miércoles, 5 de enero de 2011

Año nuevo, compañero nuevo

Tras mi catetez de olvidarme las llaves de casa, esa misma tarde conseguí entrar en el piso donde vivo en Madrid, después de haber ido a casa de mi prima a por la mochila que contenía dos cosas vitales para mi, la cámara de fotos y las llaves.

Entré en el edificio sin imaginar que el año nuevo traería cambios, abrí la puerta y en el salón estaba Gordi viendo la tele, le felicité el año mientras iba directo a mi habitación, sin fijarme en nada más y descargué las maletas. Abrí un poco la habitación para que airease y al salir de la habitación me encontré el primer cambio. Gordi se había cortado el pelo, no hasta el punto de quitarse toda la grasilla que le debe dejar finos los cuellos de las camisas, pero lo llevaba más corto. Pensé que se debía a su noche de fin de año.

Fui al baño, mi primera sorpresa, el baño tirando a reluciente, la capa de humedad que había en la cortina del baño prácticamente había desaparecido y sobre el retrete, El Jueves, el semanario de humor, y una bolsita de toallitas higiénicas... extraño. Fui a la cocina, y ahí las sorpresas fueron mayores. descubrí que el microondas no era amarillo, que la tostadora no era negra, si no que tenía partes metálicas, y que la placa de la cocina parecía otra, como si nos la hubiesen cambiado, los hierros limpios y por fin había desaparecido la sartén-freidora que estaba allí desde años antes de que yo llegase al piso, sin esa tapa mugrienta que la cubría. La nevera limpia, y hasta los embellecedores del encendido de luz limpios. Un cubo de fregona nuevo y el suelo brillante. Por que estaba Gordi en el salón, que si no, habría pensado que me había metido en casa de los vecinos, a los que ya les voy a dedicar un post en breve, primer día que convivo con ellos como vecino y mi primera queja, que presiento no será la última.

Me volví a mi habitación sorprendido, pero más callado que una puta ante los nuevos propósitos que se había marcado Gordi, y su gran tarea pendiente, la limpieza, pero al pasar por la puerta de su habitación y ver aquella leonera entendí que allí estaba pasando algo raro. Y al momento, cuando abría la puerta de mi habitación, se abría la puerta de la calle, y un chico con barba, tirando a pelirroja entraba en casa y saludaba a Gordi. Me quedé parado nuevamente ¿qué pasa aquí? Enseguida el chico me ofreció su mano y me dijo su nombre con un acento guiri, guiri pero extraño y se fue a su habitación, la que era la habitación de mi Guiri, que creo, se ha enamorado y ahora vive ya en el insólito mundo de la pareja lejos de nosotros, sin despedirse de Pimpf.

Salí un momento al balcón, y allí encontré a mi compañero, de nombre Dana, con unas macetas, tierra y unas semillas. Me comentó que le hacía mucha ilusión tener una habitación exterior y con balcón, toma, y a mi, aunque le advertí que lo de las plantas en el balcón iba a ser tarea complicada, que en invierno hace un frío extremo, pero en verano, en verano aquello es una sartén. Entonces me comentó que las semillas eran de tomates cherry y cebollas, le hice una observación, pues sus macetas eran pequeñas para plantar cebollas, y lo digo por que soy de campo y mar, como las amapolas o las merluzas, entonces dijo que, si les daba mucho el sol las metería en su habitación. ¡Pues como quieras chuli, si te apetece dormir con unas cebollas dentro de tu habitación, como veas! Esperemos que no se lleve a la habitación un cerdito, no vaya a ser el cuento. Fue ahí cuando me comentó que era californiano, de San Diego. Bien, si mi D. no le pone un mote antes, creo que le va a quedar "El Yanki".

Así, sin más, compañero nuevo, y no penseis que Gordi me comentó nada... compañero nuevo al canto, pero eso si, me ha dado muy buenas vibraciones, y es que pese a romper la bandeja del microondas y el cierre de la lavadora, sé que lo ha hecho por estar limpiándolos, cosa que a Gordi en su vida le habría pasado, como tampoco tendrá nunca una lesión en el tobillo de ir a hacer ejercicio.

Bicos Ricos

14 comentarios:

  1. Vaya vaya, así da gusto empezar el año, ¿no? Y además de guiri (que siempre le dan un puntito interesante) os ha hecho una limpieza a fondo del piso que, según leo, le iba haciendo falta. Felicidades, pues :-)

    Por cierto, después de tragarme ayer todos los capítulos de la primera temporada de "Con pelos en la lengua", a tu compañero Gordi me lo imagino como el mejor amigo del pavo que decía que si no follaba en un año se mataba. No sé por qué me vino a la cabeza, jajaja.

    Bicos1000

    ResponderEliminar
  2. Pues es una suerte tener un compañero tan limpio y ecologico, pero ojo, que estos fanaticos de la limpieza pueden terminar cansando.
    Un abrazote y Feliz año!

    ResponderEliminar
  3. Mau, no conozco la serie, me parece, pero si conoces Me Llamo Earl, tiene un airecillo con Randy... pero con gafas, moreno y más grasa en el pelo....

    JFL, si, no es bueno ni un extremo ni el otro. Yo soy intermedio, pero bah, supongo que en caso de cansarse, se cansaría antes Gordi, que yo si hay que tenerlo todo más limpio que los chorros del oro... pues lo tengo.

    bicos Ricos

    ResponderEliminar
  4. introducción de nuevo personaje en la vida de Pimpf veo... a ver con que nombre le bautizará D. y que historias/posts te inspirará Dana... (¿pero que nombre es este, que si por mi fuera ya tendría el mote de "La Internacional" por eso de ser guiri y yo fans de eurovision)

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Jejeje, Adrianos, fue el primer mote que pensé... pero no sé la continuidad que tendrá este nuevo personaje, pocos son los que aguantan más de 3 posts, jajaja, Minoviescu, mi cajera, y pocos más... Esperemos grandes momentos y sobre todo, una feliz convivencia.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  6. Que sorpresa para más buena el encontrar tu apartamento limpio como nunca antes. A mi siempre me han gustado los balcones y mi edificio es el único maldito edificio (en toda la avenida) que no tiene balcones.

    Parece que el año te guarda más sorpresas como esas :) Saludos!

    ResponderEliminar
  7. a q bonito xD
    jajajaja
    pues nuevos vecinos xD

    ResponderEliminar
  8. Hello Pimpf, es la primera vez que te leo, entre a través de mi hermanito Sachiel Renovatio, me ha parecido muy gracioso tu post, bastante entretenido, yo necesito un compañerito como Dana, jajaja y si es guapo mejor....
    Seguiré leyendo, te envió un saludo desde el Caribe mexicano, ciao

    ResponderEliminar
  9. ¿Es gay? jajaajajj!
    ¡Foto de Dana saliendo de la ducha, ya mismo! jajaaj!
    Interesante... interesante. Tienes un agricultor en casa....

    Besos nuevos en el año nuevo.

    ResponderEliminar
  10. Bueno, al menos te has encontrado una agradable sopresa a la vuelta de Galicia, no está mal. Ahora me preguntó yo, ¿conseguirá Dana hacer de Gordi un hombre de provecho?

    Biquiños con mel.

    ResponderEliminar
  11. jaj cari, pero no es por nada, tú mucho quejarte de las guarradas y decir que el Gordi no las limpia, pero ... ¡Y no podías limpiarlo tú? prefieres vivir entre la roña que limpiarlo tu mismo? jajaj

    Bezos.

    ResponderEliminar
  12. jajjaj, pues mira que bien, alguien que os limpie, no? jajajaj. vaya vaya, no se yo, pero gordi y tu, en fin, si no lo hacíais hasta ahora no sería por que no teníais manos, no? jajajajajajaj

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  13. Menuda sorpresa... igual los reyes se han adelantado. ¿Habías pedido servicio domestico en la carta? Y además guiri. Solo falta que sea gay y que te presente a sus amigos ;)

    Un beso (higiénico)

    ResponderEliminar