miércoles, 30 de marzo de 2011

Guillerme (VIII): Un punto de inflexión

A medida que transcurría el verano, yo tenía ya psicoanalizados a todos los miembros del grupo, les había cogido el truqillo absolutamente a todos, pero no todo serían momentos felices. Aquel día descubrí más a fondo como eran todos, como era Guillerme en el fondo o como se estaba comportando.

A primeros de septiembre, pasábamos una de nuestras tardes de aburrimiento en el portal de uno de los chicos. Pronto, en la intimidad del grupo, César comenzó a hablar de cuanto estaba preocupado por todo lo que hacíamos, como si fuésemos delincuentes. Guillerme comenzó a molestarse, y a pedirle que cerrase el pico, que estaba más guapo. César se puso cada vez más nervioso, tartamudeando si cabe más de lo normal, echándole en cara que le habían castigado por su culpa, que sus padres eran conscientes de la gente con la que estaba y que de allí no saldría nada bueno. Fue el momento en que despertó Lois, que sumido en su propia burbuja habitual esbozó una especie de comentario que apenas escuchamos. Guillerme se giró, lo había escuchado bien, y caliente de su discusión con César le pidió que repitiese en alto aquel comentario inaudible, Lois, comenzó a ponerse colorado, Guillerme le azuzó nuevamente, hasta que Lois gritó "Y por lo gilipollas que eres a mi también me han castigado más de una vez, y así llevo ya muchos años, castigado por seguirte". Guillerme no pudo reprimirse y le asestó un puñetazo en toda la cara a Lois que lo dejó sangrando por la nariz.

Pronto acudimos a socorrer a Lois, y Guillerme se fue para su casa enfadado. Ahí comenzó César su campaña anti Guillerme. No habían pasado ni tres días cuando estaban ya Zipi y Zape siguiendo a Guillerme en cualquiera de sus actos vandálicos.

Yo mi cruz particular la comenzaba a tener con Dámaso. Pensaba yo que éste, amenazado su puesto de mano derecha de Guillerme tenía hacia mi una actitud, cuanto menos de crisparme los nervios. Era la nuestra una relación de hoy bien y mañana mal, según tuviese más o menos ganas de chincharme. Me llamaba Pi (de Pimpfito) aunque yo le repetía una y mil veces que no me gustaba que me llamasen así, y tenía la manía de tocarme el pelo y la cara. Yo terminaba por pedirle que me dejase en paz, y aunque intentaba pasar de él, le decía que metiese sus manos en otro lado. Claro que, dos días antes me había invitado a su casa, los dos solos a ver una película porno ¿comprensible? ¿le había gustado? ¿eran verdaderas ganas de tocar las narices? ¿era un mal de amores? Jamás lo supe, pero procuré tenerlo cuanto más lejos de mi mejor.

Marcos estaba mucho tiempo fuera, en su pueblo, llevábamos varias semanas sin verle el pelo, pero sobre estos vaivenes del grupo él no solía opinar demasiado, no le gustaban ni los jaleos, ni los malos entendidos ni los problemas. El nos quería a todos unidos.

Yo ahora tenía claro que para cualquier decisión estaría normalmente al lado de Guillerme, por admiración y muchas veces por lógica, que tendría enfrentada la posición de Dámaso, y que Zipi y Zape estarían siempre en contra de lo que decidiese Guillerme. ¿Se había roto el grupo?

20 comentarios:

  1. Es lo malo de los grupitos, que siempre hay un lider y las luchas de poder por serlo... en fín, todo muy de manada en la sabana africana de un documental de La Dos a la hora de la comida... Jajajaja, os reuníais también después de comer, a la hora de la siesta? XD

    ResponderEliminar
  2. La hora de la siesta es sagrada desde que el hombre es hombre, a última hora de la tarde, que diríamos. Pero si no hacía falta líder alguno, que ya lo teníamos...

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  3. Esta serie de "GUILLERME" engancha mucho, y tiene buen título, antes de los documentales aburridos de LA 2 que dice el Z, deberían echarla en prime time, sustituyendo a AMAR EN TIEMPOS REVUELTOS... la podían titular: "GUILLERME, AMAR CON LOS HUEVOS REVUELTOS" jejejeje, seguiremos pendientes de las nuevas entregas...

    ResponderEliminar
  4. Pues ya le quedan pocas entregas, que está esto más estirado que los pellejos de Marujita Díaz, jajajaja

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  5. Eso ocurre en todos los grupos, tarde o temprano terminas posicionándote con quien más afinidad tienes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Joer! A mi nadie me ha invitado a ver una película porno... Ya ves... Hay que reconocer que Dámaso tuvo muchos detalles contigo.
    A ver! ¿y cómo terminó la cosa durante el pase? jajajaj!
    Joer! Todo ésto parece una banda de mafiosos... jajaj! ¡quién diría que estando yo por allí aquellos años, los Bajos-fondos de aquella villa escondían todo ese teje-maneje! jajajaj!
    Cabrón! -ahora que el término está de plena actualidad y vigencia cariñosa-... ¿por qué no me avisaste estando allí al lado? ¡Qué poco detalle!...

    Besos, anda... que no creas que te tengo olvidado... que yo no te olvido!!!!

    ResponderEliminar
  7. JFL, yo como un político de mi pueblo, que en su día dijo "yo apuesto siempre a caballo ganador".

    Angel, ¡cabronazo! jajaja, olvidado me tienes, ya solo piensas en Thiago, pues, ya me he olvidado de donde tengo esa foto escondida. Angelillo, que sepas, que yo era muy jovencito, y que tú, a mi lado parecerías un asaltacunas!

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  8. jajajaj! De eso nada... jajajaj! Por aquel entonces, yo era más jovencito que tú... jajajaj! ¡vamos! Si era un pipiolín inocente como un angelito patudo! jajajaj! -pero con gran miembro- jajajaj! Si acababa de terminar el bachillerato! jajajaj!
    ¿Olvidado? ¡anda ya! Te tengo vigilado... que eres un elemento peligroso! jajaj!

    Besos!

    PD... Me imprimo los paneles y los leo en casa. Cuando son muy largos, esa es mi técnica!

    ResponderEliminar
  9. Así me gusta Angelillo, contribuyendo con el medio ambiente y con la Administración a reducir gastos, jajaja. Al menos será papel reciclado ¿no? Aunque yo, mientras me leas, callado como una puta estaré.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  10. El reciclado aquí no se usa... Soy el único que guardo los no válidos para reciclar. Es una batalla que tengo perdida, pues todos estos dinosaurios no están por la labor de reciclar papel.
    Eso sí... tu no sabes la de broncas que he tenido yo con ese asunto del reciclaje, la de broncas por usar papel ya usado, la de broncas por la insistencia en la necesidad de reciclar... batalla perdida!
    Pero... para que veas! Tu mereces papel del más fino... ¡hombre! ¡faltaría!... aquel que me ha de nombrar consejero cuando llegue a la Junta... jajajajaj!¡lo más fino se merece!

    Besos, anda! ¡broncas! que eres un broncas!

    ResponderEliminar
  11. Nunca llegará a comprender como alguien puede seguir a otro aun sabiendo que es malo para el, que es una mala influencia y que aquello que hace no está bien o no le gusta. En todos los grupos suele haber un matón que hace que los demás le tengan miedo, y con eso juegan.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Angelillo, polémico que es lo que eres... no me has contestado a eso que te he dicho... lo del amante bandido... jajaja

    Kotei, es que, sarna con gusto no pica... eran amigos, no se hacía nada malo, y estas discusiones son un poco de críos. Lo que les molestaban eran los castigos que les ponían sus padres... vamos, que luces, lo que se dice luces muchas no tenían.

    bicos Ricos

    ResponderEliminar
  13. Yo es que siempre he sido más de ir a mi bola y cuando me querían cortar las alas o ponía los puntos sobre las ies o salía por patas. Nunca me ha gustado que me impongan nada...

    Biquiños con mel.

    ResponderEliminar
  14. Ouch!

    Me imagine la escena del puñetazo y...ouch!

    XDDDD

    Por otro lado, tomaste la opción de estar al lado del mas fuerte...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  15. no suelo tener un grupo ando con dos o tres amigas, muy poco con mas. Porque siempre hay problemas,

    ResponderEliminar
  16. Me hiciste recordar cuando yo me peliaba con S, o con V o V con S o S con P o P con V jajajajaja, todo un lío y como el grupo se dividía en bando jejejeje. Fue grato charlar contigo ayer ;). Cariños Pimpf.

    ResponderEliminar
  17. Si el grupo se rompía es lógico que tu lugar era al lado de Guillerme, ¿o no?

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  18. siempre me pareció gracioso esa forma de decir que a uno lo molestan (tocar las narices) y es que de verdad sera fastidioso andar por ahi tocando narices, ahora si te tocan otra cosa. No se, ahi si protestaria

    ResponderEliminar
  19. PIMPFF: YA ESTAN EN SEPTIEMBRE..UU EL VERANO YA SE ACABA Y QUE PASARA EN EL DESENLACE DE ESE VERANO CON GUILLEM

    ResponderEliminar
  20. Christian, a mi tampoco me han impuesto nada, menos mis amigos, a día de hoy, siempre me han considerado como "el independiente".

    Wesley, estar al lado del más fuerte, suele ser la opción más inteligente.

    Pumara, y que lo digas, mira que dan problemas los amigos... uno q tiene paciencia.

    G-boy, jajaja, S, V, P y tú? todo el día peleados unos con otros?

    Antony, lógico, más, cuando me había metido él ahí con todos ellos.

    Damián, jeje, también se dice "tocar los huevos" aunque esta expresión, depende de como se utilice puede significar una cosa u otra.

    Juancito, si, ya le queda poco, unos mesecillos más, pero, por fin acaba el verano de Guillerme.

    bicos Ricos

    ResponderEliminar