miércoles, 7 de septiembre de 2011

Por fin, Un Mundo Sin Fin

Desde hace unos días, si os habéis fijado en el blog, os habreis dado cuenta de que ha desaparecido del lateral derecho en la sección "Actualmente leyendo..." el Un Mundo Sin Fin de Ken Follet, y que lo he cambiado por otro con la imagen del chico del paquetón. No, no es que me haya rendido, he terminado el libro, el libro que parecía no tener fin y que adornaba este blog desde hace un año, a Pumara concretamente dedico este post.

Ha sido un año con el libro en mis manos, mientras le he puesto los cuernos literiamente hablando al propio Ken Follet, y ahí me he leído un montón de libros que me han tenido apartado de su lectura. A la vuelta de las vacaciones decidí que ya era hora, más por vergüenza propia que por otra cosa, y que debía terminar un libro al que ni tan siquiera había llegado a la mitad. Todo es proponérselo y por fin, finalizado Un Mundo Sin Fin.

Un Mundo Sin Fin es la continuación de aquella novela que tanto me había gustado, Los Pilares de la Tierra, ambas novelas larguísimas y con un ritmo muy similar, que es quizá lo que te atrapa. A mi siempre me ha gustado la novela histórica, o de época medieval para ser más exacto. El vertiginoso ritmo contado en varias fechas cruciales de los protagonistas, en este caso dos jóvenes hermanos Merthin y Ralph, hijos de un caballero venido a menos y descendientes doscientos años después de Jack Builder y Aliena, los protagonistas de Los Pilares de la Tierra; Caris una pequeña burguesa  hija de un comerciante de lana; y Gwenda, la hija de unos mendigos que se encuentran en la niñez, en pleno S.XIV, dos después de su predecesora. Un encuentro que marcará el devenir de los siguientes años en el Priorato de Kingsbridge.

Si os soy sincero, he tenido que hacer un esquema con todos los protagonistas, que son muchos. La historia va saltando de protagonista en protagonista, lo que hace la lectura en muy amena, y que estés deseando terminar el capítulo en el que estás para ver que ha ocurrido con los protagonistas de historias anteriores, y Ken Follet define muy bien cuales serán sus protagonistas buenos y cuales los malos. Como siempre, y a lo largo de los años van pasando todos por buenos y malos momentos, hambrunas, violaciones, guerras, algún que otro festejo, ferias de vellón, acusaciones de brujería, asesinatos, el resurgir de las ciudades y lo que para mi ha dado un vuelco total al libro y me ha terminado de atrapar del todo, la llegada de la peste negra, o la muerte negra que hace que desaparezcan del libro muchos de los personajes que desde el primer momento habían tenido su importancia, desaparecen muchas familias y los intereses de unos y otros cambian ante esta desgracia que redujo la población europea entre un 30% y un 45% allá por el 1348.

En esta ocasión, Merthin, el protagonista es llamado a ser el digno sucesor de Jack Builder, pero sus conocimientos ya de una época próxima al renacimiento no versan únicamente sobre la albañilería, la escultura, la arquitectura, y no solo de la catedral de Kingsbridge, en esta ocasión vemos el crecimiento de una ciudad, ficticia, con sus puentes, varias iglesias menores, algún que otro hospital. Caris, la protagonista, una pija a la que en muchas ocasiones coges algo de manía por lo "independiente" que es, dedica gran parte de la novela a la curación de enfermos, diría medicina pero, en la época medieval con lo rudimentario de sus métodos sería demasiado hablar. Y por último Godwin y Phillemon, el prior de Kingsbridge y su ayudante, unos de los malos malísimos de este mundo bipolar de Follet entre el bien y el mal, que intentarán echar atrás cualquiera de los planes de Merthin y Caris.

Yo no os quiero destripar el libro, que a mi me ha encantado, pero también tengo que decir que para mi ha perdido la frescura de Los Pilares, y ese factor sorpresa que tenía el primero, en esta ocasión ya sabes cual será el final de los buenos y cual el de los malos, solo te queda entremedias saber que les ocurrirá a unos y a otros y por los sufrimientos que pasan. ¿Qué si lo recomiendo? Si, y más si os gusta el tema medieval e histórico pues si de algo no peca Follet es de soltar datos a la limón, se ve su conocimiento o asesoramiento a la hora de dar detalles por chicos que parezcan tales como las comidas de los paisanos o las vestimentas, los medios agrícolas y la pequeña industria. Una joya, eso si, larguísima, si la leeis, espero no os lleve tanto tiempo como a mi.

Bicos Ricos

6 comentarios:

  1. Pues si que es una buena recomendación, aunque ahora tiempo, lo que se dice tiempo pa leer, poco, y además, con lo libraco que es, da una pereza brutal.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Se lee más rápido de lo que parece, otra cosa es que yo me lo haya tomado con calma.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, el nuevo libro que estás leyendo... ¿Es de un personaje histórico de verdad? ¿Tiene algo que ver con ese paquetón de la foto antigua de la portada? En fin, tendré que esperar a que te lo leas para que me lo expliques, con la duda me quedo, no te creas... de saber quién es, no de que seas capaz de leerte este nuevo libro...

    ResponderEliminar
  4. Claro que me lo voy a leer, aunque de momento me está costando, no estoy yo acostumbrado a novelas románticas de principios de siglo de pijoteros, pero bueno, que sepas ya de antemano que no es ningún personaje histórico, que es una novela. Pero que hay un par de películas mudas sobre la novela.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  5. Es una saga??? cuando fui a la feria del libro en agosto lo vi y me acorde de ti, el libro era grueso! pero lo vi tanto tiempo en su blog que supuse dos cosas o es malisimo o es muuuuy largo!

    luego lei una reseña y me llamo la atencion!
    lo pondre en mi lista de espera!!!

    ResponderEliminar
  6. Mira que me gusta la novela histórica pero que los libros sean tan extensos siempre me ha echado para atrás. Aunque bueno, me leí el primer libro de la saga Millennium, que es un libraco impresionante también, en tres días.

    Biquiños con mel.

    ResponderEliminar