miércoles, 25 de enero de 2012

Memoria Histórica (IV): Cuando ser español rozaba el bochorno

Cuándo el juez Baltasar Garzón empezaba a ser juzgado precisamente por hacer cumplir la Ley de Memoria Histórica al investigar miles de casos de víctimas del franquismo se comenzaron a exhumar los primeros restos de las 17 Rosas de Guillena, en la provincia de Sevilla, las 17 Rosas Andaluzas como también se les conoce.

En julio de 1936 estalla el golpe de estado que derivará en una guerra civil que asoló España en los siguientes cuatro años y que continuaría con una represión tremenda hasta noviembre de 1975 año en que el dictador Francisco Franco fallece. En septiembre de 1937 muchos sindicalistas o dirigentes de izquierdas huyeron de Guillena (Sevilla) hacia lugares donde el golpe de estado no había triunfado, sus esposas, hermanas, hijas o madres de algunos de estos huidos quedaron en el municipio, bajo las fuerzas represoras donde 19 de ellas fueron apresadas. En noviembre de 1937 y como medida ejemplarizante para cualquier activista de izquierdas estas 19 mujeres fueron acusadas de alta traición, paseadas por el pueblo rapadas y obligándolas a ir a misa, son llevadas al cementerio de Gerena, una localidad de Guillena donde a 17 de ellas se les fusiló, las otras dos consiguieron el indulto por ser madres lactantes. Y nunca más se supo de estas 17 mujeres. El pasado 2011 aplicando esta Ley de Memoria Histórica el caso de estas mujeres fue investigado y consiguieron conocer dónde y en qué circunstancias habían sido fusiladas. Ayer comenzaron los trabajos de exhumación de los restos. Aparecieron algunos huesos de mano, algún resto de cráneo con alguna pieza dental, restos de casquillos de bala, botones, y suelas de goma de calzado. Hoy continuarán la labor de desenterrar estos huesos en medio de un pasillo en dicho campo santo. Alguno de los pocos familiares de estas mujeres que todavía viven comienzan a respirar aliviados al ir conociendo poco a poco los hechos de aquel noviembre de 1937. Todas ellas tienen nombre, Eulogia Alanís García, Ana María Fernández Ventura, Antonia Ferrer Moreno, Granada Garzón de la Hera, Granada Hidalgo Garzón, Natividad León Hidalgo, Rosario León Hidalgo, Manuela Liánez González, Trinidad López Cabeza, Ramona Manchón Merino, Manuela Méndez Jiménez, Ramona Navarro Ibáñez, Dolores Palacios García, Josefa Peinado López, Tomasa Peinado López, Ramona Puntas Lorenzo y Manuela Sánchez Gandullo.

Estos días está siendo juzgado Baltasar Garzón por haber investigado estos crímenes del franquismo, la acusación particular corre a cargo del pseudo sindicato ultraderechista Manos Limpias y se enfrenta a una pena de 20 años de inhabilitación por prevaricación. Apoyando a Manos Limpias está la Falange Española, ahora constituida como partido democrático. Cosas de la vida, aquellos que apuntaron con sus fusiles hace 75 años ahora apuntan con el dedo de la ley sirviéndose y amparándose en aquella Ley de Amnistía de 1977 por la cual todo lo que había ocurrido en los últimos 40 años no podía ni debía ser juzgado, hecho que sirvió para que todos los presos políticos de aquel entonces fuesen puestos en libertad y que también impedía que los represores salvasen sus espaldas impidiéndoles que fuesen juzgados. Hablamos de 1977, otros años y otras épocas, y esa Ley de Amnistía debería ser ya reemplazada por otra ley más justa que declarase nulos todos los procesos de la dictadura pero que ello no sirviese de disculpa para que los crímenes que fueron cometidos a lo largo de esos años quedasen impunes. Sin embargo España que ha dado clases a medio mundo de como hacer una transición democrática lo ha hecho sin hacer bien los deberes. Desde aquí se ha perseguido a muchos represores de otros países cuyos regímenes ya habían caído, desde España se puso en un brete al mismísimo Pinochet, desde este pais nuestro se ha apoyado el enjuiciamiento de los dictadores argentinos y desde España, con el visto bueno del Tribunal de la Haya se ha puesto el dedo sobre cualquier genocida, pero no hemos sido capaces de juzgar a los nuestros.

Que salga culpable de prevaricación Garzón serviría a los ojos de medio mundo de un hecho bochornoso, de un mal ejemplo, de servir España como refugio a todos los genocidas, de derechas o de izquierdas del mundo amparándose en que en este país, los crímenes contra la humanidad son totalmente impunes.

Este no es un post político, que a mi no me gusta hablar de política en este blog, y mucho menos de mi vida privada, lo que sí está claro es que este post, es un post de justicia.

14 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo.

    Había que cambiar esa ley por otra más justa, porque seguramente muchos familiares quieran los cuerpos de esas víctimas fusiladas para que tengan un entierro digno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tendrán igual, para ello está la Ley de Memoria Histórica, otra cosa será juzgar a los que hicieron eso, aunque la mayoría no estén vivos ya.

      Bicos Ricos

      Eliminar
  2. Algo parecido con la Argentina, en los años del ultimo Golpe de Estado (1976) hubieron muchos desaparecidos y ahora agrupaciones como Abuelas y Madres de Plaza de Mayo buscan incansablemente el paradero de sus hijos y/o nietos

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo suyo, cuando hay cualquier conflicto, sea de la índole que sea, lo justo es enterrar cada uno a los suyos.

      Bicos Ricos

      Eliminar
  3. aqui sucede lo mismo, muchas cosas negras y grises han ocurrido y entre tanta mentira es dificil encontrar la verdad y la justicia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En tu país hay todavía demasiado silencio. A veces es prudencial un poco de silencio, y cuando el momento es propicio, cada uno debe rendir sus cuentas.

      bicos Ricos

      Eliminar
  4. Sólo se me ocurre decir, ante tanta rázón la tuya, y la sinrazón de los demás, esa bella cancioncilla de mi infancia (modifico un poco la letra): "¡Había una vez, un CIRCO, que alegraba siempre al español...!"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También lo decía Cecilia en aquella famosa canción tan de karaoke:

      Mi querida España.
      Esta España mía,
      esta España nuestra.

      De tu santa siesta
      ahora te despiertan
      versos de poetas.
      ¿Dónde están tus ojos?

      Eliminar
  5. Cari, yo me siento hoy así, abochornado, alicaído, desanimado... Y esto nos queda para cuatro años: Camps libre, Garzón juzgado, la justicia renuncia a investigar a la Princesa Cristina (No es la ley igual para todos?) Gallardón anuncia que sube las tasas (lo único que sabe hacer), van a modificar la Ley del aborto, etc. etc.. el Poder Judicial en manos de los jueces (que son todos unos carcas de cuidado). En fin, no sigo que me deprimo.

    Bezos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chuchi, tienes razón, hay días en los que es mejor seguir durmiendo y ver que pasará el próximo día, sin levantarse... mal día si, malos días en general. Vendrán tiempos mejores.

      Bicos Ricos

      Eliminar
  6. Que horror lo que cuentas, terrible, pobres mujeres y pobre Garzón, que no es un personaje ajeno, por acá hay quienes estarán dichosos con este juicio y es que fue el que pudo hacerle sentir a Pinochet el peso de la ley, aunque fuera tantito jajajaja. Ojala que la real justicia prevalezca. Cariños Pimpf.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La justicia no siempre responde como queremos, muchas veces los abogados de unos, los de los otros, las interpretaciones de las leyes hacen que las cosas no sean lo que parecen, o que no parezcan lo que realmente son.

      bicos Ricos

      Eliminar
  7. Yo aún confío en que Garzón salga absuelto de este juicio paródico que ha hecho que la imagen de la justicia caiga aún más, si eso es posible. Pero a pesar de ello el objetivo que han buscado ya está complido. Lleva dos años apartado de su labor principal de juez y probablmente será aún más tiempo. Y dudo mucho que vuelva que vuelva a ocupar algún puesto en la audiencia en el futuro. Espero que al menos lo aprovechen en sitios como el Tribunal Penal Internacional o que en un futuro lejano un gobierno premie su trabajo con un puesto en el Supremo o el Constitucional. Pero no será pronto.

    Un beso (cabreado)

    ResponderEliminar
  8. En el Constitucional, Garzón sería desaprovecharlo, me gusta más el Garzón que busca casos de estos que salen en la prensa, mediático, si, eficaz, también. Pero mira, mira la justicia, mira ahí de rositas al Sr. Camps, y encima cachondeándose de todo...

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar