domingo, 31 de julio de 2011

Recordando a Darío (III): UNO MÁS EN LA FAMILIA

Se había formado un grupo en el que yo jugaba una vez más como nexo de unión entre varias personas de distinto tipo o pequeños grupúsculos. Y allí estaba Darío (antes conocido como D.F.), había entrado con todas las de la ley.

Una pandilla como la que tenemos es peculiar y difícil de mantener. Peculiar por que somos muy pocos chicos y ya he mencionado en más de una ocasión que tocamos a por lo menos cuatro mujeres por barba, y difícil de mantener quizá por eso, por que mujeres son muchas y su forma de relacionarse entre ellas es curiosa o cuanto menos, complicada.

Y Darío probó con muchas de las chicas del grupo, en concreto con mi mejor amiga, y recuerdo aquellos días que estuvieron liados, y mis celos que no podía exteriorizar de ninguna forma. Aquella noche de calor los tres en su casa, tan ligeros de ropa, tantas fotos, aquella piscina por la noche, y como, días después comentábamos lo inocente que había sido yo por aquel entonces, y mientras, pensaba yo, que de inocente poco, que trataba de estorbar lo más que podía ante aquel rollete que se avecinaba. No consiguió que ninguna de las chicas pasase por ser algo más que un simple rollo pasajero.

Pasó el tiempo, y Darío se puso en serio con su oposición, mientras, yo empezaba a flaquear con Angelines. Darío lo dejó con una chica con la que había estado unos meses (su mayor logro hasta la historia) y había quedado profundamente tocado. Luego mi relación con Angelines terminó, y allí tuve el brazo de Darío para llorar como un crío y su comprensión y apoyo. Aprobó su oposición y yo me puse a estudiar la mía. Estuvo mucho tiempo fuera, y yo comenzaba a echarlo muchísimo de menos. Se puso muy guapo, mucho más si cabe, mucho más fuerte, todo músculo aunque nada exagerado, más hombre, más serio, más policía, y a mi me volvía loco cada vez que venía algún fin de semana o en vacaciones. Y su primer café siempre era para nosotros.

Conocí a Billy y se lo presenté un día. Billy estaba al tanto de todo cuanto sentía por Darío. Le pedí que afinase su radar. Billy me dijo que él no lo veía gay, claro que me añadió que a mi tampoco me veía. Luego, con el tiempo ha ido cambiando su mensaje, desde aquel "no es gay" a un "en ese tío hay algo raro, no sé por qué, algo debe notar, a lo mejor se huele algo y tiene celos". El hecho es que se nota tensión entre ambos, hablan, pero se miden siempre. Ambos trabajan en lo mismo, ambos tienen un pectoral de infarto.

Repasaba mentalmente yo, cuando tenía mi carpeta vacía de las fotos con él, con el tiempo he rellenado esa carpeta, tengo un disco duro lleno de fotos juntos haciendo cuarernta mil cosas, y se ha convertido en un amor platónico, algo insufrible, un amigo-amor platónico en la sombra.

5 comentarios:

  1. Como dice Julieta... "Prefiero amores platónicos, consuelo de tonto solitario, prefiero amores imposibles, consuelo de haber perdido demasiado"

    Abashos!

    ResponderEliminar
  2. Ay pimpf, pero qué chico tan guapo el del post, si ese es Darío tráemelo un día de juerga y yo te digo si es gay, bisexual, o hetero recalcitrante allá por la quinta copa, porque no creo que más me resista sin entrarle.

    Es que últimamente estoy descosido. Y eso debe ser porque no tengo tela en la que meter puntada, jajajaj.

    Por cierto, que estoy esperando un mail eh!

    ResponderEliminar
  3. Pues hay amores que es mejor dejarlos como plátonicos, sobre todo si se tratan de amigos...alguna vez me fleché con alguno y no quise indagar mas, valoraba más su compañía desinteresada y leal a un encuentro furtivo que cambiara todo. Me ha gustado esa relación tensa entre Billy y Dario, me recuerda la de M y S al principio, aunque es muy distinto jejejeje. Cariños.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, rememorar todas estas cosas, recuperar las fotos y todo eso está bien, siempre que lo hagas con el cariño desde la distancia, y no te obsesiones con ello "Noooooooooooo, no es amoooooor, lo que tú sientes, se llama una ooobsesióooon" jejejeje... lo que tienes que hacer es buscarte un novio ya... ¡y a vivir la vida! Aunque me encanta cuando no hablas de política, ni de tu vida privada, te sale esa vena tan tierna que me pone tanto...

    ResponderEliminar
  5. Y eso como se lleva? Estar enamorado de un amigo de esa forma no hace que compares a los demás con el? No se pero imagino que se tiene que hacer muy dificil.

    Un beso

    ResponderEliminar