martes, 7 de febrero de 2012

¿Y si fuera?

Acabo de releer mi post sobre mi nuevo jefe, ese chico de 29 años que viste de traje y que por si no lo había comentado en aquel post me parece guapo, aunque creo que esto lo dije como tres o cuatro veces, si, sin ser una super belleza, me parece guapo, claro que mi post de hoy no es para comentar lo guapo que me parece, ni para contar ninguna fantasía erótica con un jefe como sugería algún bloguero, ni para dar envidia al personal porque sus jefes son tipos calvos con más barriga que yo mismo, aunque seguramente a más de uno se le caiga el ojo por ello. 

Efectivamente, aquel post no decía especialmente nada, solamente que me había robado el puesto de "niño" en ese sitio donde la media de edad ronda los 53 años y yo era prácticamente un chavalín. Claro que terminaba los comentarios con una pregunta que le hacía a Parmenio y decía así "¿He dicho ya que está casado?". El primer día que llegó mi compañera de trabajo estaba encantada, comentando lo mismo que yo os he comentado, si, que es muy guapo. Yo pronto con una malafollá innata, con un resquemor de auténtica bicha, y sin escapatoria como gato panza arriba, como aquel que ve el peligro de cerca, le espeté a mi compañera una de esas frases que cambian totalmente la visión que se puede tener de alguien "Pues está casado, que me he fijado en su anillo de boda". Mi compañera quedó asustada con lo observador que yo soy. Pobre, no sabe que soy todavía más observador, más bicha si cabe y que yo me había fijado antes que ella en el niño.

Serán imaginaciones mías, pero desde hace unos días llevo con la mosca detrás de la oreja. Si, mucho anillo de casado pero a mi nadie me saca ya la idea de la cabeza de que este chico entiende, y vamos que si entiende, y eso que no ha dado ni la más mínima muestra de tener pluma, pero mi radar no puede fallar. Si me apuráis, hasta diría que efectivamente está casado, pero casado con un chico. Llevo unas semanas cogiendo el teléfono, al otro lado del hilo telefónico una voz de chico, treinta y tantos años, quiere hablar con Alfonso que así llamaremos a mi co-jefe. Le retengo la llamada y compruebo que mi co-jefe está. Está y le paso la llamada. Otro día, misma voz masculina, me da su nombre y quiere hablar con Alfonso, y a los diez minutos una nueva llamada de esa misma voz. Que forma de tocar los cojones, que soy funcionario, no una centralita o una centralita que solo tiene ojos para su co-jefe. Al día siguiente, nueva llamada, "sí sí, pásamelo Pimpf, muchas gracias". Y al otro día "¿Está Alfonso? Si no está no pasa nada, le llamo luego" ¿Pero esto que coño es? Que este treinta-y-pico-añero se me está beneficiando a mi co-jefe, ese chico que un día me robó el puesto de niño y que al siguiente me robó el corazón. Ayer suena el teléfono, era él un día más. Sonreí esperando darle la respuesta "no, tu cari no está". Alejé de mi mente esos sucios pensamientos y le contesté "En estos momentos está reunido, pero le dejo mensaje".

¡Hombre ya! Y en el futuro, si puedo malmeter, malmeto, y si puedo meter, pues meto.

17 comentarios:

  1. jajaja admiro tu radar gay. A mi no me lo dieron estropeado de fábrica y falla más que una escopeta de feria. Cuando pienso que alguien es gay resulta hetero y si pienso que es hetero... entonces no pienso en él ;)

    No está nada mal que tu jefe sea gay. Puede ser un plus en el futuro para ti. Y no me refiero a lo laboral jejeje

    Un beso (y otro a tu jefe por si acaso)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Advierto ya que mi radar tampoco es infalible, pero no sé, como el chico es así tan modosito, vamos, que este chico me dará grandes post, post de amor, al tiempo en lo que será un tórrido romance.

      Bicos Ricos

      Eliminar
  2. jajaj! jajajaj! Bueno... al menos cojes llamadas interesantes... Anda que... ¡ya te vale! Menudo Celestino cotillo estás hecho... jajaj! Luego dices que yo soy La Bicha... ¡diossssssssss!!!! Eres más malo que la Cicuta... jajajaj!
    Interesante, interesante... jajaj! Yo también nací con el rádar estropeado -como Parmenio-, así es que estas cosas y estas intuiciones verificables me llaman poderosamente la atención. Eso sí, mira a ver qué ropa usa, qué marcas, si los calzoncillos se le marcan y si lleva pantalones de tergal (entonces, no es gay!!!) jajaj! Eso dice mucho....

    Venga! Esperamos más notificias tuyas al respecto! Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy lo que me ha dicho este, que me has llamado cotilla sin ser yo nada de eso. Bueno, un poco si, vamos, pero no has nacido únicamente con el radar estropeado, que la cosita esa... no sé yo... no sé... jajaja

      bicos Ricos

      Eliminar
    2. Por cierto ¿Se hacen todavía trajes de tergal? jajajajajaja

      Bicos Rios

      Eliminar
  3. Voy a tener que inventarme algún premio honorífico para ti por este post: Has usado en él las palabras "Observador" y "malafollá" todo un homenaje subliminal a mi persona....jejejeje... A mí el radar me funciona al revés, que cuando creo que sí es que no, y cuando creo que no es que sí...será que basta con que me fíe de él a la inversa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego no se te pasa una, ni yo me había dado cuenta de que había metido la palabra observador por el medio, pero si, soy muy observador, a veces.

      Bicos Ricos

      Eliminar
  4. jajaj! ¡Claroooo! ¿cómo si no iban a vestir los curas?... claro que, ahora que lo dices, este indicio que te doy tampoco es bueno para reconocer el gaysmo... porque un cura lleva pantalón de tergal y sin embargo es gay... jajaj! ¿lo ves?... ¡Yo en esto del reconocimiento no soy nada bueno!!!! ¡Hasta llegué a pensar que tú eras bisexual y todo!... ya ves!... ¡qué radar más malo tengo! jajajaj!
    Ale!!! Pero... ¡parece mentira que tú me preguntes eso? ¿No has visto a Rubalcaba en el Congreso de la discordia vestido con pantalón de tergal? jajaj! Joer, Pimfito... si es lo que más me llamó la atención de todo lo que allí aparecía... jajajaj! ¿cómo se puede ser tan antiguo, como para llevar también pantalón de tergal? jajaaj!!! ¡ya! No me insultes... jajajajaj!
    Besos, anda!!!

    PD. Por cierto... creo que la Carme o Carmen, o Mª Carmen de los Dolores, llevaba de tergal el sujetador... jajajajaj!

    ResponderEliminar
  5. Pimpf que los quieres a todos para ti XD, entre tu rumano, tu gordi y tu novio imaginario a la lista quieres añadir al jefe XD hahaha

    bueno, pimpf, como sea espero que tengas cuidado, por que sera guapo y sera el mas joven, pero también recuerda: es tu jefe.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. jajaja ke marikon pito chico dicee jajajajaja de chico nadaaaaaaaaaa!!!!
    aki to grande jajaja como el caballo ande o no ande jajaja

    besos

    ResponderEliminar
  7. Que cabroncete estás hecho Pimpf... hay veces que un chico guapo nos roba el corazón y nos corroe la envidia por si puede estar con alguien.

    Un abrazo niño !!.

    ResponderEliminar
  8. Bueno a eso le llamo yo una buena motivación para ir a trabajar... El estímulo personificado en "jefe de buen ver" y un misterio que resolver... ¿Será la voz del teléfono algo más que un cliente persistente o un amigo pesao? To be continued jejeje... besikus.

    ResponderEliminar
  9. jajajajaj esta entrada mne ha hecho reir! jajaja

    Pues te imagino anudandote tu mismo con los celos! jejeje Te entiendo completamente.
    Yo una vez me enamore de mi gerenta, la tia era mayor pero estaba buenaza!! y un dia llegue a su oficina justo cuando su esposo la besaba! Tuve una ereccion de puros celos!!!

    Luego descubri que la tia era una loca!! y una loca de atar!! Y ahora si quiero perder una ereccion solo tengo que pensar en ella jajajajaja

    Pues jajajaja esto del radar lo habia escuchado antes!!

    Pues paciencia, pero sera que esta casado con otro pata?? jajajaja

    ResponderEliminar
  10. Pues nada, a hacer que parezca un accidente jajajajajaja.

    ResponderEliminar
  11. Wow Pimpf, no tiene línea directa? porque una cosa es que te comience a gustar un casado guapetón y otra darle los recados del novio al casado guapetón que te gusta! No te vayan a envejecer ahora sí de verdad ^^

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. La verdad es que no sé hasta qué punto soy afortunado o no de tener un jefe que no se asemeja especialmente a las características del tuyo. El mío es directamente infollable... De hecho, la mayor parte de mis compañeros lo son. Doy gracias. Si me tocara tener a un compañero buenorro, me costaría la vida concentrarme. Esas cosas lo complican todo! Jajaja

    ResponderEliminar
  13. ese chico que un día me robó el puesto de niño y que al siguiente me robó el corazón....
    jajajaja
    Hya pimpf te pasas.Lanzale los galgos que tanta llamada de pibes es por algo.

    ResponderEliminar