miércoles, 15 de enero de 2014

Cualquiera es hipster, oiga

Llevo yo un tiempo con la mosca detrás de la oreja, porque siempre tuve muy clara una de mis facetas en este blog, la de bloguero gafapasta multicultural y renacentista, que mismo os hago un post sobre D. como al momento os estoy hablando de cualquier película de cine o un libro. Y todo ello me llevaba en el camino correcto para ser un gran hipster, vuestro bloguero hipster, o si lo preferís, una moderna de mierda con barba.
 
Hipsters de palo
El caso es que yo me he dejado mi barba descuidada como mandan los cánones, visto con camisas de cuadros (aunque preciosas) cual leñador (finolis) y también tengo esa virtud de vestir con ropa no sacada de saldos pero si usada, porque me dura muchísimo la ropa, tengo jerseys que rozan ya lo vintage en mi armario, tengo muchísimas fotos en las que salgo con cara de asco, pero auténtica cara de asco, publico de vez en cuándo cosas en el Instagram, vivo en una zona hipster de Madrid por excelencia aunque algunos digan que en Madrid no hayan barrios hipster y si algo me define como totalmente hipster es mi gusto por los bares pequeños de toda la vida, allí donde disfrutar de una buena cerveza, un mejor vino (siempre y cuándo sea albariño) y dónde te suelen poner supertapas, ya os lo digo. Por eso he pensado que cumplía todos los cánones del hipsterismo.
 
Efectivamente, hay puntos a los que no he podido llegar, no soy de música muy alternativa porque soy muy clásico con la música, ni me muevo por Madrid con skateboarding de esos, mucho menos con bicicleta (bicicleta rara y especial, desmontable o no, personalizada o sin personalizar), tampoco tengo mi casa llena de cosas Apple, básicamente porque soy un poco pobre y antiApple (una marca de pijos venidos a más), si, lo sé, no soy nadie sin ningún aparatejo Apple, sin Iphone, MAcBook, Ipad, chuchis, lo siento pero por ahí no paso y no sé si esto me excluirá de ser el hipster del año. Tampoco frecuento cafés culturales, y a lo más que aspiro es a leer el periódico en el bar de toda la vida (El País, por supuesto).
 
Vamos que en general siempre he sido un poco antimoda, y no entiendo muy bien esto de tener que tomar cupcakes (las magdalenas de toda la vida con nombre inglés y una capa de insufrible azúcar de colorines por encima), tener que ofrecer un aspecto como de descuidado pero llevándolo totalmente cuidado y milimetricamente estudiado, porque siempre he sido descuidado, y la barba siempre me la he dejado por pura comodidad, de días normalmente. No he tratado nunca de hacer una búsqueda intelectual porque siempre he pensado que tengo la intelectualidad suficiente como para tragarme un día un programa de Sálvame Deluxe y al día siguiente ver tranquilamente Parlamento (aunque ya no lo emitan), ver cualquier tertulia política de estas que están de moda y a la vez ser fan de Gandía Shore (y no, no menciono a Redes, porque como buen hipster no puedo reconocer que hago cosas de hipster), de tener la tranquilidad de abrir un libro cuándo me de la gana, que no tiene que ser de ningún escritor "interesante" (a la par que intragable) - léase cualquier autor japonés de moda, un escritor eslovaco que habla sobre cualquier chuminada trascendental-  soy muy de bestsellers, y de clásicos, y de historia, me gusta la fotografía a nivel usuario feliz que va con su cámara a un montón de sitios, de los que hacen un "IWasThere" sin ningún pudor, te fotografían una puesta de sol increíble y disfrutan con la fotografía social (léase un mendigo pidiendo aunque yo no sería capaz de hacer esa foto o una bicicleta hipster aparcada en la puerta de un local hipster). Y es que sin darme cuenta, hasta podría decirse que cumplo con eso de que "sigo la moda pero que no se note que la sigo, y si tengo que negarlo lo niego".
 
Y después de debatirme internamente con mi hipsterismo me encuentro con una noticia que derrumba todos los pilares de mi conocimiento hipster. "Borja Thyssen y Blanca Cuesta dos hipster de shopping". ¿Hola? ¿Que el tontolaba este es hipster? Espero que al menos lo haya negado, porque a mi eso de dejarse barba no me parece motivo suficiente, lo de comprar en la milla de oro de Madrid la ropa desluce un montón aunque los hipster tengan su origen en clases medias o altas. Que lo sepáis. Además menudo hipster de palo sería si se viese reconocido como tal, si todo el mundo sabe que cualquier hipster que se precie, tiene que decir que no lo es. Y todo porque me preocupa que Borja Thyssen se haga con el título de hipster del año, que me arrebate mi puesto, o que hasta incluso intente hacerse pasar por un gafapasta, sin ser él nada de eso.

5 comentarios:

  1. Ohh Pimpfito, he escuchado tanto esa palabra y no tenía ni la más mínima idea de lo que era un hipster, así que tu post me ha ilustrado, aunque ya no sé si para bien o para mal, de lo que un hipster es. ¿Te dejaste la barba? mmm Pimpfito ¿y pica cuando te besan? jajaja ya control! te dejé unas preguntitas en mi blog, mira que no es de política pero sí alguito de tu vida privada ;) Un beso!

    ResponderEliminar
  2. El Thyssen está horroroso en esa foto (y su señora más aún).

    El azúcar por encima de las magdalenas hipsters es muy bien. ¡Viva el azúcar!

    Y conozco gente que sale despeinada de casa, pero ese peinado de despeinado les lleva como mínimo 20 minutos de preparación.

    ResponderEliminar
  3. Es que ser hipster es de lo más duro que hay, porque cuando le empiezas a coger el gustillo a algo va y se pone de moda, y vuelta a empezar a leer blogs "cools" y "trendies" para encontrar una nueva tendencia que te haga sentir hipster de nuevo. Aunque para ser hipster hipster de verdad es no parecer hipster e ir disfrazado por la vida de punk, pijo o bakala pero sabiendo por dentro que eres un hipster de verdad.

    Un beso (con sabor a albariño)

    ResponderEliminar
  4. Haber si no te monta bronca como con la Baronesa, que yo a la que adoro es Carmen, adoro sea una suegra más molesta que una ladilla para la Palurda Blanca.

    ResponderEliminar
  5. ohhhh me habeis dejado confundido, revisare cierto blog peruano que me parece aclara el significado de esa palabra. Saludos.

    ResponderEliminar