lunes, 23 de julio de 2012

Juego de Tronos

Pensaréis que me he vuelto un vago total o un pancartero que ya apenas tiene tiempo para leer y estáis en lo cierto, tengo algo abandonada la lectura y dos libros sobre la mesilla de noche, y sin embargo, en parte de este tiempo me he leído el primero de la saga de Canción de Hielo y Fuego, el que casi da nombre a toda la saga y el que se nos queda a todos en la mente, el del título de la serie de HBO que ha empezado ya a rodar su tercera temporada, Juego de Tronos.

El interés por el Juego de Tronos surge por un comentario de Christian sobre mi pasión sobre el mundo zombie y la lectura del cómic The Walking Dead, de los zombies a los otros, una rara especie de no muertos que aparecen en la saga, y muy feliz fui a comprarme el primer libro. A la vez comencé a ver los primeros capítulos de la serie. Ya no había vuelta atrás, estaba enganchado hasta las cejas.

Juego de Tronos (y permitidme que sea tan cateto y le llame así a toda la saga) viene a ocupar el hueco que nos dejó J.R.R Tolkien con su El Señor de los Anillos, un hueco perfectamente tapado. Aunque no tan imaginativo, Juego de Tronos nos retrotrae a una época imaginaria que roza lo medieval, dónde las dinastías de reyes y señores llevan miles de años peleando por el poder, dónde espadas, caballos y caballeros son los personajes más abundantes junto con juglares, campesinos, mozos de espadas, verdugos, damas y princesas. Pero al igual que Tolkien, su autor, George R.R. Martin, incluye en sus novelas aspectos fantásticos como la presencia de dragones, magias oscuras, gigantes, lobos sobredimensionados o "los otros", esa especie de zombies que regresan del más allá y que prácticamente solo pueden ser destruidos quemándolos.

Pero lo que atrae de juego de tronos no es todo lo que he mencionado en el párrafo anterior, habría sido una novela fantástica más. El elemento diferenciador de Juego de Tronos es la multitud de personajes que tiene el libro, su forma de narrar los capítulos desde el punto de vista de cada uno de ellos, permitiéndote seguir cronológicamente cada uno de los acontecimientos. Y más allá de toda magia, se encuentra la avaricia del hombre, otro de los aspectos importantes, la lucha por el poder, las traiciones, las fidelidades, la búsqueda de apoyos y aliados en una guerra civil, o mejor dicho, en una guerra entre las distintas Casas que luchan por alcanzar el trono de hierro, dónde ni los buenos son tan buenos, ni los malos tan perversos.

Varias son las casas principales, los Stark, los Lannister, los Baratheon, los Tyrrel, Tully, Martell, Greyjoy, Arryn o los Targaryen. Y varios son los escenarios, desde un imaginario mapa dónde situamos la isla de Poniente, que nos recuerda a Inglaterra, unas tierras del este dónde encontramos pueblos que nos recuerdan a los romanos, a los mongoles y a las fértiles tierras entre el Tigris y el Eufrates, lugares dónde la magia está volviendo a resugir, muy al contrario de El Señor de Los Anillos dónde la magia está empezando a desaparecer. Allí discurren las aventuras de Daennerys Targaryen, la más joven de la casi extinta dinastía Targaryen, desposeída años atrás del trono de hierro, tras la desaparición de los últimos dragones. Y en Poniente, los Stark, gobernando la región del norte, que nos recuerda a Escocia y sus intentos por independizarse de Inglaterra. Más allá del Norte otras tierras casi inexploradas, tanto como temidas y dónde también hay un rey. Un rey más allá de la muralla. La muralla es una construcción inmensa, que fortifica todo el norte y que defiende Poniente de los ataques bárbaros, y del regreso de Los Otros, así como de otros peligros que vuelven y que eran ya considerados viejas leyendas.

Y la serie, que sigue a la novela casi al dedillo, va por el mismo camino de asombrar al mundo entero, comienza con la primera aparición de Los Otros desde hace miles de años y termina con uno de los niños protagonistas cayéndose de un torreón. Sin lugar a dudas estarás deseando ver el segundo episodio. Y con el libro, ocurre algo similar, y por eso estoy yo deseando empezar a leer la segunda parte de la saga, Choque de Reyes.

9 comentarios:

  1. Pues supongo que en los libros estará mejor contado, porque en la serie la segunda temporada pega un bajón importante con respecto a la primera. Demasiadas situaciones con un exceso de fantasia que roza el absurdo. En mi opinión claro, aunque con la gente con la que lo he comentado, a quien más, a quien menos, le había decepcionado. Yo creo que la tercera pasaré de verla.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Yo sobre el segundo libro poco puedo decir, que nada más lo he empezado a leer. Pero si, la serie pega un poco de bajón en la segunda temporada, e imagino que en el libro ocurrirá igual, y no es hasta los capítulos finales cuando vuelve a poner otra vez las cosas en su sitio. Yo por si acaso, seguiré leyéndolos.

    bicos ricos

    ResponderEliminar
  3. Pues la verdad es que yo también estoy deseando ponerle las zarpas encima a esos libros, porque la serie me encanta, fijate si seré fan que la segunda temporada también me ha parecido buena... XD Seguramente como en agosto ya tendré más tiempo libre empiece con el primero...

    ResponderEliminar
  4. ya me antojo leer o ver la serie, ¿si veo la serie es más cómodo o el libro tiene cosita extras?

    ResponderEliminar
  5. Pues eso mismo me paso a mi! Aunque debo de confesar que llegue primero al ver un capitulo de la saga en un centro comercial!!

    Fui a comprarme la 1era temporada (y me quede sin dinero) y lo considero bien invertido (el dinero, no la saga jajajajaja)

    Luego me entere de que la serie estaba basada en un libro! Y ahi mismo tuve un orgasmo literario!! jajajaja Mientras salivaba y juntaba mis pedazos! jejejeje
    Aproveche la feria del libro para comprarmelo!!

    UUUf no pude resistirme! Un abrazote ! que tengas un buen comienzo de semana!!

    ResponderEliminar
  6. Olvide mencionar que mi ringtone es el intro de la serie!! (se puede ser mas nerd???? jajajajaja)

    ResponderEliminar
  7. soy muy fan de la serie y los libros!! ya ando en el segundo jejje :D a ver que tal

    ResponderEliminar
  8. Bueno, no he leído los libros, pero por un tiempo vi la serie y me atrajo, pero no lo suficiente, y eso que es un género que me agrada mucho, lo mismo me pasa con El Señor de los anillos en todo caso, me entretiene pero no genera en mí un "click" para volverme fan. No desconozco la calidad de la trama y coherencia de aquel mundo, eso sí. Cariños Pimpf lector!

    ResponderEliminar
  9. Sergio! tú sí que eres fans, porque vamos, yo el bajonazo se lo vi muy pronto, y esperaba que llegase el siguiente capítulo a ver si remontaba un poco, y esto según mi opinión no lo consigue hasta los dos últimos capítulos. Pero vamos, yo ya estoy deseando ponerme con el segundo y adelantar pronto a la serie.

    Pumara, ver una serie es infinitamente más cómodo pero siempre es más recomendable un libro, tiene muchos matices y hace volar la imaginación, yo creo que las series son para después poner imágenes a lo que te habías imaginado con anterioridad. Léete los libros... vaga.

    Gary, si, eres bastante Nerd, Nerd Stark, jajaja. Oie, que digo yo, escucha toda la banda sonora, de la primera y segunda temporada, es impresionante.

    Pancho, pues ya nos contarás como va el segundo libro, yo lo he empezado recientemente, a ver qué tal.

    G-boy, no tienes perdón de Dios. A lo mejor es que el tema espadas, luchas políticas y demás tampoco te interesan demasiado, que puede ser, o vamos, que no te llenen... no sé.

    bicos Ricos

    ResponderEliminar