lunes, 28 de abril de 2014

El Infante Maldito

Este fin de semana que os habéis tomado un poco lo blogosférico de vacacines, he querido apurar un libro que venía leyendo sobre esos post borbónicos que suelo hacer los domingos. Cayó en mis manos El Infante Maldito, de José Carlos García Rodríguez, con el fin de complementar la información que yo tenía sobre Luis Fernando de Orleáns, el infante de los maricas como era llamado en determinados círculos.
 
No debería aburriros sobre la vida de este infante de España, que perdió sus títulos nobiliarios por decreto de su primo Alfonso XIII, motivado por la extraña vida que el hijo de Eulalia de Borbón llevaba, el que había sido nieto de Isabel II y de Francisco de Asís (si es que realmente era su abuelo), de homosexualidad reconocida, cocainómano, pederasta y un gran aficionado a las fiestas y al derroche en general del dinero, como ya os descubrí en los post de los domingos pasados. Quienes no lo hayan leído, ahí están colgados.
 
Ya os digo que tras leer el libro os voy a evitar algún post más sobre Luis Fernando, porque todo lo que necesitaba saber sobre el mismo pude encontrarlo en su momento en internet, plasmar lo que me parecía más relevante y obviar mucha paja. En ese sentido me ha defraudado un poco el libro, o no, según se vea. Es que ahora con Internet está todo ahí, incluso las muchas referencias que habían a este libro también, toda la información estaba ya colgada en la red. El libro se lee bien, pero también os digo, es solo apto para aquellos fans de la monarquía, o para aquellos a los que les gusten estos temas escabrosos de los Borbones.
 
Sin embargo, yo creo que ha pasado muy de puntillas por algunos temas, quizá por falta de información sobre este oscuro, o mejor dicho, oscurecido infante sobre el cual los propios Borbones han tratado de borrar de su memoria y de la vista al público. Apenas hace referencia a su fiel compañero y secretario personal Antonio Vasconcellos, que sin duda ha sido clave en las adicciones del infante. Buscaba alguna referencia sobre su muerte, que el libro pasa por alto pero que yo había ya leído por ahí que ocurrió en la estancia del infante en Venecia. Buscaba algo de información sobre la esposa multimillonaria del infante, y aunque le dedica un capítulo, no me ha llegado. Buscaba también algunos datos escabrosos, así os lo digo, porque esto del cotilleo a mi me encanta, por si no lo teníais claro a día de hoy, concretamente sobre esa oscuridad en su homosexualidad, no la homosexualidad en si misma, que Borbones hay y hubo siempre, pero ya homosexuales pederastas es más difícil encontrar, o al menos que de ello algo se supiese.
 
En mi opinión, el libro se para mucho en paja, o datos relevantes pero no directamente del propio personaje. Habla mucho de su padre, y bastante de su madre, del conflicto matrimonial de ambos, de la amante de su padre, y de la correspondencia de ambos con el rey Alfonso XIII o con su madre, la regente María Cristina. También da datos, muy interesantes sobre el patrimonio que tenían, el patrimonio familiar de los Borbones, al menos de esa rama de los Borbones, los descendientes de los Montpensier. ¡Hay que ver lo forrados que estaban! Es algo que me ha llamado muchísimo la atención. Uno siempre se imagina a los señores feudales con su castillo, sus tierras alrededor, viviendo lujosamente en los palacios, pero no el enorme patrimonio que han podido amasar los Borbones en España, que han tenido muchísimas propiedades, y no unas propiedades cualesquiera. Sorprende la diferencia con la realidad que uno conocía hasta ahora. Tengo referencias de cómo era el comienzo del siglo XX en Galicia, al menos cerca de dónde yo soy, lugares dónde los señoritos de Madrid, las clases nobles de la época y ricos empresarios españoles se pasaban los días disfrutando de baños entre algas y aguas rompientes, buenos decían para el reuma, al igual que ocurría con zonas como San Sebastián o Santander, las visitas de estos personajes eran altamente celebrados por la población y la prensa en general, eran los señoritos y los lugareños. Los señoritos se construían grandes chalets, en zonas costeras y los lugareños se dedicaban a trabajar para los señoritos, como personal doméstico básicamente, tenían todo listo y cuidaban las casas para los pocos días que aquellos iban a veranear. Pues en este caso se ve lo que eran los señoritos, cuya vida contrastaba con unos lugareños que en la mayoría de los casos no sabían ni leer ni escribir, que pasaban enormes dificultades para comer. Los señoritos estudiaban en colegios en el extranjero, vivían en palacios y se montaban unas fiestas que ni te cuento, cocaína, plumas, pompa y boato, grandes espectáculos que podían incluir telas caras y joyas o como una de las fiestas que el libro cuenta, dónde una de las invitadas hacía acto de presencia sobre los lomos de un elefante.
 
El tiempo ha igualado un poco más las cosas, también hay que decirlo. Sí, ahora los Borbones son menos ricos, al menos los Borbones de segunda y tercera fila, y los españolitos aunque pobres, al menos ya sabemos leer y escribir, es otra cosa, y aquellos que en la Belle Epoque lo dieron todo, reposan hoy en tumbas olvidados, como nos ocurrirá al resto de los mortales, porque la muerte no distingue de pompas.

6 comentarios:

  1. ¡Viva la cultura!... Jajajaja.

    Un abrazo chiquitín !!.

    ResponderEliminar
  2. Caray! Osea que se publico un libro donde no se habla del personaje sino que los que le rodeaban! Mmmm me suena a estafa! Debió ser jodido estar en su pellejo! Cuando se acabara la monarquía por alla?

    ResponderEliminar
  3. Este personaje que intenso.... creo que los Borbones han sido cosita seria, pero en general ello ocurré en las familias que están en esas ésferas que el promedio de los mortales no, el poder y el exceso corrompe, por otro lado creo que se divirtió mucho he hizo de su vida una fiesta, conozco algún personaje así.

    ResponderEliminar
  4. A mí este libro me ha parecido muy bueno. Para el autor era obligado referirse de forma amplia al círculo familiar de Luis Fernando para que el lector centre mejor la personalidad de este infante. De Vasconcellos es cierto que no se habla demasiado. Creo que murió en Portugal a donde se retiró después de la boda de Luis Fernando con Marie Say. La biografía está muy bien estructurada. Como digo, me parece un buen libro. El autor, José Carlos García Rodríguerz, acaba de editar una biografía de Montpensier, el abuelo de Luis Fernando. Se titula Montpensier. Biografía de una obsesión" (RD Editores, Sevilla, 2014). El autor muestra que es un gran conocedor de esta familia Orleans.
    Saludos de Luis Inchausti desde San Sebastián.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me ha gustado, porque el tema por si mismo me atraía, pero me he encontrado con que casi toda la información que buscaba ya la había encontrado por internet. Es cierto lo que dices de la familia, no he querido hacerlo como crítica, solo que me he encontrado con menos Luis Fernando del que pensaba. Sobre Vasconcellos, yo leí por internet que había fallecido en Venecia, y que por allí está enterrado en una iglesia.

      Un saludo

      Eliminar
  5. Hola! Mi nombre es Anton, soy el autor del artículo más completo en la web que se puede leer sobre el Infante Don Luis Fernando de Orleáns. También he colaborado en los foros sobre monarquía española traduciendo artículos de la prensa americana y europea sobre el Infante. Hace más de diez años que he investigado sobre la vida del Infante y tengo material como para escribir un libro, desde ya mucho más interesante que el que aquí comentan. Es curioso que el libro contiene muchas de mis traducciones transcriptas literalmente así como fotografías inéditas, pero desde ya no cita las referencias. Igual agradezco al autor el haber escrito el primer libro íntegramente dedicado al Infante, si no contamos el genial y exquisitamente escrito "Proust et le très singulier Infant d'Espagne" de Christian Gury editado en 2005.
    Efectivamente, según se publicó en la prensa italiana, Antonio de Vasconcellos murió en Venecia y fue enterrado en la Iglesia del Redentor, vecina a la Ca'Leone que ocupaba el Infante en la Isla de la Giudecca. Por otra parte, los últimos días de Luis Fernando se relatan en la biografía de la Infanta Eulalia, "La Infanta Republicana" de José María Zabala. No obstante, la información que publiqué en mi artículo proviene de la prensa española. Hay varios personajes que rodean a Luis Fernando que son muy interesantes y merecerían historias en sí mismas como Raymonde Gitenet, la bailarina que compartió los últimos días del Infante y corrió con todos los gastos de su internación mientras padecía un cáncer testicular. Lamentablemente para Raymonde, jamás pudo recibir un céntimo de la herencia del Infante y luego fue detenida por las autoridades francesas por alquilar su lujoso departamente parisino como fumadero de opio, negándose a declarar quienes eran sus poderosos y famosos inquilinos...
    En los hilos del Infante Luis Fernando, Infanta Eulalia y Beatriz de Coburgo pueden leer mis artículos y ver fotografías.

    http://dinastias.forogratis.es/espana-f66.html

    Mi biografía del Infante:

    http://royalty.netai.net/luis_fernando.htm

    Cordiales saludos,
    Anton

    ResponderEliminar