domingo, 9 de enero de 2011

A Dos Centímetros Escasos

A dos centímetros escasos he tenido a mi Angelines la noche de reyes, bueno, quien dice dos centímetros dice diez, que no es poco. Pero analicemos la jugada de forma cronológica.

El miércoles nada más llegar a mi pueblo en Galicia, con D., fuimos rápidamente a una cena, nos esperaban mis amigos, la noche lluviosa y el cansancio quitaban las ganas de salir, pero se veía que la noche iba a prometer. Y tras la cena, y los correspondientes licores de café, y entrega de regalos de reyes, allá nos fuimos, a un local en el que solemos encontrarnos. D. creo que estuvo toda la noche en su salsa, divirtiéndose con mis amigos. Pero lo que para muchos fue el detalle de la noche, fue mi encuentro con Angelines.

Entré en el local, Angelines estaba allí, embarazadísima, con su novio detrás de ella, en el poco espacio vacío que había. Pasamos D. y yo, y fuimos a junto mis amigos. Pero tenía que enseñársela, D. tenía que corroborar que Angelines no era un personaje ficticio de este blog, y allí asomó la cabeza. La vió, según él con cara de amargada, muy seria. A su favor tengo que decir que no es persona a la que le guste salir, y supongo que estar embarazada, en un lugar lleno de gente tampoco le haría mucha gracia. Sin embargo tiene un gran sentido del humor, cosa que no reflejaba su cara. No me dijo si la vió mona ni nada.

Más tarde, a nuestra salida, se formó un pequeño pasillo justo delante de ella, y al pasar, las probabilidades de Murphy hicieron que tuviese que quedarme parado ahí, como un pasmarote, a unos centímetros de ella. Su novio seguía detrás. La vi al pasar, pero no cuando estuve parado. No me fijé en su barriga, ni en su cara, simplemente, puse la cara en blanco.

Estas cosas afectan, pero en mi mente se produjo un debate interno. Por un lado, estaba allí con D., y ver a Angelines, embarazada o no, con su novio o no, tendría que darme igual. Por otro lado, Angelines es un personaje del pasado, que en mi vida ni pincha ni corta, pero por otro, está el come come este de que tu ex pareja estaba allí, y será madre de un niño que no es tuyo, aunque se vaya a llamar, con toda la probabilidad como yo, por aquello de que en redes sociales ya le llaman "Pimpfito". 

En otro orden de cosas está su chico. A mi no me ha gustado nada. Después, lo he visto en otro local, ya sin ella, y sinceramente, no me ha gustado. No que no me parezca mono, que tampoco me lo parece, aunque pueda sonar a ex despechado el comentario. Pero es que no me ha gustado su mirada, y su actitud en general. Pero nada de nada.

En fin, solo este breve post para informar del último capítulo de Angelines, nada de otro mundo.

Bicos Ricos

6 comentarios:

  1. Parece que te afecta más de lo que creías. Supongo que el haber sido tuya durante un tiempo hace que tengas un "sentido de propiedad" acusado. Y verla con alguien que además no te gusta aún lo hace peor. Pero ¿estás seguro que él no te gusta por si mismo... o porqué está con Angelines?

    Un beso (inquisitivo)

    ResponderEliminar
  2. Vaya, debio ser todo un shock, lo digo porque las veces (primeras veces) que me he encontrado con un ex junto a M el aire se puede cortar con cuchillo...y eso que a ninguno lo he visto embarazado jajajaja que debe añadirle un toque más dramático eh!...jajajaja, cariños Pimpf.

    ResponderEliminar
  3. Antes de nada, tengo que decirte algo o si no reviento: cuando leí "a dos centímetros escasos" de repente me vino a la mente la bochornosa canción de Jesús Vázquez hasta que recordé que era "a dos MILÍMETROS escasos".


    Pobriño meu... Podría despotricar a cerca de tu ex, su novio, el bombo y demás después del fin de semana que he tenido, pero ni me conoces, ni los conozco, ni te mereces mis despotricamientos, y además no sería ético. Sólo una cosa: ¿estás bien?

    Bicos1000

    ResponderEliminar
  4. jaja cari, lo de qué era el último capítulo de Angelines ya lo anunciaste varias veces, pero es que acaso no va a haber un post cuando nazca el pequeño pimpfito y ¡se parezca a tí! jaja

    Esta bien eso de hacer que D. sea testigo ante la blogosfera de la existencia de Angelines. Ahora solo falta que Angelines sea testigo de la existencia de D. y así todos tan contentos y se cierra el círculo, jajaaj ¡qué listo! jajaja

    Bezos, cari.

    ResponderEliminar
  5. Parmenio, he ahí la gran duda... ¿me afecta más de lo que creo? ¿me lo creo? No sé si me afecta o no... pero el chico no me ha dado buen rollo, y me planteo que, de no tener nada que ver con Angelines, tampoco me habría dado buen rollo.

    G-boy, es que lo que cambia por completo la situación es el embarazo, porque el encuentro entre Billy y D. se produjo este verano, sin sangre, aparentemente.

    MAu... despotrica, chuchi, que a mi me encantan los cotilleos... jajaja

    Thiago, bueno, era el último capítulo... como también anuncio día si y día no que en este blog yo no hablo ni de mi vida privada ni de política... jajajaja (algún día se conocerán)

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  6. Pues yo me he hecho un lío que no veas. El otro día leí en una de tus entradas que hablabas de tu Rumanovio...no, le llamabas de una manera muy cómica. Ahora Angelines me tiene desubicado. Y ni digamos D pero lo que importa es el amor o, en este caso el sufrimiento de ver a tu ex embarazada de otro. Hay que ser positivos, el pimpfito puedes ser tú hasta que no nazca otro :)

    ResponderEliminar