miércoles, 4 de enero de 2012

Orgullo Z

Pensaba antes de irme de vacaciones que iba a leer muchísimo, de hecho le pedí a D. que me pasase algún libro más, pues entre los viajes y el tiempo libre iba a ser el más gafapasta del lugar. Me equivoqué, apenas leí ninguna hoja, claro que durante estos dos días en Madrid he aprovechado para leer lo que no había leído días atrás. El primero de los libros que he terminado ha sido Orgullo Z.

Es la tercera vez que hablo en este blog de Orgullo Z, el libro de Juan Flahn, una novela que se podría definir con una sola palabra, al más fiel estilo Jesulín de Ubrique. Trepidante, fantástico, de los que mantienen la tensión, de acción, terrorífico, petardo, surrealista por momentos, cómico, expectante, o si lo resumimos, maravilloso.

A todos aquellos a los que les gusten los travestis y los zombis este es su libro, así lo podría resumir el mismísmo Juan Flahn, yo me atrevo un poco más para hablar sobre esas personas que tras unos días de fiesta del Orgullo son atacados por extraños seres sedientos de carne humana que vuelven a la vida y solamente son aniquilados cuando se les destruye su cerebro. Tres personajes principales de lo más peculiar cada uno, desde Miguel, el negro musculado chapero con vih que vive con su pareja y que se convierte en héroe, a Toñi Ponzoña, la travesti gaditana totalmente alocada que recorrerá Chueca totalmente desnuda pero sin perder su peluca, pasando por Belén, la joven e ingenua lesbiana que enamorada vive en el barrio gay por excelencia de Madrid. Cada uno con sus matices y sus momentos de gloria en el libro, y un instinto de supervivencia que demostrarán a lo largo de todo el libro.

El libro, al más fiel estilo La Noche de los Muertos Vivientes, o de la mismísima The Walking Dead no se queda en la narración de las peripecias de los protagonistas por escapar de una muerte horrible a manos de zombis. Tiene mucha más miga, intentando luchar contra muchos de los clichés que, sobre el colectivo LGTB y concretamente sobre los asiduos a Chueca, crítica ácida hacia los gobiernos o la iglesia católica, la homofobia, las fobias internas del propio colectivo, la discriminación por la infección del vih, y hasta la mención algún que otro personaje televisivo demostrando que el boca a boca de la gente también puede hacer escuela en el mundo de la fama. No puedo pasar por alto los simples comentarios de Toñi Ponzoña, un personaje tan excentrico con el cual la carcajada está asegurada incluso en los momentos de mayor tensión.

Juan Flahn juega con esta novela al incluir en la última parte de la misma un texto dramático, una especie de guión de lo que podría ser una representación teatral, o mismamente, un guión para una película o serie. El tiempo, su éxito, sus aciertos harán que podamos ver a Miguel, Belén o a Toñi Ponzoña en alguna pantalla, con o sin ese final tan abierto, inesperado y que tanto invita a la reflexión. ¿Un mundo de zombis? ¿Un mundo de gays? ¿Un mundo como el actual?

¿Queréis saber más sobre Orgullo Z? Pues ya sabéis lo que tenéis que hacer, acudid a vuestra librería más cercana y comprarlo, o solicitarlo en la página de la editorial Stonewall.

6 comentarios:

  1. Oyes, de este ya hablaste hace poco. ¿Cobras comisión o el autor te hace cositas sexuales a cambio de propaganda? Seguramente sea lo segundo.

    Por cierto, pongo el Cáscara Amarga como acceso directo en mi blog, porque la paginita está muy bien.

    Besos y agur

    ResponderEliminar
  2. Wow debo decir que me has dejado con mucha curiosidad, nunca he leído un libro de este tipo y la verdad que me ha causado curiosidad, sobre todo lo de los zombies! Creo que si lo hubiera visto exhibido en una librería y hubiera leído la contratapa (como suelo hacer cuando compro un libro) no me hubiera llamado la atención. Investigare sobre este libro.

    ResponderEliminar
  3. Y lo contento que debe de andar nuestro Z más famoso de que le hayan dedicado una novela y todo, si es que, aquí todo el mundo tiene su reconocimiento....

    ResponderEliminar
  4. ¿Nada que ver con nuestro bloguero Z?
    ¡Pues vaya patraña!... mejor Zipe y Zape... jajaj! O Mortadelo y Filemón...
    Es que yo, Pimpito, soy muy clásico para todo... hasta para meter! jajajaj!
    En fin! veo que sigues tan gastaso como siempre... ¡voy a tener que enviarte un Guindos para hacerte entrar en razón y hacerte comprender que Galiza está muy lejos para ir todos los fines de semana! jajaj!
    Disfruta en esa bella Villa!!!!!! Y recuerdos a La Misericordia!

    +Besos!

    ResponderEliminar
  5. Zowi, que sepas que te he puesto un negativo. He entrado en tu blog y no he visto el enlace a la página de mi cari.

    Gary, la portada no lo sé, pero si te gusta el género zombie, seguro que te llama la atención por lo peculiar del lugar donde se desarrolla.

    Observatorio, así es. Por el momento calla, como Rajoy, pero es una publicidad subliminal que le he estado haciendo, solo tú te has dado cuenta.

    Angelillo, nada que ver, pero vamos, un gasto lo de Galicia... si te doy toda la razón... pero Guindos no, por favor.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar