domingo, 30 de enero de 2011

Las Llaves de Casa

El pasado jueves estaba yo sin inspiración alguna, lo que influye como es lógico en los post que luego hago, y así quedan estas patatas infumables. Mientras fumaba en el balcón de casa, le daba vueltas a la cabeza y llegó mi inspiración.

Mi vecino de enfrente, el que tiene a sus hijos malcriados que montan mucho jaleo en casa y cenan siempre colacao, si, ya os he hablado de ellos en una ocasión; pues casi se da un golpe con el coche con otro coche que tuvo que cederle el paso, y muy rápidamente puso su intermitente y aparcó en una esquina. Mi vecino es muy pequeñito, al lado de su esposa parece un llavero, pero tiene cierto morbo sexual, el que a mi me da la gente bajita, y con cara de  cansado salió de su coche con su mochila a la espalda y un plumífero. Llegó al portal y comenzó a buscar entre los bolsillos de su cazadora las llaves de casa, y estas no aparecían, mientras, yo me imaginaba a los bárbaros de sus hijos el día que les den unas llaves de su recién comprado piso, si, ese que destrozarán en menos de nada. Y a partir de ahí comencé a pensar que a que edad se les da a unos niños las llaves de casa.

En mi caso, yo siempre quise tener las llaves de casa, y estas no llegaron a mis manos hasta que cumplí los nueve años, y fue precisamente el día que en mi pueblo, en Galicia, cambiamos de casa, y por consiguiente, de barrio. La casa era nueva, y de esto hace ya unos cuantos años, de hecho estuvo muchos años en cemento, sin pintar, con el jardín en estado deplorable y casi sin amueblar. A pocos fuimos creando un hogar, un hogar donde sólo había una familia. Ahora tiene ya el kit completo. Pues el día que fuimos a vivir allí mi madre me dió mi primer juego de llaves, la de la entrada principal, la del portal, la de la entrada oficial, luego vinieron las del buzón, la del piso de abajo, la del cuarto de herramientas, la del coche. Desde que tengo mi primer juego de llaves jamás las he perdido, como mucho han quedado ocultas en alguna pila de ropa, pero siempre las llevo encima. Tampoco me he quedado de puerta afuera nunca. Entonces pensaba cuando esas fieras de mis vecinos tendrían sus llaves, y me imaginaba escribiendo un post donde vosotros contaseis como fue la primera vez que tuvisteis en vuestras manos un juego de llaves. Y me acosté pensando en escribir el post al día siguiente, sin saber muy bien como enfocarlo.

A la mañana siguiente, en mi desayuno, abrí la ventana y salí al balcón a respirar el fresco y gélido aire de Madrid por las mañanas, y la sorpresa fue mayúscula, al punto de cambiar mi post de signo. Donde mi vecino chiquitín había dejado el coche, habían dos policías municipales rondando, anotando con una libreta y llamando por radio a la grúa, a los cinco minutos apareció, y se llevó el coche. No sabía si hacer un post sobre lo cabrón que puedo llegar a ser por ver la estampa y no llamar a los vecinos para comentárselo. A lo mejor él llegaba tarde, o estaba cansadísimo, o los agentes ni si inmutaban por quitarle la multa con una muestra de arrepentimiento. No lo sé, al final he decidido mezclar ambos posts, y que quede claro, que que los hijos de mi vecino me despierten por las mañanas, no significa que yo los tenga que despertar a ellos.

Bicos Ricos

12 comentarios:

  1. Holaa, la verdaad es que tienes gentee muy interesante en tu entorno la verdad normal suele pasaar son bajitos sueles fijarte en eso detaalles xD y sus hijos que edad tienen porque me los imagino mayores pero vamos me da a mi que no son muu mayores, pero vamos es sin duda un post muy interesante porque con la cosa de las llaves del vecino, te vienen a la memoria tu juego de llaves interesante tipo flashback de peli nose porque me lo ha recordado asi no me preguntes como ajajjaja. Tienes lo genial de poder salir al balcón con ese maravilloso aire gélido y fresco aireciito umm que es para despertarde mejor por las mañaanas vamos no eres cabron solo que es una pequeña venganzaa por que tu dulce sueño te lo interrumpan esos niñatos. Enfin pobre veciinito chiquitin y que dia mas asin tienes.

    Abraazos y besoos

    http://elteusecret.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. jaj cari, muy responsable para tener las llaves pero solidario con los vecinos ni flores, jaaj Pobre vecinitio, con unos hijos asesinables, una mujer que le grita,y un vecino que se alegra que le lleve el coche la grúa... ¡La vida es dura! jajaa

    Cari, yo no me acuerdo de cuando me dieron las llaves, no debió ser una ceremonia muy formal, ajaj pero tampoco las he perdido nunca, de momento...

    bezos.

    ResponderEliminar
  3. JAJJAA PUES YO SI KE E PERDIDO MIS LLAVES DOS VECS JAJAJA ESKE CLARO SOI UN DESASTRE JAJAJA


    AI TU VECINOO KE MUXO MORBO PERO AL FINAL TE PORTASTES MAL TENIAS KE AVERLE AVISADO OMBRE JAJAA AVERLE DIXO BAJA MIENTRAS CUIDO A TUS HIJOS Y DE PASOS LE CANTAS LAS CUARENTA JAJAJAA O TE LOS FOLLAS KE ES OTRA OOPZION JAJAAA

    VBESOOSSSSxd

    ResponderEliminar
  4. Un capitulo más sobre "Mis adorables vecinos" y a mí que me gusta, no sabes cuanto!! Jojojo!!
    Yo creo que no le hubiera avisado tampoco, encima que me despiertan y me tocan... "la moral" anda ya!!
    Es que los veo... y yo que tengo un gran problema, porque yo no imagino, yo veo directamente. Nos veas con el llavero...

    Pues a mí me dieron mi primer juego de llaves a los 13 años. Y puede ser tardío pero eso es lo que pasa cuando tienes a un hermano cabezón que no paraba de perder las llaves...
    Un besote!!! ;)

    ResponderEliminar
  5. Yo no recuerdo cuando me dieron el primer juego de llaves. Debía ser muy pequeño porque tengo la sensación de llevarlas encima desde que nací. Y nunca las he perdido a diferencia de mis hermanos.

    Me he quedado con la duda de si en otra ventana otro vecino al que despiertan por la mañana los niños no tenía una sonrisa de satisfacción y el número de la grua en el movil.

    Un beso (sin candado)

    ResponderEliminar
  6. Yo perdí la cabeza hace tiempo. El corazón me lo perdieron y ya lo dejé de buscar. Las llaves las tengo desde que empecé el instituto, y jamás las he perdido (todo lo más las he tenido desubicadas algún breve lapso de tiempo).

    Y me deja un poco inquieto tu historia con el vecino. Sobre todo por el trasfondo de mala leche que deja tu reflexión, y un tufillo de venganza insospechado previamente, jejeje.

    ResponderEliminar
  7. La casa de mis padres nunca se ha manejado con llave, de pequeño entraba a casa por una ventana y tenía en encaramarme mucho para conseguirlo, luego pusieron un ventanal y me resultó más fácil... a mi también me produce mucho morbo la gente más pequeña que yo...ÑAM, es un requisito a la hora de un trío, de hecho ajjajaja. Cariños Pimpf.

    ResponderEliminar
  8. que memoria más tierna de llaves... yo tampoco recuerdo cuando me las dieron por primera vez pero si recuerdo que las he perdido en varias ocasiones siendo niño... ya con la mayoría de edad dejé de perderlas :-)
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Davis, pues imagino que deben tener entre 8 y 9 años, si no, seguramente los vería con otros ojos, pero ni eso, trastos. Son unos trastos y unos maleducados.

    Thiago, nada solidario con los vecinos, jajaja, vamos, si no supiese cada noche si toman o no el colacao, o si los mandan ya para cama o no... pero me entero de todo, y encima, ahora tienen mini cadena, o algo similar.

    Me, ¿pero cómo puedes perder las llaves? Uff, y mi madre creo que si las ha perdido alguna vez, pero yo que yo recuerde, nunca.

    Pedro, te encantan mis vecinos, a Adrianos le flipa mi cajera choni, a ti, cualquiera de mis vecinos... pues los compañeros de piso tampoco dejan nada que desear.

    Parmenio, no te extrañe, que la de arriba, franquista, se las gasta bien...

    Z, bueno, en ese momento pensé hacerlo, pero luego, le di vueltas, y es que llevan viviendo años en la misma calle, solo que en otro edificio, saben de sobra que donde han aparcado no se debe aparcar, por la línea amarilla, por el vado, por que es en una esquina donde seguido se llama a la grúa....

    G-boy, anda que no lo hacías difícil, saltando por la ventana, lo malo, si te ve otra gente, y se cuelan. En mi casa es complicadísimo entrar si no es con llave, en Galicia, claro.

    Adrianos, es que es una responsabilidad eso de las llaves, aunque no lo parezca....

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  10. Yo no recuerdo el día que me dieron las llaves de casa, pero vamos, ya mayorcito, como con 12 o 13 años, más o menos, que como mi madre siempre andaba por casa.

    Lo que no se si esta bien, es que vayas cotilleando a tus vecinos, eh? eso te lo tienes que hacer mirar jajajajajaj

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  11. Tuve una copia de la llave de mi casa después de volver de Bergondo cuando mi madre vio que hacía el esfuerzo de hacer cosas que "se supone" que no puedo hacer por mi situación y que tiene que hacer ella -concretamente hacer la cama-. Por suerte no las he perdido nunca y toco madera. Eso sí, con lo poco que salgo, siempre las encuentro en el mismo lugar, porque claro, como tampoco las toco...

    Bicos1000

    ResponderEliminar
  12. Isra, yo he rescatado más de una vez a mi madre de quedar puerta afuera... Oie, y de cotillear a mis vecinos no sé de donde quitas eso....

    Mau, bueno, en tu caso te han dado responsabilidades a medida que te han visto mejorar, supongo... otro tipo de madurez.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar