sábado, 31 de marzo de 2012

Quiero ser hetero

Con esta carátula tan impresionante y tan Marta Sánchez presenta el novel Felipe Giner su literaria ópera prima, una obra autobiográfica titulada "Quiero Ser Hetero", de la serie Primeras Palabras de la editorial Odisea y que podéis encontrar en cualquier librería especializada en literatura homosexual.

La novela de Felipe Giner cuenta desde su infancia cómo fue de traumático el descubrimiento que tuvo de su orientación sexual, lo que comenzó siendo un simple juego de niños y que marcaría definitivamente su futuro, moldeándolo de forma terriblemente negativa. Sumido en una educación católica por parte de su madre que le hace pensar en el pecado y en la constancia al trabajo y el deporte por parte de su padre y su desgana, pronto rompe con todo lo que presiona desde joven y solo le queda la atadura de su homosexualidad, una homosexualidad que no se curó con los años, como pensaba al principio y que lejos de curarse, le hizo torcer su vida, cayendo en el oscuro mundo de la droga, la noche, las relaciones sexuales sin afecto y un sin fin de cuestiones que no hicieron más que ahondar su situación de soledad interior terminando en una serie de intentos de suicidio.
Sin lugar a dudas una novela dura, más todavía cuando sabes que esta es autobiográfica, no sale de la imaginación de su autor, sale de sus lágrimas, y cuya intención es dar a conocer a los jóvenes esa parte negativa que puede surgir por la no aceptación y como conclusión de la misma, mostrar a los lectores que se puede salir de una situación asi, porque, como bien dice él, todos somos personas, todos somos iguales, independientemente de nuestra condición sexual. Felipe no se corta a la hora de tratar los temas más peliagudos, el miedo a la discriminación, la homofobia, el rechazo social, no solo el real, si no el más importante, el que surge desde dentro de uno mismo, drogas, sexo, alcohol, familia, amistades, amor, son abordados por el joven escritor sin pelos en la lengua llevándole a la conclusión de que siempre, a lo largo de su vida había querido ser hetero, por evitar toda cuestión negativa que achacaba a su condición sexual. A día de hoy, y ya asumida su homosexualidad nos acerca a lo duro que ha sido su camino para comprenderla, y todo en una novela que engancha y se lee enseguida.

Quiero ser hetero es la novela que Felipe Giner lleva gestando desde hace un tiempo, a la que ha dedicado mucho esfuerzo, un proyecto en el que siempre ha creído y que no ha parado hasta verlo hecho realidad, sin embargo peca en ella de escritor novel, desenvolviéndose en un lenguaje en ocasiones pobre y simple, y con una estructura de la novela un tanto confusa o desordenada yéndose en ocasiones por los cerros de Úbeda, nada que no se pueda mejorar en su segunda novela que sin lugar a dudas podría salir de esta misma, pues material hay de sobra, aunque esperemos, sin páginas dedicadas a agradecimientos. Y a pesar de querer dar el mensaje de que se debe aprender de todo lo malo que a él le ha ocurrido, también tiene un tono que podría confundir al lector, muchas veces no sabes si es su pensamiento en aquellos momentos que le inducen a rechazar la homosexualidad, o si en la actualidad no está recuperado y continua teniendo ese sentimiento de culpa. Tampoco se deja muy claro qué fue antes, si el huevo o la gallina, ¿Descubrirse homosexual le indujo a la oscuridad y a las drogas o por el contrario estás le sirvieron como excusa para relajar sus sentimientos homosexuales? ¿Es necesario culpar de todos los males a su orientación sexual o quizá su personalidad siempre ha sido así y se escuda en ser gay para lavar su conciencia?

En muchas ocasiones, tendemos a culpabilizarnos por cuestiones donde no tenemos elección, a pensar en ¿Qué hubiera sido si yo no fuese gay? No hay opción, se es, se asume y no tiene nada malo, no se pueden ni se deben mezclar las vueltas que da la vida con nuestro sentimiento de culpa. Se ama igual, se mantienen relaciones sexuales de la misma forma, con o sin afecto, hay el mismo riesgo de enfermedades de transmisión sexual, el homosexual tiene al alcance de su mano las mismas drogas que el hetero, todo son decisiones personales. El único pero es exógeno a uno mismo, la homofobia y el rechazo social, en nuestras manos está cambiarlo pero siempre con una visión positiva del problema.

viernes, 30 de marzo de 2012

FNF Nº 114

¿Qué sería de un repaso de algunas de las décadas de la música sin poner a la auténtica reina del pop de los 80, 90, 00, y seguramente, de la nueva década? Además, ¿qué marica puede decir que no le encanta de una u otra forma Madonna? Las grandes divas somos así.

El caso es que, en los 80 comenzó su carrera la grande, y tras una década de éxitos, nadie pensaba que Madonna fuese a continuar con su carrera de estrella, y una y otra vez se ha reinventado y ha seguido llenando todas las pistas de baile con su música. Concretamente, los 90, aunque no serían sus mejores años, traería, a principios de esa década un disco banda sonora, el sexto de su carrera que incluía este Vogue, todo un clásico que a día de hoy sigue sonando con fuerza. ¿Quìén no recuerda aquel juego de brazos al bailarlo? Pues si quieres tener algo de glamour, como mínimo tienes que saber mover los brazos así.


La jovencita de Madonna es tres semanas más joven que mi madre, a mi ver a Madonna me recuerda a ella, no por su parecido físico, mi madre es mucho más señora, y más morenaza, pero siemper que ve algún video de Madonna siempre me dice aquello de "ese baile lo hago yo si quiero", ¡Ay! Si fuese hijo de Madonna tened claro que no iba a estar escribiendo un blog tan cutre como este, es más, tened claro que no sería militante del PSOE y por lo tanto no hablaría de política, y es más, tened más claro todavía, que como hijo de Diva, no hablaría de mi vida privada en este blog, jamás. Aunque, ahora que lo pienso, aquí no se habla ni de política ni de mi vida privada ¿Seré yo hijo de Madonna? Venga, a mi madre está dedicado, que si hablamos de glamour, ella no tendrá tanto como Madonna, pero para mi si, tanto o más.

Bicos Ricos

Érase una huelga general

Y hoy con la resaca de la jornada de huelga general que se celebró ayer, 29 de marzo a lo largo de todo el país, vengo yo y os sorprendo una vez más con unas fotos geniales sobre lo que fue la manifestación de Madrid, y ya puestos, un pequeño análisis siempre objetivo, teniendo en cuenta que yo soy militante de un partido de izquierdas que ha perdido unas elecciones en Andalucía y sin embargo va a gobernar.

Yo he visto un seguimiento de la huelga muy distinto a las clásicas huelgas generales, a las fuertes de los años ochenta, aquellas en las que participaba la patronal y se cerraba todo, si o sí, claro que en aquella época había un gobierno socialista. Ahora, la situación de crisis profunda ha puesto mesura en los españoles, si, todos muy contrarios a la reforma laboral pero con necesidades y acudiendo muchos de ellos a su puesto laboral. Un seguimiento desigual dependiendo del sector económico. Más secundado en industria y construcción que por ejemplo en comercio.

 Los piquetes informativos han recorrido parte de la ciudad, y yo no he estado en ninguna de las zonas calientes, pese a vivir cerca de una de las sedes de CCOO, he visto alguna de las calles principales llenas de pegatinas pero ningún desperfecto a mayores ni mayor incidente, y por lo que he visto en televisión no ha sido una cosa muy grave.


Donde si he visto un seguimiento masivo ha sido en la manifestación, o en las manifestaciones, las imágenes llegaban desde Vigo, Sevilla, Pamplona o Zaragoza. Las ahora sí pacíficas manifestaciones en Valencia y las violentas en Barcelona con muchos actos vandálicos, algo a analizar de un tiempo a esta parte. Pero la manifestación de Madrid ha sido impecable, como siempre, impecable y ejemplar.

Cuatro gatos, que dirían en Intereconomía aunque yo he visto una calle Alcalá más repleta incluso que en la manifestación del día del orgullo, tanto que no he podido avanzar e internarme en la manifestación más allá del cruce de Gran Vía con Alcalá. A partir de ahí, tras más de una hora de gente manifestándose, llegó por fin la cabecera, con los líderes sindicales llevando la pancarta. Poco antes había visto el único altercado, muy ligt de la manifestación, parte de las cerca de 800.000 que según algunas fuentes acudieron solicitaron a la policía, en medio de abucheos que apartasen un par de grilleras que entorpecían el paso de la manifestación. La policía que seguramente reciba órdenes para calentar al personal se negó durante cinco minutos y después terminaron poniendo pies en polvorosa. Cuando te lo dice tanta gente, mejor no ponerse muy cabezón. Es muy fácil con una pequeña chispa crear un gran incendio, muy sencillo y efectivo.

A duras penas conseguí llegar a la Puerta del Sol, tras otra hora de recorrido muy apretado pero disfrutando de un agradable ambiente reivindicativo. No conseguí ver el final de la manifestación, la gente seguía bajando por la Puerta de Alcalá y subiendo por el Paseo del Prado.

Y finalmente, los discursos de los secretarios generales de los principales sindicatos. Especial atención al agradecimiento que Cándido Méndez dió a aquellos que por cuestiones económicas no se habían podido sumar a la huelga pero que habían ido a la manifestación, o para aquellos, como yo, que teniendo "dudas razonables hacia los sindicatos han confiado en esta manifestación y están aquí hoy apoyándonos."


Y ahora, tras ver ayer una ciudad tomada por la policía en un clarísimo estado policial, supuestamente para mantener el orden aunque, más bien podría decirse para intimidar al personal, ahora que mi cabeza descansa ya tras 24 horas escuchando a los helicópteros de la policía sobrevolar la ciudad, después de ver como en Intereconomía se hacía hincapié en dos temas clave "los sindicatos cobran subveciones de los presupuestos del estado y estas deben ser retiradas cuanto antes y los piquetes informativos causan el caos mediante actos vandálicos en la ciudad de Barcelona" obviando que la patronal recibe miles de ayudas fiscales y que la iglesia católica, otro de los lobbys del estado reciben ingresos de los mismos presupuestos y nadie se rasga las vestiduras (nunca mejor dicho), después de ver los diferentes enfoques de unos y otros sobre un mismo tema y tras haber visto yo en primera persona el ambiente de manifestación de ayer. Señores de Intereconomía, el derecho al trabajo es un derecho reconocido en la Constitución, efectivamente, al igual que el derecho a la huelga, y que los sindicatos son también parte de este escenario político, junto con los partidos políticos.

 Sin más, os dejo algunas de las imágenes. No he conseguido imagenes espectaculares donde se viese la multitud, tampoco he conseguido grandes robados (y es que la gente en marzo lleva todavía mucha ropa encima), pero espero que os hagáis un poco con la idea de la manifestación.








jueves, 29 de marzo de 2012

Santi XIII: Rock & Roll

Para mi aquellos años fueron los del rock&roll, una especie de vuelta a los finales de los años 50, pero en una versión más grunge. Éramos ya mayores, fumábamos, bebíamos y nos liábamos con mujeres, algunos con más éxito que otros, éstábamos en plena juventud y a mi lo que me viene a la cabeza es la escena final de Grease, con la chica con el pañuelo y los dos coches peleándose por conseguirlo. Algo así, pero a la gallega.

Renqueábamos en los estudios todos, nos habíamos hecho muchas ilusiones con nuestra carrera pero no habíamos contado con que aquella era de las más complicadas que habían, y el estudiar menos también nos hacía dedicar más tiempo a la buena vida. A luchar por uno de nuestros sueños, el mío, el carnet de conducir, la auténtica independencia y el acceso a miles de chicas ansiosas por estar con un chico con coche. Al poco de cumplir los 18 años, e incluso antes de ir a votar por primera vez decidí que tenía que tener mi carnet de conducir cuanto antes. No habían pasado ni dos meses desde tal fecha y ya tenía aprobado el examen teórico, luego vinieron las prácticas y un mes después, en un segundo intento por aprobar conseguí mi flamante L de novato. Claro que mi sueño no era único y a los pocos meses de disfrutar de mi carnet de conducir se presentó Santi a la autoescuela. A él no le fue tan bien como a mi, al quinto intento, ya desesperado tras un esfuerzo titánico por fin teníamos algo más en común, el coche. A ambos nos encantaba conducir, a los dos nos gustaba llevar a nuestros amigos de paseo con el coche, mini excursiones, salidas nocturnas, auténticos piques en carretera. Unos locos al volante, unos peligros a los que nos encantaba poner el volumen a tope en el radiocasette del coche, sonando el mejor grunge del momento, el mejor rock e incluso el mejor heavy o rap. Disfrutábamos grabando casettes para compartir en un coche o en el otro yo en mi R11 y él en su Kadett. 

Por las noches, los fines de semana nos turnábamos para conducir, y no por aquello de ser un ejemplo social con lo de si bebes no conduzcas, éramos muy inconscientes, y el que conducía bebía como el que más, solamente lo hacíamos para ahorrar gasolina. Todo lo que no se debe hacer y que el tiempo y la madurez te enseña.

Gorka tardó más de un año en sacar el carnet de conducir, le costó bastantes intentos también, no vivió nuestra auténtica locura automovilística en primera persona, siempre como acompañante, el que era el método definitivo para ligar. Fruto de ello y para que luego digan que no se liga con un coche, tuve a mi primer gran amor, Bibiana, una chica preciosa que vió en mi al chico perfecto, guapo, masculino e inteligente y que por desgracia no me duró mucho. A raíz de aquella época, volvieron las auténticas tensiones con Gorka, al que tenía que ver día si y día también. Nos abroncaba cada vez que cometíamos alguna locura al volante diciendo que poníamos en riesgo la vida del otro. Gorka era de esas personas que se desviven por conseguir el asiento de copiloto de su ser amado en silencio, yo no se lo solía discutir, por evitar mayores jaleos, pero sabía que a él le molestaba muchísimo no estar al lado de su amado Santi. Yo si podía, manejaba a la gente para que ocupasen ese asiento del copiloto y otros discutiesen con Gorka. Me encantaba sacarlo un poco de sus casillas. Teníamos varios destinos nocturnos en los que divertirnos, y Gorka siempre procuraba elegir aquellos destinos totalmente opuestos a lo que yo había elegido, si una noche elegíamos salir por Vigo, a él se le antojaba Pontevedra, si elegíamos Pontevedra, a él se le antojaba Vigo, se pasaba gran parte de la semana eligiendo, elucubrando, manipulando a la gente sobre qué destino elegir a la hora de disfrutar los fines de semana. Buscaba una y mil veces la confrontación y la separación, y todo esto, pese a coincidir todos los días y a toda hora conmigo en la universidad, en clase, en el pasillo, en la cafetería.

Un sábado noche me sorprendió negativamente, esa noche se haría no solamente lo que él llevaba tramando toda la semana, aquella noche, por primera vez en la historia, se había elegido un destino diametralmente opuesto al que tocaba y lo que era peor, en aquel coche no había sitio para mi,  había conseguido desbancarme e ignoro los métodos que utilizó para que fuese así, al tiempo descubriría que había llegado a utilizar incluso mentiras del tipo "Pimpf dijo que no salía esta noche". Se había recrudecido la guerra y aunque yo no tenía ganas de discutir, tampoco tenía ganas de ser una auténtica pasiva en aquella difícil situación.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Dejadme la esperanza

Hoy se celebra el 70 aniversario de la muerte del gran poeta de Orihuela, Miguel Hernández. Yo le he rendido mi homenaje, a mi forma, yendo al teatro a ver la obra Miguel Hernández, de la compañía Teatro Meridional, en la sala Cuarta Pared, en el barrio de Embajadores, una obra que estuvo en cartel los pasados días 23 y 24.

A Miguel Hernández le visitan sus propios fantasmas en las últimas horas de vida en la prisión de Alicante donde fallecería un 28 de marzo de 1942, a la prematura edad de 31 años. Los fantasmas que se le aparecen son el de su esposa, Josefina que guardará su legado y sacará adelante a su único descendiente; su amigo de infancia José Marín "Ramón Sijé" al que en su día había dedicado una preciosa elegía a su muerte, Pablo Neruda por el que Hernández había sentido gran admiración como poeta y finalmente, una mujer de la cual no se desvela su identidad en toda la obra, con quién el poeta mantiene una apasionada relación, supuestamente la artista Maruja Mallo.

Miguel Hernández repasa y recompone de esta forma la vida del oriolano más internacional, desde su juventud como cabrero en el campo dónde escribía sus poemas a lápiz y dónde conoce a Ramón Sijé, el cortejo a la que terminaría siendo su esposa, Josefina Manresa en una tirante relación amor-odio que terminará por darles dos hijos y un matrimonio primero civil y finalmente, cuando el poeta está ya enfermo, por la iglesia en la enfermería de la prisión. Su primera visita a Madrid donde pasa hambre y vuelve con sus zapatillas gastadas de tanto caminar, la publicación de sus primeras obras en Orihuela en alguna revista local, su segundo viaje a Madrid decidido a comerse el mundo dónde conoce a Pablo Neruda y a Maruja Mallo con la que mantiene una relación más allá de lo profesional y cultural. El estallido del alzamiento militar que deriva en una Guerra Civil que hará cambiar el pensamiento de Hernández, desde una poesía más clásica hasta una obra mucho más comprometida y reivindicativa, y entre medias, las dualidades, entre una mujer y la otra, entre una poesía y la otra, entre unas decisiones y las otras. ¿Quedarse? ¿Conformarse? ¿Avanzar? Siembra dudas razonables sobre la vida, el amor o la misma muerte.

El montaje de la obra es impecable. Un escenario vacío y poco más que unas maletas raídas por el paso del tiempo y la libreta dónde Hernández escribe sus poemas. Cinco maravillosos y entregados actores que dan vida a unos personajes a los que, curiosamente sacan cierto parecido. Una forma, la de presentar los fantasmas de vivos y muertos, muy original para hilvanar la corta pero intensa vida del poeta, resaltando aquellos momentos más interesantes de la vida de Hernández y todo ello aderezado con su genial poesía. ¿Se puede pedir más? Drama y comedia, todo en uno, y una obra que no deja indiferente a ningún espectador. El sentimiento al finalizar la obra es de cierta congoja, y no lo digo yo, lo intuyo cuando al encender las luces del teatro se escucha a muchos de los espectadores moquear.

Y para muestra os dejo un fragmento de la obra que he encontrado en el Youtube, en una de sus representaciones en Ourense, en el 2010.



PD.: Con esto, aprovecho también a hacer un pequeño homenaje al día internacional del teatro, que se me ha pasado totalmente.

martes, 27 de marzo de 2012

Antología Gervasio Sánchez

Y cuando os pensábais que no se podía ser más gafapasta, voy yo y rizo el rizo todavía más, como si de una trenza de una niña dominicana se tratase. En mi búsqueda del conocimiento máximo, de dar a conocer la cultura mundial, vuelvo a una exposición fotográfica, en esta ocasión una Antología de Gervasio Sánchez.


Gervasio Sánchez, para quienes no lo conozcan es un fotoperiodista cordobés, zaragozano de adopción que se ha recorrido parte del mundo como corresponsal de el diario El Heraldo de Aragón, un experto en fotografía que plasma con toda la intensidad la actualidad que sucede a su alrededor. El fotoperiodismo es un oficio, o un arte según se vea difícil de valorar. Su antología muestra la cara de la fotografía y la cruz del mundo que nos rodea, con un dramatismo desmedido que muchos podrían confundir con el morbo. Así es el fotoperiodismo, precisamente la parte de la fotografía que a mi más me gusta, por lo que llega a transmitir. El fotoperiodismo debe mostrar la realidad en toda su crudeza, sus reportajes deben hacerte sentir lo que se siente en medio de un conflicto armado, una situación de hambruna, un barrio marginal, un país en guerra, miles de situaciones sobre injusticias en el mundo.


Gervasio Sánchez ilustra en esta exposición al visitante en estos aspectos, haciendo un recorrido por lo que ha sido su carrera, desde Latinoamérica entre 1984 y 1992, recorriendo los principales paises en continua convulsión política, desde la Guerra Civil de El Salvador, la Nicaragua sandinista, los desaparecidos de Guatemala, el Panamá post invasión norteamericana o el Chile bajo la dictadura de Pinochet. Los Balcanes entre 1991 y 1999 en sus años de guerra civil y descomposición como estado, dando paso a los nuevos paises de la zona, un crudo conflicto que encogió el corazón de todo el mundo, en medio de Europa y hace muy poco tiempo. África entre 1994 y 2004, paises en guerra como el Congo, Sierra Leona, o paises con hambrunas como Sudán, desde niños soldado a cientos de mutilados por las minas antipersona, ejecuciones a pie de calle y un salvajismo inherente a la humanidad. Vidas Minadas entre 1995 y 2007, repasa los estragos de las minas en distintos conflictos de Asia, África y los Balcanes. Y finalmente Desaparecidos, entre 1998 y 2010, tras el horror de Guatemala a lo largo de todos los paises que ha recorrido muchos han sido los desaparecidos, entre ellos, y documentándose, los de España en la Guerra Civil, ahora desenterrados. Una exposición que llega muy hondo, que te hace dudar de la condición humana, de la necesidad que se crea el hombre para inventarse guerras inútiles que siembran el terror a lo largo del planeta.


La exposición cuenta con 148 fotografías, 100 retratos y seis audiovisuales muy bien ambientados para dar si cabe un realismo mayor a las mismas, en un escenario sin el cual la exposición no habría sido lo mismo, la Tabacalera en Embajadores, una antigua fábrica de tabaco abandonada y recuperada como centro cultural pero que ha sido muy poco rehabilitada, largas salas que dan a la misma un realismo con el que no te esperas recibir una exposición tan grande.


Sin más os dejo con algunas fotos de Gervasio y os invito a que si podéis, os acerquéis por allí.
  






lunes, 26 de marzo de 2012

Si pero no

Es una lata tener que comenzar un lunes con un post que pudiera parecer político pero que realmente es un post sobre los juegos de palabras, sobre las alegrías que no lo son y sobre las derrotas que tampoco parecen serlo. Caris, esto de la política es muy complicado.

Ayer hubo elecciones en Andalucía y Asturias, y los resultados han sido un tanto complicados de digerir, no solo para los dirigentes politicos, para el público en general. Resulta que en Asturias ha ganado el PSOE, pero el resultado ha sido tan apretado que los partidos de izquierdas tienen el mismo número de escaños que el de derechas, claro, y en medio UPyD, mis queridos de Rosa Díez de quienes va a depender el color del gobierno asturiano, sin embargo, en esta comunidad autónoma dónde ha ganado el PSOE es muy probable que terminen por no gobernar. ¿Una victoria? Sin embargo, en Andalucía ha ganado las elecciones el PP, si, bueno, han sacado más escaños que nadie y han sido el partido más votado, claro que, no lo suficiente, y es que en Andalucía, una vez más la izquierda ha sido la fuerza a la que más han apoyado los andaluces, todo en un ambiente que daba mayoría absoluta al Partido Popular. ¿Una victoria?

Ya es difícil discernir entre lo que significa una derrota y una victoria. Yo, que soy militante de un partido de izquierdas que hasta ayer iba cuesta abajo y sin frenos abocada a un abismo difícil de salir, hoy he amanecido con una sonrisa de oreja a oreja, pues, aquellos que anunciaban un cambio imparable hacia una sociedad de derechas y pintaban un mapa azul han sufrido ayer un batacazo de los gordos. ¿O no? Bueno, depende de quién te muestre los resultados. La Secretaria General del PP está feliz por su ¿victoria? histórica en Andalucía, y a su vez, los candidatos de PSOE e IU se mostraban muy felices, sin ser todavía conscientes de lo que les toca pactar y de cómo llevar adelante a esta comunidad autónoma en una situación tan delicada. ¿Y Rubalcaba que opinará de todo esto? ¿Estará feliz porque su gran amigo del alma Griñán - que en último congreso socialista apostó por la otra candidata a secretaria general del PSOE- ha consegido frenar la marea azul? ¿O estará triste porque el gobierno en Asturias es casi tan complicado como que Rosa Díez apueste por un proyecto de izquierdas? ¡Ay! ¡Como es la política!

Y yo, que daba por perdida a Andalucía, y pensaba que la nueva Reconquista de la izquierda, al igual que en su día Don Pelayo, comenzaría en los Picos de Europa. Ahora que, tras tres meses de gobierno de Rajoy, muchos españoles, y todavía pendientes de los presupuestos del estado, comienzan a entender el discurso de Rajoy. Ahora que han visto las orejas al lobo, ahora que se han empezado a sentir engañados y ahora que tendrán que tragar con una reforma laboral que deja al trabajador con un taparrabos ante un empresario que continúa sin bajarse los pantalones ante una situación de crisis económica (cualquier cosa antes de perder un solo céntimo). Y el próximo jueves una huelga general que se prevé floja. ¿Y Rajoy? Bueno, Rajoy haciéndose la foto con Obama. Ahora vamos y los del PSOE tenemos un pequeño respiro. Qué dulces derrotas a veces y qué amargas victorias.

domingo, 25 de marzo de 2012

Premio por imaginar

Llega de manos de Brekiaz un meme muy especial, su primer meme desde que reabrió su blog, o abrió su nuevo blog tras desaparecer el que tenía antes de forma misteriosa. Ahora la podéis encontrar en Una del Millón, El Meme es Un Premio por Imaginar y su mecánica más sencilla de lo que parece.


Consiste en poner en un buscador de imágenes la palabra "danbo" y aparecerán unas imágenes muy simpáticas de un muñeco de cartón como el que baila con los LMFAO. De todos los Danbo se elige el que más os apetezca y basándoos en esa imagen hacer un post contando alguna anécdota vuestra o lo que en otras palabras es, un post personal. Finalmente el meme se envía a 3 blogueros y misión cumplida. Vamos entonces a comenzar con el mío.

"Si parece que fue ayer, ayer mismo, mi primer madrugón. Quizá lo haya recordado esta mañana nada más levantarme, porque eso a un crío no se le hace, así recordé yo mi primer día de colegio, y los que vendrían después, casi treinta años después.

No tengo conciencia de mi vida hasta ese día, mi memoria no alcanza a recordar nada con anterioridad, o por lo menos nada de una forma tan nítida, aquella fatídica mañana de septiembre, una mañana gris mi madre vino muy temprano a mi habitación decorada con una alfombra de lana con forma de oso de peluche gigantesco y del que sobresalían dos orejas, un despiertate perezoso, que nos vamos al cole, y un beso en la mejilla de una jovencísima madre intentando desperezar al pequeño Pimpf. Un elige que te quieres poner hoy, y un Pimpf escogiendo su jersey azul marino con conejitos, y una Mamá Pimpf escogiendo otro jersey, aquel que picaba muchísimo de cuello vuelto. Un desayuno básico de la época, con un buen colacao y unas galletas, y en la mano una pequeña bolsa de tela con una pieza de fruta y unas galletas de vainilla. De algo malo se trataba, porque hacer levantarse a un niño e intentar camelárselo de esa forma no era algo muy normal. Hasta aquel día jamás había ocurrido. ¿Me habría portado mal?

Un Pimpf lento, semidormido, sin muchas ganas de caminar era casi arrastrado por una Mamá Pimpf. "Llegamos tarde, venga, Pimpfi, que te lo vas a pasar muy bien". Y aquel callejón por el que caminaría de camino al colegio durante muchos años, un callejón estrecho por el que apenas había gente a esas horas. Aquel olor a pan recién hecho a primera hora de la mañana en la panadería de camino, aquella casa con una imagen de una virgen de piedra en su fachada "Pimpfi, y ahora a presignarse como te ha enseñado la abuela, por la señal de la santa cruz de nuestros enemigos, libranos señor dios nuestro, en el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo". Que forma de engañar a un niño tan pequeño, una madre que jamás ha sido religiosa, que más bien ha sido atea durante toda su vida, tradiciones supongo, o miedos inconfesables. ¿Me iba a ocurrir algo malo?

Y llegar a aquel sitio, lleno de niños llorando, todos con el mandilón azul puesto para los niños y el mandilón rosa para las niñas. Cuatro señoras llamando a los niños que se acercaban con sus madres y éramos conducidos a una habitación llena de mesas donde los niños lloraban muchísimo. Pimpf no, no era así, estaba callado, en silencio. Las madres del resto de los chicos se asomaban a la puerta del aula, entre lágrimas y sonrisas. Alguna entraba a tranquilizar al resto de niños. Pimpf no lloraba, veía el espectáculo sin saber muy bien que ocurría. Por la ventana se asomó Mamá Pimpf, lanzó a su pequeño un beso al aire y desapareció, tranquila porque su pequeño se había portado como un auténtico hombre en su primer día de cole".


Hasta aquí esta pequeña historia del primer día de colegio de Pimpf, y ahora el endoso del meme a tres blogueros:

-Munani, es que me imagino un post suyo tan sentido que no he podido reprimirme a la hora de elegirlo.
-Damian, Damian suele participar en los memes, cuando arranca algo de tiempo, es un meme sencillo y compatible con cualquiera de sus post, además, hay danbos con corazoncitos.
-Observatorio Gay Granatense, porque muero de ganas por ver como transforma él los danbos, ¿Antes de que le endosase el meme, existirían los danbos con polla?

Bicos Ricos

sábado, 24 de marzo de 2012

Los cien fanses

A mi los números no me salen y mirad que he revisado por todos lados. Blogger dice que tengo 101 fanses, ahí es nada, pero por mi cálculos salen unos 96. Claro que hay a cinco blogueros que los tengo no solo como seguidores, si no como amiguitos blogger y con esto alcanzaríamos la mágica cifra de los 101, sobrepasando incluso los 100, y en un número que tanto me recuerda a los Depeche Mode.

A principios de 2010, antes incluso de que yo mismo fuese fan de mi propio blog, por aquí ya se había pasado Thiago y se había hecho fans, mi primer fans, rápidamente me hice fan yo mismo de mi mismo y nos siguieron Kenzo, El Robot Humano y Alex. La última bloguera en hacerse fan ha sido Cafeinómana, una bloguera muy especial desde más allá del Atlántico que tiene muchos incondicionales, porque escribe muy bien, es buena y seguramente, porque comparte el café con todo el mundo. Claro, mencionar a estos no debe ser dejar de lado al resto de los 101.

Thiago, Pimpf, Kenzo, El Robot Humano, El chico de siempre, Pedro, El Principito, Bell, Angel, Christian Ingebrethsen, La Polla en verso, Antwaters, Silentvaro, Sergio, Sr. Calamar Gigante, Davis, David Montoro, Adros, Damian, Parmenio, G-boy, Cristina García, Onixperú2008, Jflar, Heli, Edu Siquem, Club de Te Tetera Planta, Chaser LJ, Pumara, Esteban Zegarra, Sachiel Renovatio, Khmergay, Fran Frannao, Doomsday, Rimmel Club, Stultifer, Gus Milkshake, Undelas7vidas, Jesús Fariña, Romek Dubczek, Munani, Lex, Josh, Jos, Wesley Romero, Z, Eurice, Juani, Antony, Rimmel Pub, Jesús, Observatorio Gay Granatense, Gary Rivera, Oltos, Elmo, Kotei, Alejandra Figueroa, Yeisonlex, Rober Tenique, Dorian, Óbolo Cultural, Dave, Zowi, Sweet Dead Beats, Bancodeimágenes, Frannao, Xas, El Arcoiris Libre, Juan Montes, Ereber, CB, Tahis, Doomsday, Victor (libreta rosa), Daria, Tigretón, Celso, Miqelangel, Akasha, Daniel Castro, Gay News Express, La Gata Coqueta, Argax, Destroy114, Laporteriadenela, Ruby Delfino, Alba, Eregor, Breka, Chorro, Oliver, MC, Erbitxin, Dder_Strada, Javier y Cafeinómana. A todos vosotros muchas gracias por haber pinchado ahí donde dice "Hacerse Seguidor".

A muchos de vosotros muchas gracias por haber sido fieles hasta el día de hoy y desde hace tanto tiempo, a otros, un recuerdo, sobre todo a aquellos que por una causa u otra ya no están por aquí. Muchísimas gracias especialmente para aquellos que día a día y tras casi mil post seguís aquí dando ánimos con vuestros comentarios, buscando cualquier hueco para dejar vuestra huella en este blog. La huella no la dejais en el blog, me la dejáis a mi, dando ánimos para continuar.

101 es el primer disco en directo de Depeche Mode, del que se extrae el tema Pimpf que ya he puesto aquí en alguna ocasión, un disco que pertenecía a su gira Tour For de Masses, que se publicó en 1989, del que salió también un video sobre la gira, un auténtico lujo de video del que hoy os dejo un fragmento de su promoción, con el tema Everything Counts.




¡101 GRACIAS!

viernes, 23 de marzo de 2012

FNF Nº 113

Y ya casi terminando el mes hoy traigo otro tema de estos que sonaron muchísimo en los años 90, de estos grupos creados expresamente para sacar un par de éxitos, pasar al olvido y desaparecer. En este caso no ha sido así. Efectivamente los C&C han pasado al olvido totalmente pero siguen en activo, al parecer aunque sin el ya desaparecido Cole. Formado inicialmente por los productores Civillés y Cole (de ahí el nombre) ha tenido a lo largo de su historia distintos componentes. Sus mayores éxitos en esta década que estamos recordando fueron el Gonna Make You Sweet que sonará a todo el mundo y Things That Make You Go Hmmm.


Sin lugar a dudas este Make You Gonna Make You Sweet, más conocido por muchos como el "Every Body Dance Now". Su estilo entre el dance y el house de la época y el rap corre a cargo de Freedom Williams del que tenemos pocos más datos, la voz de la chica es de Marta Walsh, un éxito rotundo de 1991 con el que arrancaba el house noventero. El tema fue utilizado en numerosas películas y recientemente remezclado por Bob Synclar.

Esta canción se la vamos a dedicar a la bloguera número 100, aunque yo no la vea bailando, danzando y sudando, imagino que con la cafeina que puede llevar en las venas será un no parar. Nuestra bloguera escribe desde el Perú, y es una amante del café. Su dedicatoria, además de ser por coincidir con mi seguidora número 100 más o menos, es para animarla en su vuelta a escribir. Es uno de los blogs personales que más me gustan, escribe muy bien desde relatos a sus sentimientos y es imposible no imaginársela escribiendo con una taza de café bien cargado a su lado. Nos tuvo unos meses abandonados y ha vuelto a escribir un pequeño post para contarnos que está muy liada, aunque no nos abandona, por si se le pasa eso por la mente, desde aquí queremos que no pare, que no pare de escribir y de encandilarnos con sus post. Claro, cafeinómana escribe desde el blog Si no hay café para todos... no habrá para nadie.

Hasta los huevos, ni política ni vida privada

Estoy más que nunca hasta los huevos, o mejor dicho, tengo los huevos subidísimos, oiga con esto de llevar prácticamente dos semanas sin lanzar pullas al Gobierno del Partido Popular y corruptelas varias. No es que no hubiese noticias, que haberlas las ha habido, es que, por si no lo sabéis, si hay algo de lo que yo no hablo en este blog es ni de política ni de mi vida privada. Esos dos temas los tengo absolutamente prohibidos en este blog, y este es uno de esos principios inherentes a mi propia esencia y en definitiva a estas Pimpfiadas.

Y lo de los huevos no es una vulgaridad que os comento. Resulta que el precio de los huevos ha subido un 50% desde enero, ahí es nada, todo por una directiva europea para el bienestar de las gallinas ponedoras que obliga a aumentar su espacio vital lo que implica una reducción de la cantidad de gallinas ponedoras por granja. Vamos, que se nos han subido los huevos a todos. Y yo que pensaba culpar de algo a Rajoy, pues se va a librar de esta. Lo que no me explico yo, es como estando las cosas como están, con los precios por las nubes, y la vivienda volviendo a subir de precio, es como se mantiene la inflación, algo increíble y analizable en próximas fechas.

Claro que lo de no hablar de política no es porque no hayan surgido temas al respecto, que unos cuantos hay, desde las convulsas elecciones andaluzas donde no hay más que corrupción destapada por todos lados, que si el caso de los ERES que implica a gran parte de la actual Junta de Andalucía hasta el mismísimo cuñaooooo del candidato popular Arenas, pasando por la falsa negativa de este de un debate televisado o radiofónico, algo que debería ser un deber de todos los politicos y de lo que Arenas ha hecho un arte con tal de no debatir. Pero a mi lo de las elecciones andaluzas, tampoco me preocupa tanto. Soy de los que piensan que los cambios políticos de vez en cuando son positivos para la ciudadanía, aunque en este caso venga en un mal momento. Y claro, siempre nos quedarán las elecciones asturianas, que eso es ya harina de otro costal, porque, quién nos iba a decir a nosotros que la reconquista de España nuevamente se fuese a hacer desde Asturias, o mismamente el norte, pues quizá por ahí venga un poco la solución.

A mi políticamente me preocupa el cariz que están tomando las cosas, la vuelta a esa política de publicidad encubierta que tan bien aplica el Partido Popular. Y no es por nada, pero ahí está la prohibición que la Junta Electoral ha hecho al Ministerio de trabajo (que sigue teniendo los huevos de no acudir a una asesora de imagen, o al menos a una esteticién) de publicar un video en el que se defendía la reforma laboral, calificándola como completa y equilibrada ¿Equilibrada? ¿Hola? ¿Y dónde está el equilibrio? Si ya lo decían los Depeche Mode "Get The Balance Right". Con una huelga general a las puertas de este fin de semana, concretamente el día 19, van estos enterados y se curran un video en dos días para defender lo indefendible, para lavarse un poco la cara, omitiendo jugosos detalles (dicho de otra forma, ocultando la realidad) a los pobres internautas que han visto dicho video donde se alababa tal reforma. Hombre, ni tanto ni tan calvo. Que podrá ser muy necesaria, y que podrá estar más o menos acertada, por ahí podría pasar un debate político, pero convencernos a los españoles de que es chachi piruli, pues no, cari, por ahí no, y menos cuando se hace de forma encubierta publicidad institucional de un partido con fondos públicos. Más seriedad, por favor.

Y ya me he desquitado de hablar un poco de política, bueno, de política no, de huevos, que es de lo que he hablado, porque entre la subida del precio de los mismos, los que le ha echado el Sr. Arenas para decir que no descalifica al rival o los que realmente debe tener la ministra Báñez para publicar un video así, otra cosa no, pero aquí solo se ha hablado de huevos.

Lo de mi vida privada mejor lo dejo para otro post, que ya he estado muy liado esta semana contándoos mis avatares culturales y blogueriles. Claro, y respondiendo al post de Observatorio Gay Granatense, sobre los juguetes sexuales, solo me faltaba contar si yo también tengo un aro de esos testicular, o dicho de una forma más basta, un aro para agarrarme bien los huevos, pero ya sabéis que yo de esas cosas no hablo en el blog, pero curiosamente, solo comentar que tengo más desarrollado , y no me preguntéis por qué, el testículo izquierdo.

Bicos ricos

jueves, 22 de marzo de 2012

Silenciados

Si, lo sé, hoy os traigo un post que debería haber colgado hace unos días, de algo que tuve la suerte de disfrutar el pasado fin de semana, sin embargo, ser un gafapasta multicultural y aún por encima, multidisciplinar hace que me escasee el tiempo. No tengo cien manos, y no puedo hacer post, leer blogs, atender a mis fans del facebook, a mil whatsapps, mi curso de inglés, trabajar algo, limpiar en la cocina cualquier utensilio que utilice antes y después de utilizarlos, hacer ejercicio y demás. Como diríamos en Galicia, no doy hecho o mejor dicho "non dou feito".

Lo importante es que aunque tarde, siempre es bueno que os hable un poco de teatro, porque aquí el único que va al teatro y a la ópera no es Thiago. Bueno, a la ópera si es el único. Y para que os hablen de musicales, cualquier marica puede hacerlo pues es de manual que cualquier marica que se precie tiene que ser fan de los musicales y del festival de Eurovisión. Pues yo no soy tan multidisciplinar, mis queridos blogueros. Así que, hablemos de teatro.

El pasado viernes fui con D. a ver Silenciados, en el DT Espacio Escénico de Madrid, mucho nombre pero es un centro chiquitín que hay en Chueca, en la calle Reina, muy modernito con una pequeña exposición de fotos preciosas. Silenciados, una obra de la compañía Sudhum cerró su campaña en dicho centro con la representación del pasado viernes, sin embargo, y con toda seguridad es muy probable volver a disfrutar con ellos pues la obra se estrenó en 2009 y si no es en el DT esta temporada, puede ser en cualquier otra ciudad o en algún otro centro. Vale la pena.

Silenciados trata cinco historias, de cinco personas asesinadas por homofobia, desde el prisionero 1895 en un campo de concentración nazi con su triángulo rosa hasta Mateo Rodríguez, un joven que sufre acoso escolar en Madrid, pasando por un activista mexicano asesinado en 2004, un gay cristiano que sufre toda la hipocresía de una iglesia católica represora o Paulina, una transexual guatemalteca que es asesinada por la policía de aquel país. Cinco historias crudas y violentas que te hacen reflexionar sobre el abuso del poder, las injusticias, la falta de libertad y en consecuencia, la homofóbia. Con un decorado de lo más sencillo, y una puesta en escena increíble. Presientes nada más comenzar con el tema Butterflies and Hurricanes de Muse que te vas a encontrar con algo que te va a sobrecoger, y esto en la primera y angustiosa escena en la que los cinco silenciados vuelven a la vida, una claustrofóbica vuelta al mundo para rememorar escenas todavía más terroríficas que sufrieron en sus propias carnes. El resto de temas que acompañan la obra son sencillamente geniales y enfatizan en cada momento los sentimientos del espectador, pasando por momentos de tristeza, alegría desmesurada y fiesta, reflexión o angustia.

Y finalmente los actores, cinco jóvenes actores que lo dan todo en el espectáculo, y cuando digo todo, hablo de jugársela en el escenario, dejándose la piel en cada una de las escenas violentas y haciéndote partícipe de sus momentos más felices o sexualmente salvajes. Todo expuesto de forma muy moderna que necesita de cierta reflexión, abstenerse fashions porque la obra da mucho que pensar. Os dejo con unas imágenes que he encontrado por ahí de la obra y de su director y también actor de la misma, Gustavo del Río.


Yo no sé a qué estáis esperando, a buscar por internet cuando va a ser su próxima obra de teatro y dónde, y qué corráis la voz, ya lo digo, ser un gafapasta requiere cierto interés, y vosotros también podréis llegar a serlo, aunque seáis de ciencias puras.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Santi XII: Madrid

Casi un año después, ya en la universidad recordaba con añoranza mi época del intituto, a los amigos y sobre todo a aquellos que habían elegido otras opciones para estudiar, recordaba aquellos años dorados y aquel curso de COU (Curso de Orientación Universitaria).COU había sido un curso demoledor. Nos habían dicho que era mucho más sencillo que otros cursos del instituto, pero el ritmo de exámenes continuados era brutal, y pese a ello, nos dieron un pequeño respiro en noviembre, una excursión a Madrid, un fin de semana cultural, el que sería nuestro último viaje juntos.

Aquel viaje se organizaba siempre en COU con fines totalmente culturales, se salía un jueves por la noche y se llegaba a la capital el viernes por la mañana, la vuelta se hacía el domingo por la tarde; un fin de semana cultural para que todos los alumnos que quisiesen pudiésemos aprovechar para para conocer las pinacotecas más importantes de España, exposiciones, actos literarios, teatro, e incluso ópera. Lo que ocurrió es que en un fin de semana no pudimos demostrar lo gafapastas que somos, y sin apenas tiempo invertimos nuestro tiempo para otros fines del tipo quedar con unos amigos de Vallecas para hacer botellón en pleno Madrid y colarnos en el metro, ir a cuánta discoteca hubiese abierta y a poder ser con los personajes travestidos más vanguardistas, visita al Parque de Atracciones de Madrid, al rastro, dar unos paseillos, e incluso hicimos algo de tiempo para visitar el Thyssen y el Reina Sofía, ahí es nada, todo concentrado en tres días.

Yo iba a ese viaje muy temeroso de cualquier ataque sorpresa de Gorka hacia mi, y no hubo problema ninguno, recuerdo incluso una cierta sensación de calma chica, de recuperación progresiva de nuestra amistad, de mantener nuestras distancias en cuanto a nuestra competición por demostrarnos a nosotros mismos que éramos los mejores amigos del mundo mundial de nuestro Santi. Un viaje en el que disfruté tanto de Santi como de Gorka, de Jimmy mi amigo inglés con el que disfruté de los oportunos porros en la capital, una ciudad grandísima que yo jamás había pisado. Así fue como conocí yo Madrid, el Madrid de la post movida, de las drogas y callejones oscuros, de los lugares de comida basura, de los truhanes, el Madrid nocturno y las calles de prostitutas, de los bares baratos de bocatas de chorizo, el Madrid de las porras y los churros, la ciudad que me encandilaría pero que jamás me imaginé que sería mi futura residencia.

Nos llevaron a una pensión muy cercana al Congreso de los Diputados, en una habitación de mala muerte, con un baño compartido por toda nuestra planta, una habitación con una pileta de lavabo encima de la cama de Gorka, un armario decimonónico que escondía un sandwich mugriento que comenzaba a tener cualidades para caminar, y una bota debajo de la cama de Jimmy.

Comenzó el viaje dejando las maletas en la pensión y llevándonos el autobús a visitar voluntariamente el Thyssen. Una auténtica gozada, ya os lo digo, y eso que yo de pintura no tenía mucha idea, e incluso recuerdo algunas de las explicaciones de algunos cuadros a cargo de nuestro profesor de filosofía. Un poco de comida basura por la Puerta del Sol y un breve descanso en la habitación, unos porros y la primera gran ingesta de alcohol, paseo con los amigos de Vallecas que nos llevaron a una discoteca de Alonso Martínez, para nosotros en la otra punta de la ciudad, lejísimos, aunque no deja de estar todo en el centro. Nos movíamos tal cual catetos por el metro, guiados muy bien por Gorka, pero tan inconscientes como para subir al metro para bajarnos en la próxima estación, o como mucho, dos estaciones más allá, una aventura de pueblerinos. La noche nos llevó a una gran discoteca y a una vuelta a la pensión caminando.

El sábado empezó con una visita guiada por el Museo Reina Sofía, una mañana que aprovechamos sobre todo para divertirnos en los ascensores. Ese era nuestro principal entretenimiento cultural, y pese a todo, disfrutamos con los Miró que allí hay, y sobre todo, con el Guernica que nos dejó a todos en un completo silencio solamente interrumpido por un "¿Es que no tiene hambre la gente aquí?". Y más comida basura, más botellón en la habitación y plan para la tarde, el plan cultural por excelencia y por el que habíamos ido a Madrid, el Parque de Atracciones, en una tarde lluviosa pero que disfrutaríamos como auténticos enanos, en atracciones de lo más sencillas. Esa noche, decisimos abandonar la comida basura por el bocata del bar de abajo, las macrodiscotecas por los pubs del barrio de Malasaña, recorrer los clásicos Penta o la Vía Láctea entre otros antros donde disfrutar el rock. Años después, terminaría viviendo en una calle muy próxima a aquella zona. Finalizó la excursión con una mañana de sueño y resaca en El Rastro con muchísimas ganas de volver y descansar.

Había vivido, pese a mi miedo inicial, el mejor viaje con mis amigos, el mejor viaje hasta aquel momento, y sin saberlo, me había enamorado de Madrid.

martes, 20 de marzo de 2012

Pimpf se autoayuda

He decidido autoayudarme y para ello me he leído en un momento que he tenido libre un libro de autoayuda, el primer libro de autoayuda que cae en manos de Pimpf, y en este caso el tema elegido ha sido la homosexualidad, pero un libro para la juventud -y es que por mi no pasan los años-, La Juventud Homosexual, de Manuel Ángel Soriano, licenciado en psicología y diplomado en psicología clínica por la UCM, pese a que yo mi juventud ya la he pasado.

El libro es muy pequeño, se lee enseguida con un lenguaje muy directo dirigido precisamente al público homosexual joven. Existen muchos libros de autoayuda, seguramente unos cuantos para los homosexuales, entendiendo por homosexuales al colectivo LGTB al completo, pero para jóvenes casi nunca se hacen las cosas, en este caso, Soriano va directo al grano y sobre todo para aquellos gais que comienzan a sospechar de su homosexualidad. Yo, a mis años tengo asumida ya mi bisexualidad, aunque muchos penséis que lo de ser bisexual es un mito, pues nada de eso, existimos, somos reales aunque muchas veces ignorados por los gais . Sobre este tema también se habla en este libro definiéndonos como personas con atracción afectivo-sexual por personas con independencia de su género o sexo, no necesariamente al mismo tiempo, ni de la misma manera, en el mismo grado o con la misma intensidad. Afronta con total igualdad el tema tanto gay, lésbico, transexual o bisexual, cada uno con sus peculiaridades.

La Juventud Homosexual aborda varios temas interesantes, entre ellos la homofobia, la lesbofobia, transfobia o bifobia. Todas existen en una mayor o menor medida, y contra todas es bueno estar prevenido, las hay desde planteamientos culturales hasta agresiones físicas. Ninguno de nosotros estamos libres de padecerlas de alguna u otra forma, y como una de sus consecuencias, el bullying; aterra leer algunos de los testimonios de jóvenes que el libro narra. Otro de los temas que trata es el de la salida del armario. La polémica salida del armario. Para ello menciona un decálogo de pasos a seguir, o recomendaciones, para quién las quiera y las necesite. Considera la salida del armario como un proceso por el que todo homosexual debe pasar más tarde o más temprano. Yo, que sabéis que no soy pro-salida del armario discrepo en este punto, sin embargo para quién decida dar ese paso es interesante.

Tiene mucho valor de ayuda la mención que a lo largo del libro se hace de la realidad transexual, esos grandes desconocidos incluso dentro del colectivo LGTB, siendo quizá los más rechazados a nivel social, explicar, ayudar a conocer, buscar referentes y sobre todo, acompañar su aceptación con leyes que hagan avanzar a la sociedad.

Además de los testimonios de los jóvenes que hablan de su experiencia, para mi lo más reseñable del libro es el listado de asociaciones LGTB que aparecen al final del libro, un buen compendio de ellas a lo largo de toda la geografía española. Y que haya un listado de asociaciones no es una cuestión de ponerlas y ya está, es que el libro, precisamente indica que en el caso de padecer cualquier situación de baja autoestima por el simple hecho de ser homosexual, o haber vivido alguna experiencia de homofobia, se acuda a cualquier especialista en la materia, y por supuesto que este no sea de aquellos que todavía consideran la homosexualidad como una enfermedad.

A mi este libro me llega tarde, mi realidad a lo mejor habría sido otra si me autoayudase un libro, por suerte, o por desgracia aprendí a autoayudarme a mi mismo, a lo largo de los años, y tampoco me ha ido mal pues jamás he hecho un drama de esto, jamás he intentado mezclar mi vida sexual-afectiva con el resto de planos de mi vida, sin embargo, hay momentos donde estos se entrecruzan unos con otros y se hace necesaria la firmeza en algunos planteamientos vitales. Lo dicho, para jóvenes o muy jóvenes, que la mayoría de chicos de ahora ya vienen empujando con mucha fuerza y con muchos de los deberes ya aprendidos.

lunes, 19 de marzo de 2012

Mi querido, mi viejo, mi amigo

Cuando falleció mi abuelo, hace ya casi cuatro años, mi padre por cuestiones laborales estaba fuera de casa, a miles de kilómetros en un barco, rodeado de mar, sin posibilidad de despedirse del que siempre había sido su gran amigo y ejemplo a seguir. Un mes después llegó con el disgusto, y me pidió que le hiciese un montaje con fotos de mi abuelo, él escogería la música, y escogió este tema de Roberto Carlos, Mi querido, mi viejo, mi amigo, que pongo al final de este post. Cuando vimos el resultado a todos se nos encogió el alma.

Mi padre siempre tuvo en mi abuelo un gran referente para todo en la vida, y por el trabajo de uno y otro solo pudieron disfrutarse más plenamente en los últimos años, en la vejez de mi abuelo y en la madurez por llamarlo de alguna forma de mi padre, cuando coincidían entre marea y marea. Yo debo reconocer que mi cariño hacia mi padre es algo similar, algo parecido a un buen vino, algo que con los años va ganando en calidad e intensidad. Ya conté en alguna ocasión que, por su trabajo he crecido prácticamente sin padre, éste era el señor que tanto te quería y que venía a casa cada X meses, lo revolucionaba todo los días que estaba y siempre te traía un regalo del mar. Ser hijo de marinero te hace perder esa infancia super feliz rodeado de tus padres, algo que solo disfrutas a medias, sabes que lo tienes pero no lo llegas a disfrutar como el resto de niños, y cuando vuelves a sentirte como los demás críos, la mar te lo vuelve a arrebatar por otra larga temporada. Él no es muy mayor, aunque se ha jubilado recientemente, a los 55 años, que es una de las pocas cosas positivas que tiene trabajar en alta mar. Ahora es cuando él tiene tiempo para estar con los suyos, el tiempo que hemos perdido, claro, y es ahora cuando yo no estoy en casa, y solo puedo disfrutar de él cada vez que voy por Galicia, y eso compatibilizándolo con el resto de la familia o los amigos.

Ahora veo yo a mi padre como un referente en muchas cosas, el que recoge el testigo, el que ve al viejo como esa persona que siempre te quiso y a quien por falta de oportunidades no le has podido demostrar todo lo que le quieres. Ahora, cuando yo estoy fuera, aprecio cada uno de sus gestos hacia mi, su pesadez para que yo deje de fumar, sus nervios a la hora de hacer las cosas, su determinación cada vez que decía aquello de "en esta casa mando yo, y mientras estés bajo este techo aquí se hace lo que yo diga", el que disfruta de un simple paseo por el monte de esos que se dan los jubilados para mantener su tiempo ocupados, su reorganización de todas las cosas de la casa, la necesidad de preguntarle dónde esta guardado todo lo que él ordena y desordena o escuchar sus consejos, que repite una y otra vez, los mismos en larguísimos discursos, que se podrían resumir en dos frases pero estas frases pueden llegar a ser de horas, mientras yo fijo mi mirada al infinito, fingiendo no hacerle demasiado caso.

Yo cederé este testigo también, espero que algún día, cuando yo sea mucho más mayor alguien esté deseando recibir todo este cariño que yo he heredado, un cariño que no llega siempre cuando uno más quiere pero que es un cariño que no debe faltar.

Sirva este post como homenaje a mi padre en el día del padre, a quién felicitaré nuevamente por teléfono, como casi siempre, pero con la suerte de poder seguir celebrando esta festividad, una suerte que muchos no han tenido, ni tan siquiera por teléfono, una suerte que mi padre, como hijo ya no va a poder volver a celebrar.


domingo, 18 de marzo de 2012

Un mano a mano con Iker Jiménez

Creo haber comentado en más de una ocasión que soy un absoluto fan de cualquier programa de radio sobre el misterio o la historia, exceptuando cuando se habla del tema ovni, que no me interesa para nada, y de entre todos los programas, siempre destaca por su producción el de Iker Jiménez, Milenio 3. Lo que yo no sabía era que iba a colaborar en su día con Iker Jiménez y él conmigo, vamos, una simbiosis.

A finales de 2010 publicaba yo un post sobre la casa maldita de Antón Grilo, muy cerquita de dónde yo trabajo, una casa donde han sucedido una serie de macabros sucesos a lo largo de su historia, desde su creación hasta hace ya unos cuantos años, y desde aquella, el misterio allí permanece en letargo, quizá esperando una próxima aparición en las páginas de sucesos. Aquel post lo hice por la fecha en la que estábamos, próxima al día de los difuntos, tratando de hacer un recorrido por ese Madrid misterioso que tanto me gusta, o el Madrid macabro, o el Madrid del morbo. Disfruté mucho haciendo ese post, pura labor de I+D, de una página para otra, con el Google como principal arma. Allí recopilé como pude la mayor parte de aquellos oscuros sucesos.

El sábado escuchando Milenio 3, el programa de Iker Jiménez se habló de otra de esas viviendas encantadas, esta vez en la ciudad de Valencia, esa ciudad mediterránea con mar, dónde habían ocurrido también desde mediados de los años cincuenta una serie de sucesos que catalogaron a dicha casa como tal. En el programa se habló de esa casa, de la casa de Almansa dónde se practicó un brutal exorcismo que costó la vida a una niña, dicha casa quedó marcada para siempre, y en ese mismo espacio también mencionaron la casa maldita de Antón Grilo. Pensé feliz, que tras un programa de Iker, éste me había inspirado para hacer aquel post y que yo ya conocía de sobra la historia. Hace cuestión de unos días, llegó a mi teléfono un correo avisándome de que alguien había dejado un comentario en ese post. Y me extrañó, porque el post llevaba publicado mucho tiempo, y en su momento pasó sin pena ni gloria, ni fue de los post que se revalorizan con el tiempo y van cayéndole visitas. Pensé en contestarlo pero por falta de tiempo no lo hice. No le di mayor importancia.

Ayer, rebuscando en las estadísticas del blog algo me llamó la atención, el número de visitas de este mes, que aún no ha terminado se había disparado. Había un pico, inmenso para lo que es este blog, de más de 1000 visitas. Pensé, lleno de gozo que tal éxito no podría tratarse más que del post en el que hablo de mi nuevo pantaloncito de atletismo, ese que marca el movimiento de mi pene al correr, con el que me gusta exhibir mis potentes piernas. Nada de eso, la sorpresa fue que el post más visto este mes, el causante de ese nuevo pico había sido el de La Casa Maldita de Antón Grilo. Una frikada os diréis vosotros.

sábado, 17 de marzo de 2012

Retrospectiva Lewis Hine

Me vais a perdonar que sea tan gafapasta, pero no lo puedo remediar. He nacido para la cultura, crear, aprender, divulgar y en una de estos ataques de intelectualidad he aprovechado para ir con un amigo fotógrafo a una exposición retrospectiva de Lewis Hine en la Fundación Mapfre de Recoletos. ¿Qué por qué ir con un amigo fotógrafo? Pues básicamente porque a él le apetecía, y así yo aprovechaba para hacerme el interesante, o el cateto, si cabe, pero ya lo dice el refrán, para ser gafapasta no hay solo que serlo, también parecerlo, y yo disimulando soy muy bueno.

El caso es que a mi la exposición esta de Lewis Hine, pues, así en un lenguaje completamente culto y literario, pues, ni fu ni fa, así os lo digo, o como mucho, se puede ver, tiene algunas fotos muy chulas pero muy pequeñitas todas, eso si y en los tiempos en que estamos, ya puestos a exponer copias como ellos han hecho, pues quizá unas ampliaciones en condiciones y todos tan contentos, excepto los oftalmólogos y los ópticos.

Lewis Hine nació en Winsconsin a finales del S.XIX, y estudió Sociología en varias universidades, pronto entendió la fotografía como un instrumento para explicar sus estudios sociológicos, así fue como nació en él su preocupación por las clases menos favorecidas, por los niños explotados o por la producción industrial. Esta retrospectiva hace un recorrido por su obra desde los comienzos hasta sus últimos años. Dividen la exposición en varias etapas, desde la emigración en la isla de Ellis, casas de vecindad de Nueva York, niños trabajando, Europa tras la Primera Guerra Mundial, Pittsburg, Chicago y Nueva York, o sus fotos más impresionantes, las del trabajo y las de la construccíón del Empire State.

Estéticamente las fotos apenas tienen ningún pero, e incluso en cuestiones de iluminación, o colocación de modelos, o posados. Hay que tener en cuenta que cuando Hine tomó la mayor parte de esas fotografías no existían estas Canon impresionantes como la mía, ni objetivos que te cagas, ni tan siquiera un flash decente, era una cuestión de hacer buenas composiciones, buscar temas interesantes y técnica, mucha técnica y sin lugar a dudas de esto no le faltaba a Hine.

Yo no os voy a dar más la brasa con esto del Hine este, lo que sí deciros que mi amigo de exposiciones fotográficas se quedó sorprendido no solo de mis conocimientos, pues pensaba que solamente tenía una cámara para monear y hacer mis fotografías en modo automático, si no que encima me hice el super interesante cuando le dije que lo mío era más el fotoperiodismo, nada de posados mágicos, buscar dar la mayor información en una imagen y sobre todo transmitir con ellas. No sé si lo conseguiré alguna vez, pero la intención es esa. Os dejo con Hine, el verdadero protagonista de esta exposición.





Bueno, vale, la exposición ha estado muy bien, sinceramente y hace un recorrido a lo largo de toda su carrera con lo cual te puedes imaginar bien lo que quiere transmitir con sus fotos, que de eso se trata y algunas fotos son impresionantes. A lo mejor es envidia del amateur.

viernes, 16 de marzo de 2012

FNF Nº 112

En este repaso de la música de los años 90 hay un grupo que no puede faltar, respetando a muchos otros grupos que han sonado a lo largo de esa década todavía indefinida. Cuándo arrancaron su carrera musical los Red Hot Chili Peppers no eran más que unos jóvenes californianos que jamás se esperaban el éxito que en 1991 tendría su álbum Blood Sugar Sex Magik, el que les daría el espaldarazo definitivo al éxito. Le seguiría el One Hot Minute, publicado en 1995, una extravagancia de disco a lo largo de su carrera, muy marcado por la guitarra de Dave Navarro y que no se sabe muy bien en que estilo encuadrarlo, es sin lugar a dudas su disco más rockero y el más sucio en cuanto a sonido, y en el que Kiedis luce las melenas mas largas. Sin embargo no se puede decir que este disco sea el mejor de los Red Hot, vendrían años mejores, pero de él se pueden extraer grandes temas, como el que hoy os dejo aquí un poco representando parte de lo que fueron los años 90.

Os habría puesto algún tema del Blood Sugar Sex Magik pero no es el primero de los Red Hot en este blog. En el video de su primer single, Warped, llaman la atención los gestos cariñosos entre Kiedis y Navarro, así como el beso final, sin lugar a dudas otra provocación de uno de los grandes del rock en la actualidad. My Friends es uno de sus mejores temas,que vuelve a recordar a esas grandes baladas que los de California siempre han hecho, y que se sale un poco del guitarreo de este álbum. Seguro que a muchos de vosotros os suena, y si no, siempre estáis a tiempo de aprender.


Esta semana voy a repetir dedicatoria de una bloguera a la cual ya dediqué en su momento un tema de estos de los viernes por la tarde, de los que nadie lee. A la bloguera en cuestión le han arrebatado su blog de buenas a primeras. Yo me enteré intentando abrir uno de sus últimos post, su blog ya no estaba, había sido eliminado, y me costaba creer que ella lo hubiese cerrado sin una despedida formal, aunque llevaba un tiempo escribiendo menos. ¡Ay el amor! El amor, el trabajo le han llevado el tiempo pero no la ilusión de escribirnos de vez en cuando para contarnos cuánto está de enamorada. Claro, ella es Brekiaz, que en cuestión de horas y tras haberse quedado sin sus post, nuestros comentarios, su ediciones del blogamigo invisible y demás nos ha abierto su Una del Millón..., su nuevo blog donde ya estáis tardando en dejar vuestro apoyo y volver a ser sus fans.

Bicos Ricos

Un americano, por favor

Y resultó que sin comerlo ni beberlo aquel café americano me supo como nunca.

Yo, cuando desoigo los sabios consejos de Angel para que un simple funcionario pueda combatir la crisis esta que nos tiene con la continua amenaza de una nueva bajada de salarios, acostumbro a desayunar muy cerca de mi trabajo, en la cafetería donde trabaja, por si no lo habíais leído nunca, Minoviescu. Minoviescu es un joven rumano, joven y guapo. ¿He dicho ya que es muy guapo? Bueno, un rumano con el pelo muy bonito, unos ojos verdes penetrantes y muy moreno con un cierto acento chulesco que más que parecer rumano te hace confundirlo con un kinki de Fuenlabrada, con todos mis respetos para los kinkis, bueno, y más respetos todavía para los habitantes de Fuenlabrada, claro, una ciudad de las afueras de Madrid. Ya conté en cierta ocasión que el componente kinki de Minoviescu no era solamente por su acento, su vestimenta al salir de trabajar es también de lo más kinki a la par que hortera, pues si, lo he visto con un rosario colgando del cuello, así como os lo cuento, y sin embargo, sigue siendo mi camarero preferido por el que perdería los papeles y dejaría a cualquier novio ipso facto y sin dudarlo. Lo siento, caris, poco tenéis que hacer frente a él, es una batalla perdida, y no valen las tácticas bichas para desbancarlo.

El caso es que, y espero que esta vez no me volváis a interrumpir. Allí estaba yo, fumando, aprovechando una esquina de sol en la calle, en una de estas mañanas preprimaverales de marzo, cuando salió él, se acercó a mi, clavando su penetrante mirada en mi y con su acento fuenlabradino me espetó un simple "buenos días". A mi eso nada más ya me había alegrado la mañana, si os soy sincero. Claro que el que tiene fama de divo tiene que hacerse el interesante y no ponerse a cuatro patas al primer comentario que te hace el primer rumano que pasa por la calle por lo que me fui a pedir mi café habitual, mi americano de toda la vida, una carga de café y doble de agua, para mantenerme fresco el resto de la mañana. Tras la barra estaba mi camarera preferida, esa chica colombiana tan agradable que siempre tiene una palabra amable para cada cliente y entonces entró él y sucedió lo más chabacano que recuerdo.

- ¿Un café americano como siempre?

Me preguntaba mi atenta camarera cuando se escuchó una voz al fondo de la barra:

- Si te parece, un café francés.

Era él, Minoviescu, sacando su cabeza de la cocina, picoteando algo de lo que prepara su compatriota cocinera, y que, seamos sinceros está repercutiendo en su peso. Seguí embelesado leyendo vuestros blogs desde mi teléfono, momento en que mi camarera preferida dijo tras la barra para que escuchásemos tanto yo como Minoviescu.

- Yo te hago un americano, Minoviescu (omitiremos su verdadero nombre por preservar su intimidad, o más bien para que no tengáis la mínima tentación de levantármelo) que te haga el francés si quiere.

Estallamos en carcajadas, tanto la camarera como yo. Minoviescu se quedó perplejo ante la chispa, por llamarlo de alguna forma de mi camarera y ruborizándose respondió intentando atinar un comentario para salir del paso.

- Bueno, tú prepárale el americano, de lo del francés ya hablaremos.

En ese momento el que se quedó perplejo fui yo mismo que comencé a ponerme colorado por todos lados, y para disimular solo supe volver a ver vuestros blogs. Sabe que me tiene encandilado, sabe que me gusta más incluso que su compañera "mirada que te hipnotiza", sabe que prefiero su francés al americano de su compañera, lo sabe todo. Es más, sabe que está muy bueno y es muy guapo. Sabe que es un ladrón que cualquier día me hará un butrón. ¡Ay ladrón!

jueves, 15 de marzo de 2012

La Cabecera de la Quincena (XXIV)

Solución al anterior concurso ¿Dónde te escondes Carmen Sandiego? Por si no ha quedado claro, el ganador de la anterior edición fue Melvin, ese chico con estudios que vive en una zona mediterránea con mar, me parece, aunque otros blogueros también se le han aproximado. Efectivamente se trataba de uno de esos mamotretos del comunismo, concretamente de Moscú, y para más datos, es el edificio Kotelnicheskaya Naberezhnaya, ahí es nada, una de las siete torres construidas en la época de Stalin, mide 176 metros y son utilizables 22 de sus plantas, fue ideado como residencia para la élite, sin embargo, al poco de ser construidas fue utilizado como apartamentos comunales. De estilo neogótico fue hecho a inspiración del Hotel Metropol. Como dije ya en alguna contestación a algún comentario, en la fachada, y en la cabecera se ve un escudo con la hoz y el martillo comunistas.
 

Pero hemos cambiado de quincena, ya estamos en la segunda quincena de marzo y con ella la llegada de la primavera que es sin lugar a dudas lo más reseñable de estos próximos días. Aunque además de la primavera, también tendremos la celebración del día del Padre, el próximo día 19, el Día internacional de la eliminación de la discriminación racial y el día internacional del agua. A todo esto añadimos que el último día del mes habrá que hacer un cambio de hora, y por fin el horario de verano, el de los días más largos y el calorcillo.

En esta ocasión no he querido ser muy duro con vosotros y os he planteado un reto de ¿Dónde te escondes Carmen Sandiego? de lo más sencillo, y es por ello que quizá he preferido en esta ocasión ser menos bocazas y dar menos pistas. Pero una vez más, la ciudad donde Carmen se esconde está relacionada de alguna forma con alguno o varios de los días que celebramos, si no la ciudad en si, por lo menos el monumento que se ve al fondo y que es sin lugar  dudas uno de los elementos más vistosos de esta ciudad, una ciudad que por otra parte disfruta de un bonito skyline que no es de los más conocidos del mundo. Y hasta aquí las pistas, que ya está bien hombre, y cuando descubráis la ciudad podréis decir aquello de ¡Eureka!

El resto de la cabecera ya no merece mención, porque sé que es en lo que menos os fijáis, un hombretón que me he encontrado viajando por internet, como quién no quiere la cosa, ¿Quién es el primero en pedírselo?

Bicos Ricos