martes, 31 de diciembre de 2013

Lo que ha traído y llevado el 2013

Si chicos, se acaba el 2013, y aunque yo no suelo hacer un resumen del año, al menos últimamente, este año sí quería hacer un poco de balance, más que nada por salvar un poco la cara por lo poco que he escrito este año, que aunque en lo personal ha sido muy movido. Otra cosa es que a mi no me guste hablar por aquí de mi vida privada, mucho menos de política. 

En cuánto a mi política del 2013 tengo que decir que aunque mi pasión por la política local sigue intacta, lo cierto es que la nacional me ha dado bastantes sinsabores, y cierto aburrimiento para contar parte de lo que ha ocurrido, que se resume básicamente en corrupción y tomadura de pelo a los ciudadanos. Aunque sigo siendo un ser muy político, también decir que tengo un poco aparcado mi papel de estrella joven y mediática, del mesías del partido en mi pueblo, esperando a que vengan vientos distintos. Estoy por lo tanto en una especie de letargo, esperando que me llamen que lo harán. Me adoran.

Pero en lo personal 2013 ha sido un año complicado, que se me ha llevado cosas muy importantes de mi vida. Dos fallecimientos de personas muy cercanas en la familia en el escaso margen de cuatro meses, también los meses más intensos para mi en cuánto al corazón. El año discurría a su manera, con las enfermedades de estas personas creciendo en su interior. Y llegó el verano. Tenía muchísimas ganas de este verano 2013. Al principio tenía en mente irme una semana menos a Galicia, pero la imposibilidad de hacer un plan con D. que no fuese algo que él tuviera en mente me hizo descartar la idea, decidí por mi cuenta y riesgo irme a Galicia, a mi casa, a la playa y con mis amigos. D. decidió que también se venía a Galicia. Yo no lo vi nada claro, pero, si tu amor quiere estar contigo y tú no le das la posibilidad de ir a otro lado, sería otro año a la gallega, con un calendario lleno de cosas por hacer y con la visita de la Buscona. Y así fue, disfrutamos pocos días de la Buscona, pero los disfrutamos, porque sabes que con ella puedes apostar porque siempre lo da todo, y lo disfruta al máximo. Y llegó esa última visita a esa familiar ya muy enferma, una despedida en toda regla. Fueron dos despedidas en una semana. El día que se montó el pollo con D., con el que le dije adiós finalmente a esa relación agónica en la que yo no me sentía lo suficientemente querido y el adiós a mi prima, que inicialmente fue más duro. Uno que está más preparado para la muerte que para las rupturas sentimentales, quizá porque la muerte no tiene vuelta de hoja, y lo de las parejas a veces si. No fue el caso.

Y llegó la desaparición del mapa de D., se fue de mi vida para siempre, me dejó sin noticias suyas, e hizo que se fuese cumpliendo parte de sus maldiciones hacia mi aquél día. Hasta que Pimpfiadas me salvó. Si. El blog hizo que alguien apareciese en mi vida, y de que forma, para cambiarla radicalmente, para llenar mis sombras de luz, mis lágrimas por sonrisas y para hacerme casi explotar mi corazón. Si, es pronto para decirlo pero, ahí hay una relación, de alguien que en ningún momento sustituye el hueco que dejó D., pero que sin embargo ha llenado esos vacíos históricos tan importantes que llevaron la otra relación al garete. Está claro que las personas son distintas, las mentalidades, los sentimientos, pero este chico me hace sentir tan bien... no os lo imagináis. 

Así fue el año, también dejando un poco de lado el blog, por el estrangulamiento de no querer hacerlo temático de D., y por no herir sentimientos en ocasiones de quién se ha ganado el trono a pulso. Ha sido un año de estudiar mucho, y ya os lo digo también, un truño de examen, que hará que el próximo año vuelva a repetir examen. Un año con pocas escapadas, distintas. A Barcelona, a Alicante en dos ocasiones y diametralmente opuestas una y la otra, dos a Valencia, las dos muy gratas para visitar a la Buscona que se ha convertido para mi en un personaje principal, un año complicado para ella también y por el que me gustaría darle ánimos.

Y finalmente la mejor noticia del 2013, para mi, sin lugar a dudas, es que voy a ser tío en unos meses. Y no veáis que feliz me hace sentir eso, qué ganas ya de que llegue el niño, que seguro será lo que haga inolvidable un 2014, que por lo que parece, viene con buenas expectativas.

A vosotros os deseo también lo mejor para este año. ¡Feliz 2014 chuchis!

sábado, 28 de diciembre de 2013

III Concurso de cabeceras. 2013

Se acerca el final del 2013, y como es habitual en este blog, toca alabar las cabeceras que tanto trabajo cuestan, que han podido tener más o menos resultado, que os han podido poner cardíacos, o alguna a la que le hayáis podido coger manía. Yo no os voy a preguntar cuál es la cabecera que más odiáis, me limito a pediros el voto por aquella cabecera que más os guste.

Dado que el número de fanses ha bajado alarmantemente (mea culpa por no tener unos contenidos lo suficientemente atractivos, o por no saber mantener la clientela) el sistema de votación será tipo Gran Hermano. Efectivamente. Habéis adivinado. Tenéis que dejar en vuestro comentarios las puntuaciones de las tres cabeceras que más os hayan gustado, y debéis valorarlas de 1 punto hasta 3, siendo vuestra favorita la que más puntos tenga. Pero tranquilos, no os voy a pedir que me deis los motivos, que los dejáis si queréis.

Así pues, y a modo de ejemplo, yo dejo mi votación ya, que yo también tengo favoritas. Y según las bases de este concurso, yo me lo guiso y yo me lo como, y yo puedo decidir el concurso en caso de empate, que para eso el blog es mío.

Primera Quincena de Octubre 1 punto
Segunda Quincena de Mayo 2 puntos
Primera Quincena de Noviembre 3 puntos

Ahora os dejo con la recopilación de las cabeceras. Espero que las disfrutéis.

Segunda Quincena Febrero 2013


Primera Quincena Febrero 2013
Segunda Quincena Febrero 2013
Primera Quincena Marzo 2013
Segunda Quincena Marzo 2013
Primera Quincena Abril 2013
Segunda Quincena Abril 2013
Primera Quincena Mayo 2013
Segunda Quincena Mayo 2013
Segunda Quincena Julio 2013
Primera Quincena Agosto 2013
Segunda Quincena Agosto 2013
Primera Quincena Septiembre 2013
Primera Quincena Octubre 2013
Segunda Quincena Octubre 2013
Primera Quincena Noviembre 2013
Segunda Quincena Noviembre 2013
Primera Quincena Diciembre 2013
Segunda Quincena Diciembre 2013

Ea! Ya podéis votar!

FNF Nº 182

Si, lo sé, sé que estáis pensando que hoy en esta sección musical tendría que haber puesto un villancico, pero mis ánimos navideños este año rondan lo minimalista. Finalmente me han alcanzado las navidades, han llegado los villancicos de los altavoces de mi ayuntamiento, los clásicos e incluso el más moderno burrito sabanero. Yo no es que no tenga ganas de celebraciones, me dejo envolver por el ambiente. Así es cómo me han alcanzado las fiestas.

Esta semana quiero poner una canción que he escuchado mucho estas navidades, de One Republic. Y no me preguntéis mucho de este grupo, solo sé que son americanos y que llevan tocando desde 2003, pero esta canción es muy pegadiza, quizá por lo repetitivo del estribillo. A mi me recuerda a mi niño, ya os lo digo, por eso la voy a poner hoy. Porque estos días lo necesito cerca, porque lo estoy echando de menos, y no por el hecho de pasarnos 15 días o 18 sin vernos, por otros motivos que en este post no vienen a cuento y que quizá escriba pronto sobre ello.


La canción se llama Counting Stars, para los que no tengáis mi lower level de inglés, y lo tengáis todavía más bajo ya os lo digo, contando estrellas. Yo en lugar de contar estrellas cuento los días que me quedan para volver a verlo. Ains.

jueves, 19 de diciembre de 2013

La Cabecera de la Quincena (LVI)

Solución al concurso ¿Dónde te escondes Carmen SanDiego? de la quincena anterior: Resultó que nadie acertó la pasada quincena el paradero de nuestra Carmen, ella que se había puesto tan mística, tan trascendental, tan creyente en la reencarnación que ella misma se pensaba la mismísima Cleopatra tonteando con Marco Antonio y Julio César. Pues estaba escondida en una recóndita región autónoma china, el Tíbet, concretamente en Lhasa, la capital, allí dónde residen los Dalai Lamas. Pues una pena, porque con el botín obtenido, Carmen se ha comprado un collar de perlas, que me lo ha dicho ella.
 
 
 
En esta ocasión, Carmen viaja, aunque no lo parezca por la foto, a un país latino, ya os lo digo yo, y no son muchos los países latinos propiamente dichos, pero os da la pista para descartar a la gran mayoría del planeta, por si pensabais que estaba escondida en Burundi. Se ha buscado un escondrijo (me encanta la palabra), para traernos la primera cabecera propiamente del invierno, con los paisajes nevados, pues, dónde se esconde en épocas invernales, otra cosa no, pero frío, para dar y tomar.
 
Os reto a que cacéis a Carmen SanDiego en esta ocasión que se ha ido de rositas a una estación de esquí con santuario incluido, y hasta ahí puedo leer.
 
Esta quincena en el calendario internacional este de días especiales, tenemos el día internacional del migrante y de la solidaridad humana, el nacional de esclerosis múltiple y del niño con cáncer, también el de la lengua árabe. Y aparte de eso, por si algunos no os habíais dado cuenta, también tenemos la navidad encima (detalle que este año, creo que por primera vez no refleja nuestra cabecera de la quincena.), con su sorteo de lotería nacional (al menos en España), con la nochebuena y la navidad propiamente dicha que viene siendo el cumpleaños de nuestro niño Jesusito, también los santos inocentes, la nochevieja, el año nuevo y finalmente, esto que en España celebramos muy bien, y así nos lo recuerda siempre El Corte Inglés, la epifanía del señor, vamos, los reyes magos de toda la vida. 

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Se acerca la navidad, ropopompón

No pienso ser de estos que se mofan del horrible anuncio del sorteo de la lotería de Navidad en España que ha reunido a cantantes varios y del que han hecho mil versiones de todo tipo riéndose del mismo, pero si, todo huele ya a navidad, y yo con las vacaciones a la vuelta de la esquina, oigan.

Así es. El próximo viernes me iré a Galicia, a casa, claro y por un par de semanas, cosa que es de agradecer, a esa casa dónde apenas existe la calefacción y lo más fácil es salir de ella con un reúma de mil pares. La familia, con ellos celebraré las fiestas, dejaré a mis ojitos con la suya y yo disfrutaré de esas copiosas comidas en estos días, con los abuelos y los tíos, los primos y también con los amigos, echando de menos a aquellos que ya no están, y disfrutando como si estuviesen entre nosotros, como a ellos les hubiera gustado, a ellos los echaré mucho de menos pero esto no hará que decaiga la felicidad de estas fechas. No, se trata de darles un sentido positivo y no tan triste como suele hacer mucha gente. Lo procuraremos al menos.

Y cuándo digo que echaré mucho de menos a aquellos que ya no están, me refiero a aquellos que físicamente no pueden estar con nosotros, los que se han ido definitivamente, por lo que descarto a aquellos que se han ido voluntariamente. Aquí es dónde hago ya la mención que todos esperabais a D., que no está porque en su día no quiso, aunque tampoco nos engañemos, habría estado a kilómetros de distancia.

Pues bien, se ve que se aproximan las fiestas y que ahora, tras cuatro meses de silencio, tras un año y un mes sin quererme, de repente se da cuenta de que ya no formo parte de su vida, y de que todavía me quiere. Ains, chuchis. Así es el asunto de enrevesado. En los últimos días D. ha hecho tímidos acercamientos de posturas, pequeños detalles subliminales que yo sé leer muy bien, noticias sueltas que deberían haberme llegado de una u otra forma para que supiese que todavía me quiere, para decirme que las hogueras no se han apagado aún. No sé a qué hogueras se referirá, si se refiere a estos asuntos del amor, yo lo quiero mucho pero ya no como en su día lo quise, ya no estoy dispuesto a dar un paso atrás para empeorar mi vida, mi salud y mi ilusión. Ya no, ya me llegan tarde los mensajes subliminales, ya ha pasado mucho tiempo y sus frases (y hechos) hicieron demasiado daño en su día. Han sido meses y momentos de mucha angustia y lágrimas, y tiempo suficiente para conocer a otra persona que poco a poco me está haciendo ver la parte bonita de las relaciones. Ya no me sirve que se acerquen las navidades y se sienta solo, me apena pero no me sirve. Creo que en su momento en lugar de estallar, insultar, patalear, empujar y dar malas contestaciones, antes de decidir que debía terminar la relación se lo debería haber pensado, habríamos estado todavía a tiempo de poner la relación en su sitio, ya no. Estaríamos a otra cosa en estos momentos. Y cada vez me convenzo más, cada vez me reafirmo más en lo que quiero para mi futuro, y no busco otra cosa que ser feliz.

domingo, 15 de diciembre de 2013

La Cena de empresa

Es la época, muchas empresas organizan durante estos días previos a las navidades sus cenas de empresa, para confraternizar jefes con empleados, asalariados con aquellos que les degollarán a la mínima, los de un departamento que están reñidos con los del otro, los de una mesa que no pueden ver a sus compañeros, miles de combinaciones son las que se dan en estas cenas de empresa. En mi trabajo no hacemos de eso, ya os lo digo.

No es que tengamos mal rollo, pero somos muy independientes todos, cada uno va un poco a lo suyo. Les deseas felices fiestas a tus compañeros y te vas de buen rollo con tu familia unos días a cientos de kilómetros dejándoles el marrón de la peor época del año, con el triple de trabajo y de tensión, esa tensión que quizá los funcionarios normalmente no tenemos. Pues en esta época la hay. Y sin embargo, y pese a todos los problemas que tenemos de escasez de plantilla que derivan en auténticos dramones por parte de aquellos que no tienen muchas ganas de trabajar un poco más, ahí haremos una pequeña celebración durante la semana, unos aperitivos, unas tortillas, unas aceitunas, embutidos, quizá alguna ensalada, y el verdadero motivo de la fiesta, que no es realmente la navidad, la jubilación de un compañero. A mi esto de la fiesta me parece muy bien, soy muy dado a celebraciones, ya os lo digo también, pero lo que me trae de cabeza en este post no es la celebración en mi trabajo de la cena de navidad.

Lo que realmente me trae de cabeza es la desfachatez de algunos medios de comunicación LGTB, así os lo digo, y os lo diría con uvedoblespunto y con sus com, pero tampoco hace falta que de nombres, no es plan de desprestigiar el trabajo que muchas personas se pasan casi por amor al arte, o el que otros en su momento hemos tenido, o que parte de una relación se fuese al garete por una página web (y no me refiero a una página de contactos). Yo he venido aquí hoy a hablar nuevamente de mis fotos. Si, esas fotos que no se han sacado de cierta página web. Ya sé que es una reivindicación que muchos de vosotros no compartís, y en cierto modo hasta puedo estar un poco de acuerdo con vosotros, sin llegar a daros la razón del todo, pero lo que me jode es que si este 2013 he currado con ellos durante medio año, podrían haber tenido el detalle de invitarme a la cena de empresa. Digo yo. Y en esto no cabe discusión posible. Si mis fotos permanecen allí, ahí está parte de mi trabajo y parte de mi tiempo de este año, yo creo, que aunque la situación fuese difícil, aunque fuese a decir que no, la invitación tendría que haberme llegado. Y esto es básicamente lo que me ha motivado a este post de hoy.

Sé que el tema está ya un poco trasnochado, sé que la decisión de cerrar página con respecto a esa etapa de mi vida me ha traído no solo tranquilidad, si no felicidad, me ha traído amor, y me ha traído el volver a pensar en alguien sin tener que estar defendiéndome por cada frase o cosa que yo dijese, me vuelve a preocupar el bienestar de aquellos que me quieren, y sobre todo me ha traído paz, así os lo digo. Pero creo que hay que reconocer que al César lo que es del César, y mientras sigan mis fotos del orgullo de Madrid y del de Valencia pululando por esa web, seguiré formando parte de la misma, de una u otra forma, como en su momento formaron parte muchas personas que por allí pasaron y también se fueron con el rabo entre las piernas, con alguna bronca y la sensación de haber perdido el tiempo.

Quiero mi invitación a la cena, aunque llegue tarde, aunque haya sido el pasado viernes, me es indiferente, pero la necesito para pasar página, para poder decir, lo siento pero no voy, y aún así, felices fiestas.

viernes, 13 de diciembre de 2013

FNF Nº 181

Ay! caris míos, que no quería dejar un finde sin poner algo de música, que mientras la escucháis se os alegra el corazón, y yo hago mis cosillas de fin de semana, que no son pocas, y todas dedicadas a cuidarme cuerpo y mente, y también corazón.

Hoy traigo MÚSICA, con mayúsculas todo, una de las grandes, Etta James, de nombre Jamesetta Hawkins, una de las voces más prodigiosas del soul y del rythm&blues. Nació en Los Angeles en 1938 y fallecía el pasado 2012, a causa de una leucemia. Desde pequeña comenzó a cantar gospel en un coro de iglesia y pronto empezaría a hacer grabaciones para la radio. Poco después viajaría a San Francisco y a su vuelta formó parte del grupo The Peaches, que se disolvería años después, dejando un tema importante en su carrera. Pero la voz de Etta estaba predestinada a ser disfrutada por todos, y en solitario. Así fue como comenzó su carrera que duró hasta mediados de la década de los setenta. Años difíciles, de intentar perder peso y de engancharse a la heroína. Volvería en los ochenta a sacar un disco, y luego en la década de los noventa alguno suelto. Etta se llevó a lo largo de su carrera tres Emmys, que no está nada mal.


Yo os dejo con su música, que seguro que este Something's Got a Hold On Me seguro que os suena, y si no os suena por ella quizá os suene por la versión que de ella hizo Christina Aguilera, o también Avicii, aunque ya nada que ver con la original.

Espero que tengáis un buen finde.

jueves, 12 de diciembre de 2013

Festín de Cuervos

Si, chicos, he terminado el Festín de Cuervos, el cuarto libro de la saga Canción de Hielo y Fuego de George R.R Martin. Otro tochazo de libro, nada en comparación con el anterior o con el siguiente que ya os advierto, he empezado a leer.
 
Así es que George R.R. Martin ha optado por hacer una extraña división de su saga. Cuándo lo normal era continuar un libro, aproximadamente dónde lo habíamos dejado con la anterior novela, en esta ocasión hace una división (aproximada) espacial, partiendo del punto de vista de los principales personajes del sur de ese mundo imaginario que él ha creado, y que ya ha advertido a posibles escritores que mientras él viva nadie va a escribir sobre el mismo. Deja pendientes por lo tanto, para la próxima novela los hechos que acontezcan en la zona norte y en la zona oriental, por lo que me he quedado un poco con ganas de más. Puro marketing, pura forma de enganchar a los lectores, que normalmente somos muy fieles (tampoco había esa necesidad).
 
Voy un poco leyendo a contrarreloj, evitando que los nuevos capítulos de la serie de HBO me engullan. Han advertido ya desde la productora de la serie que los capítulos de la cuarta temporada versarán sobre los últimos capítulos de su libro Tormenta de Espadas, del cual hice en su día una reseña (con espoilers, claro está, jajaja) y los primeros sobre el próximo, Danza de Dragones. Un lío que me ha tenido entretenido un tiempo, hasta que he tenido que dejarlo para ponerme a estudiar, cosa que será objeto de otro post, ya os lo digo. Me ha dado tiempo y esto me ha llenado más de paz, si cabe.
 
Como os iba diciendo. Este Festín de Cuervos no está tan entretenido como los anteriores, ya os lo digo, pero aún así sigue enmarañando más si cabe la trama, haciendo que los ojos de casi todos se vayan fijando en una zona en concreto del mapa, acción que se supone discurirrá en los próximos libracos. Me tienen enganchado a la saga ciertos aspectos, el mundo mágico, esos poderes sobrenaturales que en la lectura de novelas medievales no hay, la variedad de personajes (que también es uno de sus puntos negativos), las tramas palaciegas, que al igual que la serie de Los Tudor me encantaban por estos paralelismos que hay entre ellas y la política real. También me vuelve loco la presencia de dragones, que aunque en este libro no aparecen, se sabe de su presencia en el mundillo este, y de lo que su existencia traerá. Me gusta los giros inesperados de la trama, cómo un personaje que era de los más odiados al principio de la novela, termina siendo uno de tus favoritos al final. Avanza el final de la guerra civil por el Trono de Hierro, el desgobierno del reino que está todavía muy fragilmente unido, la desolación de la guerra, la aparición del hambre y la miseria, los ajustes de cuentas de vencedores y vencidos, los rebeldes y saqueadores, los personajes nuevos de nuevas zonas, con nuevas tramas que hacen que tenga que leerme la novela con una guía tipo Wikipedia para tener un poco de idea de quién es quién.
 
Caris, creo que no voy a seguir destripando la novela, que luego me tacháis de espoileador (¿se puede decir asi?), y además, con decir que me he leído el libro ya es suficiente para alumbraros un poco más, para qué veáis lo gafapasta multicultural que puedo llegar a ser, que no se diga.

viernes, 6 de diciembre de 2013

FNF Nº 180

Si, sé que ya he puesto esta canción en alguna otra ocasión. No lo puedo evitar. Me encanta, Amaral me encanta aunque suene muy repetitiva en la radio, pero soy un fan casi absoluto, y aunque me gusta casi todo, también soy recurrente a la hora de poner música. Este "Como Hablar" ya lo había puesto en una ocasión, en el FNF Nº 132 me parece, no hace mucho, pero cada vez que la escucho la redescubro y le doy un significado distinto. En esta ocasión me he quedado con los ojillos de aguamarina que menciona.

Claro que tampoco os traigo la misma versión que la vez anterior, habiendo variedad tampoco hay necesidad de repetir. Ahora os dejo la versión inicial, que tampoco está mal, aunque sin Antonio Vega, que siempre le da un toque más tristón a las canciones, más tristón y depresivo, también os lo digo. ¿Queréis que os cuente algo sobre Amaral? Bueno, están ya preparando lo que será el 2014, nuevo disco, nuevas giras y mientras haciendo actuaciones esporádicas, entre otras participar en un acústico para RNE, que no está mal. Yo deseando que saquen disco nuevo.



Y en esta ocasión la voy a dedicar a alguien a quién le he dicho que se la dedicaría esta semana, a mis ojillos de aguamarina, a esa persona a la que me comería entera, a la que me ha ganado poquito a poco, y que ha llegado por casualidad, y esa persona que cada día ocupa un espacio más amplio en mi mente y que por supuesto ha llenado mi corazón. Si, mis queridos amigos blogueros. Una dedicatoria de amor, que en estos tiempos que corren mejor no dejar escapar oportunidad así de estar con alguien que se desvive por ti, alguien a quién abrazar y que se deja querer. Ains (léase como un suspiro).

miércoles, 4 de diciembre de 2013

La Cabecera de la Quincena (LV)

Solución al concurso ¿Dónde te escondes Carmen SanDiego? de la quincena anterior: Caris in love, mis chuchis, tengo que decir que Carmen SanDiego ha sido pillada infraganti, en sus manos había una pequeña cazuela de albóndigas de pan, y allí estaba ella, en Cesky Krumlov, como bien apuntó nuestro bloguero (y lo digo sin decirlo) Mlvn. Efectivamente, nuestra Carmen se había escondido en lo más recóndito de la República Checa, en un pueblecillo medieval bañado por las aguas del Moldava. Un premio (todavía por decidir) para Mlvn, y un gallifante para Parmenio, que una hora más tarde reconocía también el lugar.
 
 
 
Y bien, esta quincena, Carmen se nos va por última vez a un lugar otoñal, porque la estación de la caída de hojas llega por fin a su final, dando paso a cabeceras de lugares frescos y sombríos, paisajes nevados y lugares dónde Carmen esconde muy bien sus joyas. Aunque para joya ella, así os lo digo. Así es que, para empezar el invierno ha decidido irse a un sitio del que no piensa darnos pistas, así nos lo remite en la postal que siempre nos envía y que en esta ocasión ha tardado unos cuántos días (bastantes) en llegar.
 
Cabecera ya invernal, porque el frío lo vamos sintiendo ya en huesos y riñones, tonos azulados y cielo con nubes que refleja el fresco de la época, y del lugar, modelo clásico en blanco y negro y un lugar muy muy fácilito, lo más característico del país y por lo que es mundialmente conocido.
 
Esta primera quincena hemos celebrado ya el día mundial de la lucha contra el sida (para todos), el día panamericano de la farmacia (para Gary), el internacional para la abolición de la esclavitud, y el internacional de las personas con discapacidad y el sdel índrome de Marfan. En lo que resta de días tenemos los días internacionales de los voluntarios para el desarrollo económico y social, el de la aviación civil (tome nota el que era o es novio de Thiago), y contra la corrupción (este año homenaje al Partido Popular), el internacional de la televisión y radio a favor de la infancia, el de los derechos humanos (tome nota Rajoy por el asunto este de las cuchillas en las vallas de Melilla), el nacional del tango y el día internacional de las montañas. Y si, en entre estos días hay alguno que sí está bastante relacionado con el lugar dónde está Carmen, y el de los Derechos Humanos también les afecta.

martes, 3 de diciembre de 2013

Fabián, mi ex

Si, sé que es un bombazo volver a escribir tras una semana dónde he estado liado de más para venir aquí a soltar esta exclusiva así a bocajarro. Fabián ya no es mi novio imaginario, ahora es mi ex imaginario.
 
No quisiera hacer un post sobre los motivos imaginarios que nos han llevado a esta ruptura de mutuo acuerdo. Porque las rupturas imaginarias lo que tienen de bueno es que te hacen sufrir tanto como tu imaginación se lo permita, tanto como tu estado de ánimo le de alas, e incluso te pueden hacer reir, dar lecciones de la vida en general, y todo muy controlado. Claro que, controlar a un novio imaginario es facilísimo, pero ¿Serán tratándose de un ex imaginario, las reacciones todo lo imaginarias que cabría pensar? Eso todavía está por verse. Inventaré ahora una historia para contaros esa ruptura imaginaria.
 
Perdonad esta semana sin escribir. No, no he estado tan liado como os he contado. Estaba depresivo porque Fabián me ha dejado. No quería que mi Fabián supiese de mi depresión. Me he estado liando con otros como si no hubiese mañana. Realmente he estado en un estado de semiinconsciencia o como se diga, pasando las hora muertas pensando en mi Fabián, en cómo le irá en su futuro, en qué quedará su proyecto médico. En si sus padres de Avilés me culparán de haberle hecho daño a su hijo. He estado pensando en los motivos imaginarios que me han llevado a esta ruptura, eso es lo que he hecho, y le he dado vueltas. Al principio he estado muy convencido de que la decisión fue la correcta, después vino el período de bajón en el que he empezado a echar de menos a mi Fabián, pero luego ya ha venido por si sola, la etapa de autoconvencimiento de que sin un ser tan perfecto a mi lado también me podría ir bien. Claro, le he dado vueltas y me puedo crear un novio imaginario en cuánto me plazca, y que no sea médico que luego todo son congresos imaginarios. Quiero que mi próximo novio imaginario sea inspector de Hacienda, aunque su trabajo corra peligro por injerencias políticas, pero que tenga un buen sueldo, un buen trabajo y que nos podamos hacer viajes imaginarios y románticos los dos juntos, es más, mi próxima suegra imaginaria será maja, pero maja de verdad, de las que idolatran a sus yernos.
 
Fabián y yo coincidimos poco este verano, os lo había contado, y también os había dicho que utilizaba esas aplicaciones del demonio dónde uno se puede animar a quedar con chicos con grandes rabos, que se iba de vacaciones a Maspalomas con algún que otro amigo y que volvía de las Islas Canarias con un color más que envidiable, que había conocido a algunos doctores que le enviaban fotos en pelotas. Y que me la ha dado con queso. A su vuelta Fabián me lo ha dicho claramente, que llevaba tiempo con la mosca detrás de la oreja y que hacía ya mucho que no me quería. Bueno, imaginariamente sí me quería, pero para el caso práctico de este post resulta que no, que me había olvidado desde octubre del año pasado. Así que de mutuo acuerdo hemos llegado a la conclusión de que para estar mal imaginariamente mejor dejarlo. Y ahora se ha convertido en un ex imaginario. En vuestras manos dejo la elección de qué tipo de ex imaginario queréis que tenga, porque yo en esto de lo ex estoy muy desentrenado, y no es que no los tenga en la vida real, que si, pero ya me contaréis qué tipo de Fabián queréis, si un novio de los que buscan a su ex para volver, o un ex que desaparece definitivamente del plano blogueril, o un ex que va llorando por los rincones haciendo de su vida un drama, o un ex que se enfada si alguno de sus conocidos tienen una cena conmigo, o un ex y amigo a la vez. Ya me contaréis, que seguro que Fabián no desaparece de este blog así como así, y es que novios imaginarios como él, pocos.