miércoles, 12 de enero de 2011

El Fontanero

Cuando se vive en un piso de hombres solteros y heteros en el centro de Madrid donde los edificios son de comienzos del siglo XX, es lo que pasa, que nadie te libra de una avería en las tuberías. Hace cuestión de un par de días, comenzó a atascarse el fregadero y aunque esto es cuestión de tener cuidado de vez en cuando, esta vez, pero no se lo digais a nadie, el culpable probablemente haya sido yo.

El nuevo guiri que cohabita con nosotros, al que mi D. le ha fijado ya el mote de "Ginger" por su barba tirando a colorada, y que, independientemente del color de pelo que tenga, o lo limpio que parecía nada más llegar al piso y podría destacar también por aquello que tiene en la entrepierna (aunque no es tema para este post), ha comenzado con mal pie en el piso. Tras romper la bandeja del microondas, el abridor de la lavadora, ahora se encuentra con un atasco en el fregadero.

Al fregadero le costaba tragar más de lo normal, y anteayer, entre él y Gordi decidieron que sería buena solución verter sobre el mismo un desatascante de esos que anuncian en televisión. Yo había abierto un día antes las tuberías que están por debajo, había sacado algunos granos de arroz, ese arroz tan bueno que hice el mismo domingo (día que comenzó el atasco). Al día siguiente ellos también las abrieron, aunque no encontraron ningún grano de arroz, y parecía que la avería provenía de algo más adentro, claro que, tampoco llegaron a cerrar bien las juntas de las tuberías, así que, fue el comienzo del desastre, y la desesperación hizo que Gordi llamase a un fontanero.

Mientras lo esperábamos, yo temía que este con un desatascador encontrase más granos de arroz, pero quiero suponer que no solo eran granos de arroz lo que impedían que se vaciase el agua. Y llamó al timbre el fontanero. Yo me esperaba a un rumano hombretón, de los que le gustan a Jose Luis Moreno, con sus ojazos verdes, una camiseta ajustada marcando sus músculos y un cinturón rodeándolo lleno de herramientas grandes como sus manos. Pero apareció un chico joven, que no pasaba del metro setenta, de complexión fuerte y con un poco de voz de pito. Y allí nos vendió la moto. Vió el percal, y anunció que el gran error había sido verter el producto químico (mientras yo respiraba aliviado pensando en mis granos de arroz), y ante la cara de panolis mía y de Gordi presupuestó, 150 euros, IVA incluido, por desatascar el fregadero con todas las garantías, aunque con el riesgo de que estallase la tubería, o en el peor de los casos, con riesgo de tener que hacer una obra menor, algo que estaría ya fuera de los 150 euros, un problema a solucionar en 10 minutos o en una tarde, la decisión estaba ahora en nuestras manos. Yo seguía con ganas de experimentar mi lado de marimacho, verter café molido por el fregadero y si esto no funcionase, introducir un alambre a modo de guía, pero Gordi miró para mi, buscando complicidad en mi mirada, y yo otra cosa no, pero complicidad, a raudales, le di mi visto bueno.

Mientras Gordi iba al cajero a sacar el dinero, yo me quedé a solas con el fontanero, viendo la operación y escuchando sus comentarios sobre como se producen los tapones, como se desatascan, su propaganda anti productos químicos en las tuberías y su recomendación de tirar coca cola por el vertedero y utilizar detergentes líquidos en las lavadoras. Lo que me esperaba de un fontanero, una rápida solución cobrada a precio de oro, consejos varios y un cuerpo de escándalo, bueno, lo del cuerpo de escándalo como ya he comentado es totalmente incierto. La solución, sencilla, con un tubo tipo ducha, unos trapos de cocina y la llave del agua, hacer presión a lo bruto hasta conseguir desatascar, que yo me fijo mucho en como trabaja el personal, algo que he aprendido de mi padre cuando lleva su coche al taller. Gordi paga la factura y probablemtente, intentará colársela a la casera, supongo, por que no ha dicho nada sobre la misma, y yo en ese sentido me he callado como una puta.

Así que, de ahora en adelante, tras los sabios consejos, si necesitais que alguien os desatasque algún conducto, ya sabeis a quien acudir, a Pimpf, que tanto te la hace como te la deshace, eso si, a un precio más módico.

16 comentarios:

  1. gracias por el ofrecimiento pero yo tengo el fontanero en casa... y es que mi A. es muy apañao para esas cosas :-)
    Y para hombretones como los que sueñas no hay mejor que los revisores de las calderas jajaja

    besos

    ResponderEliminar
  2. Uy, algo había escuchado yo sobre los revisores de calderas en boca de mi D.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  3. Ya había oído yo que echar productos desatascadores es una mala idea,y tb. lo de que un tornillo oxidado en cocacola pierde todo el óxido pero no que se tirará por el sumidero.. sabes si normal o light? jaja.

    Cari, tú tienes una obsesión con los rumanos, eh... A ver si te crees que todos son iguales que tu camarero? además tienen otras profesiones no la de fontanero, jaaj Bzos.

    ResponderEliminar
  4. Es que rumanos no los tengo anotados en el Cities I've Fucked, jajajaa, y sobre la Coca-Cola, cari, cari, la duda ofende... light siempre, o para los más modernitos, la Zero, que no tiene nada de nada, y dudo mucho que tenga propiedades corrosivas de esas para tapones de tuberías.

    bicos Ricos

    ResponderEliminar
  5. Mmmm pareces idóneo para confiarte mi tubería, no me importa tu musculatura o el tamaño de tus herramientas, seguro que haces un trabajo constante, duro y orgásmico OHH YESS, YESS! YES!!! jajaja ya bueno la verdad aquí nunca tengo problemas con el fregadero, es puro SEX :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Jejeje, ya te veo ahí puesto con el Sudoku ese, pero vamos, que si hay que desatascar se desatasca, y tranquilo, las herramientas son buenas

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  7. Ahora ya sé que no debo tirar el arroz por el fregadero y tener cuidado porque no estás muy cerca como para que vengas a destaparlo.

    Saludines.

    ResponderEliminar
  8. Es que anda que no sois burros vosotros, tirar el arroz por el fregadero... La primera vez que lo escucho, yo con estas cosas tiro sólo el caldillo por el fregadero y el arroz, fideos o lo que sea lo tiro a la basura en todo caso.

    Biquiños con mel, hombre de las cavernas rural. :P

    ResponderEliminar
  9. Los únicos fontaneros que conozco son esos con barriga cervecera, calva incipiente y que cuando se agachan se le ve media raja del culo, yo los temo porque te quitan el lívido por lo menos una semana. Ahora, del tipo que describes tú, en la vida he visto ninguno.
    Hombre, yo estoy con Chistian, anda que hay que ser animal para tirar el arroz por el fregadero, te has salvado que al final no apareció el cuerpo del delito, sino entre gordi y el ginger guiri te iban a montar un consejo de guerra.
    ¿Por cierto, que pasó con el guiri que estaba bueno? ¿Intentaste seducirlo y huyó despavorido? ¿Le contaste tus problemas con D. y emigró a su país para no seguir escuchándote? Jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  10. La Malquerida, pues con cuidado, que si tengo que hacer un servicio donde tú vives, imagínate la cuenta.

    Christian, hombre, que dicho así a lo mejor parece que me dedico a tirar el arroz por el fregadero, que no es el caso, me refiero a los restos de lo pegado en la tartera, que tampoco era mucho, y tenemos un filtro de esos...así que no fue gran cosa.

    Sergio, feliz año!! Mi guiri, no sé nada de él, y tampoco le pregunté a Gordi, yo creo que se enamoró, por que los últimos días que estuvo por aquí estaba con una chica, y ni me comía ni nada... solo puro folleteo.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  11. A ver si me entero, has contratado por 150 € a un musculoso para que se ponga a cuatro patas y te limpie las tuberias? Bueno por lo menos te habrás quedado contento con el trabajito no? jaja

    Un besazo

    ResponderEliminar
  12. valgame jajajajja cuidado q te valla a pasar lo mismo q a mi i nos inundamos y todo
    jajaj
    un bsiillo

    ResponderEliminar
  13. en casa el q rewsuelve todo es mi viejo, nada de fontaneros, mi viejo es un genio :)

    ResponderEliminar
  14. AYYY SE ME BORRÓ EL COMENTARIO. Bueno, en casa tía Panchis siempre trae a sus hombres que le reparan todo sin que signifique gasto para M o para mí. Cariños Pimpf.

    ResponderEliminar
  15. Fran, más o menos si, esa es la lectura aunque no suene muy bien, pero te ha faltado comentar que, me lo ha pagado Gordi.

    Brekiaz, me acordé de ti yo cuando escribía el post ¿por qué será?

    Damian, en mi casa de Galicia todo lo resuelve mi madre, y mi padre algunas cosas, las que ella le deja, pero aquí, sin ellos...

    G-boy, ¿y cómo son sus hombres?

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  16. Yo soy como tu, cuando tiene que venir alguien a arreglar algo yo parezco su sombra y no paro de preguntarle para que me explique como lo ha hecho, así la proxima vez lo hago yo. Lo que no puedo evitar es ser un manazas.

    Y ahora me has dado una idea. Hace mucho que no viene ningún fontanero a casa. Si me dejan elegirlo por la foto igual estropeo algo...

    Un beso (gremial)

    ResponderEliminar