de un pueblecito de Valladolid, de cuyo nombre no quiero acordarme, su casa con un gran patio interior tenía también un balcón inmenso justo en la plaza mayor de aquella localidad agrícola. Fue a mediados de los años cuarenta cuando Doña Francisca lo trajo al mundo, era el menor de nueve hermanos. Su familia no había pasado penurias en la Guerra Civil, a su padre, un reconocido falangista se le conocía y respetaba en gran parte de la provincia, sus hermanos mayores estaban en el ejército sirviendo a la patria y dos de sus hermanas, casadas ya, la primera con el alcalde del pueblo y la segunda con un empresario dedicado a la harina.

Pasó el tiempo, y de su paso por el colegio de los hermanos maristas le quedó una disciplina católica como mandaban los cánones de la época, y Dios siempre bajo palio, y a poder ser la misa en latín, como a él le gustaba. Se fué a Valladolid a estudiar secundaria y terminó en la Complutense estudiando derecho. A su término volvió al pueblo, donde casó con Esmeraldita, la hija del farmacéutico, y juntos comenzaron a crear una familia dichosa. Cuando falleció el caudillo, Camilo se llevó un disgusto, no sabía que harían ahora los falangistas, ¿a quién atemorizarían? ¿Qué cantarían ahora los niños en el colegio? Comenzó a trabajar en el ayuntamiento, primero como asesor jurídico del todavía alcalde, su cuñado y el día en que un juez decretó su inhabilitación, Camilo pasó a ser el candidato de aquel partido de nueva creación, Alianza Popular, presidida por aquel entonces por el ex ministro de turismo, Manuel Fraga Iribarne. Ser el candidato para las elecciones municipales de 1983 le fue sencillo, era suficiente con ser hijo de Don Armando y Doña Francisca, cuñado del ex alcalde y estar casado con la farmacéutica. Pese a ello Camilo era un hombre preparado, y católico.

Ganó de calle sus primeras elecciones municipales y se mantuvo en el cargo hasta 2007. Año en que, por recomendación de lo más alto de su partido tuvo que abandonar el puesto, y que pasó a su yerno. En política siempre había sido honrado. Honrado siempre y cuando no tuviésemos en cuenta que consiguió vivienda para sus tres hijas en aquella urbanización a la que le dió permisos sabiendo que los informes del arquitecto no eran favorables, y lo de aquella campaña suya que se la había pagado otro promotor.

El día de su retirada, una banda de músicos acudió a acompañarle a su casa tocando pasodobles varios. Sonaba la música por todo el pueblo y pareciera como si guirnaldas colgasen de todos los balcones, y a su paso, cayesen del cielo miles de serpentinas y virutillas. Sus hijas, las tres licenciadas habían casado con prometedores jóvenes del pueblo, licenciados ellos, excepto su ahíjado el mayor, el hijo de un empresario de ladrillos de la localidad.

Se había ganado a sus 63 años una jubilación anticipada, unos recursos suficientes para envejecer junto a su Esmeraldita. Su nieto el mayor tenía algo de maneras, y Camilo sabía que pronto lo curarían de todas esas pamplinas de las que le habían llenado la cabeza. Era su mayor disgusto, pero él había enviado desde el pueblo varias mociones al Gobierno de España para que retirase la ley de matrimonio homosexual. Había prsentado también varias mociones contra el aborto, pese a que había llevado a su hija a una famosa clínica barcelonesa el día que se enteró de que estaba embarazada de un joven progre que recorriendo España se había parado unos días en su tranquilo pueblo. Su nieto, el segundo había dejado el instituto muy pronto, no tenía ganas de estudiar, pero lo había colocado en la empresa de uno de sus yernos, en un puesto de dirección.

Al año siguiente a su retirada, cuando había entrado aquel alcalde socialista a gobernar en su pueblo, fue cuando comenzaron los problemas, y es que el nuevo alcalde no esperó ni medio año para denunciar las cuentas del ayuntamiento, y sobre todo, aquella denuncia por prevaricación en la construcción de aquella urbanización. Pronto llegaron las notificaciones, las citaciones con el juzgado, pero él estaba tranquilo, lo había hecho bien siempre, por el bien de España, y el de su familia, nada de que escandalizarse, y más después de todo aquello que había robado el tal Roldán aquel, o el Juan Guerra.

Y si bien, era todo perfecto, pero un par de años después, tras llegar de misa con su querida Esmeralda se encontró indispuesto, le dolía el corazón y pensó en acudir al médico. No hizo falta, no llegó a tiempo al hospital. Y con sesenta y cinco años dejó este mundo, con más dicha que gloria por todo lo feliz que había sido. Y es que nacer bajo determinadas circunstancias puede marcar tu vida definitivamente, y tú, hasta te puedes creer que eres el más afortunado del mundo y que siempre has actuado conforme a unos principios, sólidos principios y a fin de cuentas, solidarios.

viernes, 22 de octubre de 2010

FNF Nº 38

Hoy parece clara la dedicatoria ¿no?

Hoy es mi cumpleaños y encima coincide con mi día de vídeos musicales por lo que me dedicaré por entero este post, que creo que me lo merezco, ya que nadie me echa demasiadas flores, pues por lo menos yo cumpliré conmigo mismo.

He dado cincuenta mil vueltas al tema que iba a poner esta semana, dedicado para mi, que me gustase, me gustase el vídeo y tuviese una letra bonita. Pensé en un tema de Depeche Mode, por que son mis favoritos, pero en concreto, el tema que yo buscaba no tenía el vídeoclip disponible. Y tras probar con varios temas más me he rendido pero he encontrado algo que me sirve, Breathe Me, de Sía, Sía Furler.

El tema de Sia a mi me parece precioso, muy tranquilo, como yo, con una letra también bonita, y un video curioso, distinto. Sin embargo, este tema, me recuerda a la serie "A Dos Metros Bajo Tierra", a su último capítulo, cuando Claire Fisher introduce en el lector de cd del coche el tema de Sia, y comienza a visualizarse lo que será el futuro de los protagonistas de la serie, algunas imágenes y como será el final de éstos, con el paso del tiempo. Quizá este video sea más representativo para mi día de cumpleaños, en lugar de ver para atrás, hacia los taytantos que hemos dejado atrás, optimismo e imaginar como serán los años que quedan por delante, como será el final de uno, y cuando, pero sin agobiarse con estas cuestiones, dejando en este caso, varios finales abiertos ante la incertidumbre de no ser los protagonistas de una serie de televisión.


Y esta es la versión "Six Feet Under" o lo que es lo mismo "A Dos Metros Bajo Tierra", sin lugar a dudas, mi favorita, y con la que no deja de caerme alguna lagrimilla al volver a ver esa escena final.


En cualquier caso, gracias a los que os habeis pasado este día por el blog, y a los que van con retraso, gracias también, que me queda todo el año para disfrutar la nueva edad que he cumplido.

Bicos Ricos

ÉRASE UN CUMPLEAÑOS

Hoy es mi cumpleaños, el segundo que paso en Madrid y supongo que será parecido al del año anterior, sin la "pequeña" sorpresa que me tenían reservada mis amigos de Galicia. El pasado año mientras dormía en aquel piso con casera incorporada sonó mi teléfono a las 05:55, era un sms felicitándome por mi cumpleaños, provenía de una de mis mejores amigas que acababa de entrar a trabajar. Y aunque sean horas intempestivas uno se alegra de que se acuerden del cumpleaños. Dejé el teléfono y continué durmiendo, sin contestar al sms.

Una hora después, a las 07:05 suena mi teléfono otra vez, un número desconocido, y pensando que era un fan, ante la hora que era lo dejé sonar y seguí durmiendo. Al momento escuché el telefonillo, alguien llamaba a las 07:06, lógicamente no me levanto, entre mis sueños quedó ese sonido. Y un minuto después volvió a sonar mi teléfono, era el teléfono que yo no reconocía, con prefijo de Madrid y que esta vez, directamente colgué la llamada. Y volvió a sonar el telefonillo. Así que pensé que quizá si debería levantarme, pensé que podría ser uno de mis compañeros de piso que se había quedado puerta fuera, cuando yo tenía unos compañeros de piso que no me sisaban comida ni hacían fiestas nocturnas hasta la madrugada. Salí directamente al balcón y veo, entre mi aturdimiento provocado por el sueño y el complicado despertar, alguien a quien no conocía, y con el que no me había acostado en mi vida, y llevaba algo en la mano. Enseguida preguntó por mi nombre y apellidos. Me dice "tengo algo para usted". Y dale con el usted, que estas cosas, en fechas señaladas hacen que uno se sienta mucho más mayor de lo que parece.

Le abrí la puerta, y traía una cesta cubierta con papel de celofán y un lazo inmenso, su contenido era un termo con agua caliente, una taza con una foto de todos mis amigos en una boda unos días antes (si, algo hortera, y se lo hice saber pero a la que le tengo mucho cariño), unos donuts, unas magdalenas, un brownie, dos o tres piezas de fruta y un par de zumos, una benjamín de champán y una copa, unos cereales, unas tostadas de pan integral, mermeladas de varios sabores, miel y mantequilla, cucharilla, servilletas, y cuchillo para untar, varios sobres de infusiones de todo tipo, cafés varios, leche condensada, café descafeinado y colacao, y una tarjeta en el medio felicitándome mi cumpleaños. Lógicamente eché la lagrimita de rigor, eligiendo bien mi cámara antes de hacerlo. Era mi primer cumpleaños fuera de casa y mis amigos no solo se habían acordado de la fecha, si no que se habían molestado en hacerme llegar algo a primera hora de la mañana. Desayuné como un rey, por que a aquello no le faltaba de nada, y tuve productos para varios días de desayuno. Eso si, antes de que se fuese el señor con la cesta no pude reprimir hacerle saber de mi mosqueo y con mi cara de mal humor al levantarme le dije "Esto no son horas ehh, ni de traer cestas ni de traer nada, la próxima vez que le digan a primera hora, que sea a primera hora de funcionario, y no a primera hora de empleado de fábrica".

Horas después se acordaban de mi cumpleaños Darío, ese amigo del que he hablado en alguna ocasión, antes conocido como D.F., y esa misma noche, mi D. también. Días después, aprovechando Halloween, mi D. también me regaló una tarta en una fiesta improvisada en su casa, con sus amigos. Ahm, no lo dije, pero soy tan especial para ellos, y me quieren tanto, que ahora lo pienso, y tampoco me extraña, uy, se me ha escapado un poco de modestia por ahí.

¿Y este año? Este año estará marcado por "la crisi" aunque, por el momento, Darío ya se ha acordado de mi, y D. ha devuelto la bicicleta estática. ¿Está bien, no?

jueves, 21 de octubre de 2010

ANGELINES (VI): EL OCASO

Todo lo bueno tiene su fin, y lo mío con Angelines llevaba tiempo sentenciado. Cari, te quiero mucho pero llevarnos bien es muy complicado y tú me pides demasiado. Así pensaba yo. Aunque volvimos alguna vez más con breves períodos vacacionales. 

Y fue en uno de estos períodos vacacionales cuando me decidí a buscar a alguien por el chat, alguien masculino, por que llevaba tiempo con ganas de volver a probar aquellas cosas que había probado antes de empezar mi relación con Angelines. Y aunque tuve un par de cositas breves, o también llamadas "si te he visto no me acuerdo", llegó un día que encontré en el chat a un nadador, uno de esos nicks que de vez en cuando hacen que se te caiga un poco la babilla. Detrás de él se encontraba Billy, mi Billy Sive. Quedamos sin pensarlo demasiado, ambos con muchas ganas y con una sola intención, tener sexo rápido y sin complicaciones. Pues menos mal que era algo rápido y sin complicaciones, y que había poca luz. El caso es que después de aquella cita en la que sucumbimos a un largo rato de placer en su coche, en un lugar muy romántico (el mismo donde había yo perdido la virginidad con mi Angelines y sin remordimientos de conciencia por mi parte), decidimos volver a quedar un par de días después, esta vez en un piso picadero que tenía. 

Aunque ya conté esta parte cuando hablé de Billy, seguía teniendo el pica pica de mi Angelines, y la seguía queriendo con locura. Me resistía a que aquello terminase, por que cuando quieres a alguien, aunque sepas que está todo casi terminado, intentas pelear por ello (si, admito los comentarios al respecto de mis noches de lujuria sin ella). Volví con mi Angelines y compaginaba aquello con cafés a escondidas con Billy, al que le había pedido que no se le pasase por la mente enamorarse, que yo no estaba para ese  tipo de relaciones. Y otra crisis con Angelines, definitiva. Y fue aquí cuando conocí más íntimamente a Billy, cuando él comenzó a sentir algo por mi, y cuando le volví a dar la puñalada con una nueva y última recaída con Angelines. Ese verano yo me había roto un brazo con una caída en bicicleta pero Angelines no respondió como debía, no estaba ya enamorada y pronto se desencadenó el final. El final definitivo, a dos días de una boda, donde compartiríamos mesa. Un recuerdo funesto, una noche para olvidar donde corrieron por mis mejillas más lágrimas amargas de las que pensaba. Pero una cosa sola en la mente, salir adelante como fuese.

Y con calma, pasados los días, comprendí que había vida mucho más allá de mi Angelines, que estar en pareja no era una obligación, y que me había pasado más tiempo de mi vida solo que emparejado. La pena duró unos meses, meses duros de escaso apetito, llegar a casa y meterme en cama horas y horas a llorar. Mi madre estaba muy preocupada por mi, y yo muy mosqueado con ella, a raíz del día que le comenté que lo habíamos dejado y ella insinuó "pues algo le habrás hecho a la chica, que estaba loca por ti y si lo dejais te lo tienes merecido". Tiempo después, un par de años después, le conté un par de verdades a mi madre, y con un inaudito abrazo me comentó "eso me lo podías haber dicho mucho antes y me habría ahorrado aquel comentario".

miércoles, 20 de octubre de 2010

REMODELACIÓN EN EL GOBIERNO

Hoy me moría de ganas por hacer un post político tras la llamada de mi D. a primera hora para informarme de que Zapatero iba a remodelar a lo largo de esta mañana el Gobierno. Esta reforma había sido anunciada ya hace tiempo, con la única incógnita de encontrar la fecha adecuada para la sustitución, y tras las primarias madrileñas, y el cierre del acuerdo de gobierno con el PNV, ahora parecía ya el momento idoneo. La reforma deja fuera a María Teresa Fernández de la Vega, actual vicepresidenta del Gobierno, a Moratinos, titular de Asuntos Exteriores, y de Elena Espinosa al frente de Medio Ambiente.

La reforma hecha por Zapatero, y como muchos pedían, fusiona el Ministerio de la Vivienda con el de Fomento, de tal forma que la cartera que dirigía Beatriz Corredor (desconocida hasta por los propios socialistas) pasa a incluirse entre las competencias de Fomento, de José Blanco, Pepiño para la humanidad, y la cartera de Igualdad que dirigía Bibiana Aido se fusiona con Sanidad, que dirigía Trinidad Jiménez y que ahora pasará a manos de Leire Pajín, actual Secretaria de Organización del PSOE.

Pero Zapatero continúa apostando por su Trini, ¡ay Trini, ay Triniá! a la que pone en la cartera de Exteriores, y es que Exteriores suele ser un plato fácil de digerir, o lo fue históricamente, donde los Ministros llegan para ganar puntos. Moratinos tampoco es que lo haya tenido fácil, pero seguramente, tras "invitación" de su homólogo israelí para "no entrometerse" en el conflicto árabe-israelí, volverá a lo que siempre ha hecho, dedicarse a la política exterior y en concreto al Instituto para la Cooperación con el Mundo Árabe.

Sin embargo, a mi los cambios que más me han gustado han sido los de Rubalcaba y Jáuregui, y la sustitución de Corbacho (que ya venía siendo anunciada desde hacía tiempo). El Ministerio de Trabajo será tomado por Valeriano Gómez, ex secretario general de empleo en tiempos del Ministro Caldera, un nuevo ministro defensor del diálogo social y que tendrá una de las carteras en estos momentos, más complicadas. Rubalcaba como Vicepresidente Primero, manteniéndose en el Ministerio del Interior, y como le dije a mi D. en su momento, Rubalcaba estará en todas las quinielas de una posible sucesión de Zapatero. Y por último Ramón Jáuregui, otro hombre de partido al que ya le tocaba un cargo importante, tras ser Secretario General del PSE, vicelehendakari pero nunca un puesto de peso. Es sin lugar a dudas una apuesta de Zapatero de apuntalar, en este tramo final de legislatura el proceso de desintegración de ETA.

Tampoco se puede pasar por alto aquello de Rosa Aguilar, ex alcaldesa de Córdoba con Izquierda Unida y que desde 2009 formaba parte del Gobierno de la Junta de Andalucía como independiente tras algunas desavenencias con Izquierda Unida. Rosa Aguilar tomará las riendas del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, una cartera fácil para una recién llegada con cierto peso político en España.

Claro que yo ya no hablo de política ni de mi vida privada en el blog, pero alguien tenía que dar la noticia supongo. Ahora, lo lógico es que nos alegremos todos y esperemos que les vaya lo mejor posible, por que, cuando a los Ministros les va bien, a España le va bien ¿no? Bueno, siempre habrá quien pida la dimisión, por que alternativas desde la oposición ofrecen pocas, o ninguna, pero quejas por todo si.

Bicos Ricos

martes, 19 de octubre de 2010

PUTOS EXTRANJEROS

Hace un par de semanas cenaba yo en casa de una conocida periodista abiertamente de izquierdas, en una terraza, acompañado de un extraño grupo compuesto por cuatro españoles, una francesa y dos búlgaros. Entre cervezas, vino y charla se nos fue la noche.

Uno de los búlgaros comenzó a divagar, en concreto a quejarse de su situación de extranjero. ¡En el trabajo me llaman puto extranjero! decía. Y comenzamos a escucharle con atención su monólogo sobre los extranjeros. Dimitri, que es extranjero, aunque europeo comenzó a decir que en su trabajo le veían como "metrosexual" por llevar camisetas sin mangas al trabajo, lo veían musculado y al ser guapo era siempre el centro de todas las críticas de sus compañeros. Dimitri trabaja en la construcción con gente de otras nacionalidades, muy pocos españoles.

Llego a mi trabajo por la mañana temprano, cuando todavía hace fresco, y me pongo allí con mis camisetas sin mangas - sonreía y dejaba ver una blanca dentadura en su amplia sonrisa iluminada con sus ojos verdes - y no se si será que me ven  guapo, pero enseguida me están llamando "Ehh, tú, puto extranjero, acércanos esos tablones" y yo voy y se los llevo, luego me pongo ya a lo mío y apenas les hago caso. "Ey, puto extranjero, bajamos a tomarnos el bocata, invítanos a un cigarrillo", y nos bajamos a descansar, creen que soy gay, también cuchichean a veces sobre esto. Y a mi me da igual que se lo crean, que crean lo que quieran - mientras exageraba cómicamente algún gesto con pluma - yo no lo soy, pero como si lo fuese, pero que me llamen ¡Puto extranjero! ¿Quién me lo dice? ¿Un boliviano? ¿un ecuatoriano? ¿un brasileño? Vamos, que yo seré puto extranjero pero ellos no se quien se creen que son, que son también putos inmigrantes como yo. Pero se lo dicen a alguien que ha vivido en un pais que en los años de guerra fría acogían a todo el mundo, un país socialista donde no habían putos extranjeros, que los habían, pero donde todos nos queríamos unos a otros - realizando un gesto de abrazo bajo esos brazacos impresionantes - un país comunista donde no nos faltaba nada a nadie y donde nadie teníamos nada de nada, pero donde trabajábamos todos y éramos felices y contentos y no llamábamos a nadie putos extranjeros, pero lo que me jode no es que me lo llamen los españoles, que no me dicen nada, ellos trabajan para adelante y no dicen nada, son los otros los que me llaman ¡puto extranjero! pero sé que en el fondo es por que me envidian, envidian todo lo que trabajo y envidian lo guapo que soy. 

Así que yo hoy os dejo esta reflexión, en un post que va más allá de temas políticos (que por otra parte sabeis que yo de política y de mi vida privada no hablo). Yo creo que el racismo ha aumentado alarmantemente en España, y lo veo más en Madrid que en Galicia (donde hay muchos menos extranjeros y los que hay son normalmente hijos o nietos de gallegos emigrados), donde dicen las malas lenguas que ha disminuido la cantidad de trabajadores extranjeros en puestos que ahora ocupan españoles otra vez (aunque yo esto no me lo creo, ni lo he visto), donde todo son comentarios negativos hacia los extranjeros. Soy por otra parte, gallego, con lo que esto supone, un pueblo que ha emigrado a lo largo de la historia a todas las partes del mundo, llegando incluso a la Luna, donde dicen que hay un gallego de Ferrol. Yo no sé lo que habrán padecido los emigrados gallegos por el mundo en otras épocas pero en general creo que se puede decir que hemos sido muy bien tratados, y es que tenemos fama, aparte de introvertidos, de desconfiados o de no saberse bien si vamos o venimos, pues tenemos fama de trabajadores.

lunes, 18 de octubre de 2010

ME VOY

El fin de semana ha sido sobre todo movido y es que este fin de semana contábamos con la visita de La Buscona, y ella cuando viene es a darlo todo y más, así que me arrastró el viernes y el sábado. El domingo ya no pude más y sucumbí a la segunda resaca consecutiva en una tarde donde mi cama cobró todo el protagonismo y el descanso fue la nota dominante.

Estos días he disfrutado padecido yo más de a La Buscona que mi D. que ha estado en su línea de salir lo justo, que dice no estar ya en edad de ello. Además he bombardeado la tarde del sábado a mi chico con lo de la bicicleta estática, que la ha devuelto ya, y menudo peso que me ha quitado de encima, nunca mejor dicho. Cuando hablábamos sobre la bicicleta, el comentario que peor le sentó a D. fue aquel donde yo le decía "cuando yo me vuelva a Galicia, a ver que hago con la bicicleta". En el mismo instante no me di cuenta de lo que acababa de decir, pero mi subconsciente me fallaba y el sentimiento salió por mi boca como si nada.

Así que el sábado noche, con unas copas encima, volvió a salir el tema. El peliagudo tema de mi "supuesta vuelta a Galicia". Y entiendo a D. y su disgusto. Ante algo así tuve que agudizar el ingenio y mi propia lengua. Llevo casi dos años en Madrid y cuando vine mi intención era estar el mínimo tiempo aquí y en cuanto pudiese pedir mi traslado a Galicia, es lo que cualquier persona en sus cabales quiere. En Galicia tengo a mi familia, a mis amigos, y la vida es mucho más barata. Madrid tiene su atractivo que no vamos a negar, y la oportunidad de formarme un poco como persona independiente, pero mi Galicia tiene mar, unas temperaturas más suaves, y la posibilidad de continuar siendo independiente en una ciudad medianamente grande, sin metro, pero grande. D. dijo que entendía si me quería volver, que a fin de cuentas, en Galicia lo tengo todo. Yo le tuve que decir a mi D. que efectivamente, los motivos para irme a Galicia son importantes pero que para mi era más importante estar con él, que mientras esté a gusto con él no pensaba en Galicia, que a mi familia la tendría siempre igual y a mis amigos también, que Galicia está a cinco horas, una en avión, que no le negaba en un futuro volver, pero que esperaba quedarme aquí, y el día que no estuviese con él, tendría la tranquilidad de irme sin remordimiento alguno de conciencia.

En estas me he visto por bocazas. Tengo cierta facilidad para meter la pata en algunas ocasiones, y de poner las palabras exactas en los momentos críticos. No sé si lo convencí, pero le hice ver que ni lo nuestro era una relación pasajera para pasar el rato, y de hecho le insistí en ello, que no tenía ningún sentido estar con él para irme por que sí a las primeras de cambio, y que prefería no estar con él antes de hacer algo así. También supongo que la charla le habrá servido para saber que le quiero pero que tampoco me tiene en exclusiva, pero que me queda mucho por disfrutar de Madrid antes de decidirme a volver, y más, disfrutándolo con él.


domingo, 17 de octubre de 2010

AMOR INFANTIL (II): UÑA Y CARNE

Si he sentido alguna vez eso que es tener un mejor amigo ha sido con Rui aquellos tres años que estuvimos juntos en el colegio.

Yo tuve unos comienzos como estudiante bastante dudosos, en lo que ahora es educación primaria, y que antes llamábamos EGB (Educación General Básica). Comencé el primer curso con cierto aburrimiento y vagancia quizá cansado de los dos años anteriores de preescolar donde había destacado por el buen uso de tijeras y punzón y por aprender a leer y escribir muy pronto. Esto se lo debo a la profesora que tuve en el parvulario, y que acompañó mi carrera estudiantil hasta quinto de EGB, tras lo cual ella nos conocía casi tanto como nuestros padres. Segundo de EGB trajo la novedad de los primeros chicos repetidores de la historia y a mi clase fueron a parar seis repetidores, entre ellos Rui y Felipe, y los sentaron a mi lado. Ahí conocí a Rui, que era repetidor por haberse perdido más de la mitad del curso anterior por enfermedad.

Segundo fue un año de trabajo duro, por que aprenderse la tabla de multiplicar, costaba, y más cuando tus compañeros de al lado a los que copiar los ejercicios no eran unos lumbreras. Tercero fue similar, o peor, otra vez sentado con ellos y un año de pasar olímpicamente de los estudios, al punto de llamar a mi madre para un par de reuniones para ponerme las pilas, pues en caso de seguir en esa actitud tan vaga, corría el riesgo de repetir. Y fue el punto de inflexión, por que el cuarto curso fue rodado, me situé entre los alumnos más aventajados en clase, una fiebre por hacer las cosas bien y asimilar conceptos que me sirvió para los años posteriores. Durante esos tres años Rui y yo tuvimos la misma progresión. En concreto, en el cuarto curso nos ganamos, gracias a una labor de "investigación" un par de billetes a una excursión elitista a la Radio Galega y a Santiago de Compostela en general para los mejores estudiantes de la clase.

Rui era un niño muy risueño e inquieto, su alegría era de las que contagian, bajito para la edad que tenía, vivía a unos 300 metros de mi casa, en el barrio de al lado y todos los días partíamos con la mochila cargada de libros. Por la mañana, a primera hora me pasaba por su casa a recogerlo para el colegio, en un trayecto de kilómetro y pico caminando. Nos pasabamos las mañanas sentados en clase riéndonos de todo cuanto nos podíamos reir y hablábamos sin parar. Al medio día volvía por su casa a buscarlo para ir a clase otra vez, esa parada era más familiar, con toda su familia mientras esperaba a que él se lavase los dientes, y otra vez para pasar la tarde juntos. Al salir del colegio hacíamos otra vez el mismo recorrido, e incluso las tardes que él no tenía fútbol allí jugábamos con otros compañeros de clase y vecinos hasta que nos daba la noche y nuestras madres a gritos acudían a nosotros. Dos años para hacernos amigos para toda la vida.

Felipe y yo éramos también uña y carne, entre los tres había no solo química, había una amistad que se mantiene a día de hoy, un cariño especial, aunque cada uno haya recorrido unos pasos distintos en la vida. Una amistad totalmente inocente. Yo, que de tan jovencito no tenía ni idea de que significaba la homosexualidad y en mi vida había visto a un "invertido" de esos disfruté de Rui. Comencé a tener alguna idea de ello durante esos años, pero en mi imaginación no aparecía Rui a tales efectos. Años después comprendí más cosas.

El cuarto curso, ese en el que yo me apliqué como super estudiante trajo una novedad, una mala novedad. Yo me mudé de casa, y de barrio, la consecuencia fue que dejamos de hacer la vida en común que hacíamos, tan solo compartíamos las clases y los recreos. El quinto curso trajo una novedad más catastrófica todavía. Rui se mudaba también, dejaba su pequeña casita por una en un barrio mucho más alejado del mío y el consecuente cambio de colegio. Así pues, cada uno en una punta del pueblo, dejamos de vernos de un día para el otro durante un par de años o tres. Él continuó jugando al fútbol, yo convirtiéndome en el chico gordito de clase que estudiaba y pasaba demasiado tiempo con las chicas en los recreos. Él fue forjando el mito que sería los años siguientes, yo comencé unos años oscuros.

II PREMIO PORTERA

El viernes leía el blog de Brekiaz, mi Cenicienta peruana como me dedicaba el premio portera, si, ese premio que solo las bichas nos merecemos, el premio creado por Sergio al que ya desprestigié en su momento. Claro que ahora parece que Brekiaz quiere que también hable sobre ella. Pues lo lleva claro, que yo otra cosa no, pero chismorrear, de maravilla.

Pese al temor a una bronca de Thiago, voy a cumplir ciertas partes del protocolo blogueril con este premio, en primer lugar aceptar y agradecer el premio a Brekiaz del blog "Por que hay estrellas que brillan y no se ven", así que Brekiaz, muchas gracias por confiar en mi y en lo bicha que puedo llegar a ser, y en segundo lugar, cumplir la premisa de difundir un rumor (cierto  o no) sobre aquella persona que te lo concede, pero esta vez, me ahorraré los tres premiados, que yo no es por nada, pero yo no hablo de mi vida privada ni de política,  y mucho menos quiero que hablen de mi por ahí, por mucho que digan aquello de que es mejor que hablen de uno aunque sea mal, pues no señores.

El otro día hablaba con Brekiaz, que ha montado una fiesta para todos los blogueros o casi todos y nos ha querido reunir en una playa hispanoamericana, en su blog nos liaba a unos con otros. Jajaja, cari, admítelo, has montado la fiesta esperando que apareciese un príncipe azul. Tú sabes que yo no soy buen candidato aunque me has invitado para que haga la crónica rosa del evento. Pues bien, te ha salido mal la jugada, sé, por lo que me han contado, que a mi ya sabes que no me gusta hablar de nadie, que has invitado a algunos blogueros por los que sientes devoción, y que entre ellos hay uno en especial que te hace tilín. Efectivamente, después de dejar la casa como los chorros del oro, y de meterse unos chupitos de tequila, escondió entre los efectos personales de su príncpe azul un zapatito de cristal. Su elección no fue a la limón, sabía de la profesión de Gary, que es un partidazo por aquello de su profesión, lo bien que escribe y vamos, que ella no está dispuesta a seguir haciendo las cositas de casa eternamente. Ha disimulado la historia, ha liado a Gary con unos y con otros, por no delatar al chico, que justo cuando se iba de la fiesta encontró el zapato entre sus cosas. Y claro, Gary venga a probar el zapato, que si en Thiago, que si en Parmenio, que si en Edgar, vamos, hasta me lo probó a mi... y yo en ese momento, por más que quise no lo pude evitar y le tuve que dar una ayudita, pero vamos, desinteresada eh, tampoco vayais a pensar mal, más bien se me escapó a modo de estornudo un Brekiaz!! Brekiaz!! Gary, entre emocionado y sorprendido comenzó a temblar, y claro, el zapato al suelo se fue. Brekiaz, chuli, a ver si es que metí la pata... que no lo sé. Pero yo creo que Gary no te convenía, no sé, yo no lo veo, aunque no soy quien para meterme en la vida de nadie. ¿y el otro zapato? ¿donde está el zapato que te deberías haber quedado tú para que te lo probase y supiese que no lo  habías robado de un escaparate de Svarovsky? Bueno, en España está, te lo puedo asegurar, adornando las estanterías de mi cari... y es que él es mi príncipe azul, y ese título no se lo va a quitar ya nadie. Gracias por el zapato.... y na... a seguir fregando... siento haber sido tan bicha...


Este es mi segundo premio portera, y como decimos en mi pueblo "Isto non é criticar, isto é falar" lo que vendría a ser en la lengua de Cervantes, actualizada, algo así como "esto no es criticar, esto es hablar".

Bicos Ricos

sábado, 16 de octubre de 2010

A MODO DE RESUMEN

Desde que empecé este blog a primeros de este 2010 he ido contando diversos capítulos de mi vida según iban viniéndome a la mente distintos recuerdos, sentimientos y situaciones que por unas causas o por otras introducían una serie de personajes que suelen ser cotidianos en este humilde genial blog.

Así, el primer personaje del que hablé fue D., mi actual pareja, pero pronto introduje en mis post a Billy Sive en aquellos post titulados "Mi Billy Sive", y ha tenido un peso muy importante, aunque para muchos, el personaje favorito es Angelines, bueno, para muchos no, para Thiago. Al tiempo he hablado de uno de mis primeros amigos, mi primer recuerdo de sentir algo por alguien, Rui, en una serie de post titulados "Amor infantil", y por último está D.F., recientemente bautizado como Darío en los post titulados "Platonic Love".

El problema es que, llegados a esta altura conoceis medio personajes, exceptuando mi historia con Billy Sive, el resto están incompletas, muchas por escribir todavía y otras almacenadas como borradores, esperando que la actualidad del día a día no los tenga más tiempo metidos en el armario.

Hace unos días estaba tremendamente aburrido, y como no, he pensado en mis miles de queridos lectores, algunos me siguen desde no hace mucho, y otros tienen por ahí esparcidos en su mente los personajes, al igual que están dispersos en el orden del blog. Así que he creado un super gráfico (mejor que los que hace TeleMadrid para mentir a los ciudadanos sobre las cifras de las transferencias a las autonomías en los Presupuestos Generales del Estado, aunque ya sabeis que yo, no hablo ni de mi vida privada ni de política ¿no?). Este super gráfico muestra en verde a dos amigos de los que he estado pilladísimo y en rojo mis tres relaciones sentimentales.


Perdonad, pero me estoy partiendo a la hora de hacer este relleno de sábado post ilustrativo. El caso es que la idea la tuve con el famoso Chart de G-boy, y no he querido añadir a Xenxo, el hermano de Darío y que estuvo liado con Angelines, por no liar más vuestra cabecita ya saturada con mis memeces genuinos posts.

Por ello, aprovecho para anunciar que en los próximos días saldrán los capítulos que faltan de estos personajes, que procuraré linkearlos bien unos con otros para que no os perdais y que, pasarán a ocupar su merecido espacio dentro de la Página "Los Personajes" que podeis consultar en la pestaña esa rosa que está bajo la cabecera del post y que normalmente nadie lee.

Bicos Ricos

viernes, 15 de octubre de 2010

REGALO CON SEGUNDAS

Estoy que trino. El próximo viernes 22 estoy de cumpleaños, lo pasaré aquí en Madrid y D. ya me ha comprado su regalo. Esta mañana estaba super orgulloso con él, y enseguida me lo ha dicho en un correo "tengo en casa tu regalo, y solo puedo decirte que pesa bastante, te va a costar llevarlo a casa". Tic tac. Al momento tuve la famosa bombilla encendida, que no la de Miguel Sebastián, la de las ideas y supe cual era mi regalo. Una bicicleta estática.

Esta misma tarde intenté sonsacarle algo, pero estaba claro, había acertado a la primera. Me dijo que le había costado un montón, pero que al ver mi cara de desilusión al hablar del tema, me lo daría ya sin envolver y me daría el ticket para devolverlo. Joder, encima de que no me hace ni puñetera gracia una bicicleta estática, tengo que cargar con ella y devolverla. Pues se ahorra el dármela, Le he dicho que con que me cediese su abono para el gimnasio que él no utiliza me habría bastado y le habría salido más barato. Entonces respondió con un "a lo mejor unas sábanas te hacen más ilusión". Hombre, ilusión no te creas, pero seguro que me hacen más falta. Cualquier cosa de ropa me hace mucha más falta. Una bicicleta estática está bien, pero tengo un parque grande cerca de casa por el que ir a correr.

Y es que me parece un engorro, un regalo que no tengo sitio en mi habitación para ponerlo, que terminará disfrutando más Gordi que yo, y que como le dije, el día que me vuelva a Galicia a ver que hago con ella, entonces se ha mosqueado, con eso de volver a Galicia, claro que, para remediarlo le he dicho que si decido mudarme de piso, a ver como hago, que procuro siempre no tener demasiadas cosas por evitarme una incómoda mudanza. Pues nada, su cara era un poema, entre el cansancio que llevaba encima y la desilusión por mi desilusión no hubo forma. Y así nos despedimos, de mala gana. Joder, si lo sé que no me regale nada, y no soy nada quisquilloso con lo de los regalos, en mi vida he devuelto uno y cualquier cosa, por tontería que fuese me ha hecho siempre mucha ilusión.

Así que, entre su desánimo le dije "mira, te habrías ahorrado el dinero y me haría más ilusión que te gustase tal y como soy". Y ya no sé si el regalo es para mi o para él, que es lo que más mosca me tiene. Después de mi paso por el endocrino he llegado a mi peso ideal, no tengo sobrepeso, aunque si barriga, pero me confunde D. con estas cosas. Me confunde y me molesta. Habría quedado mejor llevándome a cenar a un sitio de comida sana, habría pillado la indirecta y lo disfrutaría más.

No sé si hoy D. ha jugado a despistarme, pero conociéndolo, lo dudo. Si me ha despistado lo ha hecho muy bien. Yo desde luego, no lo veo. Lo siento cari, pero no lo veo.Y encima ha añadido "ya que Mahoma no va a la montaña, que vaya la montaña a Mahoma". Pues nada, estoy deseando que sea su cumpleaños para regalarle un libro de cocina, y si eso que pille la indirecta, aunque a lo mejor me pone un delantal y elige receta.