miércoles, 30 de noviembre de 2011

Miguel (II): Con la iglesia en los talones

Siempre me he confesado ante mis lectores católico, pero un católico extraño, con mis peros y mis reparos hacia muchas de las normas que la iglesia establece. Con Miguel descubrí otra iglesia, la iglesia desde dentro, pero no me refiero a la jerarquía católica y esas cosas, me refiero a aspectos más tangibles, a los interiores de la iglesia de mi pueblo.

Miguel llevaba muchos años siendo un chico modélico en una familia modélica, de padre trabajador en cadena de una fábrica y madre ama de casa como solo podía ser en aquella época en las familias tradicionales católicas de pueblo, él lo llevaba por educación y terminó haciéndose monaguillo, pero no un monaguillo travieso como cabría esperar. No, Miguel era un monaguillo modélico también. Él me insistió en varias ocasiones para que le echase una mano y me hiciese monaguillo yo. Por mucho que me apeteciese pasar largo rato con Miguel no pude más que decirle que no, que yo aunque católico no estaba preparado para ir a tanta misa seguida, que me aburría soberanamente y que conmigo no contase. Sin embargo, sus buenas intenciones, que no intenciones católicas eran que pasásemos tiempo juntos. Consiguió convencerme en aquella temprana semana santa para que echase una mano ante unos días de muchísima importancia religiosa, las misas más concurridas y más solemnes del pueblo y alrededores.

Mi ayuda era una ayuda interesada, y no por dinero, que no nos pagaba nadie, ya se sabe un poco como es la iglesia, que el cepillo lo pasan pero de repartir luego olvídate, ni aunque les echases una mano. Me pagaron con fiesta, pero de ello se encargaba Leo, el jefe de los monaguillos, un monaguillo con cierta vocación que organizaba a 12 rufianes unos días antes de estas misas solemnes, junto con 6 monaguillos que ayudarían en las celebraciones. Los 12 rufianes representábamos el papel de apóstoles y estábamos un poco de paripé, de adorno, y nuestro punto culminante por el que ensayábamos durante unas cuantas horas al día era el lavatorio de pies. El sacerdote nos lavaba uno a uno los pies y los besaba. Pues bien, el grupo de rufianes eran conocidos del colegio todos, los mayores elementos que no parábamos de hacer trastadas por toda la iglesia, desde los bancos, a la sacristía pasando por el trastero. El muro de detrás de la iglesia era nuestro espacio dedicado a fumar a escondidas, lugar de reuniones y lugar donde al finalizar todos los eventos varios tendríamos varias fiestas, una por la noche con globos de agua en la que nos dedicábamos exclusivamente a empaparnos unos a otros y la última, ya después de todos los aleluyas de la pascua de resurrección, una fiesta con bebida y comida que decorábamos rodeando todo de cirios encendidos. Eramos el terror de las conocidas como "santas del pueblo" o de las "beatas", grupos de religiosas y demás panda de allegados al Opus que colaboraban con el párroco esos días. Nosotros solo estábamos allí para divertirnos.

De esos 12 rufianes famosos, había que destacar el primer año que fui a Guillerme, Lois y César, y también la recuperación de alguien a quien yo hacía muchos años que no veía, otro de los personajes fijos de este blog, R., también conocido como Rui, y con el que años después chocaría políticamente, el mismo. Se había convertido en un chico muy guapo y popular, y era, o había sido mi mejor amigo de la infancia. Volvimos muchos años por aquella iglesia a hacer lo mismo, y más cosas, claro que quizá surja contar algún día. Leo, el jefe de todos estaba orgulloso del grupo de monaguillos y ayudantes que había conseguido juntar, Miguel contento de estar más horas con nosotros.

martes, 29 de noviembre de 2011

Cateto a babor

¿Pero cómo se puede ser tan cateto? Esta es la pregunta que os haréis mucho antes de finalizar este post. Ayer visitó Thiago el blog, y dejó comentario por primera vez en X meses, ¿y para qué? Cual pájaro de mal agüero para decir que las figuritas de mi belén faltaban. Cuando decía figuritas del belén se refería a las imágenes del blog, que efectivamente faltan. Y hasta aquí la exposición del misterio de la falta de imágenes en el blog.

Ahora la explicación de la cateta de turno. ¿Os lo había dicho que tengo un Galaxy y que soy de lo más nice del mundo mundial? Pues bien, por si no queda claro el Galaxy S II hace maravillas, entre ellas borrar las imágenes del Picasa que es donde las aloja Blogger. ¿Y qué ha hecho Pimpf con su super dedo índice en esa pantalla táctil deslizante? Darle a no sé qué opción de actualizar imágenes, correos electrónicos, teléfonos y demás de la cuenta con la que os escribo estas letras siempre tan maravillosas que podrían rozar el Premio Cervantes. Entre ellas venían las del blog, y yo no es que no os tenga cariño, pero me parece excesivo llevar en el teléfono las imágenes del blog porque para mi es una presión enorme llevar fotos de tanto maromo ligero de ropa, todo el día encima, con el riesgo de tener que verlas cada dos por tres de forma accidental, y yo a todo eso me niego. Así que pulsé en la opción de borrar. Claro, lo que no explicaban era que cuando borrabas, borrabas todas las imágenes no solamente de tu teléfono, que también las borrabas de tu cuenta de Picasa. Vamos, que a lo mejor os estoy liando, pero el resumen podría ser "Pimpf es tan cateto que ha borrado desde su teléfono todas las imágenes del blog".

Al día siguiente, por la mañana comencé a ver cosas extrañas en el blog. Fotos como las del impresentable del PP que en su día votó en el Parlamento Europeo que los homosexuales son enfermos no aparecían. Yo me llevé un alegrón de no ver esa cara tan poco agradable para mi, pero, me extrañó. Enseguida me di cuenta, y más cuenta todavía cuando empecé a ver que no había ninguna imagen, excepto una de Zapatero que dejé guardada cual beata con las estampitas de su santo preferido. Yo lo mismo pero con mi Zapatero. Cuando Thiago dejó su comentario yo ya estaba hundido moralmente, bueno, aunque echándome una siesta, que estas cosas preocupan pero no tanto como para interrumpir una siesta, un buen café, cualquier acto masturbatorio o sexual en general o un partido del Barcelona, ya no digo un cónclave socialista de estos donde uno puede llegar a alcanzar el éxtasis del sopor.

Me puse manos a la obra, ir a Picasa a ver qué ocurría. Ahí confirmé lo cateto que soy, pues solo estaba esa imagen de mi Zapatero solo, aunque bien podría haber puesto una de Rubalcaba, que a los efectos es lo mismo en cuanto a soledad se refiere. Búsqueda de soluciones. Pero Picasa te confirma que no las hay, que si las has borrado, la has cagado. ¿La solución? La de las hormiguitas, es decir, reponer una a una las fotos subidas en su día en el blog. Por suerte, tanto en mi portátil como en el ordenador del trabajo guardo muchas de estas fotos de los posts, la gran mayoría. Otras, por desgracia han sido borradas definitivamente y jamás se podrán recuperar. La parte buena, que siempre puedo elegir mejores fotos en algunos casos, y que voy a estar entretenido unos cuantos días, unos cuantos bastantes, al punto de llegar a plantearme si verdaderamente merece la pena actualizar las fotos o archivar todo como texto. No lo sé. Por el momento he arreglado ya el mes de noviembre. En cualquier caso, lo mejor es que me vaya a tomar un café, y como Rajoy, cuando toque subir alguna foto, ya se subirá, pero sin prisas.

Bicos Ricos

lunes, 28 de noviembre de 2011

¿Pamela Anderson virgen?

He leído esta mañana una noticia que no es nueva, vamos, como mi post de ayer que hablaba de hace 8 meses y de un accidente aéreo de hace muchos años, tanto que a Parmenio, que se ha redescubierto gay a los 40 años le cogió siendo muy niño. La noticia en cuestión es que Pamela Anderson va a participar en un show de un canal canadiense representando a la virgen María. Y mira que tenían famosos en el mundo para escoger, solamente estadounidenses sobrarían a patadas, pues parece que lo han hecho con muy mala fe, porque si de algo tiene pinta la Anderson no es precisamente de virgen.

Sin embargo yo no soy quien para criticar las decisiones de una cadena televisiva, que poniendo a la Anderson tampoco hacen daño alguno, porque, por muy católico que yo sea, a mi eso de que la Virgen María era virgen, siendo un chico de ciencias no me cuela, no me entra, vamos, todo lo contrario de lo que pienso de ella, que nadie le quita toda su pureza y todas esas cosas. Pero he pensado que al igual que ya he hecho en otras ocasiones, podríamos imaginarnos un show televisivo tipo portal de Belén pero más cañí. El inconveniente es que esto no es la primera vez que lo vemos, porque en España somos así de espabilados, sobre todo para las cutreces.

¿Dónde encontramos en España a una Virgen María en condiciones? Vamos, no hace falta ser de ciencias para imaginarse a nuestra Virgen María. Efectivamente, Belén Esteban. Caris de mi corazón, sería un belén incompleto, un belén evangelista y no es mi intención. La princesa del pueblo, la cabeza más visible de Telecinco, una de las reinas de las revistas del corazón que se ha hecho a si misma gracias a casarse con un torero que por cierto es tirando a flojo o muy flojo, y por todo lo que ha venido después, sus estudios, la vida, su pureza, bueno, de su pureza no hablemos, pero yo creo que es la ideal ¿mentendeis?

Tenemos que buscar un San José que refleje con exactitud el papel del original, alguien trabajador a quien Dios le habla, y que actua como si fuese una marioneta. Me vais a permitir que meta a un personaje político, aunque espero que no politicéis este belén tan bonito. Rajoy sería el candidato perfecto, y en el papel de Dios podemos poner a Aznar, o mejor dicho, a la señora Aznar, e incluso a Esperanza Aguirre, para tener así una Santísima Trinidad. Un papel de abnegado, vamos, otro que se ha casado por mandato divino y que ha creado una familia por tener contentos a los de arriba. Sobre el papel del niño Jesús no hay duda tampoco, cualquier muñeco nos podría servir y si son de esos realísticos mejor, pero me niego a poner a un niño de verdad en manos de tan insignes personajes.

Dicen que el oro, el incienso y la mirra que los Reyes Magos de Oriente llevaron al niño en el pesebre representaban la realeza, la divinidad y la humanidad, todo simbología pura y dura. Yo puedo poner en nuestro belén español quien represente todo ello. En primer lugar, y representando a la realeza, alguien que está muy de moda, en primer lugar, portando el oro, el oro que se ha llevado a Los Ángeles en Estados Unidos el marido de la Infanta Cristina, si, ese implicado en cierta trama turbia con algunos cargos políticos del PP, efectivamente, Iñaki Urdangarín, a la sazón jugador del F.C.Barcelona. Y hablando de divinos, no pensaba poner como rey mago a ningún figurín de la moda y el petardeo español, cuando se habla de algo divino se habla de algo relacionado con los dioses, y quién más cercano a Dios que Leo Messi que es nuestro Dios venido a los campos de fútbol. Por último, como personaje humano, aunque le he dado mil vueltas no encuentro a nadie, quizá Paquirrín, que se muestra abiertamente como lo que es, un hijo de famosos que vive de hacer poco con más o menos gracia y que no le va nada mal, porque se le ve que el chico intenta ganarse sus perras y eso es algo muy humano.

El caganet no puede faltar en ningún belén viviente que se precie, es esa figurita que se coloca en un lugar más o menos apartado simulando que está defecando. Pues bien, y sin que sirva de precedente también, voy a poner a otro personaje político, alguien que la ha cagado pero bien, por mucho que me duela decirlo, efectivamente el presidente Zapatero, y que conste que la ha cagado por haber tenido que tomar las medidas que ha tenido que tomar aun sabiendo que estas perjudicarían totalmente a su partido, como así hemos visto en los resultados, y a ojos de la derecha, porque la ha cagado en general hundiendo a este país, pero eso es una visión ya puramente derechista y nada observatoria de la realidad.

Bien, y ya para no extenderme mucho más, en los lugares de pastorcitos, lavanderas, panaderos, y demás personajes que acuden al portal a dejar sus presentes, el espectro es gigantesco, yo no dejaría de poner a Marujita Díaz y a Sara Montiel en ninguno de ellos, tampoco dejaría de poner al sastre, porque, ¿no hay sastres en los belenes? Vale, tampoco os voy a decir quien es ese personaje que haría de sastre, solo decir que el traje que lleva el rey Melchor está hecho por él. Tampoco pueden faltar los que están hasta en la sopa, claro, Jorge Javier Vázquez y el otro Vázquez, el Jesús Vázquez y es que no puede haber dos trabajos sin tres y a estos tenemos que verlos queramos o no queramos, cansinos. ¿Se os ocurren más figuritas? Venga, podéis decir muchas y a poder que no sean tan políticas como las mías.

Bicos Ricos

domingo, 27 de noviembre de 2011

Los Rodeos

Hace unos meses, ocho en concreto, el pasado 27 de marzo, mientras se celebraba el Día Mundial del Teatro, se recordaba también una triste fecha, la de la tragedia del aeropuerto de Los Rodeos, en Santa Cruz de Tenerife. España tiene la suerte y la desgracia de ostentar este record mundial en número de fallecidos en accidente aéreo, suerte, porque nadie le ha arrebatado el record, lo cual significa que no han habido accidentes tan graves, y desgracia, por ser esta la cifra más grande en la historia de la aviación.

Ocurrió un 27 de marzo de 1977. Tras la amenaza de bomba de un grupo pro independentista canario en el Aeropuerto de Gran Canaria, se decide desviar el tráfico aéreo al pequeño aeropuerto de Los Rodeos, en la isla de Santa Cruz de Tenerife. El denso tráfico aéreo fue colapsando poco a poco el pequeño aeropuerto, que por aquella época no contaba con las medidas de seguridad que ahora se tienen. A ello se sumó una pesada capa de niebla que no permitía una normal visibilidad más allá de los 300 metros. Dos naves fueron las implicadas, dos Boeing, una de la PAN AM y otro de la KLM. La sucesión de pequeñas casualidades hizo que, poco antes de despegar, el avión de la KLM llenase sus depósitos de combustible, y que, para más inri, se malentendiesen las órdenes recibidas desde la torre de control. Así, se ordenó al avión de la KLM que discurriese por la pista de despegue, al llegar al final hiciese un giro de 180º y se dispusiese a despegar. Mientras, se ordenó al PAN AM que saliese con la misma dirección que el KLM, pero se desviase por una de las salidas hacia las pistas de rodaje. No solo no le dió tiempo al PAN AM a desviarse, si no que el KLM, a 250 km/h había ya comenzado su despegue. Se comió literalmente la cabina del PAN AM y el techo del avión, produciéndose la explosión de uno de los motores. Poco después cayó al suelo el KLM en este avión los 248 ocupantes, y en el PAN AM 335 de los 380 ocupantes. Un balance final de 583 fallecidos y 61 heridos.

Yo no recuerdo nada de aquella época, aunque ya había nacido, no era más que una bola de pelo, con el tiempo he ido conociendo datos, de esta y de otras tragedias. Siempre he sido un acojonado de los aviones, y sin embargo, me encanta volar. El momento en que el avión comienza a rodar por la pista es el de máxima tensión, es una especie de montaña rusa donde puede ocurrir cualquier imprevisto hasta que el avión no está totalmente estabilizado en el aire, como en su día me comentó un técnico de aviones. Tú te pones en manos expertas, si crees en Dios te encomiendas a quien haga falta, respiras y te relajas. Mi D. es de los que aún no ha despegado el avión y ya está durmiendo. Yo procuro en cuanto escucho el motor agarrarle la mano, como si fuese lo último que voy a hacer. Todo esto viene a que próximamente volveré a volar y no puedo dejar de pensar en estas cosas, y en que todo lo que ahora es, en cuestión de un par de segundos puede dejar de ser.

Tras este grave accidente, se tomaron una serie de medidas en todos los aeropuertos del mundo. la armonización del lenguaje utilizado entre cabinas y torres de control, la toma de decisiones conjuntas entre piloto y resto de tripulación, instalacion de métodos de navegación automáticos antiniebla y radares de tierra.

sábado, 26 de noviembre de 2011

El café Cuarenta

Hace una semana estuve en el café 40 Principales en Madrid, pero fui de visita. Estaba tan lleno que era imposible tomarse nada. Por estar hasta estaba difícil pedirse algo en la barra, decidimos irnos al McDonalds a tomarnos el café, mucho más barato y con una compañía de café de lo más agradable, las rancias aristócratas venidas a menos y con problemas mentales, o las niñas endemoniadas que no pararon de gritar desde que entramos hasta que se fueron.

Hoy por fin pude entrar en el café 40 y comprobar in situ y con más detalle como es ese sitio con tanto glamour. Os lo habría compartido con mi super teléfono, con un marcador de esos de posición, pero la verdad, no tengo ni idea de como se hace, ni se me ha ocurrido por el momento hacer este corto post con él. Pero otra vez, este es otro tema para tratar en otro post. Ahora debería centrarme en el café 40.

Su entrada es quizá lo más asombroso, todo lleno de luces, un lugar magnífico para que cualquier marica de provincias pueda lucirse con un "I Was There". A mi me encantan sus escaleras pero el resto del local está decorado muy bonito. Si tienes suerte, y vas en un buen horario consigues una mesa, y así me ocurrió a mi hoy. Te sientas y pronto viene un camarero o camarera muy moderno, con un uniforme de los 40 principales y te toma nota. Te toma nota y tú mientras te recreas con la decoración esta tan moderna también, y te vuelves a recrear, y te recreas con el chico que está sentado detrás de ti con el que ya has coincidido en más de una ocasión saliendo de ambiente y que te pone cardíaco. Él también es muy moderna, como la decoración y hasta te preguntas si es que es un sitio de modernas, provincianas o sencillamente postureo. Y me quedo con esto último. Sigues esperando por tu café. Porque hay que ver la carta, que los precios son tirando a caros o muy caros. Claro que estás en la Gran Vía y hay cosas que tienen un precio. Aunque toda la inversión allí realizada pronto la cubren con solo servir unos cuantos cafés. Mi elección, un capuchino. Eso si, entre bueno y buenísimo, pero cuando llegó, claro, que tardó lo suyo.

Y después de que como en muchos lugares de Madrid tengan esa fea costumbre de hacerte abonar la consumición justo cuando te la sirven, y te dejan allí el plato para pagar, ves en el ticket que tras pagar 2,50 euros por un capuchino, que tampoco es excesivamente carísimo, pero le llega bien; pues en ese momento vimos en el ticket que teníamos un 10% de descuento en la compra que hiciésemos en la Tienda de los 40. Y allá nos fuimos, conscientes de que no íbamos a comprar nada. Yo lo bauticé rápidamente como El Museo de los 40. Los 40 artículos más caros del mundo mundial. Aquello era todo de ver pero no tocar. Un paraguas 25,40 € ¿hola? ¿Para que llueva y venga un poco de viento y te lo destroce? ¿Para tener la cabeza seca pero los pies empapados? Un mechero Bic, de los de toda la vida un poco maqueado, que te lo encuentras muy currado en cualquier mercadillo de hippies, aquí nada más y nada menos que 5,40 euros. ¿Hola? ¿Para encender un cigarrillo que me va a matar?Antes me matan ellos del disgusto. 

El caso es que estos chicos no saben nada de márketing. Y la impresión que me he llevado es que todo es caro. Quizá no sea eso, quizá es que como sus precios terminan en '40, me he llevado esa impresión, a lo mejor si terminasen en '99, habría vuelto más contento de dicho café, y con unas cuantas gangas de esas.

Bicos Ricos

viernes, 25 de noviembre de 2011

FNF Nº 96

Hoy traigo un tema distinto y contundente, en un estilo que no es de lo más común en mi, hip-hop, aunque he escogido una cancioncilla suave de La Mala Rodríguez, suave por decir de alguna manera, pues su letra es digna de prestarle su atención, todo un alegato contra la violencia de género, aprovechando que hoy es el día 25 de noviembre, día internacional contra la violencia de género.

Hace cuestión de casi un mes yo estaba en Galicia, rodando un flashmob contra la violencia de género, y no es que yo sea una estrella mediática, no lo penséis, aunque un poco actor si que soy, lo hice por un motivo importante, la lucha contra esas personas que no se respetan ni a ellas mismas y comienzan haciéndolo al no respetar a las personas que conviven con ellas, independientemente del sexo, aunque normalmente las que más lo sufren y han sufrido a lo largo de la historia han sido las mujeres. Últimamente hemos podido conocer algunos casos de una violencia de género que todavía nos es nueva, la violencia de género en parejas homosexuales. Es que si hay algo que no aguanto es a la gente que aprovecha su superioridad física e intelectual humillando a una persona que le quiere, aprovechándose en muchos casos de una situación de dependencia tanto emocional como económica. Asco que me dan.

Queda más que justificada la dedicatoria esta semana, para todas aquellas personas que hayan sufrido de alguna forma la violencia de género, por todas ellas, este Nanai:

Mírame a los ojos sí me quieres matar
Nananai...yo no te voy a dejar!!

Que pague por pecados que no existen, 
te han ofrecido un elixir.
Una supuesta vida mejor que acabarás pagando aquí,
en el mundo color rosa con olor de cosas asquerosas.
Y así creció y se hizó fuerte.
Una mentalidad con el miedo arraigao
 con la gente con complejos suficientes pa' parar unh tren,
pa' para un avión y to lo que haga frente al desalojo de la mente.
Inconsciente, no sabe lo que se pierde,
 lo que podrían encontrar sí aprietan sus corazones,
sí dejaran de pensar en lo malo que le va a pasar.
Por cierto, haceis muy buena pareja...tú le pegas y ella se deja.

Mírame a los ojos sí me quieres matar
Nananai...yo no te voy a dejar!!
No dejen al pobre chiquillo en el banquillo,
déjenlo tranquilo que aprenda el cursillo:
a llevarse golpes, a devolver lo que le toca.
Así es la vida loca, tiro porque no hay otra.
Poco que decir sí te van a partir la boca.
Ay señor, enseñame a caminar!!
Aún me queda mucho todavía en que pensar.
Sí a mi no me comprende nadie, yo me siento sola.
Cuando vas a aprender tú a poner una lavadora??
Voy a empezar a pensar en cambiar de emisora,
no te quejes tanto ya va siendo hora.
Los kilos que perdí alguien se los tuvo que encontrar.
Qué voy a hacer sí se atreven a venir a mi casa a faltar??

Nanai...yo no les voy a dejar!! Yo los voy a matar!!
Mírame a los ojos sí me quieres matar

Mi último juguete

Estoy que no quepo dentro de mi, y no porque haya engordado, que también. Es que llevo todo el día escuchando lo genial que soy, ¿y todo por qué? Pues por comprarme un teléfono nuevo, que sin tiempo no era.

Claro, no es un teléfono cualquiera, es de esos que puedes decirle a la gente con la que hablas para ser lo más desagradable del mundo "Claro, pero tú no tienes Galaxy". Y si das con un chulito siempre te podrá contestar "Pero yo tengo un Aifon", entonces es el momento en que te creces y le sueltas aquello de "El Galaxy se come al Iphone", y te quedas tan ancho.

Ayer conseguí juntar los puntos necesarios para conseguir mi teléfono nuevo y desde que lo tengo mi cabeza no ha parado de echar humo. Al punto que si se podría decir que tenía la blogosfera abandonada, ahora la tengo más, por lo menos durante unos días, y es que entre el trabajo, atender de tu pareja, a tu novio imaginario, a los amigos que vienen de visita y aún por encima, configurar el teléfono. Que todo hay que decirlo. Este teléfono es super inteligente, casi tan inteligente como yo, aunque le falta autonomía propia y un Golden Member para ser perfecto, y eso solo lo consigo yo, pero hay que configurarlo al gusto, y pelear con eso del Android a la hora de importar los contactos. Así estoy, con contactos quintuplicados de entre las distintas cuentas, la A , la B, la del cancaneo, la del partido, cada uno con sus redes sociales. Yo no doy abasto. Ni tiempo he tenido hoy de fijarme en Minoviescu al que no he ni mirado, porque no levantaba la cabeza del teléfono. Pero quién está sufriendo de veras con todo esto del teléfono es mi dedo índice, qué tensión.

Chuchis, hoy no os doy más la tabarra, ni os quiero echar en cara lo nice que soy, y lo genial y todo eso, que luego Christian dice que ya lo digo yo todo, así que, os dejo este pequeño y humilde espacio para que me digáis esas cosas tan geniales que se os ocurren y que hacen que me suba más, si cabe mi ego. Y si no lo vais a decir, cuidadito, que os tengo controlados a través del teléfono.

Bicos Ricos

jueves, 24 de noviembre de 2011

El último cuplé

Hace ya casi un siglo que desapareció del panorama artístico español una de las grandes de un género ahora olvidado. De entre las tumbas "famosas" del cementerio de San Isidro destaca con un ángel, una que llama la atención, Consuelo Bello "La Fornarina", famosa cupletista de principios del siglo XX.

Rápidamente me puse a investigar quién era esa tal Consuelo Bello. Fue una grande aunque murió muy joven. Haciéndo I+D sobre la artista me retrotraje a aquella época donde Madrid estaba poblada de carruajes que recorrían la recién estrenada Gran Vía, una capital que intentaba buscar una identidad más parisina, pues ésta era la capital de la cultura por aquellos años. Muchos teatros poblaban Madrid, tabernas y cafés, tertulias con señores de sombreros de pico, jóvenes rudos que acudían a prostíbulos en noches que terminaban bien entrada la madrugada, truhanes y mucha pobreza, una pobreza como la que vivió en su juventud Consuelito Bello, hija de un Guardia Civil de Ourense y una lavandera toledana. Acudía con su madre a la ribera del Manzanares para ayudarla a lavar ropa para los señoritos. A una temprana edad era habitual de los soportalesdonde ejercía de cantonera, léase prostituta, para ganarse el pan. Un aspecto de su vida que nunca escondió. Pronto sería contratada en una casa de costura, lugar donde eran acogidas muchas prostitutas en una forma más fina de prostituirse, la prostitución de lujo, dónde se hizo con el sobrenombre de "´Rosa de Té" y conoció a personajes de cierto nivel que la retrataron y lanzaron en su carrera como cantante.

Consuelo Bello debutó en el Salón Japonés, una sala de variedades de estilo francés, próximo a la calle Alcalá donde se concentraban la mayor parte de teatros y cafés donde actuaban cupletistas francesas. Su papel sencillo, era una mora a la que entregaban en una bandeja a un sultán. Este pequeño papel la haría triunfar. Tras los espectáculos, los espectadores podían alternar con las artistas y llegar a acuerdos, acuerdos que normalmente finalizaban en una cama. En 1903 cuando tenía 19 años, es contratada para actuar en el Teatro Nuevo Retiro de Barcelona con quince funciones y después, su regreso a Madrid en el Teatro Romea. Conoce en esta época a Javier Betegón que la rebautiza como "La Fornarina", por su exquisito gusto por el arte. Es también en esta época cuando conoce a José Juan Cadenas, el que sería el gran amor de su vida, un periodista que a su vez hace de mecenas de la artista.

“… allá va cosa flamenca;
el tango del conejito
que es de intención picaresca:
Tengo un conejito precioso
y si tú lo quieres ver,
vente al corral de mi casa
y allí te lo enseñaré.
Tiene el pelito de seda
y produce sensación,
si se la pasa la mano
por el lomo al picarón.
Es muy alegrito
muy chiquirritito,
y el tuno, jugando,
menea el rabito;
nunca se está quieto
el muy picarón.
¡Ay,… y qué cosas hace!
¡Bendito sea Dios!”

Las letras pícaras en aquella época de depravación sexual comedida, escondida y estigmatizada la hicieron triunfar. Su impresionante belleza para los gustos de la época, y la ayuda que le prestó Cadenas, haciéndose un papel de algo similar a lo que sería un mánager, consiguiéndole nuevas canciones y haciéndola abandonar lo más burdo de sus representaciones. Su gusto por la lectura, el conocer a los escritores de la época, su facilidad a la hora de conocer nuevos idiomas la llevaron a hacer un repertorio mucho más serio con el que sería contratada en París, Berlín o Londres, actuando en teatros muy importantes y para aristócratas de la época. Se rumoreó que Consuelo había tenido una relación con Alfonso XIII, uno de tantos rumores de aquel entonces. Pero su vida sentimental sí fue más revuelta, y menos tranquila que la artística. Su relación con Cadenas estuvo llena de idas y venidas, de celos, de volver a empezar y terminar una y otra vez, de amantes por ambas partes y convivencia sin matrimonio.

Hasta aquella época, las cantantes jamás aparecían solas en un espectáculo que no fuese parte de una pieza teatral, de zarzuela, o género chico, La Fornarina fue una de las precursoras en salir a cantar nada más que sus canciones, sola en el escenario sin nada más que mostrar pues no destacaba por una gran voz, ni grandes conocimientos musicales. Esto le hizo ganarse muchos enemigos entre mujeres que no podían acudir a estos espectáculos, admiradores despechados u otras cantantes de la época que no entendían el éxito de la bella Consuelo Bello.

La salud de Consuelo Bello, Vello según su partida de nacimiento, siempre había sido débil, por distintos problemas uterinos y ováricos debidos a sus relaciones sexuales como prostituta y a los distintos abortos practicados en épocas donde la higiene y la sanidad no eran especialmente suficientes. Un fibroma y varios quistes malignos derivaron en ovariosalpingitis supurada bilateral, miomas uterinos y septicemia. Publicaba en 1915 su último disco con canciones nuevas, entre ellas, el último cuplé en el que parecía despedirse del público, sabiendo que su final estaría próximo. Fallecía en un hospital el 17 de julio de 1915, acompañada por su familia y su gran amiga de toda la vida, Nati. Cadenas no pudo estar con ella porque la familia de la artista le negó su visita. Una gran comitiva acompañó los restos mortales de la primera gran cupletista española, entre toda esta gente, muchos de los indigentes a los que La Fornarina ayudó a lo largo de su carrera.

Para no hacer más inmenso este post, os dejo para que escuchéis de fondo uno de estos cuplés que años después se hizo muy conocido al ser cantado por Sara Montiel en una de sus películas, el Polichinela con La Machicha y el Clavelitos, aunque podría haber dejado el sonido de su conocido El último Cuplé o el cómico Sarasa!!!




miércoles, 23 de noviembre de 2011

Miguel (I): Y apareció Miguel

Un buen día apareció Miguel, un chico moreno, tímido que vivía en el centro del pueblo, todos en el grupo conocían a Miguel pues, años antes habían compartido ya bien parte de su infancia o algún curso. El único que no conocía a Miguel era yo, y aún así, me sonaba, de vista, no estaba seguro. Su propuesta como nuevo miembro del grupo, no exenta de polémica me ilusionó.
Guillerme hizo las presentaciones formales en alguna de aquellas aventuras que teníamos, a finales de aquel verano inolvidable que ya he relatado, y quedó visto para votación en pleno su inclusión en el grupo, junto con las candidaturas de Leo y Bruno. En el grupo había ciertas reticencias a que entrase más gente, ¿y si van por ahí contando que fumamos? Comentaba César. Lois decía "es que Leo es medio primo mío, a mi no sé que me da". Dámaso era de los más críticos "a mi Leo no me cae bien, a Miguel le dimos su oportunidad en su momento y nos dejó tirados y Bruno, bueno, Bruno puede pasar, pero sin Leo no va a ningún lado". Yo por mi parte opinaba que "por qué no gente nueva, no sé que tienen de malo, yo conozco a Leo y Bruno desde hace muchos años, tienen mi visto bueno, y Miguel me ha parecido buen chico". Marcos decía que por él no había problema ninguno. Guillerme decidió "Entran, porque lo digo yo, y son mis amigos". Y con este empate, no cabía más que el doble valor del voto de Guillerme, y este había sentenciado ya.

Yo pronto encontré en Miguel un apoyo, alguien a quien veía todos los días en el colegio, y con quien me iba nada más terminar las clases de aquel último curso de la EGB, bien a su casa, bien a pasear, o si estaba el resto de gente del grupo, a junto ellos. Nos habíamos adaptado el uno al otro de maravilla. Miguel pronto comenzó a confiar en mi más que en ninguno otro. Sus secretos, sus pensamientos, confiaba en mi como nunca había hecho nadie, ni incluso el propio Guillerme. Había encontrado un amigo de los de verdad.

Pese a ello, pronto comenzaron a surgir los primeros síntomas de descomposición del grupo, y el deterioro de Guillerme. Siempre estábamos con él, apoyándolo en lo que hacía falta, y también dándole la murga con nuestros consejos morales de lo que se debía hacer y lo que no estaba bien hacer. Guillerme comenzó a cansarse de nosotros. Tampoco nos afectaba demasiado, al menos, nos teníamos el uno al otro. Miguel y yo compartíamos algo, y era que ambos no aguantábamos demasiado tiempo a Dámaso. Dámaso seguía muy pesado conmigo, y se veía también su poco cariño hacia Miguel. Por unas cosas o por otras lo evitábamos.

A Miguel no le gustaba para nada El Garaje, y es que, como ya comenté una vez, al lado de El Garaje estaba El Palomar, en El Palomar, una antigua casa abandonada con un palomar en el jardín y era donde se reunían los mayores, era el paso siguiente a El Garaje. Por El Palomar estaba siempre el hermano de Miguel, y eso a ambos les ponía nerviosos, así que, Miguel evitaba El Garaje en cuanto podía, así comenzamos a dejar de ir por allí y a distanciarnos un poco más de los chicos del grupo, o de lo que quedaba de los chicos del grupo.

Cuando nos enteramos de lo que hacía realmente Guillerme en El Garaje, decidimos que no queríamos saber nada de aquello. Hablamos una tarde con él para que nos confirmase aquello que nos habían contado. Lo negó varias veces, y finalmente, cansado de nosotros terminó dándonos la razón. Miguel y yo decidimos que no queríamos saber nada de aquello, ni aproximarnos a aquel mundillo, ni que se nos relacionase, y así dejamos, casi definitivamente a su deriva a Guillerme.

Yo no sé que habría ocurrido de no estar Miguel por allí, tampoco sé si yo tiraba de Miguel o si, Miguel tiraba de mi. Lo único que tenía claro es que a mi, aunque Miguel me parecía muy mono, no me atraía para nada, esta vez, estaba seguro de que aquella atracción no tenía nada que ver con lo afectivo o lo sexual, era simplemente una amistad, me parecía correcto, y me dejé llevar por él.

martes, 22 de noviembre de 2011

Con el miedo en el cuerpo

Mira por donde que intento mantener mi filosofía de no hablar de política pero es que la política me persigue allá por donde voy. Me he levantado dispuesto a ver las primeras novedades de Mariano Rajoy, algunas declaraciones y demás asuntos que puedan interesar a alguien a quien le guste la política y abriendo la prensa, unos minutos antes de entrar a trabajar me encuentro con la noticia de que entre los ministrables, o futuros ministros hay un personaje conocido en este blog, José Manuel García-Margallo.

En su día publiqué un post titulado "No somos enfermos, los hay que si". El post era un post no político, claro, y trataba sobre una votación en el Parlamento Europeo para no asociar la homosexualidad con una enfermedad. Dos europarlamentarios del Partido Popular rompieron la disciplina de voto, uno se había abstenido y el otro se había posicionado en contra, ese eurodiputado nos consideraba enfermos. Efectivamente, el mismo parlamentario que nos consideraba enfermos suena ahora con fuerza entre los posibles nuevos ministros según el diario 20Minutos. Margallo ha sido ministro de la época de Suárez en la Transición y doctor en derecho por la Universidad de Harvard, y ahora es eurodiputado y miembro de la comisión de Economía de la Eurocámara, un currículum asombroso que no deja lugar a dudas de su preparación para cualquier cargo en el que le ponga Rajoy. Se habla del ministerio de Agricultura y Pesca, y también del Ministerio de Administraciones Públicas, que actualmente está incorporado en Política Territorial. Claro que hay cargos y cargos. Yo sencillamente, el día que os pedí que le enviáseis un correo a su cuenta de eurodiputado para que le contáseis vuestro caso particular por el que estábais enfermos simplemente por el hecho de ser homosexuales y que os enamoráseis de una persona de vuestro mismo sexo, quería que se hiciese llegar a este hombre el malestar de la sociedad que ya no nos considera enfermos. Claro que en lugar de pedir que enviáseis un correo a él, debí invitaros a que lo enviáseis al Partido Popular, para que tomase medidas contra su eurodiputado, y a poder ser que lo apartase de cualquier responsabilidad excepto de su escaño, o que le pidiese si fuese necesaria la dimisión. No ha sido así, lejos de mi intención, Rajoy pretende ahora premiarle con un ministerio y no precisamente de los que queman en estos momentos, como pueden ser sanidad, o trabajo, caramelos que le regala.

Siempre con un pensamiento democrático he considerado que la regeneración política es un instrumento precioso, que la alternancia en el gobierno algo positivo, que a fin de cuentas, el mundo no se acabaría con la llegada del Partido Popular al gobierno y que si el pueblo había decidido que la gestión de Zapatero había sido la más nefasta de la historia, el cambio sería siempre para bien, que los que hemos perdido las elecciones estaríamos haciendo oposición e intentando recuperar el gobierno en cuatro años. No había mucho que perder. Me preocupa ya no solo la situación económica del país, que es prioritaria o que incluso se derogue el matrimonio homosexual, ahora me preocupa más que se todo aquello que habíamos alcanzado, la libertad y la felicidad, el poder soñar con una sociedad donde todos somos iguales sin que se nos considere distintos por la orientación sexual se vea ahora decapitada por incluir en un gobierno a personajes como este que siguen pensando que somos enfermos.

No lo sé, a lo mejor me equivoco.

lunes, 21 de noviembre de 2011

La resaca

¿De qué toca hablar un lunes después de una jornada electoral? Os dejo un segundo para que lo penséis, y también que penséis que a mi no me gusta hablar ni de mi vida privada ni de política en este blog. Así pues, supongo que habréis adivinado de que va el post, también por que el título quizá os de una pista. Efectivamente, el post va sobre resaca.

Hoy lunes, después de esa mayoría absoluta aplastante del PP y esta jornada electoral donde todos los partidos políticos parecen que han ganado algo, incluso el PSOE, aunque eso sería cuestión de otro tipo de análisis en otro post, porque como he dicho, este post no es político, y hoy lunes me he levantado con una resaca generalizada tras este fin de semana en el que he tenido la suerte de contar con la visita de Z.

Z me ha hecho pasar un fin de semana de lo más entretenido, desde llevarme a un concierto en un barrio de estos apartados de Madrid, a una cena con tostas, una buena ración de Chueca tal y como le había prometido en su anterior visita a esta nuestra capital, y por aquello de comprobar su asexualidad me lo he llevado a los sitios más cool del Madrid gay, nada de cuartos oscuros, mal pensados, para cuarto oscuro el mío desde que me han tapiado el balcón con un agobiante andamio. Insisto, Z no es asexual, por mucho que él diga, aunque también es cierto aquello que me recordó gran parte del fin de semana "tú no me has visto liarme con nadie, por lo tanto soy asexual". Vale, como máxima puede ser bonita, digna de aparecer entre las citas más célebres de los blogueros, pero de real no tiene nada, vamos, tan real como que la victoria de Rajoy traería consigo la confianza de los mercados y la bajada de la prima de riesgo. Pues tal cual os lo digo, ni lo de la confianza es cierto ni lo de la asexualidad. Claro que, como bicha que soy me he encargado de ponérselo difícil, y he procurado que hubiesen chicos ligeros de ropa en uno y cada uno de esos lugares en los que hemos estado, con esos cuerpazos de infarto bajo las luces de discoteca, sonidos machacones de house, y todos o casi todos muy "endrogaos". Chuchis, lo he conseguido, se ha puesto malo, aunque las consecuencias también las he sufrido yo, y por desgracia, he descubierto que hay chicos en Madrid con cuerpazos mejores que el mío, que no era difícil de encontrarlos, pero de lo que me he dado cuenta es de que yo, por desgracia no podré sacarme la camiseta en público.

Yo a cambio he hecho de dama de compañía ideal para un fin de semana entre ocio y cultura. Más bien ocio que otra cosa. Claro, yo solo no podría con Z, y he contado con la ayuda de La Buscona. Y es que cada vez que hay visita en Madrid, Pimpf es un anfitrión cuasi perfecto, o eso, o que de vez en cuando le gusta que le saquen de casa y hasta parece ser buen chico. Es más, bien pensado y con mi mayor deseo de que la economía salga adelante, y para confirmar esas cuestiones de que Rajoy genera confianza, yo creo que voy a organizar una empresa de chicos de compañía, que no me llamen luego mal español.

Pero lo de La Buscona es un garante de fiesta, y aunque no quieras, ella te dará fiesta, y aunque te quieras ir para casa, ella te seguirá dando fiesta. Se quejaba de que no aparecía por este blog. Pues he aquí un meritorio papel secundario. La Buscona me ha traído la lluvia a Madrid, y es que yo tengo ya una teoría al respecto. No es que allá donde yo vaya como gallego me lleve la lluvia, no, ni que cada vez que ella viene se ponga a diluviar. Creo que los astros, inteligentes hacen que cada vez que ella y yo nos juntamos, se ponga a llover, es como aquello de una reacción en cadena. El caso es que ella ha vuelto a su ciudad mediterránea con mar pensando aquello de "¿Pero cómo puede ser Pimpf tan nice?".

Chuchis, no sabéis la suerte que tenéis de conocerme y os lo digo así con toda la modestia que me caracteriza, aunque también os digo, no sabéis la suerte que he tenido de encontrarme en algún momento de la vida con vosotros. Gracias.

P.D.: Tendré que cambiarle el nombre a esa ciudad mediterránea.

domingo, 20 de noviembre de 2011

La Cabecera de la Quincena (XVII)

Terminamos el año prácticamente y yo os sorprendo, una vez más, con la que casi con toda seguridad será la antepenúltima cabecera del año. Y ya lo digo yo eso de que os sorprendo, porque sin llegar a ser una gran portada, muchos debéis admitir que el chico de las pelotas, como se le empieza a conocer os ha puesto cuanto menos calentorros.


Y para ello no hablo yo, me fío de vuestros comentarios. D. ha sido el primero en hacer una referencia a la cabecera. Me preguntó si la había hecho pensando en él, por su pasión por el tenis, por sus pelotas, por su cuerpazo, no lo sé, pero no lo hice pensando en nadie, esa es la auténtica respuesta, solo que me gustó el chico en general. El segundo en comentar ha sido Zowi, "Antes de contestar a tu post no-político, decirte una cosilla...¡Pedazo chaval nos has puesto en la cabecera!¡A éste me lo follaba yo ahora mismito!Y esas bolas del Ikea...qué monas". En su día no contesté, pero iba a decir que para bolas las mías.

Bien, pues como si de una exposición de motivos de una ley se tratase, ahora una breve explicación de la cabecera, que de otoñal tiene bien poco, por lo ligero de ropa del chico. Sencillamente el chico me encantó, estaba en una pose que parecía estar pidiendo una cabecera y no me pude resistir. Claro, en pocos días es también la final de la Copa Davis, y más que nada para ir calentando el ambiente. Las bolas, aunque Zowi pretenda decir que son de Ikea son de un diseño mucho más exclusivo, y mucho más caras que las de Ikea, y delicadas, eso si omo si de mis bolas se tratase, y tan gordas como las mías cuando me las llenáis, o también cuando me veo como el único bastión que todavía defiende el socialismo. Pero eso es tema para un post político de esos que no hago. Y mucho menos en un día como este donde deberíais estar todos votando. Para mañana dejamos el debate político.

Por lo demás, la cabecera tiene el título que le pongo siempre, sin novedades y quizá destaque el tono gris generalizado de toda la cabecera, siendo un montaje totalmente en color, inspirando quizá una fase un poco gris por la que estoy pasando desde hace un tiempo, reflejando el cielo de Madrid y el panorama que hay actualmente desde mi balcón.

Venga, ya podéis comentar que el chico os ha puesto muy cerditos, que os conozco. Bueno, a todos menos al pobre de Antony.

Bicos Ricos

PD.: Por si volvéis a tener dudas, el chico de la cabecera no soy yo, y aunque ambos tenemos una tableta, la mía es distinta, pero también dividida en un montón de partes, pero menos apetitosas, claro.

sábado, 19 de noviembre de 2011

El premio íntimo




Xas temía que pasarme este premio podía suponer cierto incordio, y ya le dije al momento que nada más lejos de la realidad, los premios como este te permiten hacer un post para un sábado, ese día que nadie lee, nadie actualiza, y solo te visitan los fans muy fans, que los hay. Xas viene del blog Un ángel en París, un blog personal con el que en pequeños post nos hace reflexionar sobre temas complicados de la vida en general, un blog donde también te rompe el corazón y te dice que está enamorado, pero de su chico, claro, y un blog donde te acomodas enseguida con un café, para disfrutarlo en cualquier terraza de París.


1. Decir quién te ha dado el premio y enlazarlo a tu blog.

Ha sido como ya he dicho, Xas, del blog Un ángel en París.
2. Darle el premio a 6 personas más.

A estas alturas, cuando todo el mundo ha concedido el premio a 6 personas, los que publicamos este premio tarde, llegamos tarde, sin embargo, y rebuscando podemos reenviarlo:
Juancito, Z, Elprincipito, Kotei, G-boy y Parmenio
Si me he repetido, lo siento.

3. Di cuatro cosas que te gusten y otras cuatro que no.

Me gustan los chicos, me gustan las chicas, me gustas tú, me gusta Galicia, por decir cuatro cosas, aunque me gustan infinidad, podría no terminar.
No me gustan los homófobos, no me gusta estar sin dormir la siesta, no me gusta la tortilla de patata y no me gusta la violencia en general, también por no citar las miles de cosas que no me gustan.

4. Pon 10 deseos que quieras que se cumplan.

He leído por ahí que si dices los deseos que tienes, éstos no se cumplen, yo he sido precavido, y precisamente para que no se cumplan:
- Quiero que gane Rajoy las elecciones
- Quiero que esa persona a la que tanto quiero se olvide de mi para siempre
- Quiero que en mi trabajo me bajen un 5% el salario
- Quiero ponerme tan fondón como Gordi, o más.

Sin embargo, y por si acaso esto de decir los deseos en público no es como dicen y van y se cumplen las cosas, voy a desear otras cinco, en silencio y que no compartiré, por aquello de contrarrestar los efectos de lo pedido. ¿Me he explicado con claridad?

Que conste que yo este premio, inicialmente era reticente a recibirlo, por aquello del nombre, lo del premio íntimo, y es que, por si no lo sabíais, hay cosas de las que no me gusta hablar en este blog, de política y de mi vida privada, vamos, desnudar delante de todo el mundo mi intimidad, pero, una vez más no he hablado ni de una cosa ni de otra, no sé como lo consigo.

Bicos Ricos

viernes, 18 de noviembre de 2011

FNF Nº 95

Esta semana como no podía ser de otra forma el tema musical va muy unido a ese concierto que esta tarde tendremos en Madrid, y al que tendré la suerte de acudir como dama de compañía de otro buen bloguero por cuyo cuerpo suspiráis la mayoría de vosotros y que conste que él se ha ofrecido para que lo acompañéis pero no ha tenido los candidatos suficientes para hacer un casting decente, y antes de que el mismo quedase desierto ha optado por este humilde bloguero que, por otra parte ha declarado ser antiguo seguidor de Roxette.

Efectivamente, esta tarde actúa el dúo sueco por excelencia, los reyes del pop nórdico de finales de los ochenta y primeros de los noventa. Un dúo que ha destacado tanto por sus baladas como por sus temás más bailables. Yo tuve una época muy "roxettera" y me sentía un poco como un bicho raro, porque ese grupo apenas tenía fans, solamente personas apasionadas con sus canciones, y en concreto con el It Must Have Been Love, muchas de ellas influidas al escucharla en Pretty Woman, porque ¿habéis visto Pretty Woman no? Creo que no conozco a nadie que no haya visto esta película, divertida a la par que hortera y cansina. El caso es que yo no tenía muy claro que tema poner hoy. Decidirse por una sola canción de Roxette es complicado pues tienen miles de canciones que han sido auténticos exitazos, y a cada cual me gusta más. Al final he elegido una que no es de las más antiguas y por primera vez en este blog, una balada, para ponerme meloso y coger por la cintura a ese bloguero. ¡Uy, qué digo! Para recordar las veces que uno puede llegar a meter la pata cada vez que se enamora, y que precisamente de eso va un poco la canción.


Y ya puestos a dedicar la canción, esta semana por motivos más que suficientes volvemos a dedicar una canción a un bloguero que ya se ha pasado por esta sección, con otro desacierto por mi parte en la dedicatoria. Esta semana no fallo, lo tengo clarísimo. Aunque vendrá después y me dirá que con la de canciones que tiene Roxette, que solo a mi se me ocurre poner esta que es de lo más normalita. Pues, Z, chuchi, es una de las canciones que me gustan, y ya lo aclaro por si en el momento se me escapa alguna lagrimilla. Ahm, por si no os quedaba claro, ese bloguero es Z.

Bicos ricos

Generar confianza, y la prima de riesgo

Me vais a perdonar que este post antes de este fin de semana tan ajetreado que me espera sea un post tirando a denso, y aún por encima, económico. Vale, y aunque no me guste, quizá algo político.


Anteayer estuve con mi Darío, y con su novia, una tarde de estas que nos dedicamos cada equis tiempo para ponernos al día. La campaña electoral estuvo rondándonos gran parte de la tarde hasta que su novia decidió que a ella ese tema no le gustaba. Darío siempre fue un votante de izquierdas en una familia de izquierdas, desde que pertenece a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, ha cambiado radicalmente, los miles de rumores que les llegan internamente me lo han hecho cambiar. Sigue siendo considerado "el raro de la familia", pero ese es otro tema. Él me decía que iba a votar al PP en estas elecciones (aunque lleva varias haciéndolo), que ellos eran los únicos capaces de sacarnos de la crisis. Lógicamente le tuve que poner el ejemplo de muchos países donde se ha cambiado de gobierno y las cosas han seguido yendo mal, e incluso le tuve que mencionar que Alemania, que es la que reina en Europa ha tenido un minicrecimiento del PIB, que es lo mismo que una economía estancada. Entonces, Darío comenzó a hablarme de la confianza.

Defendía que como están los mercados de revueltos, la única forma de tranquilizarlos era generando confianza, y la gente ya no confiaba en el PSOE, y el PP traería esa confianza que los mercados esperan. También tuve que decirle que la confianza no se da con un cambio de presidente del gobierno, y le puse los ejemplos de muchos países europeos donde se cambia el presidente y tampoco se genera confianza. Un lío económico vamos. Lo que me cuesta "de creé" es la facilidad con que el PP llega a los españoles en general, me sorprende mucho, pues ellos te reconocen que efectivamente, la crisis es mundial, y más que mundial, una crisis super europea. ¿Es necesaria la confianza para que los mercados se recuperen? Claro, la palabra confianza lo dice casi todo. ¿Traerá el PP la confianza necesaria para que todos estos problemas de la prima de riesgo de la deuda a largo plazo no terminen con una intervención al Estado español? Pues, yo esto lo respondo a lo Rajoy, o a lo gallego, que puede que si y puede que no. ¿Cómo piensa el PP generar dicha esperanza? No han dicho como la van a generar, aunque dicen que con solo la victoria en las elecciones, los mercados se calmarán y mucho por esa confianza que desprende Rajoy. Pues esto, muchos votantes se lo creen, y lo peor es que nadie de la oposición se ha dignado en explicar que la confianza no se crea por generación espontánea, que la confianza es algo que hay que trabajarse a lo largo del tiempo, con actuaciones y un trabajo sólidos.

Yo a mi Darío no quise darle demasiado la tabarra económica, ni discutir con él de política, así que, le dije sencillamente que si Rajoy le daba confianza, que le votase, y que si creía que iba a solucionar la crisis, que adelante, que votase por un cambio, pero que luego fuese también consciente de lo que ahora habla de unos, por si en los próximos años tendría que decir lo mismo de los otros, y que siempre tendría opción de rectificar si estos no cumplen los próximos años con sus expectativas, que quizá un cambio, simplemente por una cuestión de alternancia política estaría bien para justificar todo este guirigai político, pero que por las cuestiones que a mi me dio, mejor no justificase su voto, e incluso le añadí, que a mi no me tenía que justificar voto ninguno, más teniendo en cuenta que el voto es secreto, yo soy militante y el mío lo tengo claro.

Claro que a muchos de vosotros esto de la prima de riesgo os la trae entre floja y muy floja, a muchos ni os ha afectado, por suerte, la crisis, y tampoco os importa lo más mínimo si gobierna Rajoy o Rubalcaba. Suerte que tenéis, y contra todo pronóstico también os digo que a mi me viene de maravilla que pierda Rubalcaba, personalmente lo digo, pues una debacle electoral trae consigo cambios en el partido, y por consiguiente, el ascenso de las jóvenes promesas, pero eso es tema para otro post también.

Bicos Ricos

PD.: Ante ideas tan peregrinas que no sé bien quién se las habrá metido en la cabeza, del tipo, el dinero hay que dárselo a los que tienen el dinero para que lo repartan y generen trabajo. Solo atiné a decirle, el dinero que te llevan repartido los bancos... Ante esto decidí que cualquier tipo de explicación de gafapasta económico que podría darle no tenía ningún sentido.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Tres hombres en mi balcón

Quizá lo que pretendo con este post es que paséis un rato de auténtico miedo, de pánico como el que yo sentí siendo niño con aquella escena que no hace mucho me recordó Zowi de El Misterio de Salem's Lot cuando Ralphie llamaba a la ventana de Danny, para succionarle. Para succionarle la sangre.

Pues bien, ayer me desperté de mi siesta y empezaba a oscurecer, no había ninguna niebla de fondo, ni nadie arañaba los cristales de mi ventana, pero allí estaban, tres búlgaros pululando por mi balcón, y no parecían tener intenciones de chuparme la sangre, ni tampoco de robarme, para mi alivio. Los tres búlgaros llevaban trajes de albañiles. Pero antes de anticiparme a este detalle, debería comentar un par de cosillas que reflejan un poco el mundo de oscuridad en el que me encuentro.

Hace unos días me desperté, y salí al balcón para ver el estupendo día gris que había en Madrid. Mientras, en la calle habían apostados una serie de hierros que formaban parte de un andamiaje y que habían traído esa misma noche sin que yo me enterase de nada de lo que ocurría en la calle. Minutos después, un búlgaro tirando a aceptable esperaba en la calle con una cazadora de motorista. Cuando volví a asomarme minutos después al balcón ya había otro búlgaro más, y el anterior tenía puesta su ropa de albañil. No tardaron en ponerse a colocar el andamio. Horas más tarde el andamio llegaba a la altura de mi habitación, y a día de hoy ha cubierto toda la fachada del edificio. Al principio, la novedad y el miedo por la facilidad para que cualquiera subiese de una forma tan fácil por el balcón, después la indignación, porque me habían tapado gran parte de las vistas, ahora ya solo veía la acera de enfrente. Y finalmente, la indignación total, cuando colocaron una red semiopaca o semitransparente, según se vea (o no se vea), que permite que pase la luz, e incluso intuir ciertas formas de la calle, pero vamos, que me han quitado la vida totalmente. Hacia atrás el terrorífico Gordi con su pelo lleno de grasa, la barriga al aire y su olor a pies o sus ronquidos, y hacia fuera, una red que lo cubre todo. Mi única esperanza era tener la agradable vista de unos tremendos albañiles. Me equivocaba.

La vista de los tres albañiles no es de lo más agradable. Tener que estar casi todo el día con la persiana cerrada deprime, no poder masturbarte felizmente con la agradable luz del sol entrando por la ventana y calentándote la cama, jode. No poder tirar mis colillas por el balcón es algo positivo para la sociedad pero improductivo, quito trabajo a los barrenderos. No poder ver cada noche a Guillermo, mi vecino que vive por y para los gimnasios, mientras se fuma un cigarro a la puerta de casa un auténtico agobio. No seguir el orden lógico de todos los días de tus vecinos, o no poder cotillear si preferís llamarlo es lo peor que le puede pasar a alguien tan cotilla. Así, todas las mañanas comienzan con la familia feliz saliendo de casa, primero el padre que va a buscar su cochazo y tres minutos después exactamente su niña pija en la edad del pavo, la madre más pija todavía que no para de controlar a sus niños, y el pequeño, el travieso a los que recoge en la puerta de casa. Un minuto después el ciego que vive enfrente baja al bar que está al lado de su casa. Medio minuto más tarde sale "pelillos en los huevos", otro vecino en la edad del pavo camino del instituto, y luego el vecino moreno, también en la edad del pavo saca a pasear a su perro, llega el señor de los contenedores de la basura, y sale la vecina que está buenísima con el pijotero de su marido y sus niños pequeños. Todo el mundo a trabajar. ¡Cómo me han jodido y no precisamente como a mi me hubiera gustado!

El caso es que mis búlgaros, no están buenos, uno es como Godzilla de grande, el mismo que me ha dicho que "estos andamios son chatarra, cualquier día nos vamos abajo, mira que mierda de latas", dando unos golpes de martillo a los hierros. Claro que Godzilla acojona, y más con ese acento, te lo imaginas haciéndote un butrón a la que te descuidas. El de la cazadora de motorista tampoco está para tirar cohetes, aunque es el que está mejor y el tercero, bueno, al tercero apenas lo he visto porque ha trabajado por detrás de la rejilla semitransparente o semiopaca esa. Un truño, vamos. Como para estar deprimido, que ni los tres hombres en mi balcón ni ilusión me hacen.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Un hombre, un voto

Con esta premisa partía una compañera de partido a la hora de afrontar alguna de sus relaciones sexuales en campaña electoral, sin embargo, la vida no es tan fácil y tan sencilla para un bloguero como yo. Nada de un hombre un voto, o una mujer un voto, para un votante de izquierdas en el exilio las cosas son mucho más complicadas. Sin embargo, aunque vaya a hablar de elecciones no os penséis que voy a hacer un post político. No tengo que descubrir ante nadie que seré uno de los pocos españoles que voten a Rubalcaba, y lo digo convencido, que como militante no me cuesta nada decirlo, aunque estemos en horas bajas y lo vayamos a estar todavía más a partir del próximo domingo, claro que, unos disfrutarán la victoria, otros lloraremos la derrota y finalmente, todos sufriremos las consecuencias, pero eso es entrar ya en política, y bien sabéis que a mi no me gsuta hablar ni de política ni de mi vida privada en este blog.

Como muchos sabéis, estoy en un exilio forzoso, por cuestiones laborales, llevo ya cerca de tres años en Madrid, disfrutando esta ciudad y padeciéndola. Tampoco hay mucha queja aunque a día de hoy cogería cualquier billete a Galicia si me apareciese una oportunidad laboral, y esto es mucho decir, teniendo en cuenta que mi trabajo es digamos, cómodo. Desde que estoy aquí he vivido varias campañas electorales, unas europeas, la primera vez que tuve que pedir el voto por correo, otras municipales, yendo yo en persona a Galicia como candidato y parte del juego. Ahora tocan unas generales, y he tenido que solicitar mi voto por correo, como persona democrática que soy y consciente de la importancia de un voto.

Hace ya unos días me llegó toda la documentación como solicité. ¿Toda? Toda no, ahí estaban las instrucciones para votar por correo, la papeleta del senado color sepia, y las múltiples papeletas para el congreso de los diputados, la certificación de que estoy censado en mi pueblo y el sobre para remitir todo por correo certificado urgente. ¿Qué faltaba? Dos sobres, el sobre blanco del Congreso y el sepia del Senado, que deben ir dentro del sobre dirigido al Presidente de la Mesa Electoral. Un coñazo así explicado.

Rápidamente comenzaron mis gestiones. Primero llamar al teléfono de la esperanza, un teléfono de ayuda que venía en las instrucciones. Comunicando. Segundo paso, ir a la oficina de correos y comentarles el "pequeño problemilla" que me impedía votar. Los de la oficina de correos pusieron cara de sorpresa, y me preguntaron si estaba seguro. Claro que lo estaba. Acto seguido comenzaron sus gestiones. Primero llamar a la Junta Electoral de Pontevedra para comentarles mi caso y darme una solución. Estos le remitieron a la Junta Electoral Central que tampoco supieron darme una solución, algo así como un "jódete pero no vas a poder votar". Y esto para un ciudadano decidido a votar es algo así como un insulto. Mientras, por mi cabeza rondaba presentar una denuncia ante quien fuese, por hacer las cosas mal y no remitir toda la documentación como es debido e impedir mi derecho al voto. Rápidamente el señor de Correos me dijo que tenía una opción rápida y sencilla, acercarme a cualquier sede de un partido político y pedir un par de sobres, pues los sobres sirven para cualquier parte de España. Volvió a hacer otra llamada a la Delegación de Gobierno de Pontevedra que a su vez le dieron un teléfono definitivo para que me explicasen que ocurría, la Oficina del Censo Electoral de Pontevedra.

Llamé a dicha oficina y allí rápidamente me pidieron mil disculpas, un "error" de la persona que remitía la documentación había hecho que la gente que solicitamos el mismo día el voto por correo no recibiésemos la documentación como es debido. ¿Y qué hacemos? Me pregunté yo. La solución que me dió fue la misma que me dió el señor de correos, que buscase un par de sobres por Madrid y que votase normalmente, mientras ellos, volviéndose a disculpar me volverían a remitir dichos sobres a la misma dirección, aunque sin saber exactamente si llegarían en tiempo y forma. Bueno, en forma si, pero a tiempo para emitir el voto por correo no lo sé. Así que hice caso al señor de correos y fui a una sede de algún partido, y tal y como me aconsejó, fui a la que él me dijo, a la sede del PSOE, en Callao, allí me dieron mis sobres.

Hombre, ya está el país lleno de indignados y ahora voy y yo que he votado sin problemas esta mañana, me indigno el doble por tener que hacer un esfuerzo extra para votar, y total para qué, porque el resultado me lo conozco. Este ha sido mi caso, que he tenido oportunidad de conseguir los sobres, pero habrá mucha gente que por unas cuestiones o por otras no consigan, aún haciendo las cosas bien, votar.

Conclusiones:
1- Vota si puedes, siempre es muy provechoso para la sociedad en general, y vota en conciencia, a quién más gustes siempre, y si es al Partido Socialista, mejor, aunque esto último es un añadido mío.
2- Cuando te prometan facilidades para votar por correo, cuando te prometan los sobres para votar, jamás esperes a que te los hagan llegar, no lo harán a tiempo.
3- Ya podía yo estar esperando por los sobres, si.

P.D.: Pero no te olvides de los bomberos de Madrid

martes, 15 de noviembre de 2011

Acordándome de los blogueros

Yo soy un bloguero de los que aportan poco, no sé dibujar, escribo muy de andar por casa y sería incapaz de desarrollar una novela que sirviese de homenaje a cualquiera de vosotros, pero si hay algo que hago de maravilla es darle al bistec y hablar de los blogueros aunque sea para mal, en este caso me he acordado de Z, y no puede quejarse, me he acordado para bien.

Añadir leyenda
Ayer me llegaba un correo de una editorial LGTB, para anunciar la puesta a la venta de una novedad, motivo por el cual también me he acordado de Zowi, otro bloguero que empieza por Z, cuando al hacer la reseña sobre el libro y película de El Padrino me recordaba, de forma puñetera que hago a veces reseñas sobre grandes novedades de la literatura. Pues bien, esta semana estoy hablando de un libro que todavía no ha salido a la venta, por si os animáis a comprarlo, o lo que sea, para que me lo paséis, claro está, que yo no tengo interés ninguno en las editoriales estas más que el placer de leer, y en algunos casos no es ni placentero, y esto me ha recordado a otro bloguero, pero como bloguero bicha que soy tampoco lo voy a nombrar.

Efectivamente, el próximo lunes 21 de noviembre sale a la venta Orgullo Z, de Juan Flahn, (el Juanfran supongo, en boca de algún chino). Claro, al citar el 21 de noviembre os habéis pensado que los vecinos de Chueca sufrirían una mutación. No, chicos, no será el fin del mundo aunque el PP gobierne España. España, Madrid, Galicia, mi pueblo, vamos, el mundo en general, pasándose Gallardón, ese alcalde que ha dejado vivir a los homosexuales a un ministerio y dejando como alcaldesa a la mismísima Ana Botella, la señora de Aznar, si, la de las peras con las peras y las manzanas con las manzanas, esta señora que tiene tanto cariño al colectivo. Pues bien, no me desviéis del tema y me hagáis un post político que íbamos bien por donde íbamos.

Entonces, yo me imagino esa historia del apocalipsis zombie en Chueca de un modo muy peculiar, que no sé si será igual a como Juan Flahn tenía en mente. 20 de noviembre, se produce la victoria electoral de la derecha en España, y acto seguido, en Chueca muchos de los vecinos comienzan a sentirse indispuestos, vamos, que se están convirtiendo en zombis. Z, nuestro querido bloguero en una visita a la capital será sorprendido en cualquier local por decenas de locazas dispuestas a arrebatarle la asexualidad a nuestro protagonista. ¿Cómo? Succionando o comiendo. Efectivamente, ¿los zombis que hacen? Pues comer, claro que, los de Chueca se dedicarían a comer rabos. Arrinconado en un local, Z comienza a pensar que perderá este don que la naturaleza le ha dado, y junto con alguna otra marica de provincia se atrincheran en un cuarto oscuro.

Ahí comienza el auténtico terror y los miles de "chuequenses" van como muertos de hambre a por sus presas. Z se ve perdido pero no sabe que, en Madrid vive el que podría ser su salvador, Pimpf que gracias a su Golden Member atraerá la atención de los zombis de Chueca. Pimpf, enseñando el Golden Member actúa como el flautista de Hamelín (sírvame la gracia de la flauta), con todos estos maricas convertidos en zombis a los que guía hacia Plaza España, lo que ignoran los zombis (si es que tienen algo en el cerebro) es que su fin está próximo, allí, ataviado con un traje de licra ajustado, una máscara de látex y una capa roja se encuentra Gordi, descalzo que acabará con todos los zombis, y sin despeinarlos ni pegarles un tiro en la frente, tan solo con el simple olor de sus pies.

Repulsivo, lo sé, pero una historia de zombis que se comen tripas también lo es, y yo tenía que tener mi protagonismo, y la única forma de acabar con unas divas homosexuales venidas a más es con un hetero más bien dejado, su antítesis.

Y ya está, ya no voy a imaginarme más cosas. Bueno, el final si queréis. Minoviescu orgulloso recoge a Pimpf Golden Member y ambos se casan, pues, Ana Botella al poco tuvo que dimitir por el enorme escándalo que se formó. Z volvió a su tierra, nuestra tierra y pasó unos maravillosos días en la playa haciendo surf, conoció a un fotógrafo que le hizo las mejores cabeceras del mundo para su blog, y Gordi, bueno, Gordi se tiró en el sofá a dormir una siesta, que digo a dormir, a roncar, con la barriga al aire, su pelo lleno de grasa y soñando, soñando en una playa del caribe rodeado de seis o siete chicas en su hamaca que ven hacia la cámara con cara de vicio, si, de estas que se relamen los labios y guiñan los ojos. Bonito, ¿verdad?

No sé si eso es lo que ha escrito Juan Flahn, si alguien compra el libro, ya me contaréis.

Bicos Ricos

lunes, 14 de noviembre de 2011

Soy como un cuadro, intemporal

En la nube de glamour en la que estoy abstraído desde que Dios es Dios, y Rajoy es considerado por las masas como el futuro ganador las elecciones, voy y compruebo esta mañana, al leer el periódico mientras por el rabillo del ojo observo los movimientos de Minoviescu en esa céntrica cafetería madrileña, voy y descubro que soy como la baronesa Thyssen, ahí es nada.

No es que sea yo un aristócrata rancio, ni un monárquico convencido. Tampoco es que viva en un mundo de lujos y excesos merced de una buena herencia por un matrimonio bien avenido con ningún barón, ni que haya sido Miss España, aunque podría haberlo intentado. Por supuesto tampoco tengo una pinacoteca, y el cuadro más valorado que tengo es quizá una fotografía mía de cuando tenía 5 años, con la venia de las caricaturas que me ha hecho G-boy. El caso es que Tita Cervera, a la sazón, baronesa Thyssen es más parecida a mi de lo que yo pensaba. En la entrevista que le ha hecho El País, en la sección El Fotomatón, una entrevista sobre política, ella tan ancha se queda al contestar que ella no habla de política. Efectivamente, como habíais supuesto seguramente, eso es lo que nos une, que ni ella ni yo hablamos de política. Quizá yo sea pobre, porque tampoco hablo de mi vida privada, y ella si, normalmente ante revistas del corazón, bueno, del corazón digo, básicamente ante el Hola.

Tanto ella como yo estamos interesados en política, y seguimos la campaña electoral como buenos españoles que somos, bueno, mejor dicho, como españoles que somos, aunque yo con nacionalidad española y ella con suiza, algo que quizá sea otra de nuestras grandes diferencias, yo pago impuestos en España y ella, no los paga, y quizá también por esto yo no sea rico. A ella le interesa el déficit mundial y el español también. A mi no me interesan tanto, bueno, lo justo, que yo soy muy economista de estudios y muy económico per se, y también le preocupa el paro, los 5 millones de españoles parados. Ahora bien, ella, al igual que yo tampoco se atreve a dar ningún consejo al presidente del gobierno que salga elegico. Me parece que el que llegue ahí, deberá tener bien claro que hacer, pues desde el día 21 le estaremos pidiendo cuentas.

Claro, que ella muy fina cuando le preguntan por el movimiento 15M dice que no habla de política, y al preguntarle por qué, ella va y contesta, como diva que es, y como yo contestaría también "Yo no hablo de política. Yo soy arte, soy como un cuadro, intemporal". Nena, tú sí que sabes, eso si, hacerse fotos besando a Rajoy (que ya hay que tener arrestos) si lo haces, y como añades en la entrevista también, ayudar a algunos políticos también les ayudas.

Pues yo lo mismo, nada de hablar de política. Eso si, ya he pedido mi voto por correo, pero de eso quizá hable mañana, porque ha sido otra aventura digna de ser contada.

Bicos Ricos

domingo, 13 de noviembre de 2011

No se lo digáis a Fabián

No se lo digáis a Fabián, y espero que no vayáis por ahí malmetiendo en mi relación ficticia con mi amor imaginario Fabián. Él no debe saber que estos días tengo ganas de tener una aventura por ahí, y no una aventura de lanzarme por un puente sujeto a una goma elástica, ni de bajar en una balsa por un río de aguas congeladas ni nada similar. Una aventura como Dios manda, vamos, desoxidarme que se podría decir.


No es que Fabián y yo estemos en una crisis, aunque no haga un día si y otro también un post sobre él, claro, como es un novio imaginario y lo llevo siempre en la mente no veo la necesidad de contaros mi día a día, y entre otras cosas, porque tampoco quiero que me tengáis envidia de la insana, porque ya se sabe que estas relaciones perfectas luego traen eso, envidias. Yo por eso de que la relación no sea perfecta he decidido tener esta aventura, y todo por salvar mi relación con Fabián, así que no os hagáis pajas mentales, ni estamos en crisis, ni hemos dejado de "hacer el amor", o de pasar tardes románticas, ni estoy aburrido de él, necesito dar emoción a esta relación, y seguro que es algo de mi carácter frío en ocasiones, o la búsqueda de sensaciones nuevas. Toca.

Siempre he pensado que esto del sexo por el sexo, está bien, o muy bien, vaya, pero que le falta algo, que no llena. Efectivamente, por eso pretendo algo más que un polvo rápido, pretendo una aventura amorosa en toda regla, alguien que, cuando esté con Fabián y coincidamos me suba la adrenalina al máximo, como si yo fuese un asesino a punto de ser pillado in fraganti, bueno, in fraganti no, pero pillado si. Así que, qué mejor que aprovechar las generosas oportunidades que Madrid ofrece, todo un abanico de posibles amantes dispuestos a conocer al Golden Member, para poder pasar las tardes lluviosas sin salir de la cama más que para merendar, con quien disfrutar de una tarde de cine a escondidas y con esto no me refiero a un cine X, claro, o con quién pasar una tarde de domingo tumbado en un sofá, mientras recibo los wassup de Fabián contándome su interesante fin de semana en uno de esos seminarios a los que suele acudir. Vale, yo no tengo un teléfono de esos modernos con wassup, pero da igual, tampoco tengo un novio que se llama Fabián y me lo imagino, pues con la tecnología igual, me imagino sus wassup, pero la aventura extra fuera de la relación, a poder ser que no sea imaginaria, claro, faltaría más.

En definitiva, tengo ganas de un buen motivo para esconder mi teléfono de la vista de Fabián, que aunque dice que no es celoso lo es, y aunque dice que no, se muere de ganas por ver mi teléfono móvil, a mi me pone un montón que piense así, y me encanta que después tampoco me revise el teléfono, claro que cuando lo intenta le recuerdo la Constitución Española y eso del secreto de las comunicaciones, faltaría más. Algo que me lleve a poner excusas variopintas cuando Fabián esté empeñado en verme y yo tenga ya una cita concertada con ese amante bandido y por último, esa duda en la mente de si esta aventura terminará por borrar una relación tan perfecta como la que tengo con Fabián, o si Fabián llegará a ser en su día, un amante perfecto. Porque ya no tengo claro si Fabián es mi amante imaginario, mi novio imaginario o que.

Bicos Ricos

sábado, 12 de noviembre de 2011

El Padrino

No voy a descubrir una gran novela, El Padrino es de por si una obra maestra de la literatura negra, todo un clásico de Mario Puzo que inspiró la oscarizada saga de películas homónimas de Francis Ford Coppola de los años 70.

La novela ya os lo advierto es muy parecida a la película, una adaptación cuasi perfecta y ambas valen la pena siempre y cuando os guste el género de los gangsteres. Incluye algún capítulo que sería insertado en la segunda parte del film, en lo concerniente a la llegada de Vito Corleone a Nueva York a finales del siglo XIX.

Tener la suerte de leer el libro conociendo la película es un añadido, porque en cada escena te haces con la imagen de Marlon Brando, le pones la genial banda sonora de Nino Rota, y ves como Al Pacino se va creciendo en su papel hasta convertirse en Padrino.

Vito Corleone, o Don Corleone como se le conoce en el libro impregna toda la filosofía de la novela, la importancia de la familia, de los negocios, la lealtad y la amistad. Se le respeta nada más leerlo y te hace coger cariño a este villano-bueno, por llamarlo de alguna forma. Lógicamente, cualquier gangster, cualquier capo de la mafia no será nunca digno de alabar, y mucho menos un Don, sin embargo la forma de ver la vida que tiene Don Corleone es lo que lo hace ser un villano especial. Imponente en todos los capítulos en los que se tiene siempre presente ¿Qué pensaría el Padrino? ¿Cómo actuaría El Padrino?

Un atentado que casi cuesta la vida de El Padrino es el giro necesario que tiene la novela para desarrollar toda su acción, la guerra entre las Familias que manejan el mundo del hampa en Nueva York por el dominio hegemónico del juego, prostitución, droga  y demás negocios ilegales. El atentado posterga al Don y mientras se busca el traspaso de poderes entre sus hijos. Santino, su hijo mayor y heredero es asesinado y finalmente queda el tercero de sus hijos, Michael Corleone, el que será su digno sucesor que poco a poco irá aprendiendo a moverse en el arriesgado mundo al otro lado de la ley, preparando entre ambos lo que será la justicia final, en una serie de escenas que encumbran a Michael Corleone como jefe de todas las familias de Nueva York.
Entre medias, cuenta como cada persona acude al Padrino para pedirle distinto tipo de favores, como si Vito Corleone fuese el mismísimo Dios a la hora de concederlos. El poder de El Padrino es inmenso, y realmente es Dios, después el mismísimo Don solicitará algún favor a cambio de lo concedido, favores qeu por otra parte no suelen ser difíciles de realizar pero a los que todo el mundo teme aunque suelen ser beneficiosos para ambas partes.

Os dejo un par de trailers sobre la película, por si alguno de vosotros no la ha visto, pero qué sepáis que no tenéis perdón de Dios.


Y otro más

viernes, 11 de noviembre de 2011

FNF Nº 94

Esta semana con el festivo que hemos tenido por el medio en Madrid me encuentro curiosamente vago, nada de otro mundo conociéndome, pero un festivo suelto por el medio de la semana no hace más que desordenarte los horarios, así que no he preparado el tema de este FNF semanal, que no lo haya preparado no es que no haya escogido una canción y que esta no me traiga algún tipo de recuerdo.

Esta semana el tema va sin dedicatoria porque no encuentro ningún bloguero al que le guste esta música tan pasajera pero que seguro muchos de vosotros habéis bailado en algún momento. Efectivamente, el tema suena mucho en algunas pistas y es de unos cuantos dj reunidos para hacernos bailar, así que poca información más voy a dar, se trata de Dj Antoine Vs. Timati Ft. Kalenna, que seguramente no escucháseis anteriormente. Claro, pero el video tampoco deja impasible a nadie. Por un lado el suizo Dj Antoine, pero el que más destaca es el rapero ruso Timati, y voy a repetir lo de ruso porque no lo parece, que sale a lo largo de todo el video mostrándonos un St. Tropez, la idílica ciudad de vacaciones francesa entre Marsella y Niza en el sur del pais galo. Un mundo de lujo y fiesta similar a Ibiza, Marbella o alguna de esas paradisíacas islas griegas.


Os dejo ya con el video, que si, me recuerda al verano, a esos paseos en barco y las cristalians aguas de las Islas Cíes.... y a ese mundo de falso y cutre glamour que se da en ciertas personas y épocas en mi Galicia, de cuando a mucha gente se le sube la tontería ante la visita de los veraneantes....