domingo, 27 de enero de 2013

Tengo una idea

Quizá cuando en los dibujos animados o en los cómics alguien tiene una idea y aparece una bombilla flotando en el aire, no nos demos cuenta que estamos haciendo nuestro pequeño homenaje a Thomas Alva Edison. Hoy he descubierto esto, justo cuando se cumplen los 133 años de la patente de la lámpara incandescente. Sin embargo, aunque yo haya descubierto esto hoy, el invento no es mío, lo mismo le ocurrió a Edison con dicha lámpara. Pero hagamos un repaso a la carrera de este genial inventor.
 
Thomas Alva Edison nace en una familia que había emigrado de Holanda a los Estados Unidos, estableciéndose en Ohio dónde tenían una maderería. Edison es el séptimo hijo del matrimonio Edison Mathews, y recibe su nombre de Thomas como homenaje a un antepasado y Alva en homenaje a un capitán. Fue un mal estudiante y tuvo que completarle los estudios su propia madre. Desde muy joven empezó a trabajar vendiendo periódicos, verduras o mantequilla. Trabajaba rodeado de trenes que iban y traían el correo y ell tiempo libre que tenía lo aprovechaba para leer revistas de ciencia. No tardó en entrarle el gusanillo y empezó a hacer pruebas en un vagón vacío que utilizaba como laboratorio. No fue sin embargo hasta un hecho fortuito que su carrera comenzó a ver la luz, al salvar a un niño de una caída a las vías del tren. El padre del crío, agradecido le enseñó telegrafía y pronto le consiguió trabajo en telégrafos en la frontera canadiense. Encontró empleo en varias empresas de transporte ferroviario y esto le hizo pasar por varias ciudades americanas.
 
Su primera patente fue un aparato para el recuento de votos para el Congreso. En Whashintong le rechazaron este invento que constaba de dos botones, uno para el voto afirmativo y otro para el negativo. En 1877 comienza a trabajar por su propia cuenta y es en estos años que descubre el fonógrafo. Fue un 27 de enero cuándo Edison, ya establecido como empresario e inventor compra la patente de la lámpara incandescente, tal día como hoy hace 133 años. Pero este mérito que todos atribuimos a Edison, no es realmente suyo, él solo compró dicha patente, pero la lámpara incandescente fue descubierta al menos cuarenta años antes por el británico Warren De La Rue quien hizo pasar electricidad por un filamento de platino que se encontraba dentro de un tubo, consiguiendo que la electricidad calentase dicho filamento y le produjese el calor suficiente para iluminarse, debido a la gran resistencia del platino sin que llegase a arder. El invento aunque práctico era muy caro y no pudo comercializarse. En 1875, Woodward y Matthew Evans patentaron la bombilla que no era más que una en el vaciado del tubo dónde se insertaba el filamento, y una mejora de dicho filamento. Cinco años después Edison compraba la patente a Woodward y Evans y comenzaba a comercializar las bombillas.
 
Edison que era un hombre ingenioso, llegó a patentar más de 1000 inventos, sin embargo no todos fueron invenciones suyas, en muchos casos, como ocurrió con la bombilla incandescente que es muy similar a la que tenemos actualmente, Edison compraba patentes de otros inventores y las comercializaba. Y Edison tuvo en su haber más de una polémica en su afán por ser el genial inventor. Poco después de comercializar la bombilla instaló un generador de vapor en Wall Street de corriente que daba cabida a 1200 bombillas incandescentes de corriente continua. Nikola Tesla, empezó a trabajar con Edison en su compañía eléctrica, y fue el que propuso la corriente alterna debido a su enorme potencial. Edison descartó esta corriente pues, como no, sus ideas eran siempre mejores, así que Tesla terminó vendiendo las patentes de sus inventos a la compañía de la competencia que logró sacar la corriente alterna adelante. Fue tal el éxito de Tesla que Edison empleó parte de sus energías en desacreditar la electricidad de Tesla, electrocutando animales para demostrar su peligro, y convenciendo a las autoridades que la mejor forma de hacer pasar a alguien por la silla eléctrica era con este tipo de electricidad.
 
Una vida, la de Edison que no podríamos decir si tiene más sombras o más luces. En cualquier caso, ese 27 de enero le fue concedida dicha patente y para la historia queda.

14 comentarios:

  1. Jejeje, leyendoe este artículo se me pasó por la cabeza un episodio de "Los Simpsons" donde Homer se inspiraba en Edison para hacer inventos.

    Sin duda alguna, una buena biografía.

    Un abrazo chiquitín !!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, a mi me venía a la mente Vicky el Vikingo, pero vamos, la idea es la misma... ostras, acaba de encendérseme una bombilla.

      Bicos Ricos

      Eliminar
  2. hay un video en youtube de una estación de bomberos en que la bombilla que se puso hace como un siglo sigue funcionando sin quemarse, que las empresas q las hacen las fabrican xa q tenga un tiempo determinado de vida porque si duraran para siempre ¿Cuál es el negocio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, algo me suena de una bombilla eterna de estas... hombre, no sé yo cuánto puede durar un filamento de esos, pero tanto tanto tiempo, me sorprende.

      Bicos ricos

      Eliminar
  3. Edison fue un ídolo de mi infancia desde que vi una película sobre su juventud con Mickey Rooney :) Más tarde investigué su vida y descubrí que aunque buen inventor, era mejor vendedor, y que lo que mejor sabía hacer era encontrar nichos de mercados que otros no veían. Una especie de Steve Jobs del XIX.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, no la he visto. Uhm, entonces la película no recoge los aspectos negativos de intentar desacreditar a Tesla y su compañía, no?

      Bicos Ricos

      Eliminar
  4. Un crack, este Edison era un crack.

    Salu2.

    ResponderEliminar
  5. No estoy interiorizado en la vida de este personaje, lo más cerca que he estado de su historia es por el capítulo de Los Simpsons donde Homero se obsesiona con él. Desconocía estos detalles sombríos y competitivos de Edison, pero por alguna razón, no me extraña. Cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi es la parte que más me ha interesado... muchos grandes personajes de la historia tienen también su lado oscuro... jejeje

      Bicos ricos

      Eliminar
  6. Pues me he enterado de muchísimas cosas que ignoraba, yo pensaba que él era el inventor. Pues lo de Tesla y la rivalidad entre ellos la encontré en la tv, pobre perritos! Victimas inocentes en el juego de egos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco inventor si, algunas cosas las inventó él, otras se apropió de su patente... buen ojo. Lo de los perros es muy fuerte!

      Bicos Ricos

      Eliminar
  7. A parte de ser un ávido comerciante fue un gran visionario. Pero como todo gran personaje esconde a su Mr Hyde. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, desde luego tenía muy buena vista para los negocios, aunque esto no quita que fuese tan corto de miras para con la corriente alterna...

      Bicos Ricos

      Eliminar