martes, 25 de enero de 2011

El Higo de la China

No me voy a andar con rodeos, la semana pasada le comí el higo a una china, así, como suena, sin más edulcorantes.

Con todo el tutum revolutum de las nominaciones y entrega de premios de los Pimpf me han quedado atrás grandes historias y anécdotas que me han ocurrido en estas dos últimas semanas. Una de ellas es esta de cuando le comí el higo a una china.

Siguiendo los consejos de mi D. para que me hiciese una pedicura, la semana pasada fui a una peluquería de chinos, a raíz de un papelucho publicitario donde mencionaban la dichosa pedicura y ofrecían también masajes, a 15 euros media hora y 50 una hora. Si bien, me ha parecido dinero tirado lo de la pedicura, porque solo a mi se me ocurre hacérmela con las uñas de los pies ya cortadas, pero es que hay zonas de uno que son muy íntimas, o por lo menos muy delicadas, y estos mejillones no crecen tan sanos así porque si. Allí fui, en un sitio próximo a mi casa.

Una china mona con pinta de ama de llaves me atendió cuando no había llegado ni a la mitad del local, y me preguntó enseguida por si quería un masaje. Le indiqué que venía a por una pedicura. Puso cara de extrañada y me indicó que le siguiese. Bajé unas escaleras, y en la sala que allí había tenían cuatro sofás con sus correspondientes apoya pies cubiertos con toallas. Me indicó que me sentase y llenó un caldero con agua caliente en el que tuve que poner mis pies aproximadamente diez minutos. Volvió a preguntarme si quería masaje, le dije que solamente los pies.

Apareció una chica china, muy joven, agraciada aunque oronda, que vestía un pantalón corto negro y tarareaba canciones chinas. Mientras trabajaba, se escuchaba en una sala contigua algún utensilio chino de masajes, similares a castañuelas. Pronto salió de aquel lugar una china, a la que yo denominé la jefa de masajistas, una china de treinta años, delgada, alta, con buenos pechos, y tras ella un señor español con pinta de ruso, o de viejo verde con la cara toda roja. La china aplicó en la sala un ambientador. Mientras llegó otra china, la típica china guapa, joven y moderna, como salida de unos dibujos animados manga y que a mi me recordaba a un videojuego de los años noventa en el que había que desnudar a seis chicas japonesas, lucía unas botas a media canilla y una medias por encima de las rodillas, y sobre estas, una minifalda escocesa muy muy corta, bajo la minifalda unas puntillas, por último, un escote importante. Ese fue el momento que tuve ganas de preguntarle a mi china por el precio de los masajes. La china explosiva se sentó en el sillón de al lado y las tres comenzaron a hablar, en chino claro, y yo ni jota. La china explosiva se rascó la pierna por encima de la rodilla, apartando un poco la falda y fue ahí cuando saqué fuerzas de flaqueza y pensé que había ido allí por recomendación de mi D., pensé más en él y me relajé mientras la china oronda terminaba de arrancarme pieles muertas como si mis pies fuesen una pieza de carne de un kebab.

La jefa de masajistas se acercó a una estantería, y sacó una pequeña bandeja llena de higos secos, ofreció a sus compañeras, y la china explosiva aceptó uno, luego, me ofreció a mi. Yo, por no hacerle el feo, también acepté, y por si tenían algún tipo de droga de estas que te desinhiben. No fue así, pero así fue como le comí el higo a la china en cuestión. Tengo que decirlo, comerle el higo a una china, es lo mismo que comérselo a una española. Para que luego digan que uno no tiene un lado hetero. Eso si, llegué a casa despellejado, que era de lo que se trataba.

Bicos Ricos

P.D.: Hoy, hasta que llegue a casa no voy a poder comentar nada, y es que sufro de problemas de censura, es más, no voy ni a poder leer vuestros comentarios, claro que, esta y otras cuestiones podremos tratarlas en el post de mañana.

17 comentarios:

  1. jajaj!
    Esto sí que es un post bisexual... jajaj! Y multicultural... jajajaj!
    A mí todas estas cosas de las pedicuras, manicuras y demás me dan más pánico que otra cosa y si luego sale una china enseñando el higo ... jajaj! como que no. Prefiero a mi Sergio, que me da unos masajes estupendos y cuando me baja los pantalones para meter sus manos por la L5-S1.. ya, ni te cuento... jajajaj!... Eso no lo pueden superar las chinas ni locas ni por muchos higos que tengan... jajajaj!
    Y es que... comer higos ya no se lleva... jajajajaj!

    Besos!!!!!

    ResponderEliminar
  2. jaja cari, no sé como vas a los chinos a nada, yo les hago el boicot, lo siento. Yo ni les como el higo ni el dátil (pq los chinos lo tienen pequeño, jaaj). Eso es una casa de putas camuflada, cari, y las tienen allí explotadas.

    A todo esto que listos, no? 15 euros media hora y 50 euros una hora? pero si siempre se hace descuento cuando es más tiempo, no? No me extraña que China tenga tanto dinero, cari, así cualquiera... Te regalarán unos palillos al menos, no? jaja


    Bezos.

    ResponderEliminar
  3. P.S. Así que lo del encabezado era al final de resolución? Efectivamente está mejor... y además, muy bisex tb. Y que pasa, que te han censurado tu propio blog? jaja Bezos.

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja a mi esto del higo me recuerda esa estrofa apocrifa (en realidad de mi tia la escuche x vez primera) de «la tarara» que reza asi: tiene la tarara un higo en el culo que se pone roho cuando esta maduro, y luego sigue con lo de la tarara si, la tarara no...

    Viva el chino que tengo al lado de mi casa. Un mantel (feo, si, pero mantel) que en el cortingles me costaba a partir de 90 euros me costo alli 7 con igual medida y eficacia. Y la funda del movil de mi hermano un misero euro. Aunque comerles un higo me parece de lo mas... Puaj :S

    ResponderEliminar
  5. Pues yo a los chinos no le doy pero naíííta, naííta, naíita; ahora que qué susto... pensé que.. .jesúús, por favor xD

    Vaya, empezaron consiguiendo que no vieras las imágenes alojadas en flickr... y ahora, como la ley Sinde, han conseguido cortarte el resto :( Demandaría a tu ministerio... y oye, que gracias por el premio, que con la movida de Carmita ni te dije ná :( Pero si organizo un Holocausto, te salvaré jajajaa... a ti y a D. y a... Angelines xD

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Eso, al resto que nos den (o que no nos den, segun el gusto de cada cual), no? Anda que...

    ResponderEliminar
  7. jojo este va a ser tu segundo post más visitado después de "mi compañera me la chupa" pues yo, hijo, k kieres k t diga? pork estoy casado k sino a ver a la china esa con la faldita a cuadros iba a k m hicieran el masaje y lo k le diera la gana! pos anda k no m ponen a mi ni nada esas indumentarias! en Vigo le tenía yo echado el ojo a una camarera china, creo k ya t conté, pero, no conseguí nada pork la china se me hacia la sueca... jajaja
    un beso

    ResponderEliminar
  8. Angel, claro, que te pensabas tú, que a mi no me pone una china vestida de colegiala?? Y desnuda seguro que más... ya me explicarás que es eso de la L5, aunque me imagino que tendrá algo que ver con el palomo.

    Thiago, lo de la casa de masajes yo creo que si, pero es lógico lo de los 15 minutos... a mi es que no me hace falta más tiempo!! jajajaja

    Z, anda jaleo jaleo.... los chinos son la salvación mundial.

    AntWaters, a grandes males, grandes remedios...., y gracias na, las que a Vd. le adornan.

    Sergio, si, ya habíamos hablado sobre la china que se hace la sueca, que menuda mezcla...

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  9. jajaajj! No... pimfito... con la espalda... creo que numeran así las vértebras que están en el inicio del culo: L5, S1, L4... en fin! esas cosas de los cuerpos y de las anatomías... jajaj!
    En todo caso... yo como Thiago... de chinos no quiero saber nada... que al final van a terminar comiéndonos por los pies: todas las tiendas son de chinos, restaurantes de chinos, peluquerías de chinos, ahora masajes de chinos... ¡coño! Van a terminar haciéndonos las pajas también los chinos... jajajaj!!
    Yo... autóctono como tú! jajaja!

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Bueno, si la china estaba joven y buena, había que hacerle abrir esos ojos por completo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Si yo tuviera que quitarle la carne muerta, no sabría dónde terminar.

    Me alegra, sin embargo, que no tenga ya distracciones del trabajo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. jajaajajjaja por dios te comiste un higo secoooo jajajaaja si todavia estuviera mojado jajajaja

    ai si eske los chinos son tan generosos cuando kieren, yo e ido algunas veces a un super chino que hai cerca del corte ingles de aki jaja y tambien tienen en la caja cuando vas a pagar un plato con higos secos jajaja ¬¬ para ke kerrar ke probemos tanto sus higos secos eh?? jajajajaaajaj a mi esto me empieza a asustar asi ke komo no me pongan un plato con navos secos no pienso probar mas nada jajajajja
    besi

    ResponderEliminar
  13. Angelillo, pues lo que yo te digo, el hueso palomo... que no es otro que allá donde termina la columna vertebral, prefiero no pensar por qué lo tienes tan "lastimado".

    Antony, si, pero la china que tenía yo trabajándome en los pies no era tan mona.

    Carmita!! A sus pies... (puaj), distracciones en el trabajo yo? en que trabajo?? jajaja

    Me, bueno, a mi es que me encantan los higos secos y no los mojados... estas curiosidades genéticas, creo, pero vamos.. prefieres un nabo seco o uno jugoso?? Y hasta ahí puedo leer.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
  14. mas bisexual que nunca jajaja, las chinas x alla entocnes se dedican a eso, por aqui a atender chifas XD

    ResponderEliminar
  15. Gracias a tí y al ascazo que me ha dado el simil se me ha acabado el comer kebabs por una larga temporada, y menos mal que tampoco es que me gusten especialmente jajajajaja.

    Biquiños con mel a pesar de todo.

    ResponderEliminar
  16. Y yo que detesto los higos de cualquier nacionalidad, en casa hay una higuera y todo, pero yo no los como, puaj, puaj, puaj...cariños Pimpf.

    ResponderEliminar
  17. Después de ofrecerte el masaje varias veces, de pasearse de forma provocativa delante tuyo y tu seguir pidiendo la pedicura van a cambiar la oferta: "Pedicura 60 €. Se incluye masaje"

    Un beso (sin mallas)

    ResponderEliminar