martes, 8 de abril de 2014

La Maldición de los Borbones

Tengo que daros una buena noticia y una mala. Vosotros elegís por cual empiezo, si la buena o la mala. Está bien, os diré la buena. En La Maldición de los Borbones no he encontrado material suficiente para hacer ninguna saga de posts borbónicos de esos que no leéis nunca con lo cual os libráis. Y la mala es que me he leído el libro, y de este post no os libra ni dios. He dicho.
 
Pues bien, como bien sabéis, aquí tenéis un mecenas de la cultura en general, de la historia, un gafapasta ilustrado y renacentista que le pega a todos los palos (culturalmente hablando, no seáis mal pensados), y aquí estoy para hablaros de ese libro en el que buscaba algo de información sobre Luis Fernando de Borbón y Orleáns (lo que son los apellidos con DE e Y, que nos parecen todos iguales, más llamándose todos Fernandos, Alfonsos o Felipes) uno de estos Borbones que nos salieron maricones, que hasta en la sangre más azul corre la homosexualidad, y ni la nobleza se libra de tener entre sus miembros a invertidos. Así que me he tragado La Maldición de los Borbones, de José María Zavala, periodista y escritor, doctorado en economía, que según dice Julia Navarro es un experto en la historia reciente de España, a tenor de lo que dice en la página web del autor.
 
El libro me ha atrapado, porque a mi me das cualquier cosa de historia y ahí estoy yo, empapándome de conocimientos (de los cuales no tengo desprendimiento a la hora de compartir), pero aunque me haya atrapado, también tengo que decir que no me ha parecido muy útil, y no por esos post de los que os habéis librado. Muchos de los temas que toca, si no la mayoría, ya tenía yo conocimiento de ellos, en otros ha pasado de puntillas, y en ocasiones da datos que a mi me han servido de poco, como dar a conocer el expediente psiquiátrico de uno de los terroristas que intentaron acabar con la vida de Juanca en 1995, otros, sin embargo me han sorprendido, pues por ejemplo yo ignoraba que ETA y otros grupos terroristas tenían otros planes avanzados para atentar contra el rey.
 
Se centra el libro en algunos temas básicos, el principal, la maldición y la superstición de la casa real por el número 13 (obvio), por la alta mortandad de infantes debido, entre otras cosas debida a la endogamia de estas clases nobles europeas que primero terminó con una casa Austria totalmente llena de personajes deformes y después con nuestros Borbones, que también se casaban entre primos, tíos, sobrinos, cómo si se tratase de los Targaryen en Canción de Hielo y Fuego. Así, los primeros capítulos tratan sobre los primeros Borbones, Felipe V y Fernando VI, ambos que sufrían de "melancolías" una forma fina de decir que estaban totalmente locos (y de ahí si puedo sacar algún post), luego, la llegada de Carlos III y su pasión por la caza como forma de librarse de dichas "melancolías", el inutil de Carlos IV corneado a gusto por su esposa y consentidor de Godoy, el infame Fernando VII, su enorme pene, y lo bajo que pudo llegar a caer un rey que se vendió al mejor postor en cualquier ocasión, es sin lugar a dudas, el más malo de los Borbones al que tilda sin muchos miramientos de "tirano". Del paso por la regencia de su viuda, María Cristina a la agitada vida sexual de Isabel II, los noviazgos de Alfonso XII, su debilidad física (a la que una vez más culpa de esa sangre Borbón que lleva), y otro nuevo rey, el polémico Alfonso XIII, quizá el más supersticioso. Finalmente habla de la muerte del hermano del rey Juan Carlos, al que accidentalmente se le disparó un arma, o al mismísimo rey se le escapó el disparo. Y termina el libro con un futuro incierto sobre la base del matrimonio entre "desiguales" de nuestro hijo Felipe.
 
Pues bien, me parece que escribir sobre Borbones, desvelar muchos datos, escandalosos algunos, otros secretos y otros intrascendentes tiene su gracia, pero tener mentalidad borbónica me parece ya muy fuerte para un escritor. Está bien tener una opinión, pese a todo. Y yo, que soy republicano, he ido a buscar en el libro carnaza, ya os lo digo, más argumentos contra los Borbones. Claro, me ha molestado un poco el capítulo relacionado con la Guerra Civil española, con la última. Efectivamente, se da una visión borbónica del asunto, que no hace más que responder a los intereses de una familia que dice responder a los intereses de España (y una mierda), y se rodea de aquellos que vivieron de cerca las desgracias de los Borbones aquellos días. Claro, ahí teníamos a un rey en el exilio, fuera de cualquier problema, con su descendencia viviendo a todo trapo, entre Roma, Estoril y Miami, y luego otros Borbones, que curiosamente, todos estaban en el bando nacional, todos sublevados (lógicamente, no me esperaba a un Borbón en el bando republicano), todos buscando que los Borbones volviesen (pero del interés de España en este momento mejor no hablar). Y aquí es cuándo aparecen los malos malísimos, los carceleros que trataron mal a los Borbones apresados, los que dieron las órdenes de los fusilamientos, los que dispararon. Bla bla Bla. Poco importa, que desde el exilio, el depuesto rey Alfonso XIII apoyase al golpista Francisco Franco, poco importa que su hijo quisiese combatir en el bando de unos golpistas, que algunos Borbones falleciesen en accidentes en la Guerra Civil por pertenecer a un bando, cuyo fin no era poner una banderita, era aniquilar también a su enemigo, en este caso a los republicanos que también defendían los intereses de España. Luego, claro que han muerto Borbones por una causa, la suya, nada más. Pero no me quiero calentar con este tema, que siempre será el gran tema español que todavía a día de hoy nos tiene asustados.
 
Leer, caris, es bueno, culturizarse también, conocer las debilidades Borbónicas no está de más, ni ser republicano y leer libros sobre reyes, a fin de cuenta es historia.

6 comentarios:

  1. Mmmm, tiene buena pinta, habrá que echarle un vistazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En respuesta al comentario que me dejaste en el blog preguntando "¿Que quien es"?... La canción pertenece a la cantante mexicana Ana Gabriel.

      Un abrazo chiquitín !!.

      Eliminar
    2. Una lectura entretenida, aunque si eres republicano... psss, como no te guste la historia lo llevas claro.

      Bicos ricos

      Eliminar
  2. Hola Nene he vuelto... en Puerto Vallarta encontre un lugar REINAS de un holandes y hay varias fotos de Sofía y Leticia. Sería interesante que conocieras a esa otra Leticia, te conte que trabaje con ella en un periodico aquí en GDL?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no la conozco, pero como tampoco soy muy monárquico pues... Quién si la conció fue mi ex D., que también trabajó con ella.

      Bicos ricos

      Eliminar
  3. Pues a mí me ha parecido interesante. He notado que recientemente me he interesado por los libros históricos, España tiene tanta!! Y sus reyes son tan variiopintos!! Que dudo que puedan ser personajes de cuentos para niños!

    ResponderEliminar