miércoles, 2 de mayo de 2012

Caído

Y para finalizar este puente un post literario, de estos donde os demuestro lo super gafapasta que soy, gafapasta y multicultural, claro.

La droga es mala. La droga es muy mala pero te hace ver las cosas de distinta manera. Esta es la conclusión que uno saca al finalizar Caído, la tercera novela de Aiden Shaw, el que fuera estrella en los noventa de los estudios Falcon de la industria pornográfica para público homosexual. Concluida su etapa como actor gay decide pasarse a la literatura.

Caído parte de la relación en pareja de David y Joe, un exmodelo y un artista gráfico que reciben la visita del sobrino del primero, Ryan y su novia Leyla. Sobre los felices días de esta visita, sus abiertas relaciones, los tonteos de la noche londinense en pubs de ambiente y la mezcla de todo tipo de drogas, desde cocaína al éxtasis, siempre mezcladas con el alcohol y finalizando normalmente con los Rohypnoles, los dopantes que utilizan siempre que salen de fiesta. La aparición de un personaje siniestro, Flora, una dominatrix que tiempo atrás había tenido una relación con David. Flora a la que le gusta dominar la situación manejando los sentimientos de los demás como si fuesen marionetas y el desenlace de su historia con David que termina en una violación y una paliza que causan un trauma en David que conduce a este a la consulta de Gaia, su psicóloga, la que le hace ver el lado positivo de la vida, la que le ayuda a comprender su comportamiento y quien descubre los deseos de David por su sobrino Ryan. De las interacciones de los protagonistas y de otros personajes que van surgiendo en las vidas de ambos trata Caído.

Caído es una novela ágil llena de diálogos entre lo interesante y lo delirante de las drogas, provocaciones sexuales, conversaciones banales en muchos casos excesivas o cargantes, en una trama que esperas que suceda, donde esperas una acción que no llega hasta el punto de inflexión, y tras este, la vida continúa, con el mismo ritmo, buscando entre las relaciones personales la forma de llenar los huecos que van apareciendo en el camino. El amor perfecto, el divertido, la juventud y la madurez, las travesuras, los chistes sin sentido, el juego de seducción o las discotecas son temas que aborda Caído.

No es una novela estrictamente homosexual, sin embargo la relación de los protagonistas, el deseo del tío por su bello sobrino, el desparpajo del joven y su dejarse querer por David, los líos homosexuales entre algunos de ellos, la ambigüedad de Flora en su sexualidad, una hetero que termina con una chica pero que se ha cruzado en la vida con muchos homosexuales o el ambiente hacen que Caído tenga cierto toque gay.

Y al final descubres que mientras te drogas y te diviertes, todo sigue igual, tus problemas, tus miedos y tus ansiedades, tus deseos, desengaños o traumas, puedes cambiar tu visión sobre la vida, puedes cogerte el mayor de los colocones pero al día siguiente cuando te levantes nada habrá cambiado.

9 comentarios:

  1. Ante tal recomendación habrá que hacerse con el librito.

    Un abrazo niño !!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leer, aunque sea el periódico siempre es bueno!

      Bicos Ricos

      Eliminar
  2. Si lo de que las drogas son malas... ya lo sabemos todos!!

    Parece interesante la lectura, se me están amontonando demasiados libros bajo mi mesilla de noche! Lo apunto!

    Un besico
    destroy114

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, hay que recordarlo, aunque en el libro queda claro, tampoco es que haga apología en contra de las drogas, todo lo contrario.

      Bcios Ricos

      Eliminar
  3. gracias por el aporte de hoy, he leido unos cuantos pero casi todos suelen tratar el mismo tema, aunque el rollo de la dominatrix es un punto nuevo. Como los anteriores creo que tb lo leere.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la dominatrix es algo de pasada, se comenta en algún capítulo, aparece alguna escena sexual de la misma, pero poco más.

      Bicos Ricos

      Eliminar
  4. me diras chapado a la antigua, pero aunque me ha causado intriga el leerlo, sin duda me da cosa lo de la apologia al consumo de drogas. He trabajado con personas que eran adictas y creeme las drogas solo destruyen, crean fantasias que terminan destruyendo a las personas que terrible!!

    Sin embargo buscare y rezare porque esos libros lleguen a Peru.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo cosas malas, estoy de acuerdo, Gary. Yo creo que la triple unión de noche, homosexualidad y drogas es letal y están más relacionadas de lo que todos pensamos.

      Bicos ricos

      Eliminar
  5. Bueno, pues Aiden Shaw es un tipo que seguramente habrá vivido mucho de eso que describe, el mundo del porno, ya se sabe, está conectado con otros mundos periféricos que combinados resultan ser un cocktail explosivo. Mi pregunta es ¿Qué tal su literatura? Por que imagino que el lenguaje será fresco y directo... Un besote.

    ResponderEliminar