domingo, 31 de julio de 2011

Recordando a Darío (III): UNO MÁS EN LA FAMILIA

Se había formado un grupo en el que yo jugaba una vez más como nexo de unión entre varias personas de distinto tipo o pequeños grupúsculos. Y allí estaba Darío (antes conocido como D.F.), había entrado con todas las de la ley.

Una pandilla como la que tenemos es peculiar y difícil de mantener. Peculiar por que somos muy pocos chicos y ya he mencionado en más de una ocasión que tocamos a por lo menos cuatro mujeres por barba, y difícil de mantener quizá por eso, por que mujeres son muchas y su forma de relacionarse entre ellas es curiosa o cuanto menos, complicada.

Y Darío probó con muchas de las chicas del grupo, en concreto con mi mejor amiga, y recuerdo aquellos días que estuvieron liados, y mis celos que no podía exteriorizar de ninguna forma. Aquella noche de calor los tres en su casa, tan ligeros de ropa, tantas fotos, aquella piscina por la noche, y como, días después comentábamos lo inocente que había sido yo por aquel entonces, y mientras, pensaba yo, que de inocente poco, que trataba de estorbar lo más que podía ante aquel rollete que se avecinaba. No consiguió que ninguna de las chicas pasase por ser algo más que un simple rollo pasajero.

Pasó el tiempo, y Darío se puso en serio con su oposición, mientras, yo empezaba a flaquear con Angelines. Darío lo dejó con una chica con la que había estado unos meses (su mayor logro hasta la historia) y había quedado profundamente tocado. Luego mi relación con Angelines terminó, y allí tuve el brazo de Darío para llorar como un crío y su comprensión y apoyo. Aprobó su oposición y yo me puse a estudiar la mía. Estuvo mucho tiempo fuera, y yo comenzaba a echarlo muchísimo de menos. Se puso muy guapo, mucho más si cabe, mucho más fuerte, todo músculo aunque nada exagerado, más hombre, más serio, más policía, y a mi me volvía loco cada vez que venía algún fin de semana o en vacaciones. Y su primer café siempre era para nosotros.

Conocí a Billy y se lo presenté un día. Billy estaba al tanto de todo cuanto sentía por Darío. Le pedí que afinase su radar. Billy me dijo que él no lo veía gay, claro que me añadió que a mi tampoco me veía. Luego, con el tiempo ha ido cambiando su mensaje, desde aquel "no es gay" a un "en ese tío hay algo raro, no sé por qué, algo debe notar, a lo mejor se huele algo y tiene celos". El hecho es que se nota tensión entre ambos, hablan, pero se miden siempre. Ambos trabajan en lo mismo, ambos tienen un pectoral de infarto.

Repasaba mentalmente yo, cuando tenía mi carpeta vacía de las fotos con él, con el tiempo he rellenado esa carpeta, tengo un disco duro lleno de fotos juntos haciendo cuarernta mil cosas, y se ha convertido en un amor platónico, algo insufrible, un amigo-amor platónico en la sombra.

sábado, 30 de julio de 2011

La Cabecera de la Quincena (XI)

No debería hacer falta que contase la historia de las cabeceras de la quincena, pero si no me hago el martir una y otra vez no estoy del todo contento, vamos, que creo que es algo que va en la idiosincrasia de lo que es una víctima de un robo en toda regla .

Como muchos de vosotros sabéis, durante el Orgullo fui víctima de un robo. Entraron en casa, como si esta fuese la de Pedro y se llevaron cuanto pudieron de mi habitación, mientras escuchaban los plácidos ronquidos de Gordi. Entre el botín sustraído estaba mi cámara de fotos, y el ordenador. ¿Ya os había contado la llorera que tuve por eso? Bueno, pues en el ordenador habían unas cuantas cabeceras que tenía preparadas para su salida puntual cada quincena, lógicamente, al quedarme sin ordenador me he quedado sin las cabeceras, y solamente tengo recuerdos de algunas de estas, una de las de verano hacía referencia a las miles de fiestas que pueblan nuestra geografía, al otoño y al invierno, a la vuelta al cole y qué se yo que más cosas, pues, para vuestra desgracia, y sobre todo para la mía, lo he perdido todo, aunque me queda una pequeña baza y quizá recupere algo. Está mal que yo lo diga, pero me habían quedado preciosas casi todas las cabeceras, lo de ahora, son sucedáneos, con el mismo espíritu.


Esta quincena, y ya, por aquello de ahorrar trabajo en tiempo de vacaciones será la misma cabecera que he utilizado hasta finales de julio, y poca explicación hay que hacer sobre ella. Vacaciones, playa y mar, eso y pedazo modelo, para variar. Finalmente, aunque no ha sido algo premeditado, he puesto "unas letras menos agresivas" según ha dicho Thiago. Conste que como siempre las he elegido porque me gustaban y porque es la fuente que utiliza Cáscara Amarga, aunque iba yo con algo de miedo a la hora de elegir fuentes, por aquello de esa pequeña crítica. En cualquier caso ya han comentado que gusta más, quizá, se quede esa fuente definitivamente, cuestión de tiempo.

Bicos Ricos

viernes, 29 de julio de 2011

FNF Nº 79

Por segunda semana consecutiva traigo un tema musical de los que tienen su tiempo y con raíces en la tierra de su compositor, en esta ocasión, Compay Segundo, el ya fallecido cantante cubano y su Chan Chan, una de sus canciones más conocidas y a su vez una de las más entrañables y bonitas.

Chan Chan es un tema clásico del cubano, su sonido melancólico nos retrotrae a la isla de Cuba, a esa decadencia de La Habana de grandes coches americanos de los años cincuenta, a carteles de liberadores comunistas, a las gentes en las puertas de sus casas, al Malecón y a esos niños jugando en la calle, esquivando los charcos en esas calles llenas de barro. Chan Chan seguramente lo conozcais todos del documental  Buena Vista Social Club de Wim Wenders, nominada a los Oscar. En cualquier caso la traigo hoy porque hace unos días, viendo la quinta temporada de Dexter, en un paseo por su Miami, sonaba de fondo este Chan Chan que he querido recuperar, aunque fuese para este blog.



La pasada semana G-boy se extrañaba de que no dedicase la canción a nadie, la verdad, se me pasó por alto por cuestiones de prisas. Esta semana si habrá dedicatoria. No tenía muy claro a quien dedicar este tema, pero repasando entre mis fans, hay uno de mis primeros fanses a quien todavía no le había dedicado canción ninguna. No relaciono especialmente a este bloguero con esta canción, ni con los sones cubanos, aunque si les une algo, que ambos son de la otra parte del charco, y nuestro bloguero, incluso de un océano más allá. El bloguero a quien dedico este tema esta semana es peculiar, que conste, es fan como dice él de los BumbleBee o como se escriba, vamos, de los Transformers de toda la vida. es habitual de este blog, aún en épocas bajas, y esta mañana me ha dejado un comentario que me ha hecho pensar que si yo no hubiese nacido en Galicia, tendría que haber sido cubano, por mi naturaleza alegre, por mi calma como si fuese un funcionario, y por el rabo, como si fuese cubano, pero ese es otro tema, para otro post. Ahm, que se me había olvidado, por supuesto, el bloguero es Damian, del blog Todo Sobre Damian.
 
Bicos Ricos

Las Vacaciones

Llegan como cada verano, unas veces se van sin pena ni gloria, otras las recordamos como nunca, algunas las disfrutamos como si fuesen las últimas de nuestra vida, pero siempre estamos deseando que lleguen, su final nos produce una sensación de abatimiento. Son las vacaciones.

Por tercer año consecutivo tengo mis vacaciones en el mes de agosto, el mes fuerte de vacaciones, por lo menos en mi pueblo y allí es donde pienso pasarlas. He hecho bastante rápido las maletas, ropa para un mes, pensada para el fresco de Galicia por las noches, para los días de playa, para pequeñas excursiones por el monte. Creo que no me dejo nada atrás. Bueno, algo si me dejo en Madrid pero pronto estaré por aquí de vuelta, para recuperarlo.

El viaje lo haré por la tarde, con visita prevista para la noche y ya el primer acto social de las vacaciones, cena en casa de una amiga, algo tarde, eso si. Y aunque más tranquilas estas que las del año pasado, parece que empiezo a tachar ya los días con esas actividades que tengo previstas, muchas de ellas de obligado cumplimiento, fechas marcadas en el calendario con un "no me lo pierdo" y que me harán recorrer parte de la geografía pontevedresa y estrenar cámara de fotos, como ocurrió el verano pasado, pero esta vez en versión 2.0.

Serán 25 días fuera de Madrid, o 23 según se mire, tiempo más que suficiente para poner los dientes largos a cualquier bloguero que se precie con esos post veraniegos donde restriego a la mayoría con aquello de que estoy en casa, en la playa y/o haciendo mil cosas. Tiempo para hacer algún que otro post desde esas rocas de pensar, para volver a encontrarme con algunos de los personajes de post del pasado año, Jacobo, Miguel, o el mismísimo Muma. Aunque advierto que con Muma he estado casi todos los días durante la campaña electoral, que fue lo más parecido a unas vacaciones que pude disfrutar. Y si os pensábais que irse de vacaciones implica descansar de la política, estais muy equivocados, que yo sabeis que de política no hablo en mis post, ni de mi vida privada, y a veces tampoco de música, pero aunque los Marianos Rajoys y los Zapateros estén más relajados que nunca en sus vacaciones estivales yo tengo tiempo para revolucionar el pueblo con mi política local, poner a andar a los míos y dar un poco más de caña, si cabe a los que gobiernan.

Si, lo sé, muchos de vosotros habeis estado haciendo cuentas con los dedos sobre cuántos días estoy de vacaciones. Habéis acertado. No estaré en Madrid para la visita de BXVI. Y que conste que no me da pena ninguna no ver al papa, no lo cambio yo ni por un solo día en mi pueblo. Conste también que soy católico, pero, que le vamos a hacer, Benedicto debería haber elegido las fechas pensando en mi, como no lo ha hecho pues, tendré que hacerle el post desde la distancia.

No me despido de vosotros. Esta tarde tendreis el post musical que os soleis pasar por el forro cada viernes por la tarde, y mañana tendreis otro para contaros, probablemente como ha sido mi viaje compartiendo coche hasta Galicia. Así que venga, espero vuestros comentarios para desearme unas felices vacaciones, que a buen seguro voy a disfrutar como un enano y sobre todo, para descansar.

Bicos Ricos

jueves, 28 de julio de 2011

Sedom. Indebidamente tuyo.

Hace un par de semanas asistí a la presentación de la novela "Sedom. Indebidamente tuyo", de la editorial Certeza, en la librería Berkana en el barrio de Chueca. Marisa Rubio, la autora escuchaba embelesada a Eduardo Mendicutti hablar sobre su libro, sobre esa historia de amor entre Andrej y Yoel en la Varsovia ocupada por las tropas nazis durante la Segunda Guerra Mundial que le había llevado su tiempo escribir y mucho más documentarse. Yo escuchaba a Mendicutti algo reticente por tantas flores que soltaba a este libro, luego, charlando con él, y más tarde con Marisa, caminando por Gran Vía mientras nos decía que ella creía mucho en su novela, decidí darle la oportunidad.

Sedom no es una novela cualquiera de temática gay, no es una novela histórica de unos momentos tan duros para los judíos, Sedom es la novela. Le comentaba gente a Marisa que no habían leído algo tan impresionante desde Olvidado Rey Gudú de Ana María Matute, y yo creo que se han quedado cortos. Sedom debería convertirse en esa novela de obligada lectura que creo que está muy por encima de grandes referentes en literatura gay como El Viaje de Marcos o El Corredor de fondo.

En la Varsovia de 1939, cuando la ciudad polaca está ya invadida por las tropas alemanas de Hitler, comienza la historia de amor entre Yoel y Andrej, el primero judío, un aspirante a escritor que por cuestiones de la vida tuvo que abandonar los estudios y dedicarse a trabajar en una sastrería; el segundo un polaco aleman, hijo de un fanático del Reich y una polaca que se dedicaba por entero al deporte y a pavonearse delante de las chicas. Surge entre ellos una relación que pronto se tornará complicada, o imposible por los brazaletes que debían llevar los judíos, por la construcción de los muros de lo que sería el gueto de Varsovia que aislaría por completo a los judíos del resto de la humanidad. De los encuentros furtivos entre ambos protagonistas en una carbonera del gueto, Sedom, trata la novela, y del sentimiento de amor que los mueve a mantener esa relación imposible que da pie al subtítulo de la novela, Indebidamente tuyo.

Por el medio se mezclan muchos términos en jedish, y se cruzan historias reales y las notas que escribía Yoel Bilak, sobre personajes que rondaban su vida en aquel gueto que da a la novela un ambiente claustrofóbico por momentos. La historia de un joven judío homosexual enviado a un campo de concentración, la historia del padre de Andrej y de cómo se hizo fanático del nazismo, Isaac y Asher, los hermanos gemelos de Yoel, de su más tierna infancia a los momentos más duros en el gueto, Gaddith, la joven judía enamorada de Yoel o la más cruda historia de una niña que es enviada al campo de exterminio de Treblinka y que nos dejan entrever el punto de vista de Yoel sobre todo lo que le rodea, explicando su empecinamiento que nos hace por momentos odiarlo en aquello que da nombre a todos sus actos, la dignidad.

Leer Sedom no es sencillo, y eso que está escrito en un lenguaje muy fácil de comprender. Sedom es una novela dura, que seguramente arrancará más de una lágrima a quien lo tenga en sus manos por lo que no es apto para sensibleros aunque si para aquellos ansiosos de leer una historia de amor y valentía. Yo comencé a leerlo despacio, y a medida que avanzaba en la historia no podía parar de leer, de querer saber que ocurriría finalmente con los protagonistas, con cualquiera de los personajes secundarios que aparecen, consciente de que a medida que avanzas las páginas, pronto te quedarás sin más Sedom que leer, y que a medida que el panorama se pone cada vez más feo en la novela, eres consciente de que la historia termina como debe terminar, como ocurrió realmente a muchos judíos del gueto de Varsovia.

Y en la mente una palabra, mitziyeh.

miércoles, 27 de julio de 2011

Fabián factura

Ayer me ha llamado Fabián, dice que enamoradísimo de mi, para vernos durante la noche. Se ha quedado en casa a dormir aunque le he pedido que no respirase mucho ni se moviese demasiado, que Gordi podría despertar con el ruido de la cama. Así ha hecho, ha sido como un bloque de cemento y no por frío o rígido, por silencioso. Claro, antes estuvimos hablando de nuestros fines de semana pasados, él en su congreso de médicos imaginarios en el Monasterio de Montserrat y yo en casa, con amantes imaginarios, por ver si le chinchaba algo.

Así, durante esa cena romántica que hemos tenido comenzamos a hacer planes para nuestras vacaciones. Yo le dije que había empezado ya a hacerme la maleta donde debía llevar ropa para casi un mes, y uno que es muy presumido y con taaaaanto glamour pues tenía algún que otro problemilla a la hora cerrar la maleta. Le empecé a contar que iba a llevarme una muda de ropa interior por día, pero que no estaba tan loco como para llevar 25 calzoncillos y 25 pares de calcetines, entre otras cosas porque no las tengo, y aunque las tuviese no habría forma de llevar tanta ropa a no ser que fuese todo empaquetado en los baúles de la Piquer. Fabián, mi novio imaginario asentía, mientras yo le explicaba que me llevaría nada más que 8 calzoncillos y que ya allí mi madre pondría a lavar la ropa interior, eso junto con la que ya tengo allá, Fabián ponía su lengua imaginaria a la altura de una de sus muelas del juicio, del juicio que yo no tengo. Comencé a poner cara de bicha porque entendí que el tema no le interesaba en absoluto. Pues bien, bonita, vas a ver lo que es que tu novio real te ignore después de casi una semana sin verte.

- Fabián, que al final no podré ir a Avilés, como teníamos previsto, no veas cuánto lo siento, es que los días que vas a Asturias, yo tenía ya reservada una plaza en el camping de las Islas Cíes y estaré en esas islas paradisíacas en la boca de la ría de Vigo, alejado de toda civilización. Eso si, cari, te llamaré desde allí, para ver que tal te ha ido el viaje.
- Aham - respondió mi novio imaginario apoyando su barbilla en una de sus manos y mirando a las musarañas.
- Chuchi, que menos mal que tú puedes venir el segundo fin de semana a Galicia, aunque ya sabes que te libras por esta vez de conocer a tus suegros que tienen que irse precisamente ese fin de semana. Claro, aprovechando que vienes puedes traerte la maleta grande, y ya me traes en ella  las 16 camisetas y las cinco o seis camisas. Porque vienes el primer fin de semana y ya sabes que a mi apenas me cierra la maleta.
- Vale - aprobó Fabián y con cara de extrañado se giró hacia mi, respondió - Pimpf, tengo un amante imaginario, él se viene conmigo, tenía pensado viajar con una maleta más pequeña y no facturar, preferimos Asturias que Galicia.
- Muy bien, como tú quieras, ahora va y resulta que hasta los novios imaginarios tienen amantes imaginarios, que voy a tener que aguantarme con el tontolaba de su amante imaginario. ¡Lo que me faltaba por ver! ¡O peor dicho! - comencé a elevar el tono de voz - ¡Lo que me faltaba por imaginar! Me falta esto para hacerte desaparecer de mi mente.
- Que no, cariño, que solamente intentaba hacerme el interesante, que como novio imaginario que soy también tengo sentimientos, llevas sin dedicarme un post un montón de tiempo - comenzando a sollozar. - Que le das más importancia a tus amigos reales, a tus ex, a tus amantes, e incluso a cualquier hombretón que te encuentras por la calle. Que no sé realmente que papel juega un novio imaginario.

Aunque tenía pensado darle boleto por el plantón del puente, y decirle aquello de "Chao coco", me lo pensé mejor, y es que jamás había visto a un novio imaginario llorar por mi. Dormimos abrazados. Antes de apagar la luz, le susurré al oído:

- Pero.... al final.... ¿te vienes ese fin de semana con la maleta y facturas en el aeropuerto?

martes, 26 de julio de 2011

Sin ver la luz del sol

Y arranca la semana un día después de lo normal, un martes con sabor a lunes, pero con sabor al "último" lunes antes de las vacaciones, o el último martes antes de las mismas, que es lo que toca realmente.

Me he pasado el fin de semana en casa, apenas he salido, y se podría decir que a comprar tabaco y poco más, aunque he vuelto. Lo primero que he hecho nada más salir de trabajar el viernes ha sido un planning de las comidas que iba a hacer el resto de la semana, aprovechando todo lo perecedero que hubiese en mi despensa, y añadiendo alguna que otra cosa para lo cual tuve que hacer una pequeña compra, otra cosa no, pero el cerdito bien mantenido. E ir a la compra ha sido otra de esas escasas salidas que he tenido.

Por lo demás, casa, casa y casa. Creo que estoy un poco obsesionado con lo del robo y no me gusta dejar la casa sola, mientras Gordi disfrutaba de un fin de semana en su pueblo yo me he dedicado a "hacer la guardia". Y he seguido con mi ritual de dejar todo escrupulosamente cerrado cuando salía. He aprovechado, o desaprovechado mi tiempo para leer, muchísimo un libro del que muy pronto os hablaré, un libro trucha, por supuesto. He visto unas cuantas películas, he dormido, descansado la cabeza en general y el cuerpo, y me he tomado todo con relativa calma, más o menos como pensaba, porque si, lo habeis adivinado, de Fabián apenas he tenido noticias. Según me ha dicho, se iba a una convención de médicos al Monasterio de Montserrat. Yo no soy rencoroso, aunque ya se lo he dejado caer, y en estas vacaciones no va a conocer a sus suegros.

Hoy podré ponerme con lo que toca, hacer la maleta, y organizar un poco como voy a llevar las cosas a Galicia, que parece complicado. Mis vacaciones, en parte debido a la situación económica serán en casa, en casa de Galicia, claro, y cuando digo en casa no me refiero a mi habitación, quiero decir al pueblo en general, la playa, las tres fiestas marcadas en el calendario como "imprescindibles" en la agenda cultural-festiva gallega, más playa (si el tiempo lo permite), un poco de Islas Cíes, un cafelín con los amigos, algo de política relajada porque, en agosto hasta los políticos hacen su agosto descanso. Y por supuesto salir, salir cuanto pueda que este mes es de los mejores para reencontrarse con los amigos que como yo, tenemos que estar en este exilio forzoso, aunque con gusto. Y en esto consistirá lo que queda de la semana que ha empezado, todo preparativos para dejar el piso de Madrid ordenado para la vuelta en esta segunda temporada.

Os contaría lo maravilloso que ha sido mi fin de semana de Rodríguez, pero sinceramente, apenas he salido, ni visto el sol, claro que, eso de no ver el sol no es significativo, quien sabe, a lo mejor he visto la luna.
Bicos Ricos

lunes, 25 de julio de 2011

Alba de Gloria

Hoy como muchos sabeis es el Día da Patria Galega, el Día de Galicia, y como gallego que soy, estaré celebrándolo por Madrid, no os penseis que es broma, aquí también hacen algún que otro acto, actos que normalmente finalizan con buena comida gallega. Yo me he estado empapando de datos sobre este día, sobre su celebración y finalmente he encontrado un texto de Alfonso D. Rodríguez Castelao, uno de los autores gallegos más importantes, y galeguista convencido. Desde su exilio en Buenos Aires, escribía para la celebración de este día, en 1948 uno de sus últimos discursos públicos que tituló "Alba de Gloria" del que yo ahora os traduzco un fragmento para dar a conocer su significado, aunque os disculpo si no leeis este tochazo:


" Mis señoras y mis señores:

Si en el amanecer de este día pudiéramos volar sobre nuestra tierra y recorrerla en todas las direcciones asistiríamos a la maravilla de una mañana única. Desde las llanuras de Lugo llenas de abedules, hata las rías de Pontevedra, coronadas de pinares; desde las sierras de las que se nutre el Miño o la garganta montañosa del Sil, hasta el puente de Ourense, donde se peinan las aguas de ambos ríos; o desde los cabos de la costa brava de A Coruña donde la mar teje encajes de Camariñas, hasta el pico del Monte de Santa Tecla, que vence con su sombra a los montes de Portugal, por todas partes surje una alborada de gloria. El día de fiesta comienza en Santiago. La torre del reloj tañe su grave sino de bronce para anunciar un nuevo día, y enseguida, comienza una muiñeira de campanas, repinicada en las torres del Obradoiro, que se comunica a todos los campanarios de la ciudad. Pero hoy las campanas de Compostela anuncian algo más que una fiesta litúrgica en el interior de la catedral, con dignidades mitradas y ornamentos maravillosos de brocados y oros, con chirimías y botafumeiro, capaz de dar envidia a la misma Basílica de Roma. Hoy las campanas de Compostela anuncian una fiesta étnica, hija tal vez de un culto panteísta, anterior al cristianismo, que tiene por altar la tierra madre, alzada simbólicamente en el Pico Sacro; por cobertura el final inmenso del universo; y por lámpara votiva, el sol ardiente de julio, el sol que madura el pan y el vino eucarísticos. Por eso la muiñeira de campanas iniciada en Compostela, va rulando por toda Galicia, de valle en valle y de coto en coto, desde los campanarios pimpantes de la orilla del mar hasta las humildes espadañas de la montaña. Y el baladeo rítmico de las camapanas, de todas las campanas de Galicia en alegría algarabía,  parece el tropel de los caballos astrales, que vienen por la vía celeste, tirando con el carro de Apolo que trae luz y calor al mundo en sombras. Hoy es el Día de Galicia y así comienza.

Así da comienzo la solemnidad de este día, la Fiesta Mayor de Galicia, la Fiesta de todos los gallegos. Pero nadie puede sentirla como nosotros, los emigrados, porque en tal día como este se reviven los recuerdos acumulados, y con la mucha distancia se agranda el prodigio de la patria. Hoy nuestra imaginación anda por allá, en fiesta de añoranzas, escuchando las canciones montañesas y marineras que van para Compostela, viendo nuestro pais embanderado de azul y blanco, con músicas, gaitas, panderos, jijeos y cohetes... y después de evocar el repique matutino de las campanas, mal o bien, al modo de Otero Pedrayo, yo podía evocar igualmente todos los lances jubilosos de este día, hora a hora, minuto a minuto. Pero ¡cómo se tornan tristes las alegrías evocadas lejos de la patria! ¡Cómo duelen las alegrías arrancadas de recuerdo de nuestra juventud!"


Por si no habeis leído esto de Castelao, que continúa, os dejo con un corto gallego, que me parece que ya coloqué en su día, un clásico de la RTVG, de Chano Piñeiro.

domingo, 24 de julio de 2011

Lo normal

Hace unos días, viendo La Noria, ese programa de entretenimiento del sábado noche de Telecinco, Jordi González fulminaba con la mirada a su colaboradora Cuca García de Vinuesa, la misma que fuera despedida en su momento del mismísimo Intereconomía por cargar contra el matrimonio entre personas del mismo sexo, cuando ésta preguntó a Carolina Córdoba, concursante de Supervivientes si la joven concursante se sentía normal ante la situación no normal que había vivido a lo largo de su vida. Rápidamente se dio cuenta de su "metedura de pata" e intentó arreglar aquello, y a mi parecer, aunque sus palabras siempre me suenen a falsas excepto cuando dice tan tajante aquello de "Jesucristo" (ajajaja) lo hizo, lo hizo porque hablar de "normalidad" y "homosexualidad" son cosas que chirrían, por compatibles y a la vez por excepcionales.


Cuando la semana pasada tuve invitados en casa para ver el concierto de los Black Eyed Peas, tuve otro pequeño episodio de "normalidad", vamos, un problema de estos a la hora de hablar. Yo le comentaba a un amigo que jamás me iría a vivir a Chueca, que yo necesitaba un barrio normal, con unos vecinos normales y una vida normal. Al instante de decir eso una mirada de estas de Rayos X rojos me fulminó instantaneamente por el otro amigo que estaba con nosotros. Me sentí Cuca. Y no por mono precisamente, por la mirada fulminadora de una frase que puede sonar mal pero que expresa eso exactamente. Y ahora la explicación.

Al decir que necesitaba un barrio normal quería decir eso. Chueca es un barrio que está muy bien, con mucha vidilla y mucho ambiente LGTB, sus múltiples bares de copas, sus fiestas patronales. Genial, pero es un parque temático gay, y yo para parques temáticos me voy a un parque de atracciones o a barrios monotemáticos. Que necesito sentirme lo más pijo del mundo, me voy al barrio de Salamanca, que necesito sentirme un indignado, me voy a Sol, bueno, ahí ya no, pero me voy a Lavapies que es donde residen muchos de los perroflautas, y si quiero sentirme muy gay me voy a Chueca aunque Lavapiés también podria servir. No necesito eso, necesito un panadero, un quiosquero, una pescadera, una fontanera, una limpiadora donde realmente me la traiga floja su sexualidad, que no me voy a vivir a un sitio buscando tema sexual, que no necesito que la gente que esté a mi alrededor sea gay expresamente, ni que lo digan, ni que lo demuestren, ni que demuestren que son heteros, no lo veo necesario. Yo a mi jefe jamás le he preguntado sus tendencias sexuales, no lo necesito, por ello tampoco necesito un Chueca, como tampoco me presento a la gente diciendo "Hola, soy Pimpf y soy bisexual, y para los que no lo creais que sois la mayoría, gay"

Mi amigo me respondió rápidamente que él se sentía normal, que era tan normal como cualquier hetero, que en tal caso, el anormal era yo por irme con tíos y no tenerlo claro. Claro que lo tengo claro (valga toda la serie de redundancias). Y sobre este respecto D. siempre dice que hay que hacerse visible. Yo discrepo totalmente. Yo creo que cuando hay que manifestarse a favor de algo uno debe comprometerse. Así, ir en una manifestación estatal LGTB, llevar un pancarta, pedir tus derechos y hacer llegar tu voz a otros países donde un homosexual lo pasa realmente mal y está discriminado y/o penado, hacerte escuchar y que te escuchen en igualdad, lo veo todo bien y de hecho creo que es lo que siempre hago y pido en este blog. Pero como exijo eso, también exijo otra serie de ideales que mueven mi mundo, mi cabeza, los ideales socialistas entre ellos, la defensa del estado de bienestar sobre todas las cosas y la protección de los derechos del trabajador y no por ello me voy a vivir a un barrio obrero.

 
Volviendo a Cuca, cuando mencionaba eso de "ser normal", explicó claramente que la chica era totalmente normal, pero que la situación que había vivido a lo largo de su vida había sido totalmente excepcional, una reasignación de sexo (como lo llaman técnicamente) no es una situación sencilla, es una situación particular complicada, y que mucha gente no ve con normalidad. A mi si no hubiese un programa de televisión que me dice que Carolina Córdoba nació con un cuerpo de hombre jamás me lo habría planteado. Esa era la normalidad que yo pedía, ver a la persona tal cual es, sin que me cuente algo tan íntimo y personal. Como ejemplo lo veo bien, para que otras personas sigan su camino, pero yo sabeis que de mi vida privada no hablo, y quizá esa sea una de las claves para entender este post que daría para varias decenas de renglones más.

Bicos Ricos

sábado, 23 de julio de 2011

El Campanero

Hace unos días fue festivo en mi pueblo, y además el cumpleaños de mi madre, momento que aproveché para felicitarla, y conociendo su ateismo, porque ella es de los que niegan la existencia de Dios y solo pisa la iglesia para, como no, celebraciones familiares y por cumplir; le pregunté si iría a la misa y a la procesión que organizan ese día. Tic tac tic tac. Esperaba su contestación más o menos graciosa, y me respondió, "a misa ni de loca, ya lo sabes, a la procesión, no lo sé, quizá como homenaje a Manolito, el campanero, que murió este año". Enseguida le pregunté cuando había sido y me dijo que hacía cosa de mes y medio.

Manolito el campanero era un señor mayor, obeso y con pocas luces que había dedicado su vida por entero a su mujer, su madre y a la sacristía de la parroquia del centro de mi pueblo. Manolito no aparentaba ni mucho menos los años que tenía, su cara rechoncha hacía que apenas tuviese una sola arruga, y pese a estar ya medio calvo tampoco tenía unas canas excesivas. Siempre con unos anchos pantalones acudía todas las mañanas a la iglesia a preparar todo. Cada vez que había una misa, Manolito subía al campanario, tocaba las campanas avisando a los fieles de las distintas misas que habían, tocaba los funerales que daba gusto escucharle si es que se puede utilizar esa expresión cuando en 15 minutos va a haber un funeral. Tenía preparados los atuendos del párroco en el gran cajón de la sacristía, debidamente ordenados y púlcramente limpios con el orden por el que el cura debía cogerlos para vestirse. El interior de la iglesia era para él como la habitación de un ciego, se movía por ella conociendo cada uno de sus rincones. No hacía labor ninguna de limpieza, custodiaba los petos o huchas donde los fieles dejaban las limosnas y lo hacía con muchísimo celo, viendo de reojo cada vez que los abría para recaudar los fondos. Se encargaba de dejar todo preparado para la eucaristía, los paños para limpiar, colocar el mantel sobre el altar, los cálices, las patenas, y demás enseres, así como el incensario que después de cada misa recogía con el mismo esmero con el que lo había colocado. Ese era Manolito, al que le gustaban los niños pero siempre de lejos, no le gustaba que estuviesen revoloteando por sus cosas, se podría decir que disfrutaba con su presencia pero sin mezclarse con ellos, siempre abroncándonos, y más si éramos monaguillos con ansias de robar el vino dulce.

Manolito, además de su iglesia, su madre y su esposa, las dos últimas fallecidas ya y la primera en decadencia, tenía otra pasión, la celebración del día de una santa oriunda del pueblo, allá por el siglo II d.c., siendo él por decisión propia y por devoción el que se encargaba de recaudar los fondos necesarios para que dicha tradición no se perdiese, anteriormente celebrándose una pequeña romería, los últimos años, desde donde yo tengo ya uso de razón, encargaba los fuegos artificiales para ese día, traía a varias bandas para que actuasen y se encargaba de que en la procesión, la más multitudinaria del pueblo custodiase a la santa siempre la Banda de la Brilat de Pontevedra, que hacían retumbar el pueblo con sus tambores. Yo no sé como ha sido este año esa fiesta, si ha recibido alguna ayuda por parte del ayuntamiento, o si alguien ha recogido su testigo. Tampoco sé si habrá alguien ahora que toque las campanas, o alguien que le prepare las cosas al sacerdote antes de oficiar.

Desde luego era un personaje en toda regla de mi pueblo y yo como homenaje también, no quería más que hacer un post para darlo a conocer porque lo que más me ha asombrado, es que no tenía ningún salario por parte de la iglesia y hacía todas estas cosas por devoción. Hoy en mi pueblo, realmente ya no sé por quién doblan las campanas ni si estas doblan.

viernes, 22 de julio de 2011

FNF Nº 78

Yo no sé si en alguna ocasión  he puesto música de esta señora en este blog, aunque debo decir que Cesaria Evora es una de mis solistas internacionales preferidas por no decir mi preferida.

Cesaria Evora es una cantante caboverdiana que nació en Mindelo, en la isla de San Vicente en 1941. Comenzó su carrera en los barrios de su isla natal, cantando con su hermano en la plaza mayor, pasando humildemente a tocar después en pequeños bares y finalmente contratada por una empresa pesquera creada con capital isleño y portugués. Al independizarse Cabo Verde, y por otras causas que no vienen a cuento, Cesaria se retira de la música pasando por una época de alcoholismo. Es ya en 1988 cuando vuelve al mundo de la música, grabando su primer disco en París cuyo título es el apodo que tiene en Cabo Verde, "la diva de los pies descalzos" por actuar siempre así como muestra de solidaridad con los sintecho. Desde aquel 1988 no ha parado de cantar con 14 discos en el mercado, todos llenos de ese blues caboverdiano tan especial que te retrotrae a un Cabo Verde de otros tiempos, con esclavos y abandonado del mundo.

Hoy os dejo con uno de mis temas preferidos Petit Pays, que aparece en su disco recopilatorio "The Best Of Cesaria Evora". Vamos, que tampoco se han matado mucho a la hora de poner título al disco.


Espero que os guste, y si no, pues ya sabeis, a echarle azúcar... ¿o la del azúcar era una cubana llamada Celia Cruz?

Mr. Rodríguez

Llegadas ciertas fechas del verano quien más o quien menos se escaquea como puede de Madrid, una ciudad donde normalmente hace un calor asfixiante y que encima, como decía la canción aquella de Los Refrescos "Aquí no hay playa". A mi me queda poco para irme ya a Galicia, poquísimo, y dejo al cargo del piso a Gordi, por aquello de evitar que espabilados se pasen por allí a arrasar lo poco que queda, entre otras cosas, mis pastillas para la tos y mi última adquisición en calzoncillos del pasado martes, aunque creo que estos me los voy a llevar puestos para Galicia.
 
Este fin de semana, que tiene un festivo para coronarlo, el del patrón de España y de Galicia, Santiago Apostol, día de la Patria Gallega muchos son los que aprovechan para escapar, entre ellos Gordi, que se quedará en agosto, y se irá a su pueblo, a las fiestas que le encantan a él con sus orquestas con bailarinas ligeras de ropa y nostálgicos del rock sesentañeros con trajes de lentejuelas que tocan el saxo. Mi amigo D. se va este fin de semana también, y no os penseis que le ha preocupado mucho que yo me quede, que él estará por Sitges en el Orgullo de esa población catalana, disfrutando de la playa, aunque dicen que caerán chuzos, pero vamos, que me deja aquí tirado en la ciudad como si nada. Mi Darío y su novia ya no están entre nosotros, se han ido hace ya unos días a Galicia, a pasar los días, y voy contando con los dedos a los pocos conocidos que me quedan ya en esta ciudad y curiosamente no estarán el fin de semana. ¡Cachis la mar! Y yo aquí solito, con la casa para mi y tres días libres para descansar y hacer lo que me de la real gana. Vaya, sin planes, sin amigos, sin dinero, y sin vergüenza.

¿Qué hacen los Rodríguez? Se conoce a los Rodríguez en España a aquellos hombres que "se quedan solos en la ciudad trabajando mientras su familia se va de vacaciones", viudo de verano que le llaman por otras latitudes y paralelos del mundo. Así que tendré que espabilarme, que tres días no son nada y se pasan volando. Llamaré rápidamente a Fabián, a ver que me tiene preparado, quizá me invite a una cena romántica en una terraza con vistas a toda la capital, o a lo mejor quiere llevarme al teatro, un teatro con aire acondicionado, claro, que de teatruchos indies nada, Fabián solo me lleva a sitios de auténtico lujo, que para eso están los novios imaginarios, para llevarte a esos lugares donde normalmente no puedes ir. Puede que Fabián tenga planeado que vayamos a algún concierto y salir luego a tomar unas copas, y el domingo llevarme al Pantano de San Juan, alquilar un yate y darme un paseillo, pero turístico de esos, no seais mal pensados. Bueno, yo creo que me estoy ilusionando con esto de ser Rodríguez y a lo mejor, llamo a Fabián y me dice que está pasando unos días (por alguno de sus congresos médico-imaginarios) en Benidorm, aunque conociéndole, él no va a ese tipo de sitios, sin querer desprestigiarlos, pero mínimo Saint Tropez o Biarritz. Así que para no llevarme disgustos, me quedaré en mi casa, leyendo, eso si, si no me han robado ya el libro.

Bicos Ricos

jueves, 21 de julio de 2011

Un gran paso para el hombre

Ayer Francisco Camps, a la sazón, Presidente de las Generalitat Valenciana, ha dimitido de su cargo haciendo posible que ese pequeño paso para el hombre haya significado un gran paso para la democracia, o mejor dicho, un gran paso para la ética.
 
No os vayais a pensar que escribo esto a gusto, que preferiría estar hablando de ese polvo increíble que tuve ayer con un buenorro al que conocí de camino al trabajo, y que, dicho sea de paso, sería una de mis inventivas más absurdas y calientes, o algo así como un casquete imaginario, pero la actualidad manda, chicos y aunque no me guste hablar ni de política ni de mi vida privada hoy toca algo de eso, bueno, en realidad toca hablar de trajes, si ayer fueron corbatas, hoy son trajes.

Francisco Camps, el hasta ayer presidente de la Generalitat Valenciana nos la ha metido un poco doblada con esto de su dimisión. Se ha visto metido hasta las trancas en la trama Gürtel, por la cual se destapaba que el varón del PP en la Comunidad Valenciana supuestamente habría recibido varios regalos, entre ellos unos trajes, que yo tampoco tengo la información veraz que seguramente tenga el juez que lleve esa causa, pero fueron unos cuantos trajes hechos a medida, trajes por su parte bastante caros que traen consigo algo más oculto que todavía no alcanzamos a descubrir. Desde la izquierda se lleva meses pidiendo la dimisión de Camps, desde la derecha se han reído de la izquierda por estas cuestiones, primero atacando a la izquierda con cualquier tipo de cosa, cargando contra Zapatero por todos los males del país, y ahora intentando demonizar a Rubalcaba, total, Camps siempre ha sido un bendito para ellos, y lo sigue siendo pese a haber dimitido, que por algo habrá dimitido pues una imputación, aunque son indicios claros no es una sentencia en firme. Miedo electoral.

Y llegados a este punto del miedo electoral yo me pregunto que tipo de miedo electoral habrá sentido Camps para dimitir. En las últimas elecciones había visto reforzada su mayoría, pese a todo el escándalo que tenían encima, un premio al oscurantismo político y al choriceo. Rajoy seguramente haya respirado aliviado en la tarde de ayer por sacarse a este muerto de encima, un muerto que, pese a la dimisión seguirá oliendo mal. Todavía queda el paso de Camps por los banquillos, la designación del nuevo President de la Generalitat, que en principio parece que será Alberto Fabra, otra patata caliente para Rajoy porque el discípulo del imputadísimo Carlos Fabra tiene también un historial de cuidado con muchísimos problemas a la hora de gobernar la ciudad de Castellón.

Camps, en su cachondeito que tiene para con los valencianos en general, y también el resto de españoles dice en su dimisión "ofrezco este sacrificio personal a España" (sonido de risas enlatadas por favor), y asegura que lo hace "para no impedir que Mariano Rajoy sea el próximo presidente del Gobierno y para que España sea una gran nación". Cari, que no te parezca mal, pero España siempre será una gran nación con o sin Rajoy, y probablemente ahora sea una nación más limpia sin un chorizo menos gobernando. Se declara totalmente inocente de las acusaciones que hay vertidas sobre él y los suyos, de los que dice son también tan inocentes como él y víctimas de "aquellos que no pudieron ganarnos en las urnas". Puaj, totalmente repulsivo leer una despedida así.

Como decía en el titular y a modo ya de finalización de este pesado post, que no es político si no de alta costura, yo me alegro de que se haya ido, que haya sido el primer presidente de una Comunidad Autónoma que dimite, y más por un asunto de estos turbios por tener que sentarse en un banquillo de acusados. Es un pequeño paso atrás de un político regional que tiene la caradura de decir que "tengo menos de lo que tenía cuando llegué", desde luego, vergüenza ya no tiene ninguna, se le ha quedado por el camino. Ahora bien, y aunque una dimisión no es suficiente, aunque si algo necesario, lo próximo es que otros se fuesen apuntando el tanto y limpiar así el país de chorizos que no hacen más que afear el nombre de la política, algo por lo que yo siento pasión pero que desde luego y por personajes así tiene demasiada mala fama.

miércoles, 20 de julio de 2011

Ahorro Energético

Aquí me teneis con un post que cualquiera podría pensar que es político cuando no es más que un post medioambiental pese a tratar sobre una pequeña polémica entre el Ministro de Industria, Turismo y Comercio y el Presidente del Congreso de los Diputados.
 
Esta mañana, se armó el belén, pero no un belén navideño, el clásico de tierra santa a plena luz del día bajo un calor de justicia, y que conste que en Madrid, aunque está haciendo calor tampoco es esto nada asfixiante, al intervenir en el hemiciclo el ministro Miguel Sebastián con camisa pero sin corbata, aprovechando José Bono, el presidente de la cámara para llamarle la atención sobre las buenas formas a la hora de vestir en ese lugar donde se reunen los diputados para discutir por todo y donde se supone que se aprueban leyes, entre otras cosas. Miguel Sebastián le respondió a éste que él hablaba sin corbata por aquello de dar ejemplo, y que cuando él mencionaba entre sus medidas para el ahorro energético en el país el gesto simbólico de que al trabajar se debía uno sacar la corbata, o bien aguantarse cuando hacía calor era una medida que además de ser significativa, se comprobaba que por cada grado que no bajásemos del aire acondicionado nos ahorrábamos el 7% de la factura energética. Ahí es nada.

Miguel Sebastián es a menudo considerado por la derecha con poca seriedad por sus medidas estrella sobre energía y ahorro. Este economista que pareciera especialista en microeconomías pero no de la microeconomía como entendemos los eocnomistas, si no en la economía de las cosas pequeñas. Así, hace años y aunque muchos reían, o se preguntaban por las bombillas de bajo consumo que el Gobierno había decidido repartir por cada uno de los hogares españoles, y que en este blog comprobamos que tales bombillas no solo existían y sí, se repartían, si no que efectivamente ahorran energía y aunque más caras tardan más en consumirse. Bien, a mi esto de la corbata también me parece un pequeño gesto, algo que nos puede dar la risa o que podemos pensar que Miguel Sebastián que no acude a ningún acto público con ella, y ya no sé si esto lo hace en invierno o en verano. Algo tan sencillo como estar uno más fresco, donde muchos estarían deseando tomar la palabra al pie de la letra y poner camisetas o pantalones piratas, y que viene a representar esa intencionalidad de no bajar los grados del aire, lo que según él se ha traducido en ahorrar 255.000 euros en su ministerio.

A todo ello le ha respondido José Bono que ante todo se deben respetar las normas de presencia y buen vestido del hemiciclo. Y ahora yo lanzo la pregunta. ¿A qué le damos prioridad al buen vestir o al ahorro energético? ¿Es realmente importante lo del buen vestir? ¿Es realmente efectiva la medida de Sebastián? Vosotros, además de G-boy, ¿utilizais corbata normalmente?

Bicos Ricos

martes, 19 de julio de 2011

Atrapados en el ascensor

Que conste que aunque no me guste hablar ni de política ni de mi vida privada en este blog, de vez en cuando va y se me escapa alguna cosilla.

Esta mañana he ido a desayunar a casa, por aquello de no dejar la casa sola mucho tiempo y aparecer a horas impredecibles, y también me lo he tomado con calma, dicho sea de paso, para aprovechar a hacer ese tipo de cosillas que en el trabajo no puedo, como por ejemplo conectarme un rato al facebook. Así, al terminar mi café he vuelto al trabajo, cigarrillo en mano.
 
He apagado el pitillo en la papelera que está justo en la puerta, y por allí venía "la lánguida". La Lánguida es el chico gay que trabaja donde yo. No confundir con Javier, del que hace siglos que no hablo y con el que tampoco me encuentro muy a menudo. La lánguida es un chico pijillo, muy alto y muy flaco que viste clásico y bien, con unas gafas muy finas y que, normalmente, no me quita el ojo de encima. Aunque no os vayais a pensar, que en el orgullo, cuando lo vi subido en aquella carroza de Google, encima de la segunda O, concretamente, con tan solo un minúsculo bañador y enfundada una bandera arco iris en su espalda cuan SuperTrucha que podría ser y con una pistola de agua en mano no paro de ver hacia donde estábamos nosotros. Seré sincero, no paró de ver a Erbitxin. Se centró en él como si yo no existiese, como si la cámara que llevaba yo encima (por aquel entonces, snif snif) fuese a hacerle unas fotos super comprometedoras que se ponen en el tablón de anuncios de donde trabajamos. Aquella tarde La Lánguida solo tenía ojos para Erbitxin, y no solo ojos, gestos con su boca y labios intentando provocar, señalándole con el dedo y disparándole con su ridícula pistola de agua.

Habíamos quedado en que llegaba a mi trabajo y me encontraba con La Lánguida. Pues bien, así como entré, él vino detrás, llamé al ascensor, él esperó también y comentó con una señora de la limpieza que había muchísimo olor a tabaco. Instantáneamente me acordé de D. y esa capacidad de porculizar que tienen con el tabaco. Llegó el ascensor. Entramos, pulsé el botón del tercer piso y me apoyé en la pared del ascensor, con mi visión gran angular conectada, sin enfocar a ningún sitio en concreto. La Lánguida se apoyó también en la pared, manos en los bolsillos, vio de reojo para mi, cosa que yo controlaba con mi gran angular. Volvió a ver de reojo. Pulsó el botón del cuarto piso, allí donde trabaja Javier. Un silencio.

En ese silencio empecé a imaginar que, si por un casual de la vida el ascensor se parase entre dos plantas, no sabría bien que hacer, si bajarme los pantalones rápidamente o si esperar a que La Lánguida pulsase como un loco el botón de emergencia, o quizá, se pusiese a chillar como un loco. Preferí centrarme en mi supuesta bajada de pantalones y en algo rápidito en ese momento. Algo tan rapidito como un principio de ereccción. Continuaba el silencio, y el reojo. Paró el ascensor en el tercer piso y me despedí con un "hasta luego", La Lánguida, respondió con otro cordial y animado "hasta luego".

¿Estas cosas solo ocurren en las películas porno? Bueno, ¿en las películas porno y cuando quedas con alguien de un chat? ¿Estará La Lánguida en su despacho intentando averiguar en que despacho trabajo yo? ¿Mirará siempre de reojo excepto cuando va como una loca en una carroza del Orgullo? Quizá no tenga jamás las respuestas.

lunes, 18 de julio de 2011

Tal día como hoy

Tal día como hoy hace 75 años comenzaba la Guerra Civil Española con los golpes de estado de varios altos mandos militares en distintas zonas de España, los más importantes, fueron los generales Sanjurjo, Mola y Francisco Franco, otros que apoyaron estos golpes de estado fueron Queipo de Llano y Cabanellas. Lo que pretendía ser un organizado golpe cuya finalidad era derrocar la II República Española en una maniobra, terminó convirtiéndose en fracaso inicial. El general Sanjurjo fallecería dos días después en un fortuito accidente de aviación, y el general Mola no había logrado su objetivo, la toma de las instituciones de la capital.
 
El golpe de estado comenzó en Melilla un 17 de julio, en una reunión de los tres generales decidiendo que edificios públicos ocupar al día siguiente, se informó a los mandos de la Falange Española, y estos comunicaron dicha reunión a los mandos militares republicanos que se dispusieron a arrestar a los generales sublevados. Comenzaría aquí un rifi-rafe entre unos y otros, terminando con la detención del mando republicano y decretándose el estado de guerra anticipándose un día todo lo previsto. El día 18 se sumarían a la sublevación las regiones de Galicia, gran parte de Castilla y León, la capital del Principado de Asturias, el norte de Extremadura, parte de la provincia de Cádiz, Islas Canarias con excepción de La Palma y las Islas Baleares con la excepción de la isla de Menorca. Pocos días después caerían más capitales de provincia.

La resistencia de los partidarios de la república hizo que este levantamiento fuese más complicado de lo que se esperaba inicialmente, desencadenándose así una guerra civil que dividiría a los españoles por cuestiones meramente políticas. La Guerra Civil Española sirvió de experimento para lo que sería poco después, la Segunda Guerra Mundial. El bando de los sublevados (nacionales que prefieren ser llamados) contó con la ayuda de Italia y Alemania, las dos potencias fascistas que desencadenarían la gran guerra junto con Portugal, mientras que el bando republicano sería apoyado mayoritariamente por la URSS. En medio de todo este jaleo está la neutralidad inglesa, y la francesa, y la venta de aviones a los republicanos y gasolina a los nacionales por parte de los Estadounidenses. Sin embargo fueron muchos los que a título personal combatieron junto con los republicanos, siendo destacados los americanos, ingleses y canadienses.

La consecuencia final de esta absurda guerra fueron oficialmente los 500.000 muertos, entre fallecidos en combate, ejecuciones, bombardeos o asesinatos. Otras fuentes cifran el número de víctimas, sobre el millón de personas, incluyendo también a víctimas años después de la represión, desaparecidos en fosas, niños dados en adopción, exiliados y/o encarcelados. Una separación de España en dos Españas, y el aislamiento de nuestro país diplomáticamente del resto del mundo.

A día de hoy las diferencias prácticamente se han borrado, se ha alcanzado una democracia sólida en apenas 35 años, el período más estable que se recuerde a lo largo de la historia, con una monarquía parlamentaria y una Constitución de 1978. Yo creo que dicha Constitución debería ser revisada, teniendo en cuenta que el momento en que fue aprobada la del 1978 era otro y que su motivación distinta. Creo fundamental que se respete la memoria histórica de las víctimas de dicha guerra, que cada uno pueda llevarse los restos mortales de sus familiares con total normalidad para darles el reposo que realmente se merecen, lejos de cunetas y barrancos. Creo en una España capaz de superar este tipo de problemas, porque, otros mayores fueron superados y confío en un país de convivencia democrática, que respete los derechos y deberes de sus ciudadanos, cumpliendo con los derechos humanos universales. No quiero saber nada más de guerras civiles a no ser por películas y libros, por noticias recordando estas cosas para que no se olviden de un día para otro.

Y eso que a mi no me gusta hablar de política, pero, es que me obligan las circunstancias.

Bicos Ricos

domingo, 17 de julio de 2011

Separación de bienes

Se le ha ocurrido al gobierno de la Xunta de Galicia, modificar el Derecho Civil gallego para tomar medidas en cuanto a los matrimonios, haciendo que, al igual que ya ocurre en Cataluña, tradicionalmente, Islas Baleares o Comunidad Valenciana, estos sean por regla con separación de bienes. A mi esto me parece genial, tampoco hay que ser un coñazo negacionista de todo lo que hace el Gobierno de la Xunta, no es original, pero si será muy positivo. 
Me parece curioso que estas modificaciones se hagan presuponiendo que en su día haya un divorcio, más con un gobierno tan conservador como el que tenemos, pero, razones económicas seguro que pesan más a la hora de tomar este tipo de decisiones, aunque dicen que una de las principales causas de easta separación de bienes entre los cónyuges es la situación de mayor igualdad entre hombres y mujeres que hay ahora en Galicia, donde cada año se llevan a cabo 14.000 matrimonios. Yo no tengo datos sobre cuantos divorcios al año se producen, ni menos cuantas separaciones. 

Al hablar de matrimonio homosexual estamos nuevamente en una de estas situaciones de "igualdad". Imagino que no hay competencias en la Xunta de Galicia a la hora de tratar el tema, claro que analizo las polémicas del Partido Popular con su recurso ante el Constitucional contra la ley que permite el matrimonio homosexual. Uno de los temas esgrimidos por el PP es la propia definición de matrimonio, ellos no la ven, por considerar que esta ley contradice a la Constitución en su definición como "unión de un hombre y una mujer", pese a que en la Constitución no habla para nada de uniones entre hombres y mujeres. Después, el famoso artículo 32 de la Constitución menciona que las leyes se encargarán de regular las formas de matrimonio, edad y capacidad para contraerlo, derechos y deberes de los cónyuges y causas de separación y disolución. Vamos, que ahora la Xunta modifica esto del matrimonio y nadie se rasga las vestiduras, y llevan dando por culo con el tema del matrimonio homosexual desde 2005, tela con esta panda de retrógrados. Yo no sé ya si en el fondo de esto hay razones religiosas, económicas, o una simple definición de matrimonio. Yo desde luego no entiendo nada. Eso si, me alegro que Galicia vaya a dar un paso adelante en este sentido.

Bicos Ricos

sábado, 16 de julio de 2011

SERGÉI DIÁGILEV

A raíz del viaje a Venezia, y concretamente de la visita al Cementerio de San Michele me ha invadido la curiosidad acerca de un personaje que allí está enterrado. En aquella visita me sorprendió en el cementerio ortodoxo una tumba a escasos metros de la tumba de Stravinsky, con una especie de maraca, varias flores, unas zapatillas de bailarina ennegrecidas por el paso del tiempo y la humedad y un cuadro firmado con la foto de un señor con sombrero de copa y cara de bonachón, Serge de Diaghileff.
A la vuelta comencé a hacer I+D, por si ese personaje era conocido, y efectivamente, Sergéi Diágilev había sido un personaje famoso a principios del siglo XX. Pero en mi I+D hubo más sorpresas, un personaje fascinante no demasiado conocido y con el que se podría haber hecho alguna película. Dicen que Muerte en Venezia de Visconti está bastante relacionada con su vida, pero yo no he tenido el placer de verla.

Diagilev fue un empresario y mecenas del arte nacido en Novgorod, en 1872. Nacido en una familia acaudalada, pronto comenzó a ejercer como productor y organizador de exposiciones. Su relación con el mundo de la música, la pintura, la ópera, o el teatro le llevaron pronto a crear los Ballets Rusos que recorrieron parte de Europa dando a conocer al público en general un nuevo concepto de la danza. Mediante los Ballets Rusos conoció a grandes compositores de la época Debussy, Ravel, Manuel de Falla, Strauss, y finalmente con Stravinsky al que además de realizarle numerosos encargos para sus obras, les unió también una fuerte amistad. Sus espectáculos tenían decorados de muchos pintores conocidos de la época, como Benois, Matisse o Picasso. Su éxito radicó en aplicar a los Ballets Rusos, en su inauguración en Paris en 1909 al físico ruso de los bailarines, la elegancia francesa del ballet, la música de calidad, la pintura de renombre en una compañía que duró hasta su desaparición, en 1929.



 
Pero sin lugar a dudas, lo que más impacta sobre Diagilev fue su agitada vida privada. Su condición de homosexual nunca la llevó oculta, y de hecho utilizaba su cargo como director de los Ballets Rusos para mantener relaciones con los bailarines más conocidos de la época. A otros, iniciados al ballet, previo paso por su cama, los acababa lanzando al estrellato de la danza, como ocurrió con uno de sus primeros romances conocidos, el gran bailarín Vaslav Nijinski sobre el cual hay una película y que terminó sus días entre asilos y psiquiátricos con una esquizofrenia diagnosticada. Otras de sus parejas fueron Serge Lifar, Leonid Miasin, Antón Dolin o Borís Kojno.

Su relación con el bailarín Nijinski es sin lugar a dudas la más reseñable por tortuosa. Tras varios años juntos, Nijinsky se dejó seducir por la bailaria húngara Romola. Se comprometieron un 30 de agosto, y fijaron la fecha de la boda para el 19 de septiembre, en Buenos Aires, alejados del ambiente veneciano, escapando de Diaghilev. Comunicaron al empresario ruso el compromiso a través de un telegrama, sin embargo, tuvieron que adelantar la ceremonia al día 10 ante la posibilidad de que Sergei impidiese este matrimonio. Diaghilev, preso de la ira despidió también vía telegrama a Nijinsky, comenzaba el principio del fin de la carrera del bailarín ruso.

viernes, 15 de julio de 2011

FNF Nº 77

Esta semana tenemos el tema de la música calentito como diría la abuela fantasma de Thiago, no en vano Thiago ya ha dicho que a él se la trae al pairo la música que pongamos, que él defiende el indie y ya está. Recórcholis.

Pues bien, como ayer estuve en el concierto de los Black Eyed Peas, y esta mañana puse su último video que muestra un poco como son sus conciertos, ahora os dejo con otro tema suyo, y es que hoy no podría ser de otra forma, su música revolotea mi cabeza por todas las terminaciones neuronales que tengo, y que cada día son menos. El FNF de esta semana es Just Can't Get Enough, y no es el clásico de los Depeche Mode, es el penúltimo single de los Black Eyed Peas hasta el momento. Podría dedicar esta canción a algún bloguero a quien no le haya dedicado ninguna canción, pero no lo voy a hacer, o a Thiago, para quitarle el encabronamiento con mi música, pero tampoco lo voy a hacer, a riesgo (gran riesgo) de equivocarme con sus gustos musicales, y que tampoco sería novedad pues siempre que dedico una canción a alguien, yerro. A quien sé que le gusta este tema es a G-boy, que es a quien se le voy a dedicar, por el hecho de ser la persona de la que me acordé cuando en su tercera canción del concierto comenzaron a sonar sus acordes, de hecho, esta canción estaba en su blog dándote la bienvenida en sus historias cotidianas de la CroniKasa, en Ciudad Trueno, lejos de Villa Conejos y con su M-boy, y a falta de su teléfono móvil y dado mi escaso presupuesto para afrontar la factura telefónica de este mes lo habría llamado. En otra ocasión será.


Retomando el tema inicial, e incluso polemizando, si cabe, debo añadir que cuando cuelgo algo de música en el blog, es norlamente porque esa canción me dice algo, bien me recuerda a alguien, a algún momento de los que he vivido en los últimos días, otras veces sencillamente es algún tema que me gusta y me apetece compartir. En un año he colgado de casi todo, desde Julio Iglesias a Rafaella Carrá, pasando por los Chemical Brothers o mis favoritos, los Depeche Mode, música rock española, pop, grupos que no conoce ni su madre o temas tremendamente comerciales, pero que a fin de cuentas es música que escucho normalmente. No suelo añadir aquello de que la música que pongo es la mejor música del mundo, no creo que lo sea, aunque algún temazo si que he colocado. Sin embargo las cuestiones musicales son cosa de gustos. Podría dedicarme a colgar óperas cada semana, si me gustasen (me gustan lo justo y determinados fragmentos), podría presumir de tener el gusto más refinado de la blogosfera mundial, y que la música que yo cuelgo es la que cantan los mejores cantantes del mundo, en los mejores teatros, y que llevan decenas de años o siglos sonando, vendiendo miles de discos. Podría subir algunas de las creaciones de algún grupo de mi pueblo, que los hay, y algunos muy buenos a los que he visto actuar en Madrid y decir que mis gustos musicales son sencillos, indies si eso, y decir que son los mejores del mundo mundial, al menos de mi mundo mundial. No lo suelo hacer, suelo decir solamente si me gustan o no. También hago lo mismo con la música que cuelga el resto de la gente. Me paro a escucharlos, con algún que otro descarte, pero muy pocos y concretos, normalmente por falta de tiempo, los videos me gusta verlos también, y luego opino, según lo visto, si me ha gustado o no, y así lo clasifico de "me ha encantado" o "me parece un auténtico truño" que son las valoraciones que más suelo poner, e incluso se me escapa algún "me parece interesante". No desecho la música por ser indie, clásica, o comercial, creo que el único descarte que hago es "la triunfada" y similar, del resto escucho todo, y luego opino.

Me queda una duda al respecto de la música indie, supuestamente independiente a la hora de producir su música. Uno es indie, inicialmente, a no ser que esté tocado por una varita mágica o algún concurso televisivo. De ahí han salido muchos grupos buenísimos. En su día Nirvana lo fueron, alcanzaron las estrellas al poco tiempo, y se estrellaron con su tercer y último disco. ¿Eran buenos? ¿Eran malos? ¿Eran indies hasta su segundo disco? Veo a Vetusta Morla, otros que comenzaron tocando incluso en el bar de mi pueblo hace no muchos años, y a los pocos meses ya los teníamos en todas las listas de éxitos, entre ellas los 40 principales. Seguramente abanderarados del indie en su día. ¿Qué son ahora? ¿Han dejado de ser indies? ¿son más comerciales? A nadie le amarga un dulce, y no conozco todavía grupo o cantante que no se haya vendido al dinero, ni puta que diga no a un fajo de billetes. ¿No eran tan buenos como pensábamos? ¿Que pasa con todo esto? ¿Han dejado de ser monótonos? Bueno, a mi siempre me han parecido monótonos, y nunca me han convencido aunque quien sabe, quizá algún día los redescubra cuando tengan un par de números uno más.

Quiero decir con este tochazo (que muchos se habrán saltado por el mero hecho de que su título es un FNF y encima un viernes por la tarde), sobre gustos no hay nada escrito, pero yo tengo los míos, y la música que me gusta más o menos, y la que cuelgo aquí, repito, es la que me dice algo, aunque sea en inglés y no tenga ni la más repajolera idea de lo que están diciendo.

Que no pare la fiesta

Dicen que ayer se celebró en el estadio Vicente Calderón el concierto del año en Madrid, con el permiso de Justin Bieber, claro, pero los que ayer maravillaron a los cerca de 50.000 espectadores fueron los Black Eyed Peas en su gira presentando su último disco, The Beginning, en el que por suerte no se centraron dedicándole cinco de las canciones de su repertorio, dejando el resto para sus éxitos más sonados. Yo fui al concierto sin haberle dedicado a los BEP el tiempo suficiente, dispuesto a que me sorprendiesen, y a buen seguro que lo consiguieron por que curiosamente es una banda de las que te suenan todas sus canciones, y las versiones que hacen de otros temas, si o si.


Que un par de horas antes calentase el ambiente bajo un sol de justicia el dj francés David Guetta con sus temas que parecen tocados por una varita mágica para convertirse en superventas tales como "Love is Gone", When Love Takes Over, Gettin Over You o su Memories, pusieron de manifiesto que lo que allí nos íbamos a encontrar iba a ser un estadio reconvertido en pista de baile, aunque con una acústica no recomendable para grabar un disco en directo.

Y quince minutos después de la hora prevista un escenario que ocupaba todo un fondo del estadio de largo, con tres pantallas, una de ellas gigante, un tres pasarelas y un cajón iluminado donde se encontraban los músicos de los BEP, que comenzaron el repertorio con su Rock That Body, y Meet me Halfway para hacer las delicias de su público más sensible con su Just Can't Get Enough hasta que el tema comienza a elevar el subidón de la gente. En las pantallas las primeras imágenes impresionan y sugieren algo futurista que todavía no adivinamos mientras un grupo de bailarines hacen sus coreografías. Don't Phunk With my Heart, My Humps, Shut Up o Don't Lie, que deshacen al respetable nada más comenzar el concierto, y te comienzas a preguntar que pasará si continuan con este ritmo imparable de temas conocidísimos.
Frenan, aunque no demasiado con el Imma Be y van adentrándose en el Hip Hop en el que se mueven tan bien con Joints&Jam, Bebot y Mare. Comienzan a sucederse los guiños con España, con la capital, con el español, con su público en un español que no imaginábamos que hablasen los californianos. Aple. de Ap, Taboo son los encargados de hacer estos solos. Y vuelve Fergie al escenario, con un traje de bailarina clásica pero tuneado en versión futurista para cantar sus temas en solitario, Fergalicious, Glamorous o el emblemático y sensible Big Girls Don't Cry.

El vestuario de los Black en todo momento sorprende, con trajes llenos de luces, ajustados y futuristas que recuerdan a algún que otro episodio de Star Wars o Galáctica. Y de la nada aparece un Dj, que vuelve a calentar los ánimos de la gente con una remezcla de todo tipo de temas que el público coreaba, claro, también eran temas conocidos, desde el clásico Satisfaction de los Rolling Stones o el de Benni Benassi, el Seven Nation Army de los White Stripes, el Kernkraft 400 de los Zombie Nation, al Smells Like Teen Spirit de Nirvana, el Song2 de Blur o el aclamado Till The World Ends de Britney Spears, aunque en muy pequeñas dosis, dejándote con ganas de más.

Finalmente volvieron los BEP, con el Let's Get Started volvieron para marcar la recta final en otra sucesión de superventas, junto con el clásico de Tarantino Pump It, el Where Is The Love?, y entre más y más guiños al público entonaron el Don't Stop The Party, el Boom Boom Pow que presagiaba el final y hacía intuir las canciones finales, como no, The Time, esa versión del clásico de Dirty Dancing y finalmente, entre la celebración del cumpleaños de su cantante Taboo finalizaron con un I Gotta Feeling más que esperado.

Cómo diría el otro, ¿música de usar y tirar? ¿o algo más? Espectáculo, éxitos superventas, hip hop, R&B, electrónica, dance, vestuario futurista, láser, iluminación, pasarelas, elevadores, sonido regular, un concierto de los grandes cuyos precios oscilaban entre los 40 euros y los 120, digno de ver y el ideal para poder presumir con tus amigas más modernas de que tú has estado allí, y ellos no.

Os dejo con el último video del cuarteto, que tiene imágenes de lo que es su gira The Beginning:


jueves, 14 de julio de 2011

Pobre de mi

Terminan esta noche las fiestas en honor a San Fermín en Pamplona cuando los pamplonicas entonen ya recién entrado el día 15, el clásico "Pobre de mi, pobre de mi, que se han acabado las fiestas de San Fermín", toda una tradición e institución en unos de los festejos más importantes en España y sin lugar a dudas, los que mayor proyección tienen de cara al extranjero, y más allá.
 
Yo nunca he ido a los Sanfermines, pero son algo que tengo anotado en la agenda de "cosas que me quedan por hacer antes de irme al otro barrio" (y no es que tenga en mente marcharme pronto, pero por si las moscas), además del clásico plantar un arbol, leer un libro o hacérmelo en un baño de un avión, aunque estas tres últimas cosas ya las he hecho, o volver a vivir un ascenso del Celta a Primera División, pero esto lo veo por el momento más improbable que lo de las fiestas pamplonicas.

El año pasado ya hice en su día un post sobre el San Fermín, sobre mi pasión por ver cada mañana esos encierros con esos seis astados que salen como diablos hacia la plaza de toros corneando e infundiendo respeto a los miles de corredores que año tras año se dan cita en estas fiestas, soy amante del "A San Fermín venimos por ser nuestro patron, nos guíe en este encierro, dándonos su bendición" (por un momento pensé que era Observatorio Gay Granatense), y sobre todo, porque soy amante de las tradiciones, de las buenas tradiciones, de los trajes blancos con pañuelo rojo anudado al cuello, del buen vino, de los gigantes y cabezudos, a los que ya les dediqué un post también el verano pasado. Por ello los Sanfermines están en esa agenda que me he creado mentalmente porque aunan ese sabor tradicional que tanto me gusta con otra de mis pasiones, la fiesta en general. Y aunque no me gustan nada las aglomeraciones, hay algunas que vale la pena vivirlas al menos una vez en la vida. A lo mejor el próximo año me guardo un par de días para gastar en San Fermín, claro que, en esa agenda también tengo anotado el Festival de los Monegros, o visitar Granada, y lo de Granada lo llevo prometiendo desde hace ya más de diez años, y todavía seguimos aquí.

Pero relacionado con todo esto del sabor tradicional, y no me refiero a los espárragos de Navarra que tanto anuncian estos días por televisión en horario de los encierros, era algo que quería tratar en este post también. Internet, las nuevas tecnologías llegan también a estas fiestas, los encierros pueden seguirse casi en directo a través de internet, e incluso se retransmiten para el extranjero otros muchos de los actos del programa. Y yo no veo mal que la tradición se mezcle así con eso tan etéreo que conocemos como la Red. Lo que si creo que ha perdido mucho son los encierros con esto de aplicar antideslizante en el recorrido, estas cosas de la técnica moderna. Los encierros han ganado por lo general en velocidad, y el número de caídas se ha reducido, con lo cual desciende el número de atendidos por emergencias sanitarias, hasta ahí bien. Sin embargo, los encierros pierden en tensión (con la salvedad del encierro de ayer, rápido y tenso), se pierde esa curva de Estafeta donde los morlacos se empotraban literalmente contra la pared desperdigándose a partir de ahí la manada, con esos Cebada Gago, Miura o Dolores Aguirre dispuestos a encogernos el corazón cada vez que sus cornamentas apuntaban hacia algún corredor. Hasta en eso hemos perdido, claro que, más se perdió en Cuba y allí no utilizaron antideslizante.

miércoles, 13 de julio de 2011

¿Quién es la SGAE?

Ojo, con este post me juego mi futuro ya no solo como bloguero si no como persona, y en estos tiempos que las cosas me están viniendo mal dadas es correr un riesgo innecesario. ¿Para qué? Para hablar a gusto sobre la SGAE, y es que en el fondo, les encanta.
 
Estos días la SGAE, Sociedad General de Autores y Editores está en todos los noticieros por el escándalo de la presunta desviación a empresas particulares de los fondos de dicha sociedad, fruto de una investigación de la Audiencia Nacional realizada por el auto del juez Ruz. Un rollo patatero y un asunto turbio, un nuevo mal trago y otra vez la SGAE en la prensa. Ayer se presentó la dimisión de Teddy Bautista, su presidente y uno de los implicados en essta sucia trama, y con él toda su directiva, en algo que nos intentaron vender como "una renuncia", nombrándose horas después una Comisión Gestora. ¿Más lío no?

Si mal no recuerdo, la SGAE siempre ha estado ahí, siendo una entidad de gestión colectiva dedicada a la defensa y gestión de los derechos de propiedad intelectual. Ramoncín, este hombre que cantaba y que siempre ha sido más conocido como polemista en general era uno de sus mayores defensores, de esos derechos que como autor había generado, y muchas veces con sus sentencias llenaba hojas y hojas de prensa. Después vinieron muchas denuncias que la SGAE realizaba, desde la denuncia a aquellos novios que habían puesto en su boda una canción de este u otro cantante, al peluquero que denunciaron por tener un radio casette en su negocio con el que animaba al personal mientras les colocaba los rizos y las permanentes, a una revista por llamarles "piratas", al dueño de un gimnasio por utilizar para el aerobic ciertas canciones, bla bla bla, bla bla bla, lo denuncian todo. Se crea un "canon digital" para tenerlos contentos por el cual si compramos un cd virgen, aunque sea para grabar las fotos de la primera comunión de nuestro primo Luisito debemos pagar un "plus" para los autores, aunque se estén tocando la banana solo por el hecho de "a lo mejor utilizan música nuestra o graban nuestras películas o cualquier tipo de creaciones. Y más bla bla bla.

YA ESTÁ BIEN. Estoy hasta las narices de las campañas de la SGAE, día si y día no en prensa, BASTA de hacerse escuchar sea cual sea el motivo, a su favor o en su contra. ¿Quién es la SGAE? ¿Son una especie de minidioses guardianes de la quinta esencia? A mi que su presidente Teddy Bautista dimita me la trae flojísima, y seguramente a la mayoría de españoles, que bastante tenemos ya con lo del escándalo de Aída Nízar, que a fin de cuentas me parece incluso más importante, y con esto digo casi todo. ¿Qué ocurre si dimite el Presidente de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España? ¿Y si lo hace la el de la Asociación Española contra el Cáncer? ¿o si fuese el del Sindicato Nacional del Trabajo? O mismamente el de la ONCE, vamos, que me da igual unos que otros. ¿Tendría el asunto el mismo tratamiento por parte de los medios? ¿Qué mueve a los medios a dar tanta importancia a esta panda de chupatintas?

Yo les haría el vacío informativo desde ya, de hecho apenas he hablado de ellos nada más que para algún que otro chascarrillo del tipo "me van a denunciar por pasar por su sede en el Palacio de Longoria". Que denuncien lo que consideren que tienen que denunciar, sin salir en los medios, y si quieren hasta, que desaparezca la música, que no hablemos ni de las películas ni canturreemos sus canciones, procuraremos hacerlo con aquellas que no tienen derechos de autor (si es que podemos), que a los conciertos no vaya nadie, que tapemos los oídos cada vez que suene una canción en televisión. Hay otro mundo posible sin la SGAE, sin escuchar sus sandeces, su retahíla de lloriqueos por defender algo que, aunque suyo, también nos deben a nosotros, entre otras cosas por una publicidad que no cobramos.

Bicos Ricos

martes, 12 de julio de 2011

Los chicos de alquiler no lloran (yo si)

Ayer mientras me paseaba por el Metro de Madrid de camino a la Jefatura de Tráfico, allá donde Cristo perdió las zapatillas, me terminé de leer el último libro trucha que cayó en mis manos,  "Los Chicos de Alquiler no Lloran" de Richie McMullen.

Decir que cayó en mis manos es una forma poética de decirlo, porque realmente llegó a mis manos rebuscando en la biblioteca de D. en su día, hará cosa de un par de meses, y me lo agencié, de tal forma que pasó de su estantería a mi bolsillo sin que este se diese cuenta. He de decir que he tardado en leerlo, por dos cuestiones básicas, la primera porque es un "libro de metro", es decir, un libro de bolsillo que saco cuando voy en metro para leer allí expresamente y últimamente no viajo demasiado en transporte público, mientras en casa leía (para ver si lo finalizo de una vez por todas "Un Mundo sin Fin"), y la segunda, porque no me ha enganchado mucho que se diga, quizá por eso no me lo había recomendado D.


Los Chicos de Alquiler no Lloran narra la historia de Richie, un adolescente de Liverpool que con tan solo quince años se escapa de casa, de un padre maltratador hacia Londres donde se dedicará de lleno a conocer su verdadera sexualidad y a trabajar gracias a esta, haciéndose chapero, un chapero juvenil, como el resto de personajes que pueblan el libro. En su camino a Londres conoce a un joven del que se enamora perdidamente y que será su life motive el resto de las páginas que consigamos leer. Claro, la vida de un chapero no es fácil, como cualquiera puede suponer, desde asquerosos clientes, a la dura vida en la calle, pasando por algún que otro psicópata sexual, turbios asuntos de algunos de los chaperos, relaciones maravillosas entre adolescentes que venden su cuerpo pero muestran lo mejor del mundo mundial en cuanto a amistad, alguna que otra muerte, enfermedades de transmisión sexual, carcel, desgracias y más desgracias, y finalmente, un chico que parece querer encontrar su rumbo en la vida y que, ya os lo adelanto, lo conseguirá, entre otras cosas, porque la historia está contada en primera persona.

La historia se narra básicamente en Londres, aunque recorre también otras ciudades británicas, y alguna que otra del mundo mundial en la búsqueda de Richie de ese amor platónico, Alexander. A mi no me ha parecido un libro creíble, que lo sepais ya de antemano, que a lo mejor estoy equivocado, y los bajos fondos londinenses de finales de los años cincuenta o primeros de los sesenta del pasado siglo eran así, con jóvenes cargados de problemas, y que comenzaban a tontear con algunas drogas, aunque este es un tema que apenas se menciona. Richie, el protagonista se da a conocer como "El Poeta". Telita con sus poemas. Caris, yo no sé, pero creo que cualquiera de los que escribimos alguna vez en Dialéctica Erótica Festívica Poética o como se diga tenemos más futuro en la poesía, o eso, o que las traducciones del inglés han destrozado el auténtico significado de esos poemas que le salían del alma a nuestro joven chapero.

A mi lo único que me ha emocionado del libro es pensar que con vender el cuerpo, uno gana tantísimo dinero, que yo, ahora con esto del robo y de la reposición de los sustraído, me he planteado y más, jaleado por vuestros sabios consejos donde me animais por aquello de ser conocedores de lo que mi entrepierna esconde. Claro que menos mal que me he leído el libro antes de ponerme a ello, y he sacado esa moraleja que traen todos estos libros "si no lo quieres pasar mal, no te metas en esas cosas, muchacho". Bueno, no os voy a destripar más el libro, al que solo me ha faltado ponerle por aquí el final. Yo no os voy a decir tampoco que es un libro que te cagas, leedlo, si teneis tiempo, o si cae en vuestras manos, o incluso me parece que se puede leer por internet, pero vamos, de aquí al premio nobel hay un mundo. Ahm, y aunque el título del post lleve a pensar que me he emocionado con el libro, ni hablar del peluquín, chuchis.

Bicos ricos